La historia

Château d'Ancy-le-Franc

Château d'Ancy-le-Franc


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Castillo d & # 039Ancy-le-Franc

Palacio renacentista italiano de Borgoña es la obra maestra de Serlio, arquitecto italiano del rey Francisco I.Construido en el corazón de un vasto parque para Antoine III de Clermont, cuñado de Diane de Poitiers, Ancy-le-Franc es, debido a su composición muy original , sin precedentes tanto en Italia como en Francia. Alberga una de las mayores colecciones de pinturas murales que se conservan actualmente en Francia (siglos XVI y XVII). Obras de grandes maestros italianos de la escuela de Fontainebleau. Elegante patio esculpido, departamentos ricamente decorados, galerías ornamentadas con su decoración grotesca, escenas mitológicas, religiosas y de batalla, salas, oficinas, capilla, artesonados, pisos de mármol. Un verdadero viaje por cinco siglos de historia.
El marqués de Louvois, ministro de Guerra de Luis XIV, adquirió el castillo a finales del siglo XVII y haría su propio Versalles, con la construcción de las dependencias del personal y el invernadero y la creación de un vasto jardín de estilo francés, el último firmado por Le Nôtre.


Castillo d & # 39Ancy-le-Franc

El neoclásico Château d'Ancy-le-Franc es un espectacular edificio de piedra blanca ubicado en medio de la nada con algunos de los mejores alojamientos de toda Francia. Construido por la familia Clermont-Tonnere, el exterior es magnífico, pero son los techos intrincadamente estucados del interior, los paneles de madera pintados, una biblioteca impresionante y un libro de visitas real lo que impresiona a los visitantes. Por ejemplo, el salón Louvois fue utilizado originalmente por el rey Luis XIV en 1674 y la familia casi se arruina al diseñar el Salón de la Guardia para el rey Enrique III, aunque nunca cumplió con su invitación. Hay suelos de baldosas, suelos de parquet, pinturas de las escuelas flamenca e italiana y enormes murales en la Galerie de Pharsale que representan los horrores de la guerra. Durante el día, la luz entra a raudales por las grandes ventanas que dan a los jardines, formalmente franceses con parterres de flores estrictamente delimitados en un lado, y un jardín inglés con árboles maduros, césped verde y agua sin gas en el otro lado.


Le chateau d & # 39Ancy le Franc

Andr & # 233 Meynassier commencera la d & # 233coration de cette chapelle en 1596.

La Salle des Gardes

Cette grande salle & # 233tait la salle de r & # 233ception

La Salle & # 224 Manger

Cette grande pi & # 232ce & # 233tait l & # 39antichambre pr & # 233par & # 233e pour la local du roi Henri III

Le Salon Louvois

Situ & # 233 dans le pavillon nord-ouest, ce salon & # 233tait & # 224 l & # 39origine la chambre du Roi

Le Salon des Dauphins

Vous avez ici ce qui fut, pour un temps tr & # 232s court, le petit cabinet royal

Le Salon Mauve

Cette pi & # 232ce fut & # 224 l & # 39origine la garde-robe royale

Le Salon du Balcon

La loge d & # 39honneur install & # 233e pour la local royale d & # 39Henri III

La Galerie des Sacrifices

Les murs nous montrent des sc & # 232nes emprunt & # 233es en partie & # 224 la religion gr & # 233co-romaine

La Biblioth & # 232que

Cette pi & # 232ce a un cabinet de portraits de chevaliers de l & # 39Ordre du Saint Esprit.

Le Cabinet du Pastor Fido

Pi & # 232ce utilis & # 233e par la ma & # 238tresse de maison pour recevoir ses proches invit & # 233s

La Chambre de Judith

Cet ensemble de toiles ornait la chambre du Roi, transform & # 233e en salon par les Louvois

La Galerie de M & # 233d & # 233e

Dite Galerie de M & # 233d & # 233e car nous avons la repr & # 233sentation du r & # 233cit mythologique grec

La Chambre des Arts

La Chambre des Fleurs

Armario ce a & # 233t & # 233 cr & # 233 & # 233 au 17 & # 232me si & # 232cle par Charles-Henri

La Galerie de Pharsale

Dans cette galerie se trouvent les peintures murales les plus c & # 233l & # 232bres du ch & # 226teau

Autor

Ancy le Franc Contenido oficial

Un étonnant palais de la Renaissance sur les terres des Ducs de Bourgogne.

Le plus vaste ensemble de Peintures Murales de la Renaissance fait d'Ancy-le-Franc le rival direct de Fontainebleau.
Chef-d’œuvre de l'architecte italien Sebastiano Serlio, appelé par François 1er à sa cour, maître de la symétrie et de l’architecture du XVIe siècle.

Le Château d'Ancy-le-Franc es un florón de la Renaissance situé au coeur d'un grand parc en Bourgogne, au bord du canal et à quelques heures de Paris.
Classé Monument Historique, ce vaste quadrilatère renferme un décor foisonnant aux plus grands artistes Italiens, Flamands et Bourguignons des XVIe et XVIIe siècles.

Depuis juillet 1999, une équipe d'experts s'applique à établir un état des lieux exhaustif pour permettre que soit menée à bien une restauration exceptionnelle, à la mesure du caractère particulier du Palais d'Ancy-le-Franc.

Detalles del Tour

Mira como funciona

Instale la aplicación GuidiGO en su teléfono inteligente o tableta para descubrir y descargar visitas guiadas y experimentarlas sobre la marcha sin conexión a Internet. Aprende más

¿Eres un creador de contenido?

