La historia

Anfiteatro romano de Chester



Revelado - Nuevos descubrimientos en el anfiteatro romano de Chester

Una investigación pionera ha revelado que el anfiteatro romano de Chester era de hecho una gran estructura de dos pisos, similar a las que se encuentran en partes del Mediterráneo, y fue construido sobre los cimientos de un segundo teatro anterior.

Las nuevas teorías se revelarán plenamente en la primera conferencia internacional sobre anfiteatros, que también se celebrará en Chester durante el fin de semana del 17 y 18 de febrero de 2007.

En declaraciones al Museo de las 24 Horas, Dan Garner, codirector de las excavaciones en Chester, habló sobre la fascinante nueva investigación:

“La interpretación original del anfiteatro se ha reescrito en gran medida con la investigación que hemos realizado durante los últimos tres años”, explicó.

Los hallazgos se examinarán en una importante conferencia internacional en Chester. Foto Arqueología de Chester

Las excavaciones encontraron ocho "vomitoria", o puntos de entrada, espaciados uniformemente alrededor del anfiteatro con dos en cada uno de sus cuadrantes. Se habrían alojado en escaleras internas que se extendían fuera de las paredes de la estructura, lo que indica que tenía dos pisos.

"Este es el único anfiteatro en Gran Bretaña que tiene esta característica", dijo Dan. "Demuestra la altura de los asientos y, por lo tanto, nos da la altura de esta estructura".

Los hallazgos podrían cambiar la forma en que los historiadores piensan sobre Roman Chester.

“Claramente había gente adinerada viviendo allí”, dijo Dan. "De lo que no podemos estar seguros es si era un asentamiento puramente militar o si era una ciudad civil".

El anfiteatro habría sentado entre 8 y 10,000 personas. Foto Arqueología de Chester

Las estimaciones sitúan la capacidad de asientos del anfiteatro de dos pisos entre 8 y 10,000 espectadores, lo que sugiere que la ciudad podría haber tenido una población civil sustancial.

“Quizás Chester estaba siendo preparada como una posible capital provincial para la conquista de Irlanda”, sugirió Dan.

El anfiteatro fue construido en el siglo II d.C., muy probablemente en la época del emperador romano Septimus Severus, que reinó desde 193 hasta su muerte mientras hacía campaña en York en 211 d.C.

Fue descubierto en 1929 y es el anfiteatro descubierto más grande del Reino Unido. Hallazgos como cuencos con imágenes de gladiadores indican las sangrientas actividades que tuvieron lugar en el anfiteatro. Aunque de tamaño impresionante, no era tan grande como las arenas imperiales inspiradas en el Coliseo de Roma que se han encontrado en otras partes de la Europa continental.

Las luchas de gladiadores se habrían organizado en el anfiteatro. Foto Arqueología de Chester

El vínculo con Septimus Severus proporciona una pista de su diseño: el Emperador nació en Leptis Magna en la actual Libia y muchos anfiteatros romanos en la región, en sitios como El Djem en Túnez, habrían sido muy similares a la arena de Chester.

Las excavaciones también han revelado un segundo anfiteatro construido alrededor del 80-100 d.C. sobre el que se construyó la estructura posterior.

"La primera es una estructura mucho más humilde, similar a las que se encuentran en cualquier otro lugar de Gran Bretaña", agregó Dan. "Lo que sí encontramos, sin embargo, fue que estaba amueblada con una escalera exterior, así que aunque era mucho más simple diseño, atendía a los espectadores que entraban por la pared trasera ".

En el sitio se han encontrado una gran cantidad de hallazgos, como este gladius, o espada corta, mango. Foto Arqueología de Chester

La conferencia, Roman Amphitheatres And Spectacula: A 21st Century Perspective está organizada por English Heritage y el Ayuntamiento de Chester y se llevará a cabo en el Museo Grosvenor de Chester del 17 al 18 de febrero de 2007.

Se han alineado oradores de todo el mundo para mostrar nuevas investigaciones y estimular el debate sobre los estudios de anfiteatros. Se revelarán los detalles de los nuevos anfiteatros encontrados en todo el mundo romano y también se examinará la organización de los espectáculos, como el combate de gladiadores.

