La historia

¿Existe una correlación entre el poder colonial y la estabilidad / éxito del estado poscolonial?

¿Existe una correlación entre el poder colonial y la estabilidad / éxito del estado poscolonial?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Al observar la historia de Ghana en relación con muchos estados africanos poscoloniales, parece ser un estado-nación bastante exitoso y estable, tanto política como económicamente, en comparación con muchas otras naciones africanas poscoloniales. Mi hipótesis es que el éxito de Ghana puede ser en gran medida el resultado de que fue administrado por los británicos durante su período colonial, en lugar de los franceses, belgas o portugueses, etc. estados que sus contrapartes que son antiguas colonias francesas, portuguesas, etc. Un amigo mío de Ghana confirmó mi hipótesis, pero no tenía pruebas sólidas que la respaldaran.

Un breve estudio de algunos países africanos parece confirmar mi hipótesis: comparé la historia de Ghana (antes Gold Coast bajo los británicos) con la de la República Democrática del Congo (antes "Congo Belga"), República del Congo (antes "Congo francés") y Angola (antes colonia portuguesa). En comparación con Ghana, las colonias no británicas han estado plagadas de largas y violentas guerras civiles e inestabilidad política, que afectaron seriamente su crecimiento económico y viabilidad.

Más investigaciones sobre el éxito y la estabilidad de otras antiguas colonias británicas en relación con sus contrapartes no británicas también parecen respaldar esta teoría: por ejemplo, Jamaica, bajo los británicos desde 1655 hasta 1958, y Trinidad / Tobago, administrada por los británicos. desde 1889 hasta 1958 - en comparación con países como Cuba (España), Haití (Francia) y República Dominicana (Francia / España / Estados Unidos por breves períodos).

Pero mi investigación aquí es ciertamente bastante superficial. ¿El análisis histórico confirma o contradice mi hipótesis de que las antiguas colonias británicas han tenido más éxito como estados poscoloniales? De manera más general, ¿podemos encontrar un patrón de éxito en los estados independientes que corresponda a sus antiguos administradores coloniales (no necesariamente los británicos)?

Aunque esta pregunta es ciertamente compleja, puede responderse con un análisis empírico. Un historiador o un economista capaz debería poder llegar a una conclusión clara, aunque no todos llegarán a la misma, como ocurre con cualquier cuestión compleja. Se requiere una investigación extensa para llegar a una respuesta precisa y bien documentada, pero la respuesta en sí puede ser bastante concisa y empírica.

Para dejar de lado la cuestión de cuándo 'detener el reloj' con respecto a la medición del éxito (hoy; hace cinco años; 10 años después de la independencia ...), la mejor respuesta podría tener en cuenta la suma total de la historia de una antigua colonia, de modo que un Un país como Angola, ahora bastante exitoso, podría no ser considerado exitoso en relación con Ghana, considerando las largas y sangrientas guerras civiles que dominan gran parte de la historia de Angola. Pero al no ser historiador o economista, no soy yo quien decide las métricas: recurro a los historiadores y expertos entre nosotros para encontrar una forma adecuada de cuantificar y responder a esta pregunta.


Si bien esta pregunta probablemente no pueda resolverse sin años de estudio comparativo, se puede dar una rápida indicación de la respuesta al considerar el PIB actual de los países como una medida razonable de "estabilidad y éxito". Los casos también son muy diferentes entre diferentes continentes y épocas, ya que la colonización cambió mucho durante el período. Por lo tanto, solo he analizado la colonización africana, ya que esto se hizo durante un tiempo relativamente constante, a fines del siglo XIX, y terminó en un momento relativamente constante después de la Segunda Guerra Mundial. También fue un tipo de colonización similar, con poco asentamiento de las potencias coloniales, con la excepción de Sudáfrica y Egipto, que tenían historias coloniales muy diferentes (y por lo tanto están excluidas).

Y la única conclusión que podemos sacar de eso es que Bélgica era singularmente mala, ya que todos los países colonizados por Bélgica han permanecido empobrecidos, aunque dos de ellos fueron colonias alemanas hasta 1918. El Congo todavía es muy pobre, y esto quizás no sea así. Es sorprendente, considerando que la colonización belga fue extraordinariamente brutal, pero por otro lado, esto es solo una cuestión de uno (o posiblemente tres) países, por lo que uno debe tener cuidado de sacar conclusiones de eso.

Italia, España y Portugal tienen todos una colonia rica, pero Italia y España también tienen una pobre y Portugal tres pobres, por lo que tampoco se puede sacar ninguna conclusión allí.

Luego quedan las colonias británicas y francesas, y allí los números son bastante similares. El PIB per cápita PPA promedio en las antiguas colonias británicas es de alrededor de $ 3.300, mientras que en las antiguas colonias francesas es de $ 4.000. Las antiguas colonias más ricas tienen en ambos casos un PIB per cápita de $ 17.000 y $ 16.500 respectivamente, y las más pobres de $ 400 y $ 580. Eso no es suficiente para reclamar una diferencia razonable.

Por lo tanto, a partir de esto, es imposible establecer una diferencia confiable entre las diferentes colonias, y ciertamente es imposible afirmar que Gran Bretaña fue un mejor maestro colonial que otros países, como sospechaba el OP.

Editar: Aparentemente eliminé la hoja de cálculo con mis datos, lo siento, pero la conclusión sigue en pie: el éxito / estatus / riqueza poscolonial no está conectado con qué imperio era la fuerza colonizadora.


De hecho, hay un pequeño PDF disponible en línea que intenta responder a esta pregunta mediante un estudio detallado de una pequeña área del Pacífico Sur. Las islas de Vanuatu fueron administradas conjuntamente por británicos y franceses.

El autor encuentra que "los indicadores políticos están a favor de la administración británica, pero los indicadores económicos están a favor de la administración francesa".

Su papel se llama ¿Es la colonización británica mejor que la francesa? Un estudio de Vanuatu y esta aqui:

http://eh.net/eha/wp-content/uploads/2013/11/Yoo.pdf


Esto plantea una pregunta extraordinariamente simplista. Las historias de las diferentes "colonias" son tan variadas en su tipo y circunstancias que sería casi imposible encontrar ejemplos útiles para un estudio de caso contrastante. ¿Y cuál sería el punto de todos modos?

Las "colonias" que tuvieron un desempeño particularmente bueno, tanto antes como después de la independencia, son aquellas en las que había grandes poblaciones de colonos. Por alguna razón, las 'comunidades de colonos' tienden a lograr un fuerte progreso económico. Estados Unidos es una "comunidad de colonos" compuesta casi en su totalidad por migrantes desde el siglo XVIII. Canadá, Australia y Nueva Zelanda son "países colonos". Pero también lo es Singapur y una gran parte de la población de lugares como Malasia, Sudáfrica, etc.

Los colonos de Singapur y Malasia eran chinos e indios, que vinieron a hacer fortuna. Hoy forman la mayor parte de la burguesía de esos países. La población indígena malaya ha tardado más en urbanizarse e industrializarse.

Lo que Gran Bretaña y su Imperio liberal proporcionaron principalmente (con algunas excepciones obvias) fue un buen sistema legal y comercial y un sector bancario en el que los negocios podrían prosperar y en el que la gente podría retener las ganancias de su trabajo y esfuerzo. También proporcionaron un servicio policial y, en su mayoría, un estado pacífico.

Los problemas que han surgido con la descolonización se han producido principalmente en el gran número de casos en los que había comunidades divididas. Cuando los colonos se marcharon, a menudo hubo una lucha por el control entre diferentes facciones. Por lo tanto, desde 1945, las fuerzas británicas han tenido que interponerse entre malayos y chinos en Malaya, griegos y turcos en Chipre, judíos y musulmanes en Palestina, hindúes y musulmanes en la India, africanos y asiáticos en África Oriental, los pueblos indígenas de Arabia del Sur (Adén). y los pobladores de la ciudad portuaria de Adén. Hay muchos otros ejemplos.

Estoy mucho menos informado sobre la colonización / descolonización francesa y española.

Esto no ha respondido a la pregunta porque creo que no la hay. Pero puede señalar algunos asuntos que deben tenerse en cuenta.


Realicé una pequeña revisión de la literatura (bastante extensa) sobre este tema y encontré que hay muchas conclusiones diferentes en cuanto a si y por qué la identidad de una potencia colonial tuvo un impacto. Francamente, la cantidad de artículos contradictorios que encontré indica que no hay consenso académico sobre este tema y que sigue siendo un debate en curso (la mayoría de los artículos que encontré intentaban refutar afirmaciones opuestas y encontré cosas totalmente diferentes con el mismo datos). Si tiene curiosidad, aquí hay una pequeña muestra de algunos de los artículos más interesantes que encontré:

[Tenga en cuenta que tengo acceso académico a bases de datos académicas; la mayoría de los enlaces aquí están detrás de un muro de pago]

Blanton, Mason y Athow (2001), en su artículo Colonial Style and Post-Colonial Ethnic Conflict in Africa comparan el dominio directo británico con el dominio indirecto francés y concluyen:

Los resultados indican que, después de controlar otros factores destacados, un legado colonial británico se asocia positivamente con el conflicto étnico.

Bernhard, Reenock y Nordstrom (2004) en The Legacy of Western Overseas Colonialism on Democratic Survival concluyen que:

Además, encontramos que el legado de potencias coloniales específicas también tiene un efecto importante en la supervivencia. A diferencia de estudios anteriores, encontramos que las antiguas colonias españolas superan a las colonias británicas cuando el colonialismo se conceptualiza de manera integral. Sin embargo, cuando dividimos el legado colonial en componentes separados (desarrollo, fragmentación social y la relación entre el estado y la sociedad civil), encontramos que las ventajas de las que disfrutan las antiguas colonias británicas son atribuibles al legado de la relación entre el estado y la sociedad civil. Además, mostramos que al menos en el caso de las antiguas colonias británicas, el tiempo pasado bajo el dominio colonial se asocia positivamente con la supervivencia democrática.

Lange, Mahoney y vom Hau (2006) en Colonialism and Development: A Comparative Analysis of Spanish and British Colonies:

Nuestro argumento muestra específicamente que los procesos históricos a través de los cuales las instituciones coloniales se instalaron y dieron forma al desarrollo posterior difirieron dramáticamente para el colonialismo español y británico (ver figura 2). España colonizó la mayoría de las regiones precoloniales que eran prósperas porque estas áreas ofrecían el mayor potencial de acumulación bajo un modelo económico mercantilista. Por el contrario, Gran Bretaña colonizó la mayoría de las regiones precoloniales que eran menos complejas porque estas áreas ofrecían el mayor potencial para la acumulación capitalista. A su vez, las áreas que fueron fuertemente colonizadas por España vieron la introducción de importantes instituciones mercantilistas, y estas instituciones se convirtieron en importantes impedimentos para el desarrollo poscolonial. Las áreas que fueron fuertemente colonizadas por Gran Bretaña vieron la introducción de importantes instituciones liberales, y estas instituciones se asociaron positivamente con el desarrollo. Por tanto, tanto el colonialismo español como el británico revirtieron la suerte de las regiones precoloniales, pero lo hicieron de formas muy diferentes.

En Colonial Legacies and Economic Growth, Grier (1999) encuentra:

También encuentro que el nivel de educación en el momento de la independencia puede ayudar a explicar gran parte de la brecha de desarrollo entre las antiguas colonias británicas y francesas en África. Incluso corrigiendo la duración de la colonización, que tiene una influencia positiva en los niveles de educación y el crecimiento posterior, encuentro apoyo para un efecto británico separado en la educación. Es decir, los datos implican que los británicos tuvieron más éxito en educar a sus dependientes que los franceses. El potencial para expandir este trabajo es enorme. Ampliar la muestra para incluir los 63 países de la muestra original podría ayudar a explicar las diferencias en el desarrollo poscolonial español y británico. Observar más a fondo las tasas de educación inicial y actual podría ayudar a esclarecer el impacto de la educación y su persistencia en el tiempo.


¿Por qué ignorar Australia, Nueva Zelanda y los Estados Unidos? ¿No son todas antiguas colonias de Gran Bretaña?

A Estados Unidos le va particularmente bien, siendo el país con el PIB más alto. Obtuvieron su independencia en 1789, es decir, hace dos siglos.

Se puede suponer que la mayoría de las antiguas naciones coloniales a las que no les está yendo tan bien todavía están construyendo sus instituciones políticas. Este es el trabajo de varias generaciones. Después de la economía a gran escala se requieren instituciones políticas fuertes.

Quizás también se podría señalar que estos países podrían industrializarse con relativa rapidez, ya que este es el entorno social del que proceden los colonos y que forman la población dominante y mayoritaria. Mientras que en lugares como África o India esta 'lección' de modernidad habría tenido que ser absorbida por la población indígena.


Como alguien que estudió en Indonesia (ex colonia de holandeses) y Singapur (ex colonia de británicos), puedo decir muy bien que la diferencia radica en la inversión en educación que hacen los británicos.

Esta sencilla diapositiva (diapositiva 21) muestra muy claramente la inversión realizada por los británicos en su colonia de la corona:

Sin embargo, los holandeses no hicieron lo mismo con sus colonias (es decir, Indonesia), ya que el objetivo principal era utilizar la colonia para aumentar los ingresos del COV. Hay numerosos artículos sobre este tema si puede leer el idioma local. Técnicamente, incluso el libro de texto registró la ausencia de servicios educativos para los nativos, a menos que estuvieran dispuestos a "cooperar" con los holandeses.

En lo que respecta a la poscolonización, depende de la propia nación si son capaces de utilizar la "ventaja" de su educación. También hay casos en los que la generación educada pierde sentido debido a la guerra (civil).


Las colonias portuguesas se encuentran entre las más desarrolladas. Fue la lucha por sus recursos minerales, a saber, el petróleo de Angola, lo que llevó a las superpotencias de la época a desestabilizarlos, lo que provocó guerras civiles y declive económico.


Umuvugizi

Los hechos que tuvieron lugar en el corazón de Ruanda durante 1994 fueron atroces. Más de 800.000 tutsis fueron pirateados y masacrados a manos y machetes de extremistas hutus mientras el mundo entero permanecía de pie y observaba. ¿Cómo se llegó a esto? ¿Cómo pudo ese odio llevar a la masacre de casi un millón de tutsis? Las raíces de la carnicería pueden estar ligadas al colonialismo europeo en Ruanda. A través de ideologías racistas que llevaron a una clasificación distinta de hutu y tutsi y una historia falsificada de Ruanda, los europeos dieron a luz con éxito una división étnica que finalmente condujo al genocidio de Ruanda.

Hutu y Tutsi

Antes de que los tutsi habitaran Ruanda, existían los hutu. Aunque a los hutus se les suele retratar como los habitantes más antiguos de la zona, los pigmeos twa de hecho ostentan este título. En el siglo XI, los hutus llegaron a la región desde Chad y obligaron a la mayoría de los twa a salir del área (Johnson, About.com). La vida de los hutus era principalmente agrícola con una organización basada en clanes con pequeños reyes que dominaban dominios limitados (Historia y Sociedad: Hutu).

Luego vinieron los tutsi. Tradicionalmente identificado como & # 8220 la élite política propietaria de ganado & # 8221 (& # 8220Hutu & # 8221). Los tutsi se enorgullecían de su conocimiento y control del ganado, y despreciaban a los cultivadores que carecían de ambos (The Ungodly Missionary Legacy). Eran extraterrestres del norte que arrasaron y subyugaron a los hutu a su dominio (Historia y Sociedad: Hutu). Pero no fue hasta la llegada del colonialismo que los europeos demarcaron más claramente esta subyugación. A pesar de estas diferencias, las clasificaciones de los hutu y tutsi no eran inmutables ni definían razas desconectadas.

Hutu y Tutsi podrían describirse mejor como clases trabajadoras en lugar de razas separadas. Las categorías de hutu y tutsi se mantuvieron flexibles antes de la llegada de los europeos, lo que permitió a los individuos moverse entre los dos con relativa facilidad. Se han casado, hablan la misma lengua y comparten numerosas prácticas culturales (& # 8220Hutu & # 8221). Además, según las definiciones históricas, lingüísticas y culturales, los hutu y tutsi no son grupos distintos (& # 8220Hutu & # 8221).

Aunque el genocidio de Ruanda a fines de la primavera de 1994 puede clasificarse como un conflicto étnico entre hutu y tutsi, muchos genetistas no han logrado encontrar diferencias étnicas marcadas entre los dos grupos (Johnson, About.com). Lo único que se puede decir que diferencia físicamente a los dos es que se sabe que los tutsi son más altos y de rasgos más estrechos. En realidad, la principal fuente de diferencias & # 8216 étnicas & # 8217 entre hutu y tutsi puede atribuirse al colonialismo.

El papel del colonialismo europeo

Entonces, ¿qué papel exactamente jugó el colonialismo europeo de Ruanda en la división étnica de hutu y tutsi? Un nuevo tipo de racismo se introdujo en Ruanda con la llegada de los europeos en el siglo XX. Los colonos asumieron su propia superioridad y valoraron a quienes estaban física y geográficamente cerca de ellos. De este racismo nació la hipótesis camítica.

Según la hipótesis camítica, los pastores del norte habían llevado la civilización al resto del continente mediante la conquista o la infiltración (Historia y sociedad: hipótesis camítica). En otras palabras, los tutsi (más comúnmente altos, de facciones estrechas y elegantes) llegaron de Etiopía y llevaron la civilización a los hutu (El legado misionero impío). Los tutsis eran los camitas ideales. Además, los tutsi incluso usaban togas como parte de su atuendo diario. Esto en sí mismo fue una confirmación para los europeos de una débil conexión con las colonias romanas del norte de África (Dikötter, 1485).

Acto seguido, se atribuyeron cualidades intelectuales y morales encasilladas a los hutu y tutsi. Los tutsi, al ser más parecidos a los europeos, fueron etiquetados como los más inteligentes de los dos y nacieron naturalmente para gobernar. Mientras que, por otro lado, los Hutu fueron etiquetados como sujetos tontos, pero bondadosos y leales. Una vez en la práctica, estas postulaciones limitaron los puestos en el cargo junto con la educación superior necesaria para cubrir los puestos. Esto dio a los tutsi la admisión inevitable a ocupaciones en la administración. Y para garantizar aún más que la entrada se limitara solo a los tutsi, cada persona fue marcada como hutu, tutsi o twa al nacer. A pesar de que estos grupos étnicos políticos existieron antes del período colonial, la ideología racista de los europeos tuvo amplias ramificaciones, lo que generó la idea de una raza superior. Esto fue solidificado por las políticas coloniales europeas e internalizado por los propios ruandeses (Michelle, Change.org).