Obtenga más información sobre la plataforma, cómo crear visitas guiadas y distribuir su contenido.

Visión general

Le Château d'Ancy-le-Franc es un palacio véritable Renaissance de style italien en Bourgogne, en plein cœur d'un grand parc de 50 ha, construit au milieu du 16ème siècle à la fin du règne du roi François 1er et au début du règne de son fils le roi Henri II.

Ce château fut précisément bâti entre 1542 et 1550 pour Antoine III de Clermont-Tallard d'après les Plans de Sébastiano SERLIO, ce qui en fait l'un des premiers châteaux à avoir été conçu d'abord sur plan.

Le château est classé parmi Les plus excellents bastiments de France dans le célèbre ouvrage d'Androuet du Cerceau (16ème siècle).

Les decors peints du château constituent l'un des témoignages les plus importants de la peinture murale en France dans la seconde moitié du 16ème siècle et au début du siècle suivant.


Una rebanada de Italia en Francia: el castillo de Ancy-le-Franc

Hay una serie de castillos históricos y laberínticos en Borgoña, construidos como fortalezas para proteger a los habitantes de la región. Sin embargo, el impresionante Château d'Ancy-le-Franc se distingue de la tradición de haber sido construido menos como una fortaleza y más como un símbolo de estatus.

Simetría de Serlio

Lo primero que llama la atención al visitar el castillo es la simetría de su impresionante cantería. Este es el sello distintivo del arquitecto renacentista, Sébastiano Serlio, que había trabajado en el Palacio de Fontainebleau para el rey Francisco I antes de recibir el encargo de diseñar Ancy-le-Franc. Fue el autor de un tratado influyente y un maestro de la arquitectura muy respetado durante el período del Renacimiento. Desafortunadamente, murió en 1554 antes de que se completara el palacio, pero su sucesor siguió fielmente sus diseños.

Ubicado en el centro de un hermoso parque a orillas del Canal de Borgoña, el palacio está construido sobre una superficie perfectamente cuadrada, con un vasto patio central. El exterior es imponente en escala pero relativamente reservado en la decoración, los espléndidos gustos de sus propietarios, los duques de Borgoña, solo se hacen evidentes cuando entras por la gran puerta de entrada.

Interiores de Primaticcio

El castillo también debe su asombrosa decoración a un italiano con ojo para el arte. Francesco Primaticcio estaba trabajando en el Palacio de Fontainebleau cuando fue contratado para diseñar el interior de Ancy-le-Franc. Bajo su curaduría, el castillo acumuló la mayor colección de murales renacentistas del país, con obras de Nicolo dell & # 8217Abbate, Nicolas de Hoey y el mismo Primaticcio. Los visitantes todavía pueden maravillarse con estas obras maestras en la actualidad y los aspectos más destacados incluyen la Galería Pharsalia, con su camafeo de 30 metros, y la Cámara de Diane, suntuosamente decorada.

Véalo usted mismo

Nuestro crucero clásico a bordo de La Belle Epoque ofrece la oportunidad de visitar el elegante Château d'Ancy-le-Franc. Si desea obtener más información sobre este itinerario, no dude en ponerse en contacto con uno de nuestro amable equipo de ventas.


Chateau d & # 8217Ancy-le-Franc Yonne Borgoña

El Chateau d & # 8217Ancy-le-Franc fue construido en estilo renacentista en medio de 123 acres de zonas verdes en Yonne, el corazón de Borgoña.

Es uno de los primeros castillos franceses que se construyó con un diseño que se plasmó en papel. Antes, los castillos solían diseñarse a medida que avanzaban. Fue creado por el arquitecto italiano Sebastiano Serlio que vino a Francia para trabajar en los castillos de Fontainebleau y el Louvre, convocado por el rey Francisco I.

El castillo fue propiedad de Antoine III de Clermont, esposo de la hermana de Diane de Poitier. Ha habido afirmaciones de que el fantasma de la famosa amante de Enrique II, que tenía un apartamento aquí, deambula por las habitaciones. El castillo cambió de manos varias veces y cayó en el abandono antes de ser comprado por una empresa inmobiliaria de París en 1999. Desde entonces, han llevado a cabo una restauración larga y muy costosa del castillo.

Magníficos murales

En el interior del castillo, las habitaciones bellamente renovadas y amuebladas y los gloriosos murales del siglo XVI pintados por los grandes maestros de antaño vuelven a la vida a medida que los expertos restauran los colores. En la capilla que tardó 8 años en pintar, las antiguas murallas se revelan por primera vez en siglos.

De hecho, alberga la mayor colección de murales renacentistas de Francia.

Qué ver y hacer en el Chateau d & # 8217Ancy

Hay más de una docena de habitaciones bellamente decoradas en el castillo con una asombrosa cantidad de características originales. Uno de los más inusuales es el & # 8220Flower Room & # 8221. Con impresionantes decoraciones murales del siglo XVII, muestra flores que en ese momento eran toda una novedad. La habitación estaba decorada para una novia joven, era suave y romántica y, mostrando flores que en ese momento habrían sido enormemente caras, en esos días un tulipán era un artículo de coleccionista que costaba el equivalente a 15.000 €, era un declaración de amor. No puedes evitar preguntarte si la novia quedó impresionada.