Para obtener más detalles sobre la conferencia, visite su sitio web y visite el sitio del proyecto del Anfiteatro de Chester para obtener más detalles de las excavaciones o llame a Jane Hebblewhite al 01244 402009.


La sangrienta historia del anfiteatro de Chester

El primer anfiteatro de la ciudad que los romanos llamaron Deva fue construido en el 70 d. C. por una legión romana. Según David Mason, esta ciudad posiblemente estaba destinada a ser la capital de la Gran Bretaña romana. Se gastó una gran cantidad de tiempo y dinero en embellecer la ciudad y en teóricamente equiparla para futuras conquistas que nunca sucedieron. Irlanda puede haber sido un objetivo.

Por razones desconocidas, el primer anfiteatro ya no se utilizó, pero se construyó otro en el sitio en algún momento del siglo II d.C. Los juegos y rituales celebrados en el anfiteatro se utilizaron en la romanización de la población local, ya que era más fácil entretener a una multitud que dominar un motín.

Esta arena se construyó de manera similar a las de la Europa continental y, como la estructura más grande de este tipo en la Gran Bretaña romana, proporcionó al menos 8000 asientos, asientos para aquellos que apoyaban los deportes de sangre como las peleas de gallos y para aquellos que habían apostado su salario a los más poderosos. gladiador. La disposición de los asientos se diseñó para reflejar el orden social. Los legionarios romanos se habrían entrenado en la arena cuando los juegos no se estaban celebrando y tal vez sus admiradores llenaron estos asientos para flirtear un poco cuando no llovía.

Las ruinas romanas permanecen en el anfiteatro, como este altar a Némesis ( Chrisdorney / Adobe Stock)

Hacia el 350 d.C., cuando el poder romano disminuyó en el noroeste de Gran Bretaña debido a las incursiones de las tribus escocesas e irlandesas, el sitio fue abandonado. En la Edad Media, muchas de sus piedras fueron saqueadas y utilizadas en otros edificios. Finalmente, solo la pequeña depresión circular que quedó se utilizó como espacio público. Las ejecuciones, ferias, ceremonias religiosas y peleas de perros se llevaron a cabo en los restos de la arena una vez orgullosa. Durante la era georgiana, muchos edificios se construyeron sobre partes de la estructura y luego la depresión central se llenó con escombros de construcción.

En 1900 el anfiteatro fue redescubierto y ha sido excavado varias veces. Hoy está gestionado por English Heritage. En 2010, un autor afirmó que el anfiteatro de Chester fue la inspiración para la Mesa Redonda, posiblemente enraizado en el hecho de que el área circular fue utilizada como punto de reunión por guerreros locales como la mesa en las leyendas artúricas. Aunque la historia fue publicada por los periódicos locales, sigue siendo una teoría controvertida.


CHESTER ROMANO

Primeros contactos romanos y establecimiento de la fortaleza

La fecha exacta de la primera ocupación de Chester por el ejército romano sigue siendo incierta (nota 1), pero los posibles usos que se le podrían dar al sitio: un hermoso puerto en el punto navegable más alto del Dee, un cruce de río y una posición defendible - fueron sin duda muy apreciadas por Roma desde una fecha temprana, quizás incluso antes de la época de César. (Nota 2) El conocimiento romano más antiguo de la zona fue presumiblemente a través del comercio: aunque faltan pruebas, los barcos del Mediterráneo occidental y la Galia pueden haber visitado ocasionalmente para participar en el trueque. Los rastros de cultivo en el sitio (nota 3) junto con algunos fragmentos de cerámica de la Edad del Hierro depositados accidentalmente en las primeras estructuras romanas (nota 4) atestiguan claramente la ocupación prerromana, quizás un pequeño asentamiento pesquero y agrícola de Cornovia a orillas del río, defendida por un recinto promontorio en el lugar del castillo posterior. El lugar era potencialmente conveniente para los comerciantes que comerciaban con la población local en los tramos más bajos del valle de Dee. (nota 5) El río con el tiempo dio su nombre al sitio en una forma latinizada: Deva, 'el santo'. (nota 6)

Los contactos con Roma presumiblemente aumentaron mucho después de la exitosa invasión de Claudio al sureste de Gran Bretaña en el 43 d.C., y a principios de los años 50, elementos del ejército romano probablemente habían llegado al área durante las campañas contra los Ordovicios y Deceangli en el centro y norte de Gales y los Brigantes. al norte y al este de Cheshire. (nota 7)