En la clasificación inicial de los grupos tribales, las autoridades utilizaron la propiedad del ganado como criterio de clasificación.Aquellos con diez o más vacas fueron etiquetados como tutsi, y aquellos con menos fueron etiquetados como hutu. Este proceso de clasificación produjo efectos profundos que se hicieron eco más adelante en la historia. Durante el genocidio de Ruanda, estas tarjetas de identificación les dijeron a los extremistas hutu a quién matar y a quién indultar (The Ungodly Missionary Legacy). Así, de la aplicación de la hipótesis camítica a los hutus y tutsis no solo surgió un gran abismo étnico, sino también un odio hacia los tutsis por parte de los hutu.

Durante una serie de décadas, esta división se desarrolló aún más mediante la implementación de una dudosa historia de Ruanda en colaboración. Los intelectuales europeos y ruandeses idearon una historia de Ruanda que se asimiló a los supuestos europeos y, además, armonizó con los intereses tutsi. Como dice Alison Des Forges en La ideología del genocidio, & # 8220 los tutsi, políticamente astutos por formación, no por nacimiento, comprendieron fácilmente los prejuicios de los europeos y los explotaron plenamente en su propio beneficio & # 8221 (Des Forges). Así que eso es exactamente lo que hicieron. Se escribió una nueva historia con los tutsi como el ser supremo, superados por los europeos, por supuesto.

Los primeros habitantes de la zona fueron los twa, cazadores y recolectores. Luego vinieron los hutus con la agricultura y las organizaciones políticas sueltas en forma de clanes y pequeños reyes. Luego vinieron los tutsi, una minoría de inteligencia superior que llegaba desde Etiopía y usurpaba a la mayoría. Algunos dijeron ofreciendo la concesión de su ganado, otros dijeron solo por su eminencia. Y finalmente, los europeos, la minoría más ventajosa de todos, establecieron el control sobre todos los demás. Posteriormente empaquetado y entregado a las masas como un hecho, el pasado pervertido respaldado por datos sustanciales se convirtió en el relato aceptado del crecimiento de la nación. Al ofrecer inteligentemente una historia que describía la supremacía de los tutsi, ambos grupos desarrollaron la creencia de que los tutsi eran aparentemente más dignos, mientras que los hutus simplemente no lo eran (Michelle, Change.org).

La creencia en esta historia racializada de Ruanda puede verse claramente en el Manifiesto Hutu de 1957 redactado en vísperas de la independencia. Exige democracia y libertad del dominio opresivo de la aristocracia tutsi. Además, se refiere al gobierno tutsi como & # 8216 colonialismo & # 8217, una idea arraigada en la errónea hipótesis camítica de que los tutsi procedían de Etiopía y usurparon la mayoría hutu. Esto en sí mismo revela la internalización de esta dudosa historia y las caracterizaciones de las identidades hutu y tutsi (Michelle, Change.org).

Así, se produjo un sangriento levantamiento revolucionario en 1959. Lo que comenzó como una revuelta campesina se transformó en un levantamiento político y una reestructuración integral del gobierno en 1962 en manos de los hutus (History of Rwanda, EconomicExpert.com). En la mente de los hutu, se habían liberado del dominio opresivo de los tutsi. En la mente de los tutsi, después de que 160.000 huyeron a países periféricos y casi 20.000 murieron, se convirtieron en víctimas. En 1964, se produjo más violencia y durante años se instituyó un sistema que describía a los tutsi como & # 8216cockroaches & # 8217. Los hutu podían asesinar libremente a su vecino tutsi sin temor a ser enjuiciados y aún más fueron ejecutados y exiliados (History of Rwanda, EconomicExpert.com). La subyugación tutsi había cesado y los ideales extremistas hutu habían pasado a primer plano en este conflicto étnico, creando una violenta guerra civil en Ruanda.

A partir de 1973, el gobierno militar sucedió al gobierno de Kayibanda que había gobernado después de la sangrienta revuelta de 1959. Bajo el liderazgo del mayor general Juvénal Habarimana, aunque todavía dominado por los hutus, se instituyó un nuevo orden y finalmente se redactó una constitución junto con la política. elecciones. Habyarimana permaneció como presidente hasta su muerte el 6 de abril de 1994. Se cree ampliamente que el avión del presidente fue derribado por extremistas hutus que no querían que la paz que estaba organizando en ese momento se hiciera efectiva (Historia de Ruanda, EconomicExpert.com ). Las siguientes semanas que ensombrecieron estuvieron inundadas de sangre tutsi derramada por manos y machetes de los hutus. La actividad de las Naciones Unidas fue bastante cuestionable durante este período que llegó a conocerse como el genocidio de Ruanda. Según Pancrace Hakizamungili, un hutu, la regla número uno era matar. No había regla número dos. Era una organización sin complicaciones & # 8221 (Hatzfeld, 10).

En el transcurso de la ocupación europea en Ruanda, el elitismo se transformó con éxito en racismo. Al impedir el acceso de los hutu a la educación superior y los trabajos administrativos, se les cerró esencialmente de la arena política y la representación en los mismos. Además, la documentación de & # 8216 grupos étnicos & # 8217 aumentó la importancia de estas rígidas clasificaciones. Ya no había flexibilidad entre los grupos. Los límites étnicos estaban claramente definidos. Así que los hutus, excomulgados del poder, experimentaron la solidaridad de los oprimidos. Con el tiempo, esta brecha, esta marcada separación entre hutu y tutsi, se convirtió en odio. ¿Por qué? Por los europeos que vinieron a colonizar y traer la riqueza del conocimiento occidental, pero en cambio trajeron ideologías racistas. Aunque las raíces de este odio étnico y, a su vez, el genocidio étnico pueden estar vinculadas al colonialismo europeo, eso no significa que se pueda culpar a los europeos de estas atrocidades. Según los miembros del personal de la ONU, & # 8220todo el mundo le falló a Ruanda & # 8230 & # 8221 (Gourevitch).

Des Forges, Alison. & # 8220 La ideología del genocidio & # 8221. Edición: Revista de Opinión 23 No. 2 (1995). 44-47. Impresión.

Dikötter, Frank. & # 8220La racialización del mundo: una interpretación interactiva & # 8221. Estudios étnicos y raciales 31.8 (2008). 1478-1496. Impresión.

Gourevitch, Phillip. & # 8220Annals of Diplomacy: The Genocide Fax & # 8221. New Yorker, 11 de mayo de 1998. Impresión.

Hatzfeld, Jean. Temporada de Machete. Trans. Linda Coverdale. Nueva York: Farrar, Straus y Giroux, 2005. Imprimir.

Historia y sociedad: hipótesis camítica. Enciclopedia Británica Online, 2010. Web. 25 de abril de 2010.

Historia y Sociedad: Hutu. Enciclopedia Británica Online, 2010. Web. 25 de abril de 2010.

Historia de Ruanda. EconomicExpert.com, 25 de abril de 2010. Web. 25 de abril de 2010.

& # 8220Hutu & # 8221 Africana: La enciclopedia de la experiencia africana y afroamericana. Vol. 3. 2ª ed. 2005. Imprimir

Johnson, Bridget. ¿Por qué hay conflicto entre tutsis y hutus? About.com, 2010. Web. 25 de abril de 2010.

Michelle. Historia falsa: Genocidio real: el uso y abuso de la identidad en Ruanda. Change.org, 2010. Web. 25 de abril de 2010.

El legado misionero impío. Web. 25 de abril de 2010.

Vanesa, Jan. Antecedentes de la Ruanda moderna: el reino de Nyiginya. Prensa de la Universidad de Wisconsin, 2004. Impresión.


Islam sufí

Para explicar los cimientos de la estabilidad senegalesa, el desaparecido politólogo irlandés Donal Cruise O’Brien propuso una teoría del "contrato social". El contrato, argumentó, era entre marabout (líder islámico sufí) y talibe (discípulo), así como entre los marabouts y el estado.

El historiador senegalés Mamadou Diouf revisó esta tesis en 2013. Promocionó el Islam sufí como un "antídoto para el Islam político". Esto era particularmente cierto, argumentó Diouf, del modelo senegalés de pluralismo, cooperación, coexistencia y tolerancia.

Pero ha habido otros factores que han contribuido a la estabilidad de Senegal.


¿Es China la nueva potencia colonial del mundo?

La superpotencia en ascenso ha acumulado enormes participaciones en países africanos pobres y ricos en recursos, pero sus socios comerciales no siempre están entusiasmados.

Proyecto de ampliación del puerto de Walvis Bay en Namibia, donde una empresa de ingeniería china está recuperando tierras para construir una nueva península. Crédito. George Georgiou para The New York Times

Cada día laborable antes del amanecer, se lleva a cabo una migración matutina cerca del desierto en la costa suroeste de África. A las 5:30 en el enclave namibiano Swakopmund, cuyos edificios centenarios todavía llevan la huella de la colonización alemana, hombres solitarios con uniformes caqui emergen de casas y complejos de apartamentos, las tiras reflectantes blancas en sus pantalones destellando mientras caminan rápidamente a través de la oscuridad. . No son africanos sino chinos. Nadie más se mueve en la ciudad de la Costa Atlántica cuando los hombres convergen en una casa ordenada en la Avenida Libertina Amathila, la única en el vecindario con las luces encendidas.

Dylan Teng, un ingeniero juvenil de 29 años con un corte de cepillo y gafas con montura de alambre, está entre los últimos en llegar. Tal como lo ha hecho casi todos los días desde que aterrizó en Namibia hace tres años y medio, Teng se une a los demás para devorar un desayuno de bollos al vapor y gachas de arroz. Recoge un almuerzo para llevar preparado por un chef de la empresa y, precisamente a las 6 en punto, con las estrellas aún brillando sobre su cabeza, sube a un autobús adornado con las letras C.G.N. - China General Nuclear, un gigante estatal que posee el proyecto chino más grande de toda África.

Una hora más tarde, cuando el sol despeja el horizonte, el autobús atraviesa un paisaje lunar escarpado y desciende a la mina de uranio Husab, una inversión de 4.600 millones de dólares que es la segunda mina de uranio más grande del mundo. Teng ha hecho este viaje casi mil veces, pero Husab siempre parece un espejismo: una ciudad virtual que se extiende siete millas a través del suelo del desierto, desde dos grandes pozos abiertos que se excavan en el sustrato rocoso hasta una planta de procesamiento que, en el último Jornada laboral de 2016, produjo sus primeros tambores de U₃O₈, la torta amarilla que se puede utilizar para generar energía nuclear (y también para fabricar armas). "Tuvimos una gran ceremonia ese día", dice Teng.

Teng, uno de los pocos graduados universitarios de su aldea en la provincia de Sichuan, suroeste de China, es muy consciente de la importancia de Husab. No es simplemente un salvavidas para la economía en apuros de Namibia, uno que el país estima que aumentará su producto interno bruto en un 5 por ciento cuando la mina alcance la producción total el próximo año. El uranio en sí, casi todo el cual irá a China, también ayudará a convertir a la patria de Teng en un líder mundial en energía nuclear y reducirá su dependencia del carbón. En Beijing, donde trabajó antes de venir aquí, Teng vivía bajo el manto gris de la contaminación generada por el carbón que se cierne sobre gran parte del este de China. Ahora trabaja para el futuro, el suyo y el de su país, bajo un cielo africano infinito de azul cobalto. "Nunca imaginé", dice, "que terminaría al otro lado del mundo".

La atracción gravitacional de China se puede sentir hoy en todos los rincones del mundo. Pocos países sienten el tirón con más fuerza que Namibia, una nación azotada por el viento con una población de 2,4 millones, apenas una décima parte del tamaño de Beijing, a unas 13.000 millas de la capital china. El desierto donde se ha materializado la mina Husab en los últimos años solía ser conocido solo por la presencia de Welwitschia mirabilis, la planta nacional baja y caída que crece solo dos hojas y puede vivir por más de 1,000 años. Ahora, en poco más de 1.000 días, el alcance de China se ha extendido mucho más allá de la mina de uranio.

Justo al norte de Swakopmund, una estación de telemetría china brota del suelo del desierto, sus antenas de radar apuntando hacia el cielo para rastrear satélites y misiones espaciales. Veinticinco millas al sur, en Walvis Bay, una empresa china de propiedad estatal está construyendo una península artificial del tamaño de 40 campos de béisbol como parte de una vasta expansión portuaria. Otros proyectos chinos cercanos incluyen nuevas carreteras, un centro comercial, una fábrica de granito y un depósito de combustible de 400 millones de dólares. El comercio chino fluye a través del puerto: contenedores de envío llenos de cemento, ropa y maquinaria que vienen en tejas, minerales y, en algunos casos, madera ilegal y vida silvestre en peligro que se dirigen a China. La actividad es tan frenética que los rumores de una base naval propuesta en Walvis Bay, aunque los funcionarios chinos los niegan con vehemencia, no les parecen inverosímiles a los lugareños.

Este pequeño puesto de avanzada ofrece un vistazo de lo que puede ser la mayor ola de comercio e inversión global de la historia. Impulsados ​​por la economía (un hambre de recursos y nuevos mercados) y la política (un anhelo de aliados estratégicos), las empresas y los trabajadores chinos se han precipitado a todas partes del mundo. En 2000, sólo cinco países contaban a China como su mayor socio comercial en la actualidad, más de 100 países lo hacen, desde Australia hasta Estados Unidos. El tamborileo de los proyectos propuestos nunca se detiene: una base de operaciones militar, la primera de China en el extranjero, en Djibouti, un ferrocarril de alta velocidad de 8.000 millones de dólares a través de Nigeria, un canal casi fantástico a través de Nicaragua que se espera que cueste 50.000 millones de dólares. A pesar de que el auge de China se desacelera, su esquema más ambicioso sigue aumentando: con la iniciativa "Un cinturón, una ruta", su nombre es una referencia a las rutas comerciales, el presidente Xi Jinping ha hablado de poner $ 1,6 trillón durante la próxima década en infraestructura y desarrollo en Asia, África y Oriente Medio. El plan empequeñecería el Plan Marshall para Europa de los Estados Unidos posterior a la Segunda Guerra Mundial.

La relación de China con África se remonta a la década de 1960, cuando el presidente Mao Zedong promovió la solidaridad con el mundo en desarrollo: "Ya Fei La", como él lo llamó, usando las primeras sílabas de Asia, África y América Latina. Aunque era pobre y estaba sumida en el caos de la Revolución Cultural, China ganó nuevos aliados en África al terminar, en 1976, un ferrocarril de 1,156 millas a través de la selva desde Tanzania hasta Zambia. La ayuda siguió llegando, pero no hubo otros grandes proyectos durante casi 30 años, ya que China se centró en fortalecer su economía nacional, siguiendo la receta de su líder Deng Xiaoping de "ocultar sus fuerzas y esperar el momento oportuno". Eso terminó en la década de 2000, cuando Beijing, reconociendo la necesidad de recursos extranjeros y aliados para impulsar su crecimiento económico, exhortó a las empresas de la nación a "salir" al mundo.

Hoy, si toma el vuelo de ojos rojos de Shanghai a Addis Abeba, la capital de Etiopía, lo más probable es que se siente entre trabajadores chinos que se dirigen a un sitio de construcción en Guinea Ecuatorial, rica en petróleo, una planta de procesamiento de algodón en Mozambique. un proyecto de telecomunicaciones en Nigeria. El comercio de China con las naciones africanas se ha multiplicado por cuarenta en los últimos 20 años. Los trabajadores y migrantes que llevan a cabo la visión global de China son ahora tan omnipresentes en África, hasta un millón de ellos, según una estimación, que cuando mi esposa y yo entramos en un restaurante de Hunanese en Addis, los trabajadores con la cara roja devorando dos veces - cerdo cocido soltó: "¡Ah, laowai laile!" "¡Han venido extranjeros!" Parecía de mala educación señalar que también eran extranjeros.

Los avances de China se han producido cuando Occidente parece estar retrocediendo. La participación de Estados Unidos en Asia, África y América Latina disminuyó después de la Guerra Fría, cuando las regiones sirvieron como representantes de las rivalidades entre superpotencias. El ascenso de China y las guerras en el Medio Oriente también desviaron recursos y atención. Y ahora, con Washington planteando dudas sobre los acuerdos globales sobre temas como el libre comercio y el cambio climático, Beijing tiene más influencia para impulsar sus propias iniciativas y mostrar su capacidad de liderazgo global. El desdén del presidente Trump por la Asociación Transpacífica ya ha hecho que las propuestas comerciales de Beijing, que excluyen a Estados Unidos, sean más atractivas. "En ciertas partes del mundo, la relativa falta de atención de la administración Trump definitivamente está creando una apertura para que China la llene", dice David Shambaugh, director del Programa de Política de China en la Universidad George Washington y autor del libro de 2013 "China Goes Global . " Pero "China sigue siendo una potencia parcial, y solamente ofrece a otros países una relación económica ".

Aún así, para una nación como Namibia, los lanzamientos de China pueden ser irresistibles en parte porque están arraigados en la solidaridad histórica. Beijing respaldó la lucha de liberación del movimiento nacionalista negro contra el apartheid y sus amos blancos sudafricanos. Sam Nujoma, líder de la Organización Popular de África Sudoccidental (Swapo), visitó Beijing en busca de armas y fondos a principios de la década de 1960. Cuando Namibia finalmente reclamó su independencia a principios de 1990, con Nujoma como presidente, China se convirtió en uno de sus primeros aliados diplomáticos, y dijo que los dos países eran "amigos de todo clima". (Beijing también estaba desesperado por que los aliados rompieran su aislamiento diplomático después de la violenta represión del movimiento democrático de 1989).

Además de ofrecer su propia historia como modelo para salir de la pobreza, China ofrece una financiación sin ataduras que, a diferencia de la ayuda occidental, no está condicionada a puntos tan delicados como los derechos humanos, la gobernanza limpia o la moderación fiscal. "Dimos una gran bienvenida a China porque, por primera vez, nos brindó una alternativa real a una agenda impulsada por Occidente, ya fuera Sudáfrica o el mundo occidental", me dijo Calle Schlettwein, el ministro de Finanzas de Namibia. “Los chinos dicen: 'Queremos que sean dueños de su propio destino, así que díganos qué es lo que quieren'”. Pero ellos también tienen sus condiciones, dice. "Quieren un control total de facto sobre todo, por lo que es difícil generar una situación que sea realmente beneficiosa".