El patio es extravagantemente grande y está suntuosamente decorado. El Louvois Lounge recibe su nombre en honor al antiguo propietario, el Marqués de Louvois, Ministro de Guerra de Luis XIV y # 8217. Lo compró después de quedarse aquí con Luis XIV, quien pasó una noche aquí, acompañado de 10,000 soldados, aparentemente casi llevando a la bancarrota a los dueños de la familia Clermont. Louvois encargó a Le Nôtre, jardinero de Luis XIV y # 8217 en Versalles que diseñara los jardines.

Las ferias del vino y los conciertos se llevan a cabo en los hermosos terrenos y los jardines son el lugar perfecto para pasear y disfrutar del invernadero, la locura del siglo XVIII y la hermosa plantación.

Más hermosos castillos para visitar en Borgoña y en Franche-Comté

Chateau de Germolles, el castillo mejor conservado de los fabulosamente ricos duques de Borgoña
Chateau de Joux, el inquietante chico malo de los castillos con 1000 años de historia militar


Castillos históricos en Francia

La palabra "castillo" abarca todo, desde mazmorras y fortalezas medievales hasta las casas de campo que adornan muchas fincas vinícolas. Esta página presenta una selección de los mejores castillos franceses, incluidos algunos menos conocidos

¿Alojarse en un castillo renacentista?

Valle del Loira: entre Blois y Tours.
Hotel Château de Pray - Cerca de Amboise en el valle del Loira - un castillo renacentista con 19 habitaciones y un restaurante Michelin.

Valle de Cher: al sur de Cheverny
Château de Chémery B & ampB: experimente la intimidad de un pequeño castillo renacentista del valle del Loira. Cinco suites en este pequeño castillo con foso.

Valle del Loira: cerca de Chinon Hotel Château de Marçay - hospédese en un auténtico castillo del Loira del siglo XV. Cuatro estrellas. 22 habitaciones. restaurante gourmet .

Sarthe: cerca de le Mans
Hotel Château de la Barre: solo cinco suites en este fabuloso castillo renacentista, propiedad de la familia de Vanssay durante más de 6 siglos. 100 acres o jardines.

Charentes - Hotel Chateau de Mirambeau
Hotel de lujo de cinco estrellas con restaurante con estrella Michelin en un castillo renacentista al norte de Cognac

A la pregunta "¿Cuántos castillos hay en Francia?" No hay una respuesta definitiva. Todo depende de lo que quieras decir con la palabra "castillo" y, según las diferentes interpretaciones de la palabra, se dice que hay entre 1.000 y 7.000 castillos en Francia.
La agencia de monumentos históricos de Francia enumera 6.450 castillos o casas señoriales, 900 de ellas propiedad del estado, el resto en manos privadas, muchas de ellas propiedad de familias que han vivido en ellas durante generaciones. Algunos son grandes, otros son relativamente pequeños.
Incluso excluyendo las residencias familiares más pequeñas que se llaman a sí mismas castillos, hay más de 1.000 castillos en Francia, muchos de ellos visitables pero desafortunadamente, o tal vez afortunadamente, la mayoría de los sitios web turísticos y paquetes turísticos se concentran en un pequeño número de castillos clásicos, como el ► principal Castillos del valle del Loira, o ► Mont Saint Michel en Normandía y aunque definitivamente vale la pena visitarlos, estas joyas del patrimonio histórico de Francia son invadidas por visitantes durante gran parte del año.
Para una mejor experiencia del visitante, vale la pena mirar algunos de los cientos de castillos históricos más visitables que Francia tiene para ofrecer, dentro o fuera de los caminos trillados.

Las listas a continuación presentan una treintena de los mejores castillos franceses, varios de los cuales son en gran parte desconocidos fuera de su región. En cuanto a los castillos más pequeños, la única forma de saber cuáles se pueden visitar y cuándo es consultar las oficinas de turismo locales (o sus sitios web), ya que pueden ser las únicas fuentes de información detallada y precisa para su área. Las grandes oficinas de turismo y las guías web tienden a priorizar aquellos castillos que ya son conocidos, ignorando a menudo los monumentos menos importantes, especialmente los que son de propiedad privada.

Castillos franceses: las grandes regiones y las grandes edades


Chenonceau: uno de los castillos del Loira más visitados.

Si bien hay muchos castillos en la mayoría de las regiones y áreas de Francia, algunas regiones tienen un patrimonio histórico particularmente rico, debido a su pasado turbulento o su prosperidad posterior.
Las regiones que vieron siglos de luchas y conflictos en la Edad Media tienden a ser ricas en castillos históricos fortificados (ver ► fortalezas medievales). otras áreas tienen una excelente selección de castillos en tiempos de paz, construidos como residencias reales o nobles cuando los tiempos eran buenos. En otras áreas, los visitantes pueden descubrir un gran número de castillos construidos en los siglos XVIII o XIX por prósperos comerciantes o terratenientes.