Otras campañas en Gales a finales de los 50 culminaron con el ataque de Suetonius Paulinus a Anglesey en el 60. Aunque no hay evidencia arqueológica concluyente, los romanos bien pueden haber utilizado el puerto y el punto de cruce de Chester, defendiéndolos quizás con un pequeño fuerte. Si es así, es probable que su ocupación haya sido de corta duración, ya que el levantamiento de Boudiccan en el 60 exigió la atención inmediata del gobernador en otros lugares y un cese abrupto de sus campañas en el norte de Gales. (nota 8) Era solo C. 70 que una nueva política de conquista total de las Islas Británicas condujo al establecimiento de la primera presencia militar permanente en Chester. (nota 9)

Como preludio a la implementación de la nueva política, la Novena Legión se trasladó de Lincoln a York, y una nueva legión, la Segunda, se llamó Adiutrix y recientemente criado por Vespasiano de los infantes de marina de la flota del Adriático, fue enviado a Gran Bretaña con el nuevo gobernador, Petillius Cerialis, y basado inicialmente en Lincoln. (Nota 10) Pronto se trasladó al oeste para construir un nuevo depósito legionario en Chester, probablemente bajo las órdenes de Sextus Julius Frontinus como gobernador provincial entrante en el 74 o poco después (nota 11).

Durante el gobierno de Frontino (74-8) y en el primer año de su sucesor, Cneo Julio Agrícola, el ejército romano completó el sometimiento de los Siluros y Ordovicios en Gales reconquistando Anglesey en 78. Agrícola quedó libre para completar la conquista de la Brigantes iniciada por Cerealis a principios de los 70. El depósito de legionarios y las instalaciones relacionadas en Chester se construyeron durante esos años, con los toques finales a los requisitos militares básicos añadidos por C. 80. (nota 12)

Apenas dos años después, Agrícola había sometido a Brigantia, había ocupado el istmo de Forth-Clyde y avanzaba hacia el río Tay. Chester, con magníficas instalaciones portuarias, jugó un papel clave en el apoyo marítimo de las campañas, y también estaba en una posición adecuada para vigilar a los Ordovices y los Brigantes del sur. Al mismo tiempo, es posible que el ejército romano se estuviera preparando para la conquista de Irlanda (nota 13), para lo cual Chester estaba admirablemente situado como el principal punto de embarque y base de suministros. Aunque nunca se logró, el plan probablemente alentó el desarrollo en Chester de una base militar importante. (nota 14)

La idea de que el papel principal de Chester era naval está respaldada por la importancia que el ejército romano atribuía a las operaciones marítimas, ejemplificada por la circunnavegación del norte de Gran Bretaña por su flota en 84, y en particular por el posicionamiento en Chester de la Segunda Legión, una unidad con experiencia naval. (nota 15) Otros factores apoyan aún más la idea. Primero, el depósito legionario en Wroxeter (Salop.) Parece haber permanecido en servicio, aunque quizás simplemente bajo cuidado y mantenimiento. (Nota 16) Estaba lo suficientemente bien situado para las campañas en las Marcas, el centro y norte de Gales, y probablemente el sur de Brigantia para hacer innecesaria la reubicación de un depósito legionario en Chester simplemente para controlar a los Ordovicios y Brigantes. Es posible que Chester no estuviera bien situado para las campañas en el norte de Gales, ya que las marismas del suroeste dificultaban una ruta directa por tierra. (nota 17) Además, estaba ubicado algo alejado de las carreteras principales existentes que conducían al norte en el lado oeste de los Peninos. Probablemente la principal ventaja del sitio era que era el punto de navegación más alto del Dee. (nota 18)

Roman Chester, con plano moderno superpuesto

La segunda legión en chester, 74-90

Actuando como una fuerza de reserva esencial (el significado de Adiutrix), (nota 19) abasteciendo al ejército que se movía hacia el norte por mar, y quizás preparándose para la conquista de Irlanda, es poco probable que Agrícola haya utilizado mucho a los hombres de la Segunda Legión en sus campañas del norte.