Los líderes de China insisten en que su influencia es completamente benigna, un ejercicio global en lo que ellos llaman "cooperación de beneficio mutuo". Y, de hecho, muchos de los proyectos que están llevando a cabo las empresas chinas (carreteras y ferrocarriles, puertos y oleoductos, minas y redes de telecomunicaciones) nunca podrían construirse sin ellos. La inversión de China en la mina de uranio Husab, en la que C.G.N. las subsidiarias tienen una participación del 90 por ciento y el gobierno de Namibia posee el 10 por ciento, está haciendo su parte para evitar una recesión. "Ayudamos a Namibia a obtener su liberación política", dice Xia Lili, un ex diplomático chino que ahora trabaja como ejecutivo en una empresa china en Windhoek, la capital de Namibia. "Ahora lo estamos ayudando a luchar por la emancipación económica".

Para algunos namibios, sin embargo, la avalancha de préstamos e inversiones chinas no se parece tanto a la libertad como a una nueva forma de colonialismo. La infraestructura es bienvenida, pero como proyectos que han sido posibles gracias a préstamos, financiados por los chinos, han cargado de deuda a la economía y han hecho poco para aliviar la tasa de desempleo de casi el 30 por ciento. Además, en los últimos meses, una serie de escándalos que involucran a ciudadanos chinos, incluida la evasión de impuestos, el lavado de dinero y la caza furtiva de vida silvestre en peligro de extinción, ha agriado a los lugareños con una presencia extranjera que puede parecer en gran medida extractiva: extraer uranio, madera, cuernos de rinoceronte y ganancias. salir del país sin beneficiar a una población que, por el legado del apartheid, se ubica entre las más desiguales económicamente del mundo. En enero, un periódico de Windhoek capturó el sentimiento creciente con una ilustración en su portada de un dragón dorado devorando la bandera de Namibia. El titular: "Alimentando Namibia a los chinos".

La pregunta de cómo China está cambiando el mundo a menudo se enmarca como una propuesta binaria: ¿es China el salvador de las naciones en desarrollo, la única potencia mundial que invierte en su futuro, o es este el amanecer de una nueva era colonial? Sin embargo, la pregunta en sí misma es engañosa. En Namibia, como en gran parte del resto del mundo, las narrativas conviven incómodamente una al lado de la otra, imposible de desenredar. "Se puede argumentar que China es lo mejor que le ha pasado a África, o lo peor", dice Eric Olander, coanfitrión del semanario "China in Africa Podcast". "La belleza está en la complejidad".

El inicio de sesión la lima muro de cemento verde fuera del restaurante, escrito en chino, leer "Ye Shanghai": "Noches de Shanghai". En el interior, la multitud del almuerzo ya se había ido, pero seis hombres y mujeres chinos de mediana edad, incluidos James Shen y su esposa, Rose, los propietarios, se apiñaron alrededor de una mesa pelando gambas y chupando con entusiasmo las conchas. Nadie habló. En la televisión de pantalla plana colgada en la pared, resonaba a todo volumen un informe especial de CCTV-4, un canal de la emisora ​​de televisión estatal de China, que describía sin aliento los poderes del Ejército Popular de Liberación. Cuando una doble fila de explosiones estalló en el mar, Rose exclamó: "Wah, ¡nuestra China es tan fuerte! "

El restaurante de la pareja está en Walvis Bay, un puerto rodeado por tres lados por el desierto de Namib, que algunos consideran el más antiguo del mundo. James y Rose son parte de la primera ola de inmigrantes chinos que llegaron a África hace 20 años y nunca se fueron. La diáspora china tiene una larga historia de encontrar un punto de apoyo y luego prosperar en algunos de los lugares más remotos del mundo: me he encontrado con comerciantes chinos en todas partes, desde la tundra ártica de Siberia hasta las ciudades mineras de los Andes. En África, empresarios como James y Rose encontraron una nueva frontera con el espacio, la libertad y las oportunidades que vieron muchos de los primeros colonos en el oeste estadounidense. “Mi esposo vino a buscar negocios aquí y se enamoró de los espacios abiertos”, me dijo Rose. "Pero, ante todo, seguimos siendo chinos".

Imagen

Como muchos inmigrantes chinos en todo el mundo, la pareja comenzó abriendo una pequeña tienda familiar, llenando los estantes con ropa barata, zapatos y bolsos enviados en contenedores desde China. Su tienda, James y Rose, todavía se encuentra en una intersección central de Walvis Bay, incluso cuando sus empresas se han expandido para incluir un hotel, un restaurante, un bar de karaoke, un salón de masajes y una empresa comercial. Hoy en día existen tiendas de este tipo administradas por chinos en casi todas las ciudades de Namibia, y miles más en África.

Un domingo reciente en el barrio chino de Windhoek, donde decenas de tiendas ocupan una serie de largos almacenes en el distrito industrial de la ciudad, familias namibias pasearon por las calles, regateando por todo, desde Nikes de imitación y juguetes de plástico para niños hasta paneles solares y teléfonos móviles de segunda mano. Un hombre me dijo que le gustaban los precios bajos, incluso cuando se quejaba de la mala calidad de los productos y del daño que causaban a la industria de la confección local. Wu Qiaoxia, un empresario chino cuyo negocio inmobiliario comenzó con una simple tienda en la ciudad norteña de Oshakati, rechaza esas críticas. “Muchos niños namibios ni siquiera tenían zapatos antes de que llegáramos aquí”, dice Wu. "La gente de aquí necesitaba todo, y se lo vendimos a bajo precio".

Uno de los inmigrantes chinos más influyentes en Namibia, Jack Huang, transformó una pequeña empresa textil en un conglomerado de minería, bienes raíces y comercio. Huang, un nativo de 49 años de Nantong, una ciudad ubicada a unas dos horas al noroeste de Shanghai, se mudó a Namibia hace casi dos décadas. Al principio, ayudó a transformar Oshikango, un pueblo tranquilo en la frontera con Angola, en un ruidoso puesto comercial chino anclado por sus propiedades. Los angoleños enriquecidos por un auge en la producción de petróleo se inundaron para comprar cosas como estéreos y vehículos deportivos utilitarios, pagando con dólares estadounidenses o, a veces, con diamantes. El colapso de los precios del petróleo ha convertido a Oshikango en una ciudad fantasma. Pero Huang, a través de su Sun Investment Group, se ha diversificado en muchos negocios lucrativos, incluida una empresa minera que ha identificado otros depósitos de uranio cerca de Husab.

El éxito de Huang se debe, en parte, a cultivar conexiones con la élite política de Namibia. Swapo, el grupo guerrillero convertido en partido político, ha dominado las elecciones de Namibia desde su independencia, el tipo de estabilidad que atrae a los gobernantes de China y a los empresarios que esperan establecer conexiones duraderas. Huang se ha referido a Sam Nujoma, el padre fundador de Namibia, como "mi asesor especial". Durante la campaña electoral de 2014, Huang y el candidato del Swapo Hage Geingob (entonces primer ministro, ahora presidente) asistieron a una cena de gala en la que, según informes locales, el empresario chino prometió al partido político de Geingob una donación de 1 millón de dólares namibios. alrededor de $ 90,000. (Huang niega esto).

Los amigos de Huang prefieren enfatizar cuánto ha devuelto a su país anfitrión a través de su organización benéfica, la Namibia-China Loving Heart Organization. (Huang estaba fuera del país en el momento de mi visita, pero autorizó a dos diputados a hablar conmigo en su nombre). Durante los últimos siete años, la organización benéfica de Huang ha otorgado más de $ 2 millones en becas a estudiantes namibios para que cursen estudios de medicina. escuela en China (en Nantong, naturalmente). Sin embargo, algunos críticos afirman que algunos beneficiarios de la filantropía de Huang no eran estudiantes necesitados, sino hijos de la élite gobernante. Además, el año pasado, los medios de comunicación locales revelaron que antes de que Geingob fuera elegido presidente en 2014, Huang era propietario de una participación mayoritaria en una empresa inmobiliaria cuyos únicos otros accionistas son el fideicomiso familiar y la ex esposa de Geingob. Los hombres intentaron distanciarse unos de otros en la prensa, y Geingob afirmó no tener control operativo de la empresa. Aún así, los amigos de Huang se preocupan por su cortejo de los poderosos. “Seguí advirtiendo a Jack”, dice un hombre de negocios que ocasionalmente socializa con Huang. "No te acerques demasiado al fuego. Te quemarás los dedos ".

El numero exacto de los chinos que viven en Namibia sigue siendo objeto de un polémico debate. No existen datos definitivos, y el constante flujo y reflujo de los trabajadores subcontratados enturbia el panorama. El otoño pasado, el Ministerio del Interior de Namibia dio la voz de alarma cuando afirmó que 100.000 ciudadanos chinos viven en Namibia, una cifra que equivaldría al 4 por ciento de la población. Las estimaciones más conservadoras oscilan entre 10.000 y 20.000. Sin embargo, está claro que en Namibia y en todo el mundo en desarrollo, la nueva diáspora de China eclipsa a la generación anterior de inmigrantes a largo plazo: trabajadores más jóvenes y con más educación que van al extranjero para adquirir experiencia y hacer una pequeña fortuna antes regresando a China. "Estuvimos entre los primeros aquí", dice Rose Shen, "pero ahora hay chinos en todas partes".

Sean Hao, un joven ingeniero de telecomunicaciones de Windhoek, forma parte de esa diáspora. Criado en una cueva en la provincia de Shaanxi, en el centro de China, no se esperaba que se aventurara mucho más allá del huerto de azufaifa de su aldea. Pero Hao fue aceptado por una universidad, una novedad para su familia, y después de graduarse trabajó instalando redes para un gigante chino de las telecomunicaciones. Alquilar una habitación por solo $ 15 al mes lo ayudó a ahorrar la mayor parte de su salario mensual de $ 500, pero sus ahorros apenas le alcanzaban para comprar el apartamento que necesitaría para casarse. En un país donde los hombres jóvenes superan en número a las mujeres, un legado de la política restrictiva de planificación familiar del gobierno, un apartamento se considera un requisito previo para atraer a una esposa y evitar el destino de una "rama desnuda" (una persona soltera). Pero los bienes raíces parecían una aspiración imposible para un joven que creció en una cueva.

Cuando un cazatalentos le contó a Hao sobre un trabajo en África que pagaría más de $ 6,000 al mes, Hao pensó que era una estafa. “Pensé que este debía ser un caso de trata de personas”, recuerda riendo. La oferta era real, pero el trabajo estaba en Nigeria, lo que pensaba que no era seguro. Entonces, Hao firmó un contrato para trabajar en la construcción del sistema de telecomunicaciones en Angola por más de $ 5,000 al mes, más de 10 veces su salario anterior. Después de un año en África, Hao hizo el pago inicial de un apartamento en Xi’an, una ciudad en el centro de China, y convenció a los padres de su novia de que estaba lo suficientemente seguro económicamente para casarse con su hija. Hao y su esposa pronto tuvieron una niña, pero su trabajo en África significó que la vio durante solo un mes de sus primeros 15 años. "Ella ni siquiera me reconoció", dijo. Su esposa e hija se unieron a él en su nuevo puesto en Namibia, pero duraron un año solitario antes de irse a casa, dejando a Hao atrapado entre su anhelo de estar con su familia en China y la oportunidad de ganar dinero en Namibia.

En una cálida noche de sábado a finales de marzo, Hao se unió a una docena de colegas chinos bajo los techos de paja de Joe's Beerhouse en Windhoek. Dos de los hombres se dirigían de regreso a China después de terminar sus contratos a corto plazo, y el grupo los estaba despidiendo bebiendo pintas de cerveza lager al estilo alemán. Para cuando llegué a la barra, tres hombres ya se habían desmayado, tenían la cabeza apoyada en la mesa y algunos otros estaban mal inclinados. Hao, el conductor designado, apenas había bebido cerveza. Celebrar el regreso de sus colegas a la patria lo había puesto en un estado de ánimo contemplativo. "A mí también me gustaría ir a casa", dijo, "pero no hay trabajos en China que me puedan pagar ni siquiera cerca de lo que estoy ganando ahora".

En el hardcrabble colinas de la provincia de Sichuan, los padres del minero de uranio Dylan Teng todavía trabajan como agricultores, cultivando arroz y maíz en una aldea en la ladera donde la mayoría de las familias comparten el mismo apellido. Su aldea, llamada Tengjiayan (o Teng Family Rock), solo tenía una escuela primaria, por lo que Teng se fue a estudiar en la cercana Guang’an, el lugar de nacimiento de Deng Xiaoping, y luego pasó a la universidad en el noreste de China. Era un camino largo que estaba a punto de hacerse más largo. "Nunca pensé que iría al extranjero", dice, "así que ni siquiera lo intenté en mis clases de inglés".

En el primer trabajo de Teng después de graduarse, en Uranium Resources Company con sede en Beijing, una C.G.N. subsidiaria: se enteró de los intereses mineros de la empresa en Kazajstán, Australia y Namibia. El chico del campo no sabía nada de estas tierras extranjeras. Pero pronto estaba volando hacia la más distante de las tres para trabajar en una de las minas más grandes y estratégicas de China. Y uno donde C.G.N. estaba completamente en control.

Como ingeniero de carga y transporte en la mina Husab, Teng ayuda a coreografiar 26 camiones gigantescos cuyas ruedas tienen el doble de altura que él. Hasta ahora, los camiones han sacado más de 100 millones de toneladas métricas de roca de los tajos abiertos de Husab. A medida que la producción aumente este año, se necesitará mucho más para procesar los 15 millones de libras de óxido de uranio que la mina pretende producir anualmente. “Siempre hay presión para almacenar lo suficiente para que la planta de procesamiento nunca se quede sin roca”, dice Teng.

Para alimentar su economía hambrienta, China ha trabajado frenéticamente para asegurar suficientes recursos para mantener en marcha el gigante. Además del petróleo y el gas, que son el foco principal de sus inversiones en el extranjero, las empresas estatales de China se han llevado minas en todo el mundo: cobre en Perú, níquel en Papúa Nueva Guinea, mineral de hierro en Australia. En África, las inversiones mineras chinas se han multiplicado por 25 en solo 10 años, de participaciones en un puñado de minas en 2006 a más de 120 en 2015.

Dado que su economía se ha desacelerado recientemente y los precios de las materias primas se han desplomado, China ha reducido drásticamente algunas de sus importaciones, lo que ha provocado la quiebra de algunas áreas de auge, como Australia Occidental. Las minas chinas en Zambia (cobre) y Sudáfrica (mineral de hierro) se han visto obligadas a cerrar. Entonces, podría parecer un milagro que Husab corra. Con los precios del uranio a menos de la mitad de su nivel antes del desastre nuclear de 2011 en Fukushima (y menos de una cuarta parte de lo que eran en 2007), las otras dos operaciones activas de uranio de Namibia han dejado de excavar rocas y procesar solo material ya almacenado. Pero Husab sigue adelante, contratando a muchos de los cientos de trabajadores despedidos en esas otras minas. Como me dijo un ingeniero namibio que consiguió un trabajo allí después de pasar seis meses sin trabajo: "Husab fue mi salvación".

Hay una sencilla razón por la que C.G.N. puede permitirse aumentar la producción en Husab: se está vendiendo la mayor parte del uranio a sí mismo, al estado chino, por lo que el precio es casi irrelevante. (De hecho, los bajos precios han permitido a China almacenar uranio a bajo precio y comprar parte de una mina de uranio en Namibia, Langer-Heinrich). Una razón aún mayor es la ambición de China tanto de reducir sus emisiones de carbono como de convertirse en líder mundial. en energía nuclear.

Casi el 88 por ciento de la energía de China proviene ahora de combustibles fósiles, solo el 1 por ciento de la energía nuclear. (La energía solar, eólica e hidroeléctrica representan el 11 por ciento restante). Para alcanzar sus objetivos de energía limpia y deshacerse del ignominioso título de mayor productor mundial de gases de efecto invernadero, China ha vuelto a poner la energía nuclear en una vía casi imposiblemente rápida. El país tiene ahora 37 reactores nucleares, con otros 20 en construcción, y apunta a tener 110 reactores para 2030. (Más allá de eso, el objetivo es convertirse en un exportador de tecnología de reactores nucleares. China ya ha construido seis reactores en el extranjero, y El mes pasado, Swakop Uranium, una subsidiaria de CGN, presentó una propuesta para construir un reactor en Namibia).

Esta tasa de crecimiento, seis nuevas plantas cada año, catapultaría a China más allá de Estados Unidos como la principal potencia nuclear del mundo, pero también genera preocupaciones. En enero, un consultor estadounidense de C.G.N. se declaró culpable de los cargos de conspiración para reclutar ilegalmente ingenieros nucleares de los Estados Unidos para ayudar a acelerar el diseño y la fabricación de C.G.N. componentes del reactor. Los críticos nacionales y extranjeros también cuestionan si las normas de seguridad de China pueden seguir el ritmo de los nuevos reactores. Un físico chino, He Zuoxiu, incluso le dijo a The Guardian que el plan es "una locura".

C.G.N. no me permitió visitar la mina ni entrevistar a sus gerentes, alegando que estaban demasiado ocupados aumentando la producción. Para vislumbrar el vasto complejo, conduje por una carretera secundaria polvorienta hasta la llanura de las tierras altas donde crecen las Welwitschia mirabilis, cerca de la puerta trasera de Husab. Antes de que comenzara la construcción en Husab en 2013, la compañía trasplantó cuatro especímenes raros de Welwitschia que habrían sido destruidos en las explosiones, un gesto simbólico en un país que venera la planta antigua. Desde entonces, C.G.N. ha parecido ansioso por disipar la reputación indiferente que se han ganado las empresas estatales chinas: ha hecho donaciones a las víctimas de la sequía, ha ofrecido becas a estudiantes de ingeniería locales y, por primera vez para una empresa china en Namibia, incluso ha invitado a un sindicato local a establecer una tienda en el sitio de la mina.