Los mejores castillos históricos de Francia datan del ► Renacimiento (siglo XV) hasta el "Gran Siècle", el siglo XVII. Las áreas con la mayor concentración de espectaculares castillos renacentistas y grand-siècle son las partes de Francia que eran en ese momento áreas agrícolas prósperas y a una distancia relativamente fácil de París. Los castillos del Loira constituyen el mejor grupo de castillos o palacios renacentistas de Europa, pero no son los únicos castillos de este tipo que Francia tiene para ofrecer.
Al sureste de París, Borgoña es otra zona con muchos castillos para visitar, desde elegantes castillos del gótico tardío hasta castillos neoclásicos de los siglos XVII y XVIII.
Los franceses llaman al siglo XVII "le grand siècle", el gran siglo. Este fue el momento en que Francia era una gran potencia europea y la cultura francesa estaba en su apogeo. Fue la edad de oro de los reyes Luis XIII y Luis XIV. Fue la época de los grandes arquitectos, pensadores, filósofos y escritores franceses. Era la época barroca, pero el barroco en Francia no era el florido barroco ornamentado de Italia o Alemania, era exuberante, sino más clásico. Fue el comienzo del neoclasismo, un estilo que surgió del redescubrimiento del arte y la arquitectura clásicos del Renacimiento. Y en lo que respecta a los castillos, fue la época que vio la construcción de algunos de los castillos franceses más emblemáticos, hermosos castillos que nunca tuvieron ningún significado militar, pero que eran casas señoriales, expresión del prestigio de sus propietarios.
El más grande de los castillos del Grand Siècle es, por supuesto, el Château de Versailles, la gran residencia real de Luis XIV a diez millas al oeste de París, que inmediatamente se convirtió en el punto de referencia por el que reyes y príncipes de toda Europa establecieron sus estándares arquitectónicos.
Versalles nunca fue igualada ni remotamente en grandeza, al menos no en Francia, pero los siglos XVII y XVIII vieron la construcción de muchos castillos pequeños muy finos en toda Francia, castillos que llegaron a definir el paradigma del castillo francés hasta el siglo XX.

Una selección de los mejores castillos históricos de Francia

Castillos en el norte de Francia - área de París y más al norte

  • Château de Versailles, la gran residencia real de Luis XIV a diez millas al oeste de París. Abierto todo el año
  • El castillo de Fontainebleau, al sur de París - El castillo real del rey Francisco 1. Una magnífica reconstrucción renacentista de un castillo más antiguo. Abierto todo el año.
  • los Castillo de Ecouen, 20 km al norte de París. Un bello castillo renacentista que alberga el museo nacional francés del Renacimiento. Abierto todo el año.
  • El castillo de Vaux le Vicomte, cerca de Melun, 50 km al sureste de París, con su simetría clásica y sus grandes jardines a la francesa, fue el modelo que inspiró muchos otros castillos barrocos franceses, grandes y pequeños.
  • El Château d'Anet, al oeste de París, cerca de Dreux, justo en el norte del Centro -Val de Loire. Este castillo renacentista fue la residencia de Diane de Poitiers. De propiedad privada. Abierto de febrero a noviembre.
  • El Chateau de Josselin, en Morbihan, Bretaña. En la base de una impresionante fortaleza medieval, con torres, este castillo del gótico tardío / renacentista temprano es uno de los sitios históricos más impresionantes de Bretaña. Fue completamente restaurado en el siglo XVIII. Visitas guiadas.
  • El castillo de Etelan, cerca de Rouen en Normandía, un pequeño y encantador castillo renacentista / gótico. Abierto de junio a septiembre
  • El castillo de Fontaine Henry: Normandía, entre Caen y la costa. De propiedad privada, y en la misma familia desde la Edad Media. Abierto de primavera a otoño.
  • El castillo de Fléville, en las afueras de Nancy, en Lorena. Se dice que es el mejor castillo renacentista del este de Francia, uno de los pocos castillos importantes de esta parte de Francia que escapó a la demolición después de la Guerra de los Treinta Años. Esencialmente del siglo XVI. Abierto desde mediados de abril.
  • El castillo de Haroué, en Lorena, al sur de Nancy. Un castillo francés clásico sustancial de propiedad privada, en parte rodeado por un foso. Abierto los fines de semana de junio a agosto y todos los días desde mediados de julio hasta mediados de agosto.

Castillos en el centro de Francia: desde el valle del Loira hasta Borgoña

  • Los castillos renacentistas del Loira (Ver Castillos del Loira) y Touraine. Los castillos renacentistas más famosos y visitados de Francia, aunque algunos, como Chambord y Chenonceaux, son mucho más visitados que otros.
  • Entre los castillos del valle del Loira, Cheverny, al suroeste de Orleans, es el castillo clásico más grande que data esencialmente del siglo XVII.
  • El castillo del siglo XVI de Azay-le-Rideau, entre Tours y Saumur (ver Castillos del Loira), es uno de los mejores y más impresionantes castillos renacentistas de Europa.
  • El castillo renacentista de Montgeoffroy se encuentra al este de Angers, en la región de Pays de la Loire. Está abierto todos los días en julio y agosto, y de miércoles a domingo de marzo a octubre. De propiedad privada.
  • El Château d'Ainay le Vieil - Slap en el centro de Francia, al sur de Saint Amand Montrond, región Centro -Val de Loire. Un pequeño y encantador castillo renacentista construido dentro de las fortificaciones de una fortaleza medieval, rodeado por un foso. De propiedad privada, en la misma familia durante más de 5 siglos. Abierto de marzo a mediados de noviembre.
  • El castillo de Meillant, también en el extremo sur del Centro -Val de Loire. Un castillo decididamente hermoso de finales del gótico / principios del Renacimiento, con tapices ornamentados y techos pintados, abierto todos los días desde marzo hasta el 16 de noviembre
  • El castillo de Bussy-Rabutin. Un hermoso castillo con foso de los siglos XIV al XVI en las colinas al oeste de Dijon en Borgoña. Abierto todo el año excepto el 1 de enero
  • El Château d'Ancy le Franc. Al este de Auxerre, en Borgoña, se encuentra un bello castillo renacentista de estilo italiano. De propiedad privada. El interior contiene la mayor colección de murales y decoraciones de techo renacentistas de Francia. Abierto desde finales de marzo hasta mediados de noviembre.
  • El Châte au de St Fargeau. en el norte de Borgoña, hay un gran castillo de los siglos XV al XVII. De propiedad privada. Desde mediados de julio hasta mediados de agosto, este castillo ofrece visitas nocturnas con recreaciones históricas. Los viernes y sábados hay un gran evento histórico de son et lumère.
  • El castillo de Cormatin, en Borgoña. Un bello castillo neoclásico ubicado en hermosos terrenos y rodeado por un foso. Interiores ricamente decorados, incluidas las "habitaciones doradas". Abierto todos los días de abril a mediados de noviembre.