Chester romano

Además, estaban profundamente comprometidos con la construcción de su depósito e instalaciones relacionadas en Chester, involucrados en la supervisión de las operaciones de extracción de plomo en el noreste de Gales y, de paso (con el apoyo de varios regimientos auxiliares) mantenían algún tipo de vigilancia sobre el Ordovices y Brigantes del sur. Durante su servicio en Chester, la legión, de estilo Pia Fidelis (Leal y Fiel) por apoyar a Vespasiano en la guerra civil del 69, estaba compuesto en su mayoría por hombres de origen mediterráneo, reclutados en regiones como la costa oriental del Adriático, Tracia, el norte de Italia y Grecia. (nota 20)

El nuevo depósito de legionarios en Chester se construyó de la manera típica de la época en Gran Bretaña, principalmente de edificios con entramado de madera, adobe y barro. los encinta consistía en una muralla de césped doble y empalizada de unos 20 pies romanos (C. 6 metros) de ancho en la base y 10 pies romanos (C. 3 metros) de altura, rematada con una empalizada de 5 pies romanos de altura, a la que se agregaron puertas de madera y torres probablemente de 25 pies romanos (C. 7,4 metros) de altura y con al menos una zanja sustancial en el exterior. (Nota 21) Aunque eran de materiales simples, muchos de los edificios, en particular las casas de los centuriones superiores, tenían acabados de alta calidad, con una elaborada decoración de las paredes interiores, techos de tejas y ventanas vidriadas. (Nota 22) Se instaló un suministro de agua por tubería permanente desde manantiales a una corta distancia hacia el este, con tuberías de plomo subsidiarias que conectaban el suministro principal a los edificios más importantes. (Nota 23) También había un sistema principal de alcantarillado y eliminación de aguas residuales a través de alcantarillas excavadas en la roca ubicadas debajo de las calles principales y sin duda conectadas a letrinas comunitarias y privadas, como las de los centuriones en Abbey Green. (nota 24) Algunos edificios fueron de piedra y hormigón desde el principio, entre ellos el edificio de baños y el complejo de ocio junto al vía praetoria (Bridge Street), cuyas funciones y estatus exigían un edificio alto y estructuralmente complejo. Su sofisticación técnica era comparable a la de edificios similares en el corazón del Imperio Romano. Mientras continuaba la construcción, y al menos hasta que el trabajo en el depósito estuviera muy avanzado, los legionarios probablemente vivían en campamentos de construcción temporales cercanos. (Nota 25) Junto con los anexos para trenes de equipajes y otros equipos excedentes, parecen haber estado principalmente al este del depósito. (nota 26)

Fuera de las murallas, el ejército probablemente dio prioridad a la construcción de instalaciones portuarias, un patio de armas, un puente (presumiblemente al principio enteramente de madera) y varios establecimientos oficiales como baños extramuros, (nota 27) casas de postes, (nota 28) y el anfiteatro. El anfiteatro se usó para celebrar las muchas fiestas religiosas en el calendario de la legión, entrenamiento con armas, ejercicios, desfiles y manifestaciones militares y, lo más importante, megafonía. También fue diseñado para el entretenimiento, inicialmente en gran parte para los soldados, aunque el cavea (zona de asientos para espectadores) de la estructura de madera original parece haber sido demasiado pequeña para una legión completa de C. 5.500 hombres. (nota 29)

Atraídos a Chester por la posibilidad de ganarse la vida gracias a la gran cantidad de legionarios bien pagados, se encontraban los miembros de las tribus locales, comerciantes de todo tipo de cerca y de lejos, un ejército de sirvientes y trabajadores (tanto esclavos como libres) y funcionarios empleados para dirigir el casas de postas extramuros, instalaciones portuarias y otros establecimientos oficiales. También había soldados retirados, algunos probablemente de Wroxeter, que preferían vivir cerca de sus antiguos compañeros de armas en un estilo de vida que conservaba un sabor militar. (nota 30) Muchos tenían esposas y familias. Por lo tanto, con bastante rapidez, un asentamiento considerable, conocido como el Canabae, (nota 31) creció fuera de los muros de la fortaleza. Permaneció bajo supervisión militar directa, a diferencia del cercano asentamiento civil independiente y muy grande de Heronbridge. (nota 32)