Los sindicatos independientes son esencialmente ilegales en China. Y el Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos y Afines de Namibia había emprendido una campaña contra las empresas estatales chinas, acusando a algunas de pagar a los trabajadores namibios solo un tercio del salario mínimo y a otras de utilizar ejércitos de trabajadores chinos para trabajos no calificados que por ley deberían ir a Namibios. Entonces, cuando C.G.N. invitó a la secretaria general del sindicato, Justina Jonas, a China para el evento inaugural de la mina, se mostró escéptica. "Los chinos te prometerán el cielo", me dijo, "pero la implementación puede ser un infierno". Jonas amenazó con no ir a China si Husab no firmaba un proyecto de acuerdo laboral que protegiera los salarios, las horas y la seguridad de los trabajadores. Apenas unos días antes del viaje, C.G.N. firmó el acuerdo, una novedad para una empresa china.

A pesar de su alcance público, Husab todavía opera en un universo chino autónomo. Los gerentes chinos a menudo programan reuniones clave para el fin de semana, cuando les conviene revisarlas y planificarlas, pero también cuando los colegas de Namibia no están presentes, según los empleados locales. Los trabajadores locales se maravillan de cómo, cuando una pieza no china se descompone, los ingenieros chinos a veces envían las especificaciones a casa para que las empresas chinas puedan realizar ingeniería inversa de las piezas de repuesto a una fracción del costo. Esto se ve diferente desde una perspectiva china: así como la mina ofrece a los ingenieros jóvenes la oportunidad de perfeccionar su experiencia en nuevos trabajos vitales, también brinda a las empresas chinas la oportunidad de demostrar que pueden fabricar vehículos y equipos de alta calidad, a un tercio de el costo de las mejores marcas extranjeras. Husab todavía hace que las empresas pasen por pruebas y licitaciones, pero como dijo un trabajador: “Tenemos que ayudar y apoyar a nuestras empresas hermanas. Todo es parte de la política de 'salir' ".

La minería no es el único interés de China en Namibia. La tierra es demasiado árida para sostener los tipos de grandes proyectos agrícolas que se están llevando a cabo en Mozambique y Brasil. Pero las empresas de construcción de propiedad estatal de China están quemando su capacidad excedente construyendo carreteras y puertos de Namibia, un recinto de la embajada china y una nueva academia militar en Okahandja. Las relaciones militares también son estrechas. China entrena a oficiales de Namibia, un eco de su asistencia de 1960 a Swapo, y suministra armas. En abril, Estados Unidos intervino para evitar que Namibia pagara 12 millones de dólares a Poly Technologies, una subsidiaria de una empresa china en la lista de sanciones estadounidenses por vender armas prohibidas a Irán, Siria y Corea del Norte. Fue un recordatorio de que Estados Unidos todavía está en un segundo plano, observando con cautela la incursión de China en África.

Husab es una inversión directa y tangible, pero la mayoría de los proyectos chinos en Namibia y en todo el mundo se financian con préstamos blandos que conllevan riesgos. El año pasado, China estableció un nuevo fondo de $ 60 mil millones para financiar proyectos de infraestructura en África, principalmente con préstamos chinos. El dinero fácil es atractivo y los proyectos pueden ser esenciales. Pero la mayoría de los préstamos estipulan que una empresa estatal china debe tomar la iniciativa, asegurando que el trabajo, las habilidades y las ganancias se mantengan en gran parte en la familia china. Países como Namibia se quedan con la deuda. Schlettwein, el ministro de Finanzas, me dijo: "No creo que esas sean inversiones reales, sino oportunidades a las que se aferran las empresas chinas sin realmente agregar valor a la economía de Namibia".

Tales críticas irritan a los empresarios y diplomáticos chinos, quienes señalan que las empresas chinas han invertido más de $ 5 mil millones en Namibia y ahora emplean a más de 6,000 namibianos. "Estamos aquí para hacer negocios en pie de igualdad con los lugareños", dice Xia Lili, exdiplomática que es subdirectora general del Sun Investment Group de Jack Huang y secretaria general de la Namibia-China Loving Heart Organization. “Traemos dinero para establecer minas y fábricas. ¿Quién se beneficia? Los namibios. ¿Las potencias occidentales alguna vez hicieron esto? No tanto. Así que esta charla sobre el nuevo colonialismo es falsa ".

Namibia, sin embargo, está empezando a retroceder. El año pasado, el gobierno se retiró de un acuerdo de préstamo de 570 millones de dólares con una empresa china de propiedad estatal para ampliar el aeropuerto de Windhoek.Luego, en septiembre, cuando el lento crecimiento y otros préstamos externos llevaron la deuda de Namibia a más del 40 por ciento de su PIB, el gobierno suspendió todas las licitaciones de nuevos préstamos. Schlettwein dice que la congelación fue un acto prudente de apretarse el cinturón, no una medida dirigida específicamente a China. Sin embargo, dice: “Envía una señal de que los intereses de Namibia no deben ser pisoteados indiscriminadamente. Envía una señal de que nuestra relación debe madurar ".

Una mañana en A fines de diciembre, el biólogo conservacionista de Namibia Chris Brown estaba trabajando solo en su oficina de Windhoek cuando escuchó un golpe en la puerta. Salió corriendo y encontró a dos chinos enojados con camisas abotonadas: el primer y segundo secretarios de la embajada china. Uno de ellos arrojó una carta arrugada a través de la puerta, dice Brown, y gritó: “¡Son mentiras! ¡Estás haciendo que China se vea mal a los ojos del mundo! "

Las páginas eran las mismas que Brown entregó personalmente a la embajada china dos días antes y luego las envió a otras misiones diplomáticas, medios de comunicación y organizaciones internacionales. Firmada por 45 grupos ambientalistas locales, incluida la Cámara de Medio Ambiente de Namibia de Brown, la carta culpaba a los ciudadanos chinos por un fuerte aumento en la caza furtiva comercial de vida silvestre en Namibia y criticaba a la embajada por hacer poco para detenerla.

En los últimos dos años, Namibia ha perdido casi 200 elefantes y rinocerontes en peligro de extinción debido a la caza furtiva. En noviembre, un contrabandista chino fue capturado en el aeropuerto de Johannesburgo con 18 cuernos de rinoceronte, todos de Namibia. Dos meses antes, cuatro hombres chinos fueron condenados a 14 años de prisión por intentar sacar de contrabando 14 cuernos de rinoceronte en 2014 (el polvo de cuerno de rinoceronte es un ingrediente de la medicina tradicional china que se cree que fortalece el sistema inmunológico). la carta para provocar una respuesta, pero esta visita fue inesperada.

"Estás abusando de la buena naturaleza de China", dijo uno de los diplomáticos, en voz alta, según Brown. "Solo un puñado de chinos ha estado involucrado en la caza furtiva".

"No, la demanda china está impulsando todo esto", respondió Brown. "Creo que está tratando de despojar a China de todos nuestros recursos". Cuando cesaron los gritos, dice Brown, invitó a los hombres a entrar. Sentados en su sala de conferencias, hojearon carpetas llenas de fotografías de rinocerontes y elefantes sacrificados. “Se volvieron más y más silenciosos”, recuerda Brown. Unos días después, se reunió con el embajador chino, quien le advirtió que no permitiera que unas "manzanas podridas" empañaran a toda la comunidad china. Brown volvió a insistir en que se trataba de un problema más sistémico. “Escuche, podemos aumentar la presión y empeorar las cosas para usted”, dice, argumentó. "O podemos unirnos para resolver este problema". El embajador, dice, aceptó unirse a la lucha contra la caza furtiva.

Una de las dimensiones más preocupantes de la expansión global de China es su reputación de saquear y robar el mundo natural. China no es el único culpable del comercio ilegal de vida silvestre de 19.000 millones de dólares. Pero su creciente hambre por lo raro, exótico y dudosamente curativo está devastando las poblaciones mundiales de rinocerontes y elefantes, tiburones y tigres, y estimulando las operaciones madereras ilegales en las selvas tropicales que se extienden desde el Congo hasta Camboya. Huang Hongxiang, un ex periodista de China que investigó la caza furtiva de marfil y cuernos de rinoceronte en Namibia, ha iniciado una organización sin fines de lucro con sede en Kenia, China House, para ayudar a las empresas y comunidades chinas a participar en la conservación de la vida silvestre como una forma de responsabilidad social corporativa. "En muchos problemas ambientales globales, los chinos son parte del problema", dice, "por lo que tienen que ser parte de la solución".

La caza furtiva es un flagelo en Damaraland, una región árida de afloramientos rocosos en el noroeste de Namibia. “El mercado de China atrae a los lugareños para que maten rinocerontes”, me dijo mi guía de Namibia, Taffy, que rastrea elefantes y rinocerontes. "Los cuernos siempre parecen terminar en manos chinas". En el pasado, los temas de conservación fueron defendidos principalmente por los namibios blancos. Eso está cambiando. “Los negros solían pensar que los blancos se preocupaban más por los animales que por ellos”, dice Shinovene Immanuel, reportero de The Namibian. "Pero ahora que la caza furtiva se ha ido de las manos, todo el mundo está molesto".

La ira del público también está aumentando por algunas propuestas comerciales chinas que podrían dañar el medio ambiente. Una empresa de propiedad china ha tratado de talar parte del único bosque prístino de Namibia, en la región de Zambezi, para crear una plantación de tabaco de casi el doble del tamaño de Manhattan, a pesar de que el suelo arenoso de la zona no es adecuado. Otra empresa china quiere establecer mataderos de burros para satisfacer la creciente demanda de carne y piel de burro en China (esta última se considera curativa en la medicina china). Y una empresa china con sede en Namibia presentó una solicitud el otoño pasado para capturar ballenas asesinas, pingüinos, delfines y tiburones en aguas de Namibia, todo para venderlo en parques temáticos acuáticos en China. Los activistas locales protestaron durante semanas hasta que la firma china retiró su propuesta.

Tres meses después de que la carta de Brown provocara la respuesta indignada, la Embajada de China acogió una reunión mucho más diplomática de activistas de Namibia y unos 60 líderes empresariales chinos. Además de pregonar la reciente prohibición de China de todas las ventas de marfil, y de transmitir un video contra la caza furtiva con la estrella del baloncesto Yao Ming, el embajador en funciones, Li Nan, denunció la caza furtiva y sermoneó a los ciudadanos chinos sobre el cumplimiento de la ley de Namibia. Li me dijo en un correo electrónico que, por invitación de Brown, visitará el hábitat de los rinocerontes en el norte de Namibia este mes. Los dos países, dijo, también están trabajando para formar un grupo de trabajo conjunto de aplicación de la ley para combatir a los criminales transnacionales de la vida silvestre.

Jack Huang también se pronunció en contra de la caza furtiva, pero un tipo diferente de red de arrastre se estaba acercando a él. El 1 de febrero, el magnate y otros cuatro (tres de ellos chinos) fueron arrestados en el aeropuerto internacional de Windhoek por su participación en un supuesto plan de fraude fiscal que recaudó casi $ 300 millones, el caso más grande en la historia de Namibia. Los arrestos fueron parte de una investigación de dos años sobre más de 30 empresas chinas acusadas de ocultar ganancias ilegales. Mientras estaba bajo custodia, según los informes, Huang intentó ponerse en contacto con el presidente Geingob, pero su socio comercial se negó a ayudar. "Cuando mi 'amigo' fue arrestado y pasó una noche en la cárcel, no hubo interferencia o intervención", dijo Geingob a un periódico local más tarde. "Esto se debe a que en Namibia defendemos el estado de derecho, la separación de poderes y nos enorgullecemos de la total independencia de nuestro poder judicial".

Huang, el hombre con todas las conexiones, ahora se encuentra desconectado. A mediados de febrero, poco después de su liberación con una fianza de $ 75,000, afirmó que el caso de fraude fiscal en su contra se basaba en información desactualizada. Xia, su adjunto en Sun Investment, me dijo que Huang en realidad se deshizo de Golden Phoenix, una compañía nombrada en el caso, hace más de ocho años, pero que la transacción no se había ingresado en el sistema informático oficial. Cuando termine este juicio, Huang puede presentar demandas contra quienes atacaron sus negocios, dice Xia. Mientras tanto, el emprendedor sociable probablemente pasará más tiempo cenando solo. Cuando invitó a cenar a un viejo amigo recientemente, fue rechazado gentilmente: el corredor de poder se convirtió de repente en un paria.

Arrestar a un empresario chino de altos vuelos puede ser una simple cuestión de derecho, pero también es una señal más de cómo se está recalibrando la relación entre Namibia y China. Li Nan me escribió que él cree que la bulliciosa prensa local está "tratando de avivar los sentimientos racistas y el odio". La animosidad en Namibia, sin embargo, no se acerca a los niveles que han causado disturbios explosivos en una mina de carbón china en Zambia, incluido uno en 2012 que dejó a un gerente chino muerto, o que provocó protestas rebeldes contra comerciantes chinos en Kampala, Uganda, por último. mes. (El creciente resentimiento hacia los chinos en Uganda recuerda otra época, cuando el dictador Idi Amin expulsó a una ola anterior de comerciantes inmigrantes de la diáspora india en 1972).

Aún así, las nuevas tensiones entre China y Namibia quedan al descubierto en los controles policiales de todo el país, donde los ciudadanos chinos son señalados de forma rutinaria para su inspección. La policía dice que esta nueva política ya ha expuesto varios casos de contrabando de vida silvestre. El socio de Jack Huang, Xia, fue detenido en el puesto de control en la carretera del aeropuerto el mes pasado. La policía lo cacheó, revisó su equipaje y registró su coche. “Todo el tiempo gritaban: 'Cuerno de rinoceronte, cuerno de rinoceronte, ¿dónde está el cuerno de rinoceronte?'”, Recuerda Xia. “Me sorprendió que esto pudiera suceder en Namibia. Este es un país que se supone que es nuestro amigo en todo clima ".

Como la tarde el sol se debilita sobre la mina de uranio de Husab, la mayoría de los aproximadamente 2.000 trabajadores namibios regresan a sus cuarteles en el desierto. Teng y los otros ingenieros chinos abordan autobuses para el viaje de regreso a través del paisaje lunar a Swakopmund y la pequeña casa en Amathila Avenue. Después de compartir otra comida china juntos, los hombres se dispersan. Teng regresa a su apartamento, donde pasará unas horas en su computadora haciendo tareas administrativas y de supervisión. "Nuestro verdadero secreto", dice Teng, "es que trabajamos 12 horas diarias mientras que todos los demás trabajan ocho".

Es un frío sábado de abril, se acerca el invierno antípoda, y Teng ha vuelto a trabajar horas extras. Se ha perdido una de las únicas diversiones aquí: los partidos de baloncesto del sábado por la tarde en el polideportivo local. (China ahora tiene tantas empresas estatales en Namibia que organizan un campeonato anual de 15 equipos que China Harbour Engineering, el constructor de puertos en Walvis Bay, ganó este año). uniforme de minería de color caqui. Con jeans y una camiseta de Quiksilver y sosteniendo un capuchino, parecía cualquier turista que mirara las olas del Atlántico. Durante sus casi cuatro años aquí, Teng no ha tenido demasiadas oportunidades de ser un turista, aunque aprovechó unas vacaciones recientes para realizar un recorrido por la vida silvestre en el Parque Nacional Etosha.

En su burbuja en Husab, Teng y sus colegas están en su mayoría aislados de las tensiones entre China y Namibia. Estos enormes proyectos chinos en todo el mundo en desarrollo pueden parecer naves espaciales que aterrizan en planetas distantes. Los trabajadores chinos a menudo tienen pocos incentivos, o libertad, para aventurarse en un entorno extraño, especialmente cuando la nave nodriza de propiedad estatal proporciona comida, alojamiento y transporte. Y el trabajo agotador puede quitarles toda curiosidad sobre su entorno. En un avión de regreso a China en abril, me senté junto a un trabajador que acababa de pasar dos años en Guinea Ecuatorial, pero no tenía idea de dónde estaba.

El experto en tecnología Teng, por el contrario, puede señalar su ubicación exacta en Google Earth, a pesar de que su rutina está circunscrita en gran medida por la ruta de 43 millas entre Husab y Swakopmund. Ahorrando más en Namibia de lo que podía en China, gracias, en parte, a todas esas comidas gratis en la Avenida Amathila, Teng ha construido un nido de huevos ordenado. En 2014, cuando un C.G.N. delegación de China visitó Husab, Teng conversó con una de las dos mujeres del grupo. Siguió el coqueteo en línea. En enero, Teng sorprendió a sus colegas de Husab cuando regresó de un viaje a China con un anillo en el dedo. Se había casado con la visitante, misión cumplida, uniéndose a un puñado de otras personas que habían hecho lo mismo. El otro objetivo de Teng aún no se ha logrado. Quiere que Husab alcance su máximo potencial el próximo año, impulsando el continuo aumento de China. "Esto es algo importante para China", dice, "y quiero ser parte de ello".

Los inmigrantes chinos que han salido al mundo, los arriesgados que han encontrado lugares en Asia, América Latina y África, son tan diversos como la propia China: jóvenes y de mediana edad, sin educación y con un alto nivel educativo, que trabajan para empresas privadas y empresas estatales, e incluso para ellas mismas. No son un monolito. Y, sin embargo, en estos lugares lejanos, están conectados entre sí de una manera que nunca podrían volver a casa en una tierra de 1.400 millones de personas. No se trata solo de la comida, la cultura o el idioma compartidos, o la solidaridad que surge de estar juntos en un entorno hostil. Lo que une a estas personas es la creencia permanente de que su presencia en el extranjero está haciendo que China sea mejor y más fuerte. Esta convicción compartida, tanto como el estado que la ha nutrido, es lo que hace de China un coloso, una nación que puede ser vista por otros, en el mismo instante, como una bendición y una maldición.


Causas de la descolonización

1) El nacionalismo moderno sacudió al imperialismo en las colonias y se desarrolló un sentido de identificación con el orgullo por el estado-nación que llevó a la formación de organizaciones nacionales para desestabilizar el sistema colonial.

2) La interrupción de la vida tradicional a través de la introducción de la autoridad y la cultura europeas condujo al origen psicológico del nacionalismo que finalmente llevó a la descolonización.

3) Educación e ideas misioneras de la revolución Francesa Influyó en las mentes de la élite que asimilaba los valores de la democracia y la libertad.

4) El marxismo, otra ideología envalentonó los movimientos nacionalistas en las colonias y fueron virando progresivamente hacia el campo socialista.