Bellos castillos en el sur de Francia

  • El castillo de Lapalisse o La Palice. Al este de Vichy, en Auvernia, se trata de un imponente castillo de los siglos XVI-XVI que se alza sobre un acantilado sobre el río Besbre y el pueblo de Lapalisse. El interior tiene tapices históricos y un "salón doré" único del siglo XVI con techo dorado.
  • El castillo de Panloy, cerca de Saintes en Charentes, fue construido en 1760 y ha pertenecido a la misma familia desde entonces ... salió ileso de la Revolución Francesa. Su mobiliario interior es completamente auténtico. Abierto de abril al 1 de noviembre.
  • El castillo de Milandes es uno de los atractivos pequeños castillos de la Dordoña. De propiedad privada. Abierto todos los días desde finales de marzo hasta mediados de noviembre y durante las vacaciones de invierno.
  • El castillo de Montbazillac, sur de Dordoña. Construido a mediados del siglo XVI, este es uno de los mejores castillos de fincas vinícolas francesas. El interior no tiene mucho interés histórico, pero la ubicación es magnífica. Propiedad de la cooperativa vitivinícola local. Incluye cata de vinos gratis.
  • El castillo de Lareole - 40 km al noroeste de Toulouse, en la zona Midi-Pyrénées de Occitanie. Un impresionante castillo del Renacimiento tardío iniciado en 1589.
  • El castillo de Merville - 25 km al noroeste de Toulouse, en la zona Midi-Pyrénées de Occitanie. Un castillo francés clásico construido al estilo del suroeste. Visitas diarias al castillo por las tardes de julio y agosto. En otras ocasiones, consúltalo.
  • El castillo de Lourmarin, al norte de Aix en Provence. el castillo renacentista más antiguo de la Provenza. Pertenece a la fundación Louis Vuibert. Abierto todo el año
  • El castillo de la Verdière, en el interior de la Provenza, es un impresionante castillo francés del siglo XVIII construido en estilo provenzal. Un castillo privado abierto al público por las tardes de julio y agosto, excepto los lunes
  • Los mejores pueblos y ciudades francesas, los más conocidos y los menos conocidos.
  • Hermosos pueblos de Francia: una lista original de hermosos pueblos.
  • Ciudades amuralladas en Francia ciudades y pueblos que todavía están rodeados o en gran parte rodeados por sus antiguas murallas.
  • Las grandes catedrales de Francia
  • Francia salvaje Francia rural y colinas francesas.

Foto arriba: Castillo de Azay le Rideau, Valle del Loira.


Chateau de Milandes, Dordoña


Castillo de Bazoches

El castillo de Bazoches del siglo XII ha pertenecido a 40 propietarios diferentes, de 20 familias diferentes a lo largo del tiempo. Un castillo feudal de Borgoña, fue adoptado en 1675 por Marshall de Vauban, el gran ingeniero militar de Luis XIV y el inigualable maestro de los asedios y la arquitectura militar del siglo XVII. Fue aquí donde diseñó más de 300 construcciones y sitios fortificados. El rey Ricardo Corazón de León se alojó aquí en varias ocasiones y todavía hoy es propiedad de los descendientes de Vauban. Lo más destacado de esta visita son las espectaculares vistas lejanas de Vézelay, a 10 km de distancia.


Capítulo dos: Testigo de la historia en el camino a Beaune

Capítulo dos: Testigos de la historia en el camino a Beaune

Día dos: De ninguna manera Vézelay, dónde está Orson Welles, por favor no orines en nuestra foto, el castillo menos visitado, Dios, no vi ese letrero, ¿conoces el camino a Fontenay? Estamos en el camino a ninguna parte Querida Abbaye, Seguro que ahora presioné el botón rojo, tengo un Beaune para elegir, B & ampB Heaven, un bar de hotel excepcional, reunión con amigos, cena en los arcos dorados y copas con Paco.

Aparentemente, después de una buena noche de sueño, mi plan era ir temprano a un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Abbaye Sainte-Marie-Madeleine de Vézelay, para comenzar un ajetreado día de conducción. Mi corazón había estado decidido a visitar esta abadía, pero morir temprano el segundo día parecía una idea tonta (aunque Tracy había comprado sabiamente un seguro de viaje, por lo que el vuelo a casa se habría hecho cargo). Me desperté a las 7 (después de quedarme dormido alrededor de las 2:30), pero reinicié la alarma del iPhone (para mayor deleite y sorpresa de mi esposa) un poco antes de las 9.

Tuvimos un desayuno abundante y calórico de panecillos, mermelada, dulces, queso y café en el Hôtel Normandie (costaba 9 € cada uno, y aunque no suelo ir por estos desayunos de hotel, hicimos una excepción, así que no lo hicimos). perder el tiempo buscando un lugar para comer). Estábamos en la carretera alrededor de las 10. No pasó mucho tiempo hasta que nos vimos envueltos por los pintorescos y ondulados viñedos de Chablis.