A principios de los 80, parte de la Segunda Legión se envió a la frontera del Rin. Aunque probablemente no hubo nada nuevo en el envío de destacamentos a otras partes del Imperio mientras el cuerpo principal de la legión permanecía en Gran Bretaña, poco después, a finales de los 80, la fuerza de combate restante de la legión fue enviada al Danubio. (Nota 33) Colocada como estaba en reserva en Chester, bastante al sur de la zona fronteriza, la Segunda era la legión que podía salvarse más fácilmente. Su eliminación parece haber estado relacionada con el abandono gradual de las recientes conquistas en Escocia. (nota 34)

A pesar de la retirada de la fuerza de combate de la legión, es poco probable que el ejército abandonara por completo el depósito, que probablemente permaneció durante un tiempo nominalmente bajo el mando de la legión, reteniendo muchos de sus edificios vacíos por motivos de cuidado y mantenimiento. Los soldados que se quedaron atrás eran presumiblemente no combatientes involucrados en las tareas administrativas y de otro tipo de la vida del depósito militar. La formación de los reclutas probablemente continuó sin cambios. (nota 35)

Los primeros años de la vigésima legión, 90-122

Por C. En el 90, la Segunda Legión ya no necesitaba su base en Chester y el futuro del depósito tenía que decidirse. Rápidamente se comprendió que, dado que gran parte de Brigantia estaba controlada por el ejército y Gales había sido subyugada, Chester estaba mejor ubicado que Wroxeter, que efectivamente no tenía salida al mar. En consecuencia, el depósito legionario en Wroxeter fue abandonado C. 90, y la Vigésima Legión, Valeria Victrix, se estableció en cambio en Chester, posiblemente después de una corta estancia en Gloucester. (nota 36)

El vigésimo había estado en Gran Bretaña desde la invasión claudiana en 43, (nota 37) y había servido en Brigantia y Escocia. (nota 38) La legión, que durante sus primeros años en Chester todavía estaba reclutando en gran medida en España, el norte de Italia, el Adriático y el sur de Francia, (nota 39) se hizo cargo de un depósito en Chester en pleno funcionamiento, y el La rutina diaria de entrenamiento y reparaciones claramente continuó. Muchos de los edificios tenían casi veinte años y requirieron mucho reemplazo de vigas podridas. Es posible que las defensas también hayan sido renovadas (nota 40) y se realizaron pequeñas modificaciones internas en muchos edificios, en particular en las dependencias de los oficiales. C. 100. (nota 41) Algunos edificios fueron completamente reconstruidos. En Abbey Green, por ejemplo, se insertó una nueva alcantarilla de alcantarillado principal revestida de madera junto al vía sagularis (la carretera que rodea el depósito dentro de las defensas) y nuevas cocinas con entramado de madera y cabañas comedor se insertaron a lo largo de las murallas. (nota 42) En el Canabae algunos edificios oficiales todavía estaban siendo completamente renovados en madera a principios del siglo II. (nota 43)

Poco después de la llegada de la Vigésima Legión, sin embargo, se decidió, aparentemente, reconstruir todo el depósito en piedra. En la vecindad inmediata había un suministro ilimitado de arenisca de construcción y se abrieron canteras a ambos lados del Dee (nota 44), pero la razón principal de una empresa tan importante puede haber sido la decisión de hacer permanente la base de Chester. La construcción sólida en piedra, o la estructura de madera en los umbrales de piedra, era potencialmente mucho más duradera en un clima húmedo que la estructura de madera por sí sola. El alcance de la construcción, los imponentes edificios principales y la sofisticación incluso de los bloques de barracas, cuyas terrazas se apoyaban en columnas de piedra arenisca torneadas, sugieren además que la legión estaba pensando a gran escala de acuerdo con el estado de ánimo general de confianza expresada en la construcción y el diseño en todo el mundo romano de la época. (nota 45)

Dentro del programa de reconstrucción, parece que se ha dado cierta prioridad a las defensas, que pueden haber estado todavía en su forma original, aunque sin duda mucho reparadas y parcheadas durante los 25 años anteriores aproximadamente. (Nota 46) Además del recorte de la zanja, las torres intermedias de madera y la empalizada parecen haber sido desmanteladas, aunque se conservó la muralla revestida de césped. Las puertas probablemente fueron reconstruidas entonces o poco después en piedra en sus sitios originales, y se comenzó a trabajar en un impresionante revestimiento de piedra agregado al frente de la muralla. (nota 47)