5) La profunda implicación de las naciones unidas en el período posterior a la segunda guerra obligó a las potencias imperialistas a retirarse de sus colonias.

6) Ideologías como el asiatismo en ascenso y el panafricanismo fueron igualmente importantes en la descolonización porque:

a) Asiatismo: Siglos de opresión colonial holandesa en Indonesia y británica en India dieron lugar a sentimientos nacionalistas y un cierto sentido de unidad entre la gente.

B) Panafricanismo: A finales del siglo XIX, los africanos cuestionaban la dominación europea. Los ideales y aspiraciones de los pueblos de África se expresaron en términos de panamericanismo.

7) Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, las potencias vencedoras, de una manera novedosa, sometieron a los territorios coloniales al sistema obligatorio de la liga de naciones que poco a poco los liberó en naciones independientes.

Proceso de descolonización después de la Primera Guerra Mundial

a) Es probable que el término "descolonización" dé la impresión de que el proceso de obtención de la independencia fue pacífico.

b) En algunos países, el proceso fue relativamente pacífico como en algunas de las colonias francesas de África como Senegal, Costa de Marfil en África Occidental y en algunas colonias británicas como Nigeria, Ghana, etc.

c) Algunos de los países lograron la independencia mediante la intervención de organismos internacionales como la liga de naciones y las naciones unidas. Algunos también tomaron giros violentos, como la liberación de Argelia.

Proceso de descolonización después de la Segunda Guerra Mundial

a) El proceso de descolonización se aceleró después de la segunda Guerra Mundial. Algunos de los territorios coloniales como Francia, Indochina, Indonesia holandesa, Malaya británica y África oriental italiana fueron ocupados por la conquista enemiga y virtualmente aislados de sus gobernadores coloniales.

b) Indonesia y Vietnam proclamaron la independencia sacudiendo el yugo de la dominación holandesa.

c) El evento más trascendental es la independencia de la India en 1947. Se levantaron varias revueltas campesinas y tribales contra los terratenientes británicos y locales en diferentes partes del país, lo que contribuyó al surgimiento de un movimiento nacionalista con las armas de no violencia de Gandhi. y no cooperación.

d) Entre las colonias africanas británicas, la costa dorada (Ghana desde la independencia) y Nigeria se independizaron.

e) La unión de Sudáfrica alcanzó el estatus de dominio y luego se convirtió en un estado soberano independiente dentro del imperio británico en 1934 y en 1961 rompió sus vínculos con Gran Bretaña y dejó la Commonwealth para convertirse en una república.

f) El gobierno racista - el régimen del apartheid - de Sudáfrica negó incluso los derechos humanos más básicos a los africanos. En la década de 1980 y principios de la década de 1990, la creciente presión internacional tanto dentro de la ONU como desde el tercer mundo obligó a las naciones occidentales a negociar con la oposición africana. Con todas las negociaciones, el poder se traspasó a la mayoría negra tras las elecciones parlamentarias.

g) Cuando la ONU sucedió a la liga de naciones, Sudáfrica reclamó la administración fiduciaria sobre el suroeste de África expandiendo el territorio del apartheid que fue declarado ilegal por la ONU.

En 1967, la ONU estableció el consejo de Namibia para administrar el territorio. Más tarde, Sudáfrica logró la independencia para convertirse en Namibia.

Efectos de la descolonización

i) Las relaciones internacionales asumieron un carácter verdaderamente internacional.

ii) Se puso freno a la explotación despiadada de las potencias coloniales y se estableció la democracia, la igualdad.

iii) Los crímenes de lesa humanidad como la esclavitud, el apartheid se pegaron con un golpe final.

iv) Después de la descolonización surgieron nuevas naciones soberanas en Asia, África y América Latina que se convirtieron en el campo de batalla de la competencia ideológica y la guerra fría.

v) Las naciones descolonizadas como política adoptaron el neutralismo y siguieron la no alineación como símbolo de prestigio y dignidad.

vi) La operación y el funcionamiento de la ONU sufrió un cambio radical debido a la presencia de naciones afroasiáticas.


Este proyecto se basa en el objetivo de explicar un evento en el pasado relativamente reciente trabajando progresivamente más en el pasado para descubrir más y más información que parece influir en los problemas. Aunque el esfuerzo por crear Biafra salió del contexto de los desafíos de la Nigeria independiente, los historiadores no necesitan mirar más atrás para ver lo que sucedió en las eras (anteriores) coloniales y precoloniales para aprender más sobre el mundo del que Nigeria ¿fue creado? Por supuesto lo hacemos. Después de todo, este es un curso de historia.

Antes de seguir adelante, debemos estar al tanto del flujo de eventos. Para los propósitos de este proyecto, el período "colonial" es esencialmente el período entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, mientras que el material precolonial que aquí se presenta abarca desde el siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial. Durante el período precolonial ya hay contacto directo con los europeos. que operan en ciudades portuarias como Bonny, así como el contacto indirecto a través de la compra de bienes europeos a través del comercio, así como la producción de productos destinados a ser enviados a las ciudades portuarias. Este comercio, por supuesto, se agregó a las redes de comercio de esclavos que existían desde alrededor de 1500. Como resultado de una reunión de las potencias europeas en Berlín en 1884, el interior de África se dividió en posesiones coloniales de países europeos. La mudanza inglesa a la tierra de los igbo siguió poco después, cubriendo el período de 1889-1914. Y, en 1914, el norte y el sur de Nigeria se unieron con fines administrativos en una sola colonia británica.

La Primera Guerra Mundial fue verdaderamente una guerra mundial con participantes provenientes de los cinco continentes y acciones militares esparcidas por todo el mundo. Hubo algunos resultados e impactos específicos para los africanos como resultado de la Primera Guerra Mundial.Estos incluyen el hecho de que el reclutamiento militar (reclutamiento) de numerosos súbditos africanos coloniales en los ejércitos europeos generó una gran cantidad de ira. Pero la guerra tuvo consecuencias más concretas. Los africanos que lucharon junto a los blancos europeos descubrieron que estos "maestros" eran gente corriente, no superhombres. Además, los africanos esperaban ser recompensados ​​por su servicio a sus amos coloniales con cambios sociales y constitucionales, así como concesiones económicas en formas que mejorarían sus condiciones de vida en el hogar. Las élites educadas dieron seguimiento al llamado del presidente Woodrow Wilson & rsquos (Estados Unidos) de reorganizar los gobiernos sobre la base de la autodeterminación nacional. El término significa que las personas deben ser independientes y vivir dentro de los límites políticos que corresponden al lugar donde viven.

En lugar de relajar las restricciones coloniales en agradecimiento después de la guerra, la presencia europea en África se intensificó. "El período 1919-1935 fue el último impulso territorial del imperialismo colonial y rsquos en África. Para 1935, todas aquellas áreas que aún se resistían a los imperialistas y se aferraban a su soberanía. Fueron todas ocupadas y sometidas al sistema colonial. Esto significó que más africanos estaban sintiendo el impacto del colonialismo en la década de 1920 que en la década de 1910. Por lo tanto, uno esperaría ver un cambio correspondiente en la escala de las actividades anticolonialistas o nacionalistas. Además, las nuevas medidas y ordenanzas administrativas que se introdujeron durante Este período para apuntalar el sistema colonial fue el apogeo del sistema británico de `` gobierno indirecto '' y otorgó más y más poderes a los gobernantes tradicionales y a los jefes recién creados, excluyendo a la élite educada. Por lo tanto, la frustración y la decepción crecieron entre la élite educada, y desde entonces su número aumentó durante el período, sus reacciones se convirtieron no sólo en intensificación d y gobernantes anticoloniales pero también antitradicionales ". (Boahen, Perspectivas africanas sobre el colonialismo, 76-77)

Y las condiciones económicas cambiaron. Las décadas de 1920 y 1930 vieron crisis económicas mundiales que provocaron que el precio de las cosas producidas en los países africanos y los materiales primarios y los cultivos comerciales cayeran drásticamente (recuerde que este es el período de la Gran Depresión y los acontecimientos que la condujeron). Al mismo tiempo, los precios de los bienes importados de Europa se dispararon.

Además, este período vio el aumento de los esfuerzos de los afroamericanos y otros afrodescendientes fuera de África para vincular la condición de los africanos colonizados con los conceptos universales de justicia, derechos naturales y derechos humanos con el objetivo de eliminar el colonialismo promoviendo la independencia. Este movimiento panafricano intentó ganar una audiencia inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial mediante la publicación de un manifiesto que pedía. bueno, ¿por qué no leer algunos extractos usted mismo?

En medio de estos eventos, los británicos inauguraron un sistema de "gobierno indirecto" como la forma más efectiva de administrar sus colonias. Este sistema representó el telón de fondo del movimiento posterior a la Segunda Guerra Mundial para crear una Nigeria independiente y representó el marco para las relaciones entre todos los nigerianos y la "madre patria". Antes de buscar más evidencia, debemos analizar un poco más a fondo las formas en que se gobernaron las colonias al analizar el material sobre la regla indirecta.

Colaboración

Mientras observa los diferentes temas que se ofrecen para el estudio y la colaboración en grupos pequeños, tenga en cuenta estas preguntas:

  • ¿Cómo crees que respondieron los africanos al enfoque inglés del gobierno?
  • ¿Cuál sería una crítica africana de estas políticas?

Las lecturas de esta sección tratan sobre los recuerdos de la vida de los igbo antes o fuera de la presencia directa de los europeos en su sociedad y sobre un famoso motín / rebelión. A partir de estas lecturas, no solo puede obtener una comprensión adicional de las ideas británicas, sino que también obtendrá una gran comprensión de quiénes eran los igbo y cómo se veían a sí mismos como personas. Estos conceptos representan 1) una crítica de las suposiciones británicas sobre sus sujetos coloniales y 2) razones por las que los igbo querrían desarrollar su propia literatura y tener un estado independiente. ¿Puede encontrar también en estas lecturas algún indicio de los problemas que desencadenarán la guerra civil?

Aba Women's Rebellion
Este evento alrededor de 1930 causó una gran preocupación entre los colonizadores porque fue una rebelión de mujeres que tomaron acciones en sus propias manos en reacción a su creencia de que Inglaterra estaba expandiendo su papel colonial al emitir un nuevo impuesto.

Acusación de colonialismo
Este extracto, escrito en 1944, agrega una nueva dimensión a la discusión con una fuerte crítica a los africanos que fueron los primeros africanos en ocupar cargos en la administración colonial y las empresas comerciales de Inglaterra.

Estas tres lecturas son extractos de un libro que busca recuperar la historia del pueblo igbo en el siglo XIX en vísperas del colonialismo. Si bien el número 2 es un informe de viaje de 1840, las otras dos lecturas son transcripciones parciales de historias orales de ancianos tomadas en la década de 1970. Estos documentos representan puntos de vista de la vida del pueblo en una época en que la influencia europea era mínima o inexistente.

La carga del hombre blanco
Esta lectura está extraída de un relato contemporáneo que describe las condiciones en el norte de Nigeria desde la perspectiva de alguien que quiere que los ingleses se involucren más en los asuntos del norte de Nigeria.


La victoria agridulce en Saint-Domingue

Ilustración fotográfica de Lisa Larson-Walker. Ilustración a través de Wikimedia Commons

Este artículo complementa el episodio 5 de La historia de la esclavitud estadounidense, nuestro Academia de pizarra. Por favor únete PizarraJamelle Bouie y Rebecca Onion para un tipo diferente de escuela de verano. Para obtener más información e inscribirse, visite Slate.com/Academy.

En 1800, el viajero francés Pierre-Louis Duvallon profetizó que Nueva Orleans estaba "destinada por naturaleza a convertirse en una de las principales ciudades de América del Norte y quizás en el lugar de comercio más importante del nuevo mundo". Proyectores, visionarios e inversores que llegaron a esta ciudad fundada por los franceses en 1718 y cedida a los españoles en 1763 pudieron intuir el mismo tremendo futuro posible. 1

Sin embargo, los imperios poderosos habían estado decididos a mantener la ciudad alejada de los Estados Unidos desde que las 13 colonias lograron su independencia. Entre 1783 y 1804, España revocó repetidamente el derecho de los colonos estadounidenses río arriba a exportar sus productos a través de Nueva Orleans. Cada vez que lo hacían, los colonos occidentales empezaron a pensar en cambiar sus lealtades. Los preocupados funcionarios estadounidenses intentaron repetidamente negociar la venta y cesión de la ciudad cerca de la desembocadura del Mississippi, pero España, tratando de proteger su propio imperio conteniendo el crecimiento de la nueva nación, los rechazó repetidamente. 2

La obstinada posesión española de la boca del Mississippi mantuvo viva la posibilidad de que Estados Unidos se hiciera pedazos. Sin embargo, algo inesperado cambió el curso de la historia.

En 1791, los africanos esclavizados en la colonia caribeña francesa de Saint-Domingue estallaron en una revuelta sin precedentes en la historia de la humanidad. Saint-Domingue, el tercio occidental de la isla de La Española, era en ese momento la última isla azucarera, el motor imperial del crecimiento económico francés. * Pero en una sola noche de agosto, el molino de ese crecimiento dejó de girar. En todo el territorio azucarero de Saint-Domingue, el tramo de bienes raíces más rentable del planeta, las personas esclavizadas irrumpieron en las mansiones de campo. Mataron a los esclavizadores, prendieron antorchas a las casas de azúcar y los campos de caña, y luego marcharon por miles sobre Cap-Francais, la sede del dominio colonial. Echados hacia atrás, se reagruparon. La revuelta se extendió por la colonia. 3

Al final del año, miles de blancos y negros habían muerto. Mientras ardían los campos de caña, el humo se desplazó hacia los vientos alisios del Atlántico. Los refugiados huyeron a Charleston, ya agobiados por su propio miedo a la revuelta de esclavos a Cuba y a todos los rincones del mundo atlántico. Trajeron historias de ojos desorbitados de un mundo al revés. Los europeos, en medio del desorden epistemológico debido al derrocamiento de un trono de más de un milenio de la Revolución Francesa, reaccionaron a estos eventos con una confusión diferente pero aún profunda. Las rebeliones menores de esclavos eran una cosa. La victoria africana total era otra cosa completamente distinta; era tan incomprensible, de hecho, que los pensadores europeos, que no podían dejar de hablar de la revolución en Francia, se callaron sobre Saint-Domingue. El filósofo alemán Georg Hegel, por ejemplo, que estaba en el proceso de construir todo un sistema de pensamiento en torno a la imagen clásica e idealizada de un esclavo que se rebela contra un amo, nunca habló de la rebelión de esclavos que estaba ocurriendo en el mundo real. Incluso cuando los informes de fuego y sangre salpicaron todos los periódicos semanales que leyó, insistió en que los africanos eran irrelevantes para un futuro que sería moldeado por los nuevos ciudadanos libres de los estados-nación europeos. 4

Sin embargo, la revolución de Saint-Domingue estaba creando un mundo moderno. Hoy, Saint-Domingue se llama Haití y es la nación más pobre del hemisferio occidental. Pero el nacimiento revolucionario de Haití fue la revolución más revolucionaria en una época de ellos. Cuando terminó, estas personas, una vez aparentemente aplastadas entre los rodillos del imperio europeo, gobernaban el país en el que habían sido esclavizados. Su ciudadanía sería (al menos en teoría) la más radicalmente igual hasta ahora. Y los acontecimientos que impulsaron en el Caribe llevaron a los revolucionarios franceses en la Asamblea Nacional a tomar posiciones cada vez más radicales, como la emancipación de todos los esclavos franceses en 1794, en un intento de mantener la potencia económica de Saint-Domingue del lado de los nuevos líderes en París. Sin embargo, la propia revolución esclavista ya había acabado con la esclavitud en la isla. Un ex esclavo llamado Toussaint Louverture había unido bandas de rebeldes arrasadores en un ejército que podía defender su revolución de las potencias europeas que querían hacerla desaparecer. Entre 1794 y 1799, su ejército derrotó una invasión de decenas de miles de casacas rojas británicas antirrevolucionarias. 5

En 1800, Saint-Domingue, aunque nominalmente todavía formaba parte de la República Francesa, era esencialmente un país independiente. En sus cartas a París, Toussaint Louverture se autodenominó el "Primero de los Negros". Se estaba comunicando con un hombre clasificado como el Primero en Francia: Napoleón Bonaparte, primer cónsul de la República, otro hombre carismático que había surgido de orígenes oscuros. Napoleón, un emprendedor en el mundo de la política y la guerra, más que en los negocios, usó sus victorias militares para destruir las viejas formas de hacer las cosas. Luego trató de crear otros nuevos: un nuevo orden internacional, una nueva economía, un nuevo conjunto de leyes, una nueva Europa y un nuevo imperio. Pero después de que concluyó la Paz de Amiens con Gran Bretaña en 1800, el republicano ostensible se volvió monárquico. Puso su mirada en un nuevo objetivo: restaurar la mejor joya de la corona imperial, el Saint-Domingue perdido. En 1801, envió a la isla la flota de invasión más grande que jamás haya cruzado el Atlántico, unos 50.000 hombres, bajo el liderazgo de su cuñado Charles LeClerc. Su misión era decapitar al liderazgo ex esclavo de Saint-Domingue. "No más africanos dorados", ordenó Napoleón. Somete cualquier resistencia con el engaño y la fuerza. Vuelve a la esclavitud a todos los africanos que sobrevivieron. 6

Napoleón también había reunido un segundo ejército y le había dado una segunda misión. En 1800, había concluido un tratado secreto que "retrocedió" Luisiana al control francés después de 37 años en manos españolas. Este segundo ejército debía ir a Luisiana y plantar la bandera francesa. Y con 20.000 hombres fuertes, era más grande que todo el ejército de los EE. UU. Napoleón ya había conquistado una república revolucionaria desde dentro. Estaba enviando un poderoso ejército para tomar otro por la fuerza bruta. 7

En Washington, Jefferson escuchó rumores sobre el tratado secreto. Para mantener vivos sus planes utópicos para una república de hombres blancos independientes que se expandiera hacia el oeste, ya estaba comprometiéndose con la expansión de la esclavitud. Ahora vio otra alternativa inminente entre el compromiso hipócrita y la destrucción. Como Jefferson instruyó ahora a su enviado a París, Robert Livingston, “hay en el mundo un solo lugar, cuyo poseedor es nuestro enemigo natural y habitual. Es Nueva Orleans ". Jefferson tuvo que abrir el Mississippi de una forma u otra. Si un ejército francés ocupara Nueva Orleans, escribió Jefferson, "debemos casarnos con la flota y la nación británicas". 8

Napoleón tuvo sus propias visiones. Ignoró la oferta inicial de Jefferson por la ciudad en la desembocadura del Mississippi. Entonces, el presidente envió al futuro presidente James Monroe con una oferta más alta: $ 10 millones para la ciudad y sus alrededores inmediatos. Sin embargo, al final, París no decidirá este trato. Cuando el enorme ejército de Le-Clerc desembarcó en Saint-Domingue, los franceses encontraron Cap-Francais como una ruina humeante, quemada como parte de una estrategia de tierra quemada. LeClerc capturó con éxito a Toussaint mediante el engaño y lo envió a Francia para ser encarcelado en una fortaleza en las montañas del Jura. Sin embargo, la resistencia no cesó. El ejército que había construido Louverture comenzó a ganar batallas sobre el que había enviado Napoleón. Los generales franceses recurrieron al genocidio y asesinaron a miles de presuntos rebeldes y a sus familias. El terror provocó una resistencia más feroz que, junto con la fiebre amarilla y la malaria, mató a miles de soldados franceses, incluido LeClerc.