Por alguna razón, cada vez que pienso en Chablis, recuerdo a Orson Welles y Paul Masson. "No venderemos vino antes de tiempo".

Buscando una participación para tomar una foto del hermoso campo, encontramos un lugar para saltar y tomar algunas fotos. Cuando estaba a punto de tomar la foto de la casita en la pradera (viñedo), noté que algo se movía en primer plano. Parecía que alguien tenía que tomarse un tiempo para hacer pipí (no, no tomé la foto con él). Oye, cuando tienes que irte.

Finalmente encontró alivio, finalmente tomamos nuestras fotos y nos dirigimos a la pequeña ciudad de Ancy-le-Franc para ver un castillo histórico.

A unos 45 minutos de Auxerre se encuentra el Castillo d & # 8217Ancy-le-Franc, que fue construida a mediados del siglo XVI. Según su literatura, Château d & # 8217Ancy-le-Franc contiene "La mayor colección de murales renacentistas de Francia". También está situado dentro de un gran parque. Aparcamos y caminamos hacia el castillo, una vez más sin otra alma a la vista (¿dónde están todos?).

Un poco de historia: “Château d & # 8217Ancy-le-Franc fue la obra maestra de Serlio, arquitecto italiano del rey Francisco I. El marqués de Louvois, ministro de guerra de Luis XIV, adquirió el castillo a fines del siglo XVII y haría su propio Versalles. El conservador del castillo, al servicio del rey Francisco I y luego de su hijo Enrique II, fue un gran amante y mecenas del arte. Invitaría a los grandes maestros italianos y flamencos de la escuela de Fontainebleau a realizar la decoración de los apartamentos ”. Nuestra mini lección de historia completada, seguimos adelante.

El castillo incluía cinco apartamentos, tres galerías, una capilla, sala de guardia, dormitorios y oficinas. El precio de la entrada era de 8 € con un cargo de 4 € por la audioguía que vale la pena, y dimos un paseo para visitar este castillo ubicado fuera de los caminos trillados & # 8230 y resultó ser un recorrido bastante bueno.

Algunos de los aspectos más destacados (no en ningún orden en particular):

Caminamos por La Chapelle del siglo XVI, que es una capilla privada del siglo XVI bellamente restaurada.

La Salle des Gardes fue decorada originalmente para la llegada de Roi Henri III (me pregunto si alguna vez dijo: & # 8220¿Puedes llamarme Roi? & # 8221), y era la parte principal del apartamento del rey.

La Salle á Manger sirvió antiguamente como antesala del rey (¿es ahí donde juegan al póquer?) Y luego se convirtió en un comedor en el siglo XIX.

Le Salon Louvois, decorado con pan de oro que conmemora la visita de Luis XIV, lleva el nombre del marqués de Louvois que acompañó al Rey Sol en su visita en 1674.

Le Salon Mauve contiene un magnífico gabinete florentino. Realmente fue una pieza bastante intrincada.

Aunque suena como una habitación para un canino religioso, Le Cabinet Pastor Fido era un lugar favorito para que los huéspedes se relajaran. Era una habitación difícil de fotografiar debido a la iluminación, pero aquí están algunas de las muchas pinturas y un vistazo de su artesonado.

Aunque no me gustan los sacrificios de animales, La Galerie de Sacrifices contiene algunas pinturas murales monocromáticas interesantes de hombres y mujeres que llevan animales al altar para ser sacrificados (estas personas realmente necesitaban algunos pasatiempos diferentes).

También hay un escritorio intrigante y hermoso que se abre para convertirse en un teatro en miniatura que contiene cajones secretos. Allí solo se representaban pequeñas obras, supuse.

Le Chambre de Judith es donde se alojó Françoise de Poitiers & # 8230 Tampoco entiendo el nombre. A estas alturas, estaba listo para una siesta, pero seguimos adelante.

Paramos a oler (bueno, mira) las flores en La Chambre de Fleurs.

La Galerie de Pharsale contiene una obra maestra de pintura francesa que representa la batalla de Pharsulus en el 49 a. C. entre los ejércitos de Pompeya y César. ¡Ay!

Oye, ¿quién robó los bolsillos de esta mesa de billar en la Sala del Balcón?

Advertencia: La gente era un poco más pequeña en los viejos tiempos & # 8230 ¡mira cómo tu cabeza entra en algunas de las habitaciones!

En Le Galerie de Medée vimos un cuadro que representaba una historia en la que una mujer mataba y se comía a niños. Y pensamos que los sacrificios de animales eran malos.

Finalmente, llegamos a La Salon Jaune (Habitación de Diane), redecorada en el siglo XVI para la omnipresente Diane de Poitiers (esa chica que andaba por ahí), la cuñada del benefactor del castillo. Las hermosas pinturas murales fueron restauradas entre 2002 y 2013.

Los techos de todo el castillo también eran bastante notables.

Queríamos recorrer los exuberantes jardines, pero a las 12:30 cerraron rápidamente el castillo y los jardines durante 90 minutos. Al menos habíamos tomado una foto desde el interior del castillo, por lo que tendría que ser suficiente.

Cuando nos íbamos, por el rabillo del ojo, Tracy vio un letrero que decía: "Por favor, no fotografías". Vaya, demasiado tarde, pero lo recordaré si volvemos a visitarlo.

Ahora era el momento de sellar nuestra tarjeta de la UNESCO (¿por qué no incorporan esta idea después de todos estos años?). En nuestro viaje de media hora a l'Abbaye de Fontenay, pasamos pueblo tras pueblo que estaban cerrados. "Ciertamente estamos en el camino menos transitado", Tracy observó.

Los caminos estrechos atraviesan el bosque & # 8230

& # 8230y nos llevó a uno de los mejores sitios que vimos en todo nuestro viaje, el Abbaye de Fontenay del siglo XII.

l'Abbaye de Fontenay es una de las abadías cistercienses más antiguas del mundo, fundada en 1118 por San Bernardo. Supongo que cada perro tiene su día. En realidad, San Bernardo de Claraval es un pez gordo entre los santos franceses.

Aunque los monjes se marcharon después de la Revolución Francesa, los que lo utilizaron con fines industriales conservaron todos los edificios románicos que hoy se encuentran aquí. Fue comprado por Elie de Mongolfier, sobrino de los inventores del globo aerostático, en 1820, y la propiedad se convirtió en una fábrica de papel.

La fábrica de papel se hundió en 1905 (supongo que demasiada tinta roja), y al año siguiente fue comprada por Edouard Aynard, un banquero y aficionado al arte de Lyon (que también estaba casado con un mongolfier). Comenzó los trabajos de restauración, que se completaron en 1911. La familia continúa sus esfuerzos hoy.

Los colores del otoño comenzaban a cambiar. We peered inside the gate onto the gorgeous grounds, bought our €10 billet to enter (no audioguide available) and started on our self-guided tour.

We were quiet as a monk as we strolled around on a picture-perfect afternoon. With the drought we’ve been suffering through in Southern California, it was nice to see some green grass again.

We lingered for some photos.

The Abbey Church, consecrated in the 15th century, is the first stop along the way.

It never ceases to amaze me on all our trips to walk through structures built nearly 1,000 years ago.

Climbing a small set of stairs, we quickly walked through the Dormitory, which dates back to the 15th century. The ceiling’s frameworklooks similar to an upside-down hull of a ship.

The heart of the monastery is the Cloisters…

…where you can catch a glimpse of the bell tower.

After visiting the Chapter House…

…we forged our way into The Forge, built by the monks in the early 13th century. Fontenay’s monks were quite adept at producing tools.

The water wheel powered large hydraulic hammers that helped them make these tools.

Back outside we just wandered for about 20 minutes…

…in very peaceful surroundings. You see, I can relax.

I love traveling in autumn when the crowds are so sparse. I doubt there were 25 people here when we visited.

We said goodbye to some nearby cows and mooved sobre.

Now it was time to set sail for Beaune. Back on a larger road, the next toll booth appeared. Always the dutiful husband, I heeded Tracy’s advice from yesterday and avoided the big red button like the plague, and pressed the black button. Nothing happened. Then I heard Tracy say, “Oh no, you have to push the red button at this one.” Marriage and toll booths are complicated.

Speaking of complicated, as we drove into Beaune, suddenly our GPS decided to take a mini-siesta, its pointer pointed directly in between two streets we could take to get us to our B&B. I decided to head toward Beaune’s town center. Well that move woke her up. “Turn left. Turn right. Make an immediate U-Turn. You’re an idiot!” On second thought, that last one might have been uttered by Tracy.

With our GPS freaking out, for the better part of ten minutes I drove virtually every street in Beaune. “Hey look,” Tracy said, “there’s the Hôtel Le Cep (the place where our friends were staying). I wonder if we are nearby.” Within five seconds, we got the answer. Our GPS proudly stated, “You have arrived at your destination.” I hate it when she’s right, but there, directly on the other side of the ring road, stood what would become one of the best lodging choices we have ever made.

Les Jardins de Loïs is a large house encompassing four rooms and overlooking an expansive enclosed garden (perfect for afternoon wine sipping).

The location could not be beat (only five minutes to the Hospices and ten minutes to all our restaurant choices). We walked through the lovely breakfast area on the way to our great room.

It had a large bathroom with a glorious walk-in shower (no death shower here). Our host, Phillipe (he and his wife, Anne-Marie, are the owners of this wonderful property), explained that he has traveled a lot, and he finds it tiring to wake up and having to hassle with an undersized shower. A man after my own heart. He also explained we wouldn’t see too much of him because the wine harvest was starting the following day, and he owns four hectares.

Tracy and I had plans to meet our friends Greg and Gloria over at the Hôtel Le Cep bar, so after a short nap and a long shower, we walked the five minutes to their beautiful hotel for pre-dinner cocktails. If you’re willing to spend a few more dollars than me, this would be an excellent choice in Beaune, as well (photo below is from hotel web site).

It was just about a ten-minute walk to our restaurant for the first night in Beaune, Caveau de Arches. The nondescript exterior opened into a really cool interior.

We dined in the caves without having to dodge stalactites or stalagmites.

More than the food, what set this restaurant apart was the excellent and friendly service, plus the ambiance couldn’t be beat.

Best dishes of the night were the escargot, the steak and the crepes Suzette. They also had a delectable selection of cheese from the region. Coupled with two bottles of wine, it was a great evening (yes, I was feeling good).

Not sufficiently lubricated, we all headed back to the hotel for a nightcap…or two. As many of you know, we usually travel to Europe with friends Kim and Mary, and invariably Mary might mix up a name or two along the way. Since they were not here, fortunately Gloria stepped up to the plate.