Inversión extranjera directa en África: ¿Existe un legado colonial?

Para proporcionar una nueva comprensión del efecto de los vínculos históricos en el campo de los negocios internacionales, a través de la lente de la teoría institucional y el concepto de la responsabilidad de la extranjería, examinamos cómo las relaciones coloniales anteriores influyen en la entrada de IED de los antiguos colonizadores a sus antiguas colonias en África. . Con una estimación basada en un panel equilibrado de observaciones anuales de 2001 a 2012, encontramos que los lazos coloniales anteriores están relacionados positivamente con la entrada de IED de los colonizadores a las antiguas colonias. Sin embargo, existe una heterogeneidad sustancial en las relaciones coloniales, y es más probable que la naturaleza del colonialismo británico muestre la relación colonial al explicar la entrada de IED. Además, existe una ambigüedad asociada con la influencia del período de colonización y el período de independencia en la entrada de IED. Reportamos una relación negativa entre el período en que un país fue colonia y la IED del colonizador y una relación en forma de U entre el período de independencia y la IED del colonizador. Nuestros hallazgos indican que la naturaleza y la influencia de los vínculos coloniales en la IED de los colonizadores son más matizadas y complejas de lo que se consideró anteriormente.

Esta es una vista previa del contenido de la suscripción, acceda a través de su institución.


Guerras Seminole

En la Primera Guerra Seminole (1816-1818), los Seminoles, asistidos por esclavos fugitivos, defendieron la Florida española contra el Ejército de los Estados Unidos. En la Segunda Guerra Seminole (1835-1842), los indios lucharon por retener su tierra en los Everglades de Florida, pero casi fueron eliminados. La Tercera Guerra Seminole (1855-1858) fue la última batalla de Seminole & # x2019s. Después de ser superados en armas y en número, la mayoría de ellos accedió a mudarse a las reservas indias y # xA0 en Oklahoma.

En 1830, el presidente Andrew Jackson firmó la Ley de Remoción de Indios, que permite al gobierno de los Estados Unidos reubicar a los indígenas de sus tierras al este del río Mississippi. En 1838, el gobierno sacó por la fuerza a unos 15.000 Cherokee de su tierra natal y los obligó a caminar más de 1.200 millas al oeste. Más de 3.000 indios murieron en la agotadora ruta, conocida como el Sendero de las Lágrimas. La reubicación involuntaria alimentó la ira de los indios contra el gobierno de los Estados Unidos.

En 1832, el Jefe Black Hawk llevó a unos 1.000 indios Sauk y Fox de regreso a Illinois para reclamar sus tierras. La batalla, conocida como la Guerra del Halcón Negro, fue un desastre para los indios, que fueron superados en número por el ejército de los Estados Unidos, las milicias y otras tribus indias.


8: dominio colonial en África occidental

La lucha europea por África culminó en la Conferencia de África Occidental de Berlín de 1884-85. La conferencia fue convocada por el canciller alemán Bismarck y establecería los parámetros para la eventual partición de África. Se convocó a las naciones europeas para discutir cuestiones de libre navegación a lo largo de los ríos Níger y Congo y para resolver nuevos reclamos sobre las costas africanas.

Al final, las potencias europeas firmaron el Acta de Berlín (Tratado). Este tratado estableció reglas para la ocupación europea de territorios africanos. El tratado establecía que cualquier reclamación europea sobre cualquier parte de África, solo sería reconocida si estaba efectivamente ocupada. Por lo tanto, la Conferencia de Berlín sentó las bases para la eventual invasión y conquista militar europea del continente africano. Con la excepción de Etiopía y Liberia, todo el continente quedó bajo el dominio colonial europeo. Las principales potencias coloniales fueron Gran Bretaña, Francia, Alemania, Bélgica y Portugal.

La historia de África Occidental después de la Conferencia de Berlín gira en torno a 5 temas principales: el establecimiento de colonias europeas, la consolidación de la autoridad política, el desarrollo de las colonias a través del trabajo forzoso, la transformación cultural y económica de África Occidental y la Resistencia de África Occidental.

Penetración europea y resistencia de África occidental a la penetración

La ocupación efectiva fue una cláusula del Tratado de Berlín que le dio a Europa un cheque en blanco para usar la fuerza militar para ocupar territorios de África Occidental. 1885-1914 fueron los años de la conquista europea y la fusión de los estados y sociedades precoloniales en nuevos estados. Los imperialistas europeos continuaron con sus anteriores procesos de elaboración de tratados mediante los cuales los territorios de África Occidental se convirtieron en protectorados europeos. Los protectorados fueron una pausa cargada antes de la eventual ocupación militar europea de África Occidental. Debido a que los tratados de protectorado plantearon serios desafíos a la independencia de África Occidental, la mayoría de los gobernantes de África Occidental naturalmente los rechazaron. Los gobernantes de África Occidental adoptaron numerosas estrategias para prevenir la ocupación europea, entre las que se incluyen el recurso a la diplomacia, la alianza y, cuando todo lo demás falla, la confrontación militar.

Los británicos encontraron pocas personas tan difíciles de someter como los Asante de Ghana en su búsqueda por construir su imperio colonial de África Occidental. Las guerras de Asante contra los británicos, que comenzaron en 1805, duraron cien años. Aunque superado por armamento superior, el Asante mantuvo a raya al ejército británico durante un breve período final de independencia.

James Grant, Burning of Coomassie, marcado como dominio público, más detalles en Wikimedia Commons

Para entender las guerras de Asante, hay que fijarse en el papel del rey Prempeh I, que resolvió firmemente no someterse a la protección británica. Cuando fue presionado en 1891 para firmar un tratado de protección que implicaba el control británico de Asante, Prempeh rechazó la idea con firmeza y confianza. Estas son sus palabras al enviado británico:

La sugerencia de que Asante en su estado actual debería venir y disfrutar de la protección de Su Majestad la Reina y Emperatriz de la India, es un asunto de consideración muy seria y me complace decir que hemos llegado a esta conclusión, que mi reino de Asante lo hará. nunca se comprometa con una política de este tipo. Asante debe permanecer [independiente] de antaño. . .

En 1897, el rey Prempeh fue exiliado y a los Asante se les dijo que nunca regresaría. Primero lo llevaron al castillo de Elmina. De allí lo llevaron a las islas Seychelles.

En 1899, en un nuevo intento de humillar al pueblo Asante, los británicos enviaron al gobernador británico Sir Frederick Hodgson a Kumasi para exigir el Golden Stool. El Golden Stool era un símbolo de la unidad Asante. Ante este insulto, los jefes celebraron una reunión secreta en Kumasi. Yaa Asantewa, la Reina Madre de Ejisu, estaba en la reunión. Los jefes estaban discutiendo cómo podrían hacer la guerra a los hombres blancos y obligarlos a traer de vuelta a los Asantehene. Yaa Asantewa vio que algunos de los miembros masculinos más valientes de la nación estaban intimidados. En su ahora famoso desafío, Yaa Asantewa declaró:

¿Cómo puede un pueblo orgulloso y valiente como el Asante sentarse y mirar mientras los hombres blancos se llevan a su rey y a sus jefes y los humillan con una demanda por el Taburete Dorado? El Golden Stool solo significa dinero para el hombre blanco que buscaron y excavaron por todas partes. . . Si ustedes, los jefes de Asante, van a comportarse como cobardes y no pelear, deben cambiar sus taparrabos por mi ropa interior.

Ese fue el comienzo de la Guerra Yaa Asantewa. La batalla final comenzó el 30 de septiembre de 1900 y terminó con la sangrienta derrota del Asante. Yaa Asantewa fue la última en ser capturada y posteriormente exiliada a las Seychelles, donde murió alrededor de 1921. Con el final de estas guerras, los británicos ganaron el control del interior de Ghana.

Casi al mismo tiempo, Behanzin, el último rey de Dahomey (1889-94), le dijo al enviado europeo que vino a verlo:

Dios ha creado a Blanco y Negro, cada uno para heredar su territorio designado. El hombre blanco se preocupa por el comercio y el hombre negro debe comerciar con el blanco. Que los Negros no hagan daño a los Blancos y de la misma manera los Blancos no deben dañar a los Negros.

En 1895, Wobogo, el rey Moro Nabaor de los Mossi, le dijo al capitán francés Restenave:

Sé que los blancos quieren matarme para tomar mi país y, sin embargo, afirmas que me ayudarán a organizar mi país. Pero encuentro que mi país es bueno tal como está. No los necesito. Sé lo que es necesario para mí y lo que quiero: tengo mis propios comerciantes: además, considérate afortunado de que no ordene que te corten la cabeza. Vete ahora y, sobre todo, no vuelvas nunca más.

Cuando los líderes de África Occidental establecieron alianzas con los imperialistas, lo hicieron en un intento por mejorar sus ventajas comerciales y diplomáticas. El rey Jaja de Opobo, por ejemplo, recurrió a la diplomacia como medio de resistencia al imperialismo invasor europeo. Mbanaso Ozurumba, también conocido como Jaja, fue un antiguo esclavo de origen igbo. Fue elegido rey de la Casa Anna Pepple en Bonny, Delta del Níger, en 1863, tras la muerte de su maestro. Pronto, una lucha entre Anna Pepple House y Manilla Pepple House llevó al estallido de la guerra civil en Bonny en 1869. La guerra resultó en la migración del rey Jaja y la fundación del reino interior de Opobo, que se encontraba en el interior del país productor de aceite de palma.

Jaja era un nacionalista declarado y estaba decidido a controlar el comercio en su dominio político. Estaba decidido a evitar las incursiones europeas en el interior. También quería asegurarse de que los mercados de petróleo de Opobo permanecieran fuera del ámbito de los comerciantes extranjeros. Con este fin, el rey Jaja firmó un tratado comercial con los británicos en 1873. Parte del tratado dice lo siguiente:

Después del 2 de abril de 1873, el rey de Opobo no permitirá que se establezca comercio o armaduras dentro o fuera de Opobo Town, ni que ningún barco comercial suba más arriba del río que la playa de Whiteman, frente a Hippopotamus Creek. Si algún barco comercial o vapor avanza río arriba que el arroyo antes mencionado, después de haber sido advertido completamente lo contrario, dicho barco comercial o vapor puede ser incautado por el rey Jaja y retenido hasta una multa de 100 puncheon [de aceite de palma ] ser pagado por los propietarios al rey Jaja. . .

Al firmar el tratado, los británicos reconocieron a Jaja como el rey de Opobo y el intermediario dominante en el comercio del Delta del Níger. Sin embargo, la consiguiente lucha por África de la década de 1880 trastornó el entendimiento. Los comerciantes y funcionarios británicos ya no estaban de humor para respetar la preeminencia de Jaja en el interior del Delta del Níger. En cambio, penetraron en el interior para abrir el libre comercio y, por lo tanto, una confrontación con Jaja se hizo inevitable. En 1887, el cónsul británico Harry Johnson atrajo a Jaja a la cañonera británica para conversar, pero luego lo exilió a las Indias Occidentales, donde murió en 1891.

Algunas sociedades descentralizadas de África Occidental se resistieron igualmente a la penetración europea.

La Baule de Costa de Marfil y Tiv de Nigeria resistieron con firmeza la ocupación colonial. La Baule luchó contra los franceses desde 1891-1911. Los tiv luchó contra los británicos desde 1900-30 y la resistencia de los igbo fue particularmente extendida y prolongada. Debido a la naturaleza igualitaria de su sociedad, a los británicos les resultó extremadamente difícil subyugarlos. Los británicos, literalmente, tuvieron que abrirse camino de pueblo igbo en pueblo, de pueblo en pueblo, antes de que finalmente pudieran declarar su autoridad imperial sobre el pueblo igbo. Los ancianos igbo desafiaron la penetración imperial británica e invitaron a los británicos a: "Ven y pelea: si quieres calentar, ven, estamos listos". Los británicos libraron guerras desde aproximadamente 1898-1910.

Mientras los africanos occidentales lucharon valientemente contra sus intrusos europeos en todas partes menos en Etiopía, los europeos triunfaron.

Políticas políticas europeas en sus dominios de África occidental

Los británicos en África occidental

La política colonial británica del siglo XIX en África Occidental fue una política de asimilación.

Su gran plan era que los africanos se asimilaran a la civilización y la cultura europeas. La política creó una clase occidental de ingleses negros que supuestamente eran socios británicos en religión, comercio y administración. Estos "hombres británicos" africanos, especialmente criollos, ascendieron en las colonias de Freetown, Bathurst, el sur de Ghana y Lagos a posiciones importantes en la iglesia, empresas comerciales y el gobierno colonial. Sin embargo, con el crecimiento del racismo europeo, los africanos con educación occidental (élites) descubrieron que eran cada vez más discriminados en la administración. Los británicos ahora importaron administradores europeos para ocupar puestos que anteriormente ocupaban africanos. Los africanos con educación occidental, como los criollos, incluso fueron expulsados ​​del servicio civil.

En 1910, la oficina colonial británica expresó la opinión de que los ingleses naturalmente esperaban disfrutar de los frutos de sus conquistas, por lo que deberían ser preferidos a los africanos en los puestos superiores. Sin embargo, el problema era que no había suficientes ingleses preparados para servir como administradores coloniales en África. Por lo tanto, los británicos pronto adoptaron la política de gobierno indirecto.

La regla indirecta fue la creación de Lord Lugard. Presentó los principios del sistema en su libro El mandato dual en África tropical. En él, identificó los dos principios administrativos más importantes que se deben emplear para gobernar a los extranjeros. El primero fue el principio de descentralización, en el que destacó la importancia de reconocer y gobernar a los pueblos a través de sus autoridades indígenas. Sostuvo que el papel de los oficiales británicos, excepto en áreas críticas como los impuestos, las fuerzas militares y la enajenación de tierras, era asesorar, no exigir. El segundo principio fue el principio de continuidad. Lugard argumentó que los británicos deberían utilizar las instituciones y autoridades indígenas, preservando así la "continuidad" con el pasado, al tiempo que sentaban las bases para lo que él veía como la mejora progresiva de la sociedad indígena.

El gobierno indirecto que comenzó como expediente administrativo en el norte de Nigeria, eventualmente se impondría en todos sus territorios del África británica.

Los británicos establecieron máquinas administrativas independientes para cada una de sus colonias. A la cabeza de cada colonia estaba el gobernador, que era responsable ante el Secretario de Estado en la oficina colonial. Administraba la colonia con la ayuda de un consejo legislativo y un consejo ejecutivo de funcionarios parcialmente nominados. La mayoría de las leyes de la colonia fueron elaboradas por el gobierno o su consejo.

Cada colonia se dividió en regiones bajo un administrador regional o jefe. Las regiones se dividieron en provincias controladas por los comisionados provinciales. Cada provincia se dividió en distritos bajo la dirección de un comisionado de distrito. Cada distrito se dividió en uno o más estados tradicionales gobernados por gobernantes tradicionales.

Características de la regla indirecta

La regla indirecta se ocupó del mapeo de áreas relativamente grandes que estaban sujetas a una sola autoridad: los grupos étnicos más pequeños fueron incluidos en la jurisdicción de sus vecinos más grandes y altamente organizados. Y los jefes de distrito, especialmente en Igbo e Ibibiolands, Nigeria, fueron designados para áreas definidas sin mucha consideración por su relación con las poblaciones bajo su autoridad.

El gobierno indirecto sostuvo gobiernos tiránicos y corruptos y promovió divisiones en las poblaciones: en el norte de Nigeria, el sistema fortaleció los emiratos, aumentando así la posibilidad de revolución por parte del campesinado oprimido. En Igboland e Ibibiolands, se crearon jefes militares para ocupar los puestos de liderazgo, porque los igbo y los ibibios no tenían jefes, sino que tenían sistemas igualitarios de gobierno que reconocían que la autoridad provenía directamente del pueblo. Estos jefes militares eran tiranos corruptos y en miniatura. Por lo tanto, en 1929, cuando los británicos intentaron imponer impuestos directos a los igbolandia, las mujeres igbo desafiaron al gobierno y a la Guerra de las Mujeres o Ogu umunwanyi sobrevino. Los jefes suboficiales fueron los principales objetivos del ataque de las mujeres.

El gobierno indirecto debilitó el gobierno tradicional: el gobernante supremo tradicional en el África Occidental Británica no era realmente el jefe del orden social y político. Más bien, era un subordinado del señor británico que lo utilizó para implementar medidas impopulares como el trabajo obligatorio, los impuestos y el alistamiento militar. Además, los británicos tenían el poder de deshacerse de los gobernantes tradicionales y reemplazarlos con sus propios nominados. Y los británicos a menudo interfirieron con las supremacía existentes dividiéndolas y elevando a los jefes subordinados al estatus de jefes supremos.

Los oficiales del Distrito Británico dictaban a los gobernantes tradicionales y los trataban como empleados del gobierno en lugar de supervisarlos y asesorarlos. No se alentó a los miembros de las familias gobernantes a asistir a las nuevas escuelas que se introdujeron por temor a que se desnacionalizaran. Como resultado, en el norte de Nigeria y el norte de Ghana, la gente no recibió el tipo de educación que les permitiría hacer frente a los nuevos problemas de la sociedad colonial, lo que los hizo aún más dependientes de los comisionados de distrito y los oficiales técnicos británicos.