After our first nightcap (yes, we would have a doubleheader), Gloria wanted to introduce me to our bartender, who was originally from Poland. “I’d like you to meet Paco,” ella dijo. I could tell by the bartender’s perplexed look that Paco, not a common Polish name, probably had his name lost in translation by Gloria the evening before. Of course, after a couple of nightcaps, now I don’t even remember his real name, although he was a heck of a bartender. One of his sidekick’s name we all remember. “I am Elvis,” he stated, which had us all shook up (like my martini).

An ill-advised Rusty Nail to end the evening assured that I would have no trouble sleeping on this night, although walking back to the B&B might be another challenge.

Since it was way past my bed time, we decided to say, “Au revoir,” and vowed to meet at the hospital in the morning. For us, it just isn’t a trip to Europe if we don’t visit at least one hospital.

Next: Chapter Three: MaiTai and The Amazing Technicolor Dream Roof, Second To Nun, Our Man Rogier, Woman Of The Cloths, It’s All About The Tapestries, The “Elevator List” Revisited, Historic Cellars, Wine In Our Spacious Backyard & Dinner At The God Of The Grape Harvest


Índice

Desde el siglo XII existía en Ancy-le-Franc una fortaleza de la cual una torre todavía existía al final del siglo XVI. [ 2 ] ​ A partir del año 1544 el castillo actual fue construido a petición de Antoine III de Clermont (1498-1578), cuñado de Diana de Poitiers e hijo de Anne de Husson, condesa de Tonnerre. Los planos del edificio se atribuyen tradicionalmente al arquitecto italiano Sebastiano Serlio, que el rey Francisco I había hecho llegar a Francia. A la muerte de Serlio en 1554 en Fontainebleau, el arquitecto Pierre Lescot, se hizo cargo de las obras en el espíritu de los planos originales de Serlio. La decoración interior es obra de Primaticcio, que también estaba trabajando en el château de Fontainebleau.

Antoine de Clermont murió en 1578, dejando el castillo inacabado. Fue su nieto Charles-Henri quien retomó la obra. El castillo fue entonces a capaz de alojar a los invitados más prestigiosos: Enrique III (esperado, pero que no se quedará en el castillo), Enrique IV en 1591, Luis XIII, en 1631, y Luis XIV, en 1674.

En 1683, los Clermont-Tonnerre debieron vender la tierra de Ancy-le-Franc y el castillo paso a manos de François Michel Le Tellier de Louvois, ministro de Luis XIV. Al año siguiente, Louvois adquirió el condado de Tonnerre, constituyéndose así un vasto dominio. Hizo construir los comunes y confió a Le Nôtre la disposición del parque.

Después de la Revolución, el último marqués de Louvois logró recuperar la posesión del castillo. Hizo rehabilitar el parque, largo tiempo abandonado, aunque con un trazado diferente. Modificó también la decoración interior. El castillo recuperó su esplendor pasado.

En 1844 Ancy-le-Franc fue cedido a Gaspard Louis Aimé de Clermont-Tonnerre, un descendiente de Antoine III de Clermont. A continuación, pasó por varias manos, incluyendo las de los príncipes de Mérode.

Hoy es propiedad de una sociedad privada que llevó a cabo su restauración.

La arquitectura del castillo es el resultado del encuentro entre Antoine de Clermont y Sebastiano Serlio. De hecho, aunque el arquitecto fuese el italiano, supo utilizar los frutos de la tradición francesa.

El castillo se basa en un esquema de planta central y cuadrangular. Cuatro logis que forman un cuadrado están cada uno flanqueado por un pabellón saliente en las esquinas. Esta planta se inspira en las plantas llamadas en «pi» muy utilizadas en Francia en ese momento. Serlio separó los dos niveles de los alzados mediante una amplia cornisa sobre la que reposan los huecos del segundo nivel. El arquitecto utilizó para el primer nivel el orden toscano y en el segundo nivel el orden dórico. En ambos niveles, los huecos están enmarcados por pilastras adosadas. Téngase en cuenta que hasta el siglo XVII, un tramo sobre dos solamente estaba abierta. Serlio quería crear un ritmo alternado entre huecos abiertos y tramos ciegos.

Para la fachada del patio interior, Serlio empleó en el primer nivel el orden corintio y en el segundo nivel el orden compuesto. Una vez más, quería jugar con un ritmo alternado entre los huecos abiertas y los nichos enmarcados por pilastras. Estos nichos están adornados con una cáscara interior. Serlio abrió una triple arcada en la planta baja, que es una reminiscencia de la Villa Madama de Rafael.

Serlio supo plegarse a las exigencias del patrocinador coronando el edificio con un techo empinado como el castillo de Villandry y utilizó la piedra caliza de Borgoña. El interior del castillo incluye pinturas murales a partir de los dibujos del Primaticio o de Nicolò dell'Abbate, techos artesonados, boiseries finamente esculpidas, ornamentaciones coloreadas.


Ver el vídeo: 7 - Le refuge Chant des Pyrénées (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Godwine

    Te lo aseguro.

  2. Vanderbilt

    Hablas de hecho

  3. Elam

    Confirmo. Fue y conmigo. Discutamos esta pregunta. Aquí o en PM.

  4. Mannuss

    Lo siento, eso ha interferido ... a mí una situación similar. Está listo para ayudar.

  5. Oenomaus

    En esto algo es. Antes de pensar lo contrario, muchas gracias por su ayuda con esta pregunta.



Escribe un mensaje