Sin embargo, el mayor defecto del sistema de gobierno indirecto fue su completa exclusión de la élite educada de África occidental del gobierno local: la élite educada fue excluida tanto de la administración nativa como del gobierno colonial y, por lo tanto, se transformó en una clase alienada.

En conclusión, la regla indirecta se implementó porque era barata y práctica. Conservó a las antiguas autoridades conservadoras que estaban mal equipadas por la educación y el temperamento para hacer frente al entorno cambiante.

Los franceses en África occidental

Los franceses tenían una política de asimilación que buscaba "civilizar" a los indígenas y convertirlos gradualmente en petits Français o franceses jóvenes. Los de mayor rango de estos jóvenes fueron los évolués, o evolucionados. Eran súbditos coloniales capacitados para ocupar cargos administrativos.

Évolués sirvió para dos propósitos. Primero, reducir los costos reemplazando la mano de obra francesa. En segundo lugar, para crear la ilusión de que los colonos se estaban beneficiando de su "civilización". Tanto los jóvenes franceses como petits Français y los evolucionados o évolués fueran a servir a la grandeza de Francia y en un futuro lejano, se volverían lo suficientemente "civilizados" como para ser considerados completamente franceses. Sin embargo, esto nunca sucedería realmente. Cuando llegó la independencia, estos bien posicionados évolués a menudo terminaban dirigiendo sus países.

En el África Occidental Francesa, las colonias eran partes integrales del país metropolitano y también se consideraban provincias de ultramar. Los africanos occidentales eran considerados súbditos de Francia y, al igual que los niños, se esperaba que tuvieran deberes patrióticos hacia su madre patria. Los franceses creían que el primer deber de la civilización para con los salvajes era darles "gusto por el trabajo" sobre la base de que, como beneficiarios de la civilización, debían contribuir a los gastos del país que les reporta beneficios. De acuerdo con esta filosofía, el papel principal del “nativo” fue, por lo tanto, luchar y producir para la madre patria. Los franceses creían que el "nativo" inevitablemente sería civilizado por este proceso, de modo que al ayudar a Francia, el "nativo", de hecho, se ayuda a sí mismo.

Los africanos occidentales que se consideraban civilizados fueron recompensados ​​otorgándoles el estatus privilegiado de ciudadanos franceses. Para convertirse en ciudadano francés, el africano occidental tendría que haber nacido en una de las cuatro comunas o municipios de Senegal: Saint-Louis, Gorée, Rufisque y Dakar. También deben tener un puesto merecido en el servicio francés durante al menos diez años y tener pruebas de buen carácter y poseer un medio de vida. También deben haber sido condecorados con la Legión de Honor, un premio militar.

Las ventajas de la ciudadanía francesa fueron muchas. Una vez que un africano occidental se convirtió en francés, estaba sujeto a la ley francesa y tenía acceso a los tribunales franceses. El francés negro estaba exento de indigenat, que es un sistema legal que permitía a un funcionario administrativo francés condenar a cualquier africano por hasta dos años de trabajo forzoso sin juicio. Un francés de África Occidental podría conmutar el trabajo obligatorio por un pago monetario. La persona podría ser designada para cualquier puesto en Francia y en la colonia. Por ejemplo, Blaise Diagne de Senegal fue el primer africano negro elegido para la Asamblea Nacional francesa y alcalde de Dakar, que era la capital de la Federación del África Occidental Francesa. Sin embargo, caería en desgracia con los africanos occidentales porque el gobierno colonial francés lo usó para reclutar por la fuerza a africanos occidentales para luchar por el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, la política de asimilación se abandonó por no ser práctica. En 1937, sólo ochenta mil de los quince millones de africanos occidentales franceses se habían convertido en ciudadanos franceses. Setenta y ocho mil de ellos tenían porque ciudadanos franceses porque nacieron en una de las comunas.

Así, en la década de 1920, la política se cambió a la política de asociación, que se defendió como la más adecuada para el África francesa. Sobre el papel, la asociación reorganizó la sociedad supuestamente para lograr el máximo beneficio tanto para los franceses como para los africanos occidentales. Sin embargo, en la práctica, los académicos han argumentado que esta política era como la asociación de un caballo y su jinete, ya que los franceses en todo momento dictarían la dirección que debería tomar el desarrollo y determinarían qué sería de beneficio mutuo para ellos y los africanos occidentales.

La creencia colonial en la superioridad de la civilización francesa se reflejó en el sistema judicial, su actitud hacia la ley indígena, las autoridades indígenas, los derechos indígenas a la tierra y el programa educativo. Condenaron todo lo africano como primitivo y bárbaro.

Los franceses emplearon un sistema de administración altamente centralizado y autoritario. Entre 1896 y 1904, formaron todas sus ocho colonias de África Occidental en la Federación de África Occidental Francesa (AVF), con su capital en Dakar.

A la cabeza de la Federación estaba el gobernador general que respondía a ministro de colonias en París, tomaba la mayoría de sus órdenes de Francia y gobernaba de acuerdo con las leyes francesas. A la cabeza de cada colonia estaba el teniente gobernador, quien fue asistido por un consejo de administración. El teniente gobernador dependía directamente del gobernador general y sólo podía tomar decisiones sobre unos pocos temas específicos. La política francesa de asimilación, era una política de gobierno directo a través de funcionarios designados. Como los británicos, dividieron sus colonias en regiones y distritos. Las colonias se dividieron en círculos bajo la commandants du cercles. Círculos se dividieron en subdivisiones bajo Chiefs du Subdivision. Las subdivisiones se dividieron en cantones bajo jefes africanos.

  1. Los jefes africanos no eran autoridades del gobierno local. No podían ejercer ninguna función judicial. No tenían policía ni mantenían cárceles.
  1. Los jefes africanos no eran líderes de su pueblo. Más bien, eran meros funcionarios, supervisados ​​por funcionarios políticos franceses.
  1. Los jefes africanos fueron nombrados, no por nacimiento, sino por educación y familiaridad con la práctica administrativa metropolitana.
  1. Los jefes africanos podrían ser trasladados de una provincia a otra. La política francesa de hecho hizo todo lo posible para destruir deliberadamente las supremas tradicionales.

Los portugueses en África occidental

Portugal, una de las naciones colonizadoras europeas más pobres de África, operaba lo que equivalía a un sistema económico cerrado en sus colonias africanas. Crearon un sistema que soldaba sus colonias de África Occidental a la madre patria, Portugal, tanto política como económicamente. Como tal, sus territorios en África Occidental se consideraron provincias de ultramar y parte integral de Portugal.

Una conexión subyacente de todas las colonias portuguesas de África occidental fue la presencia de un número relativamente grande de portugueses en las colonias, especialmente después de 1945, cuando hubo un programa de emigración a gran escala de Portugal, especialmente a Angola. Los portugueses operaban un sistema de gobierno muy autoritario y centralizado. En la cúspide del gobierno estaba el Primer Ministro. Bajo él estaban el Consejo de Ministros y el Ministerio de Ultramar, que estaba integrado por el Consejo Asesor de Ultramar y la Agencia General de Ultramar. Luego estaba el Gobernador General, una Secretaría y un Consejo Legislativo. Todas estas oficinas estaban en Portugal. También hubo Gobernadores de Distritos, Administradores de Circunscricoes, Chefes de posto y en lo más bajo de la jerarquía gubernamental, los jefes africanos.

Como en el caso británico, los portugueses corrompieron los sistemas de jefaturas. Despidieron a los jefes que se resistieron al dominio colonial en Guinea y los reemplazaron con jefes más dóciles. Así, la autoridad histórica de los jefes y sus relaciones con los súbditos se corrompió a una de autoritarismo que reproducía el sistema autoritario de gobierno en la época. Estado Novo dictadura (1926-1974).

La autoridad real estaba en manos del consejo de ministros portugués, que estaba controlado por el primer ministro. La dirección de la política colonial fue determinada por el ministerio de ultramar, con la ayuda del consejo asesor de ultramar y dos agencias subsidiarias. El gobernador general nombró al jefe oficial residente de la colonia. El principal funcionario del residente de la colonia tenía un poder ejecutivo y legislativo de gran alcance.Dirigió la burocracia colonial, dirigió el sistema de autoridad nativa y fue responsable de las finanzas de las colonias.

los Circunscricoes y Chefes de posto correspondía aproximadamente a los oficiales de distrito y provinciales británicos. Cobraban impuestos, eran jueces y funcionarios de finanzas. Los jefes de África occidental estaban subordinados a los oficiales europeos con poco poder para actuar por sí mismos. Además, podrían ser reemplazados en cualquier momento por una potencia portuguesa superior.

La política política adoptada en Guinea Bissau, Santo Tomé, Príncipe y Cabo Verde, los territorios de África Occidental de Portugal, fue un sistema de asimilado. los asimilado La política sostenía que a todas las personas, sin importar su raza, se les otorgaría este estatus si cumplían con las calificaciones específicas. Similar a la política francesa de asimilación, el portugués de África Occidental tuvo que adoptar un modo de vida europeo, hablar y leer portugués con fluidez, ser cristiano, competir en el servicio militar y tener un oficio o profesión. Sin embargo, solo un pequeño número de portugueses africanos occidentales se convirtieron en asimilados debido a la dificultad para lograr esta estación.

Además, los portugueses no apoyaron la educación en sus colonias. Construyeron pocas escuelas secundarias y descuidaron casi por completo la educación primaria. La mayor parte de su énfasis se dio a niveles rudimentarios de formación en los que a los estudiantes portugueses de África Occidental se les enseñaban los principios morales y el portugués básico, lo que hacía casi imposible que los portugueses de África Occidental, incluso si quisieran, alcanzar el estado de asimilado.

Los alemanes en África occidental

Los alemanes tenían dos territorios en África occidental: Togo y Camerún. El colonialismo alemán fue demasiado efímero para establecer una política administrativa coherente. La experiencia colonial alemana africana ascendió esencialmente a treinta años (1884-1914) y se caracterizó por sangrientas rebeliones africanas. Sin embargo, su trato severo resultó en la intervención y el gobierno directo del gobierno alemán. Los colonialistas alemanes imaginaron una "Nueva Alemania" en África en la que los colonialistas se proyectarían como miembros de una raza superior e ilustrada, mientras que los africanos se proyectarían como inferiores, indolentes y destinados a ser súbditos permanentes de los alemanes.

Los alemanes tenían una administración muy centralizada. En la cúspide del gobierno estaba el Emperador. El Emperador fue asistido por el Canciller, quien fue asistido por Oficiales Coloniales., quien supervisó la administración. En la parte inferior estaban los jumbes o personal africano subordinado. Estos hombres habían sido colocados en lugar de un liderazgo reconocido.

Políticas económicas y sociales europeas en sus dominios de África occidental

Los principios cardinales de la relación económica colonial europea en África occidental fueron: (1) estimular la producción y exportación de cultivos comerciales de África occidental, incluidos los productos de palma, maní, algodón, caucho, cacao, café y madera (2) fomentar el consumo y ampliar la importación de productos manufacturados europeos (3) garantizar que el comercio de la colonia de África Occidental, tanto las importaciones como las exportaciones, se realizara con el país metropolitano de Europa en cuestión. Los colonialistas instituyeron así el Pacto Colonial que aseguraba que las colonias de África Occidental debían proporcionar productos agrícolas de exportación para su país imperial y comprar sus productos manufacturados a cambio, incluso cuando pudieran obtener mejores ofertas en otros lugares.

Para facilitar este proceso, los colonialistas obligaron a los africanos occidentales a participar en una economía de mercado monetizada. Introdujeron nuevas monedas, que se vincularon a las monedas de los países metropolitanos para reemplazar las monedas locales y el comercio de trueque. Los ferrocarriles fueron un elemento central en la imposición de las estructuras económicas y políticas coloniales. Los ferrocarriles coloniales no unían las economías y la producción de África Occidental. Tampoco vincularon a las comunidades de África Occidental, sino que sirvieron para vincular a los productores de África Occidental con el comercio internacional y el mercado y también conectar las áreas de producción con la costa de África Occidental. Además, los ferrocarriles significaban que se podían enviar a la costa grandes cantidades de cultivos producidos en África occidental. Todo el equipo utilizado para construir y operar los ferrocarriles fue fabricado en Europa y trajo poco o ningún crecimiento económico a África Occidental más allá de reforzar la producción de cultivos comerciales de África Occidental para el mercado externo. Es más, miles de hombres de África Occidental se vieron obligados a construir estos ferrocarriles y muchos murieron al hacerlo.

La clave para el desarrollo de las economías coloniales en África occidental fue la necesidad de controlar la mano de obra. En las colonias, este trabajo fue forzado. Básicamente, existen dos tipos de trabajo forzoso en África. El primero, fue el trabajo campesino. Esto ocurrió en la mayor parte de África occidental, donde la agricultura ya era un pilar fundamental. En África oriental, central y sudafricana, los africanos realizaban trabajos asalariados migrantes en minas y plantaciones de propiedad y gestión europeas.

Los amos coloniales también impusieron impuestos en África Occidental. Al gravar los productos rurales, el estado colonial podría obligar a los africanos occidentales a cultivar cultivos comerciales. Los africanos occidentales tuvieron que vender cultivos de sustento en el mercado por dinero en efectivo. Luego use efectivo para pagar impuestos. Se podrían imponer impuestos sobre la tierra, los productos agrícolas y las viviendas (impuesto a las cabañas). El requisito de pagar impuestos obligó a los africanos occidentales a ingresar al mercado laboral colonial.

Respuestas e iniciativas de África occidental

La imposición de la dominación extranjera en África occidental no quedó sin oposición. Los africanos occidentales adoptaron diferentes estrategias para garantizar la supervivencia. Algunas personas de África occidental que viven fuera de las áreas de cultivos comerciales descubrieron que podían salirse con la suya con muy poco contacto con los europeos. Otros explotaron el sistema para su propio beneficio jugando con la ignorancia del gobierno colonial de las historias de regiones específicas. Otros siguieron la educación occidental y el cristianismo mientras se mantenían firmes en sus identidades. Los pueblos de África Occidental lucharon contra la ruptura de sus estados históricos, así como contra cualquier amenaza a su tierra a través de peticiones, litigios y levantamientos.

Los africanos occidentales organizaron una protesta contra el colonialismo en forma de afirmación del derecho a la autonomía. Algunos de los movimientos más notables incluyeron: (1) La Confederación Fante (1868-72) de la Costa de Oro, que recomendó la retirada británica de todas sus colonias de África Occidental (2) La Junta Directiva de Egba United (1865) de Nigeria, que tenía como objetivo introducir reformas legales y peajes en las líneas europeas, establecer comunicaciones postales en Lagos (3) La Sociedad de Protección de Derechos de los aborígenes (1897) de Gold Coast se formó para oponerse a las propuestas del gobierno de clasificar las tierras desocupadas como tierras de la corona (lo que significa que la tierra pertenece al gobierno). En la década de 1920, la administración colonial logró romper la alianza apoyando a los jefes contra la élite (4) El Congreso Nacional de África Occidental Británica (1920). El Congreso se formó en Accra en 1920 bajo el liderazgo de J. E. Casely-Hayford, uno de los primeros nacionalistas y distinguido abogado de Gold Coast. Sus objetivos eran presionar por la constitución y otras reformas., Exigen Consejo Legislativo en cada territorio con la mitad de miembros integrados por electos africanos. Se opusieron a la discriminación contra los africanos en la función pública, pidieron una universidad de África Occidental, y pidió controles de inmigración más estrictos para excluir a los sirios "indeseables" (élite empresarial).

J.E. Casely-Hayford, archivo de la Universidad Northwestern, 2013.

El movimiento eclesiástico africano o etiopianismo

En la esfera religiosa, los criollos desempeñaron un papel importante en la cristianización de muchas partes de África occidental, incluidas Sierra Leona, Lagos, Abeokuta y el delta del Níger. Sin embargo, pronto se encontraron con el mismo tipo de arrogancia racial británica que encontraron los africanos occidentales en el gobierno colonial. Los británicos reemplazaron a los arzobispos y superintendentes criollos por europeos. Un europeo sucedió al obispo Samuel Ajayi Crowther, y ningún africano fue consagrado nuevamente a este alto cargo durante los próximos sesenta años.

La respuesta de África Occidental a esto fue romper con las iglesias europeas y formar nuevas iglesias independientes de África Occidental. Estas iglesias incluyeron: los bautistas africanos, la iglesia africana nativa unida, la iglesia africana, los metodistas africanos unidos, todos en Nigeria, la iglesia nativa unida en Camerún y la iglesia William Harry en Costa de Marfil. Para 1920, había no menos de 14 iglesias bajo el control exclusivo de África. En Fernando Po, el reverendo James Johnson fue una figura destacada del movimiento eclesiástico africano hasta su muerte en 1917.

El movimiento de independencia entre las iglesias exigió que el control recayera en los líderes laicos o clérigos de África occidental. Muchas iglesias incorporaron aspectos de las ideas de adoración de África Occidental en sus liturgias, mostrando más tolerancia hacia las instituciones sociales de África Occidental como la poligamia.

El Movimiento de la Iglesia Profética también surgió durante este tiempo, impulsando el establecimiento de al menos tres iglesias prominentes en África Occidental que relacionaban el cristianismo con las creencias actuales de África Occidental. Estos profetas ofrecieron oraciones por los problemas que asolaban a la gente en las aldeas, problemas que los adivinos tradicionales habían ofrecido previamente ayuda en forma de sacrificios a varios dioses. El movimiento del Profeta Garrick Braide comenzó en 1912 y terminó con el encarcelamiento en 1916. El movimiento del Profeta William Wade Harris comenzó en 1912, alcanzó su apogeo en 1914-15, difundiendo su evangelio en Costa de Marfil, Liberia y Costa de Oro. El Movimiento Aladura (gente de oración) en el oeste de Nigeria, comenzó durante la epidemia de influenza (1918-19) y alcanzó su mayor impacto durante el Gran Avivamiento de 1930.

La Iglesia africana y el movimiento profético representó una reacción nacionalista contra la dominación blanca en la esfera religiosa, el capricho alentó a los africanos a adoptar nombres africanos en el bautismo, adaptar las canciones a los sabores tradicionales y traducir la Biblia y los libros de oraciones a los idiomas de África occidental.

A pesar de la rápida expansión del cristianismo en África occidental, el Islam se estaba extendiendo aún más rápidamente. Los africanos occidentales abrazaron el Islam como una forma de protesta contra el colonialismo porque ofrecía una visión del mundo más amplia, desprovista de la indignidad de la asimilación a la cultura del maestro colonial.

El papel de los periódicos de África occidental

El surgimiento de imprentas y periódicos de propiedad africana jugó un papel importante en sembrar las semillas del nacionalismo temprano. La élite de África Occidental, a través de sus periódicos y asociaciones, actuó como perros guardianes del gobierno colonial, protegiendo a sus ciudadanos contra sus abusos. Isaac Wallace Johnson y Nnamdi Azikiwe, por ejemplo, participaron activamente en la prensa de África Occidental y la prensa sirvió como un elemento importante para mantener unida a la élite. los Noticias semanales de Sierra Leona fue fundada en 1884, y la Independiente de Gold Coast publicado por primera vez en 1885. En Nigeria, el Récord Semanal de Lagos fue establecida en 1890 por John Payne Jackson. Propagó la conciencia racial y nacional en Nigeria durante el período. Todos trabajaron para difundir el nacionalismo entre los africanos occidentales. La prensa fue, de hecho, el elemento más importante en el nacimiento y desarrollo del nacionalismo en el África Occidental Británica.

Muchos de los futuros líderes nacionalistas de África Occidental, incluidos Leopold Senghor, Kwame Nkrumah y Nnamdi Azikiwe, estudiaron en el extranjero. Obtuvieron la educación necesaria para luchar eficazmente contra la dominación blanca. El hecho de que a menudo sufrieran de racismo blanco mientras estaban en el extranjero los hizo mucho más militantes. Azikiwe y Nkrumah estudiaron en el Historically Black College de la Universidad de Lincoln (Estados Unidos de América).

Kwame Nkrumah durante una visita de estado a los Estados Unidos, 8 de marzo de 1961, Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy, por Abbie Rowe, marcado como dominio público, más detalles en Wikimedia Commons

En Londres, la Unión de Estudiantes de África Occidental fue fundada en 1925 por el estudiante de derecho nigeriano Ladipo Solanke. Solanke, uno de los padres del nacionalismo nigeriano, realizó una gira por África Occidental para recaudar fondos para el sindicato, que publicó su propia revista. Los miembros enfatizaron el nacionalismo cultural y enfatizaron la grandeza del pasado africano. Uno de los miembros, el ghanés J. W. de Graft-Johnson, publicó un libro llamado La gloria desaparecida. Los miembros creían que los africanos occidentales deberían buscar su independencia en un futuro próximo.

La crisis de Etiopía, 1935

Los africanos occidentales se inclinaron hacia el radicalismo por la invasión italiana de Etiopía en 1935. Etiopía tenía un significado especial para los africanos colonizados. Era un antiguo reino cristiano, una isla de libertad en un continente colonizado. Etiopía fue tomada como símbolo para los africanos y los cristianos africanos. Nkrumah, que estaba en Londres en ese momento, recordó más tarde, "en ese momento era casi como si todo Londres de repente me hubiera declarado la guerra personalmente".

La Primera Guerra Mundial tuvo un impacto político y económico de gran alcance en África Occidental. Los africanos occidentales franceses se vieron más afectados que los de las colonias británicas. Se estima que se reclutaron 211.000 africanos del África francófona. De estos 163,952 lucharon en Europa. Las cifras oficiales dicen que murieron 24.762, pero se supone que este número es bajo y no tiene en cuenta a los africanos desaparecidos en acción. El servicio militar obligatorio se introdujo en 1912. A partir de 1915, los africanos occidentales franceses resistieron activamente, ya que los africanos heridos y mutilados comenzaron a regresar a sus hogares. Pronto se hizo evidente que no se hacía ninguna provisión adecuada para las familias de los soldados ausentes. Pocos africanos lucharon en el África británica. Participaron en la conquista de Togo y Kameron. Se enviaron 5000 transportistas desde Sierra Leona, y más de 1000 nigerianos y ghaneses murieron o murieron de enfermedades allí.

  1. Después de la guerra, siguiendo las decisiones tomadas en el Tratado de Versalles, las colonias alemanas fueron tomadas y entregadas a Gran Bretaña y Francia para ser administradas por ellos en nombre de la Liga de Naciones. Así, los británicos y franceses ocuparon el Togo alemán y el Camerún. En consecuencia, las colonias se convirtieron en territorios bajo mandato o en fideicomiso.
  2. La Primera Guerra Mundial influyó en el nacionalismo africano: los soldados africanos de los territorios franceses e ingleses lucharon contra los alemanes en Togo, Camerún y Tanganica. Durante esas campañas, los soldados africanos adquirieron cierto conocimiento del mundo exterior, lo que amplió la perspectiva. Lucharon codo a codo con los europeos y descubrieron sus fortalezas y debilidades. Regresaron a casa con una experiencia que influyó profundamente en el deseo de libertad y libertad.
  3. La Primera Guerra Mundial llevó a la división arbitraria de Togo y Camerún entre Francia y Gran Bretaña como resultado del Tratado de Versalles: la división se hizo sin referencia a los pueblos, y esto ofendió el sentido de justicia y juego limpio de este último. Por lo tanto, la gente desarrolló un fuerte odio por el colonialismo. Por ejemplo, las ovejas de Togo se dividieron por división y, por lo tanto, organizaron el "Movimiento de la Unión de Ovejas" para hacer un llamamiento a favor de la resurgencia de su grupo étnico.
  4. La Primera Guerra Mundial permitió a los africanos occidentales acceder a la retórica externa de la guerra, que tuvo un impacto tremendo en los pensamientos y aspiraciones de los africanos occidentales alfabetizados. Woodrow Wilson (EE.UU.) y el primer ministro Lloyd George de Gran Bretaña hicieron declaraciones sobre los principios de autodeterminación. Los africanos occidentales creían que estos principios eran tan aplicables a las colonias como a los territorios ocupados de Europa.
  5. La Primera Guerra Mundial provocó una tremenda disminución en el comercio de importación de África Occidental y los ingresos de las aduanas disminuyeron.

El 1er Congreso Panafricano se celebró en Trinidad en 1900 y asistieron principalmente antillanos. Al igual que los primeros movimientos nacionalistas, este Congreso Panafricano fue elitista y se ocupó de cuestiones como las discapacidades de los funcionarios negros. El 2 ° Congreso Panafricano se celebró en París en 1919 bajo la iniciativa de WEB Dubois, el fundador de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), quien esperaba que los problemas de los negros se incluyeran en las discusiones de la Conferencia de Paz al final de la Primera Guerra Mundial. Las resoluciones tomadas en este congreso fueron moderadas. Asistieron pocos delegados del África occidental inglesa. Los congresos posteriores de 1921, 1923 y 1927 fueron aún más débiles y menos influyentes.

WEB DuBois en 1918, por Cornelius Marion Battey, marcado como dominio público, más detalles en Wikimedia Commons

Marcus Garvey fue el fundador de Universal Negro Improvement Association. Un jamaicano residente en Nueva York, influyó profundamente en los africanos occidentales. Habló del orgullo por la identidad negra y dijo que ser africano era una cuestión de alegría y orgullo, y que los hombres negros de todas partes obtendrían sus derechos mediante la militancia y no la súplica. Se establecieron ramas del movimiento en Lagos y Gold Coast. Garvey instó a los negros del Nuevo Mundo a regresar a África y luchar o lo que fuera suyo. Liberia iba a ser el punto de partida para este regreso. Fundó una compañía naviera llamada Black Star Line para fortalecer los vínculos entre África y los afroamericanos.

Movimientos juveniles de la década de 1930

En la década de 1930, surgieron una serie de nuevos movimientos en Nigeria, Gold Coast y Sierra Leona. Se llamaban a sí mismos movimientos juveniles, no porque sus miembros fueran jóvenes (a menudo eran de mediana edad), sino porque la palabra juventud se usaba a menudo en África occidental para simbolizar el rechazo del pasado. Uno de esos movimientos fue la Gold Coast Youth Conference (1930), organizada por J. B. Danquah. No era un partido político, sino un centro de discusión que reunía a un mayor número de clubes de debate para discutir temas de importancia nacional. En 1934, el Movimiento Juvenil de Lagos fue fundado por un grupo de jóvenes liderados por Ernest Ikoli, Samuel Akinsanya, formado por el Dr. J.C. Vaughan. En 1936, cambió su nombre por el de movimiento juvenil nigeriano. El movimiento se limitó primero a Lagos, luego Nnamdi Azikiwe y H. O. Davies se unieron a su regreso a Nigeria en 1937 y 1938 respectivamente, y el movimiento se volvió nacionalista en su perspectiva. La Liga Juvenil de África Occidental se formó en 1938. Organizada por el sierraleonés Isaac Wallace-Johnson, favorecía el marxismo. Wallace-Johnson tenía experiencia internacional. Había visitado Londres y Moscú y había trabajado para el periódico comunista de Hamburgo. A su regreso a Gold Coast, fue encarcelado por sedición.

La Segunda Guerra Mundial aceleró el crecimiento del nacionalismo y sacudió los cimientos del imperialismo. El impacto económico de la guerra en África Occidental fue tremendo y de gran alcance, lo que resultó en (1) una mayor importancia económica de África Occidental para el mercado mundial. Europa comenzó a depender más de África tropical para suministrar caucho, algodón, cacao, productos de palma y maní. Por lo tanto, las colonias de África occidental aumentaron la producción de estos cultivos comerciales. En Nigeria, por ejemplo, el valor de las exportaciones aumentó de 10,300,00 libras en 1931 a 24,600,00 libras en 1946. Las importaciones aumentaron de 6,800,00 libras a 19,800,00 libras durante el mismo período. (2) Los trabajadores de África Occidental desarrollaron quejas como resultado de la introducción del control de precios por parte del gobierno colonial, el control de la comercialización de cultivos de exportación, la introducción de topes salariales y la presión para una mayor producción.Además, los empresarios africanos fueron excluidos del comercio de importación y exportación que ahora era reservado solo para empresas europeas. (3) El auge de los sindicatos surgió como resultado del aumento del costo de vida sin el correspondiente aumento de los salarios. Esto proporcionó un estímulo para la actividad organizativa entre la clase trabajadora.En Nigeria, el número de sindicatos aumentó de 5 a 70, y el Congreso de Sindicatos de Nigeria (1943) se convirtió en el organismo central de coordinación. Los sindicatos cooperaron estrechamente con los líderes nacionalistas para presionar por el fin del colonialismo. (4) La guerra resultó en un rápido crecimiento de las ciudades como resultado de la gente que acudió en masa a las ciudades para tomar nuevos puestos de trabajo. Muchas ciudades de África Occidental duplicaron su población con creces. Lagos pasó de 100.000 en 1939 a 230.000 en 1950. Accra pasó de 70.000 en 1941 a 166.000 en 1948. Las ciudades se llenaron de trabajadores y buscadores de empleo descontentos que vieron cómo los blancos vivían en cómodas y espaciosas reservas europeas con calles pavimentadas y hermosos prados y jardines, mientras vivían en barrios marginales. Por lo tanto, la gente se volvió receptiva al atractivo nacionalista y se convertiría en los primeros reclutas dispuestos al movimiento nacionalista militante. (5) La guerra dio impulso a la educación en África Occidental. Debido al aumento de la prosperidad resultante del auge económico de la época de la guerra, más padres pudieron permitirse el lujo de enviar a sus hijos a la escuela, se extendió la alfabetización y aumentó el número de lectores de periódicos. Los periódicos se convirtieron en una poderosa herramienta en manos de los nacionalistas para impulsar el desarrollo político, económico y social. (6) A pesar de las más oportunidades laborales, miles de estudiantes que abandonaron la escuela permanecieron desempleados. Por primera vez, las ciudades de África Occidental desarrollaron una nueva clase de personas desempleadas, especialmente en las ciudades. Se sintieron descontentos y culparon al gobierno colonial y a las empresas europeas por su difícil situación. Fueron fácilmente conquistados por los agitadores nacionalistas. (7) Sin embargo, el factor más decisivo que aceleró el crecimiento del nacionalismo fue el regreso de los ex militares. Más de 176.000 hombres de África Occidental Británica sirvieron en el ejército colonial británico durante la guerra. Después de la guerra, regresó un gran número de supervivientes. Aproximadamente 100.000 regresaron a Nigeria y 65.000 regresaron a Ghana desde Oriente Medio, África Oriental, Birmania e India. Los ex militares habían vivido en países más desarrollados y disfrutaban de un alto nivel de vida en el ejército. Habían visto la fuerza de los movimientos nacionalistas en Asia y lucharon codo a codo con los europeos y vieron debilidades que expusieron el mito de la superioridad racial europea. Regresaron a casa con un deseo ardiente de una vida mejor para ellos y la gente y una demanda urgente de extensión a África de la libertad por la que muchos de ellos habían luchado y muerto. Muchos se unieron a filas de militantes nacionalistas.

El impacto del colonialismo europeo en África occidental

Al rey Leopoldo de Bélgica, que habló en la conferencia de Berlín de África Occidental de 1884, se le atribuyó haber dicho: "Estoy decidido a obtener mi parte de este magnífico pastel africano". Trágicamente, como revela la historia, Leopold consiguió una parte considerable del "magnífico pastel africano", que explotó con una brutalidad inimaginable. Si bien el colonialismo europeo en África occidental duró un período de solo unos ochenta años, el ímpetu básico del colonialismo fue controlar los mercados existentes de África occidental, su riqueza mineral, así como controlar sus futuros descubrimientos económicos. El dictador portugués Marcelo Caetano lo expresó de esta manera: "Los negros [de África occidental] deben organizarse y encerrarse en economías dirigidas por blancos". De hecho, el dominio colonial europeo tomó mucho más de África Occidental de lo que le dio.

El colonialismo fue un arma de doble filo. Mientras que los colonialistas europeos se ocuparon de la construcción de carreteras, ferrocarriles, puertos y nueva tecnología en África occidental, la infraestructura desarrollada por ellos, y construida con trabajo forzoso de África occidental, fue diseñada para explotar los recursos naturales de las colonias y promover las colonias europeas. presencia en África Occidental. El control efectivo del gobierno colonial exigió un sistema de comunicaciones más eficiente que existía anteriormente en el África occidental precolonial. Así, en el norte de Nigeria colonial, por ejemplo, los ferrocarriles se construyeron específicamente para este propósito. Con el descubrimiento de depósitos minerales en áreas de la Sierra Leona colonial, se ampliaron los ferrocarriles o se construyeron líneas de derivación para facilitar la explotación de estos minerales. Además de los ferrocarriles, los colonialistas también mejoraron y expandieron las redes de carreteras en sus diversos territorios de África Occidental. Esto lo hicieron, al igual que los ferrocarriles, para unir las áreas de producción con las costas. Sin embargo, estas carreteras tuvieron el efecto adicional de proporcionar el ímpetu para aumentar la urbanización en las ciudades y pueblos de África Occidental.

Jefe de sección en la construcción del ferrocarril Dakar-Níger, impulsado por trabajadores africanos, Kayes, Mali, 1904 & # 8211 Robert Schléber, Kayes & # 8211 Colección Jean-Pierre Vergez-Larrouy (1903).

Como se mencionó anteriormente, las inversiones coloniales en África Occidental se concentraron, en su mayor parte, en industrias extractivas y bienes comerciales. Para explotar estas materias primas, los gobiernos coloniales tuvieron que controlar la mano de obra. Lo hicieron alentando a un gran número de trabajadores calificados y no calificados a concentrarse en lugares determinados. Esto resultó en el tremendo crecimiento de pueblos y ciudades en las cercanías de estas industrias.

Otro motivo del crecimiento de nuevos pueblos y ciudades, así como de la urbanización, fue la necesidad de dar servicio a los nuevos sectores agrícolas impuestos por los gobiernos coloniales. Los puertos marítimos, en ciudades como Dakar, Lagos y Abidján, registraron así tasas de crecimiento notables en los cincuenta años del siglo XX. Lo mismo sucedió con las ciudades seleccionadas por el gobierno colonial como emplazamientos para la sede de los distintos distritos y provincias coloniales.

La introducción de economías de efectivo también tuvo efectos de gran alcance en la urbanización de las sociedades de África occidental. Al introducir impuestos, los europeos podrían obligar a los africanos a ingresar a la economía monetarizada. A los hombres jóvenes les resultó mucho más fácil obtener moneda europea trabajando en puestos gubernamentales o del sector civil en pueblos y ciudades, en lugar de trabajar en las plantaciones, lo que muchos se vieron obligados a hacer. Así, una mayor movilidad creada por las redes de carreteras y ferrocarriles, además de mayores oportunidades económicas en ciertas vecindades coloniales, se combinó para facilitar el rápido crecimiento de las ciudades de África Occidental. Sin embargo, este crecimiento en las ciudades tuvo consecuencias debilitantes para las familias de África Occidental. El trabajo migratorio fomentó la separación de familias.

Además, el énfasis en los cultivos comerciales destinados a la exportación hizo que las sociedades de África Occidental dependieran de las economías europeas. Los colonialistas europeos hicieron poco para desarrollar el comercio entre las colonias de África Occidental y, como resultado, muchas naciones de África Occidental todavía comercian más con países europeos que con los estados vecinos de África Occidental. Además, la tierra en la que los colonialistas europeos establecieron estas plantaciones de cultivos comerciales fue arrebatada por la fuerza a los africanos occidentales, dejando a los hogares sin tierras y dependientes de los europeos.

Si bien las diversas sociedades misioneras que hacían proselitismo en África Occidental, introdujeron escuelas de aprendizaje europeo en sus dominios de África Occidental, como se señaló anteriormente, estas en su mayor parte, eran pocas y distantes entre sí. Después de la introducción del gobierno indirecto, por ejemplo, los británicos desalentaron a los africanos occidentales de adquirir una educación superior negándoles empleo en las administraciones coloniales. En cambio, subvencionaron las misiones cristianas para producir más empleados e intérpretes. El gobierno francés, por su parte, limitó el número de escuelas en sus territorios de África Occidental. De hecho, Senegal era la única colonia que tenía escuelas secundarias y, de estas escuelas, la escuela William Ponty en Dakar era la más antigua y la más popular.


Ver el vídeo: Que es el neocolonialismo? Causas. (Mayo 2022).