La extensión y apariencia de las defensas. C. 100 siguen siendo inciertos. Si, como parece probable, (nota 48) se siguieron trabajando en ellos en el siglo III, las torres de piedra internas colocadas a intervalos regulares alrededor del circuito dan un indicio de su fuerza prevista. Aunque las torres fueron reconstruidas sustancialmente más tarde, probablemente se originaron a finales del siglo I o principios del II, y eran menos y estaban más espaciadas que las de madera originales. Sin embargo, tal vez sea más probable que los muros en construcción C. 100 fueron los que sobrevivieron, aunque con adiciones posteriores, en los lados norte y este en los tiempos modernos, construidos en opus quadratum (grandes bloques de piedra revestidos y cuadrados), ya que hay sorprendentes similitudes con el primer muro de Gloucester y, en menor grado, el muro cortina de piedra en Inchtuthil (Perthshire), ambos construidos aproximadamente al mismo tiempo en lugares asociados con el Vigésima Legión. (nota 49)

La reconstrucción del depósito se llevó a cabo de forma aleatoria en lugar de sistemática, presumiblemente porque las cohortes lograron tasas de progreso muy diferentes. Como anteriormente, los destacamentos habrían estado de servicio en otro lugar y, en su ausencia, es posible que se hubieran realizado pocas obras de construcción en sus partes del depósito. A principios del siglo II, en el área central, al menos un edificio grande y algunos cuarteles fueron reconstruidos en piedra, o con alféizares de piedra, (nota 50) mientras que en las áreas traseras el progreso parece haber sido mucho más lento, solo unas pocas cocinas y habiendo sido terminadas las chozas de comedor cerca de la puerta norte. (nota 51) Curiosamente, la sustitución de algunos de los edificios más grandes parece haberse retrasado. De hecho, el sitio previsto de un edificio importante, tal vez un complejo de tiendas, estaba vacío desde la primera ocupación por la Segunda Legión, siendo utilizado en su lugar para pozos de basura. (nota 52) Los requisitos más esenciales se cumplieron primero, otros edificios recibieron atención más tarde cuando el tiempo y la oportunidad lo permitieron, pero curiosamente el edificio de la sede (principia) puede no haber sido reconstruido en piedra en absoluto en ese momento. (nota 53)

En el Canabae El programa de reconstrucción apenas parece haber comenzado en los años 120. Uno de los primeros edificios extramuros reconstruidos en piedra fue el anfiteatro, cuyas diversas funciones oficiales presumiblemente exigían prioridad. En una escala mucho más grandiosa que su predecesora, con asientos para al menos 7,000 espectadores, más que la fuerza total de la legión, reflejó la expansión de la Canabae y quizás también las necesidades de entretenimiento de una población en aumento, tanto militar como civil. (Nota 54) Un proyecto de construcción tan importante también mostró confianza en el futuro de Chester y su Canabae.

El puente Dee también pudo haber recibido atención a principios del siglo II. En 2000, sus restos, incluidas las bases de los muelles, las piedras macizas y los fragmentos de cornisa, yacían esparcidos por el lecho del río unos metros aguas abajo de su sucesor medieval, evidencia de un puente muy sólido de diseño militar romano, quizás con una superestructura de madera. (nota 55)

En el asentamiento extramuros entre el paseo marítimo y las murallas occidentales, a poca distancia de la puerta occidental, lo que parecen haber sido lujosos y extensos baños de piedra y hormigón también estaban en uso a principios del siglo II. (nota 56)

La 'pausa militar', 122-97

En 122, el emperador Adriano pudo haber visitado Chester en su camino hacia el norte para organizar la construcción de sus grandes obras fronterizas desde Solway Firth hasta Tyne, (nota 57) un proyecto en el que la legión de Chester jugó un papel importante. El trabajo continuó en la frontera durante el resto del reinado de Adriano (117-38) y en el de Antonino Pío (138-61), aún involucrando a hombres del XX, (nota 58) de modo que en Chester la reconstrucción del depósito y su Canabae en piedra tuvo que ser severamente recortado.

En todas las partes del depósito y su asentamiento extramuros hay abundantes pruebas de una interrupción en la construcción entre C. 120 y C. 130. A la izquierda retentura (la parte trasera del depósito) apenas se había completado el trabajo en las defensas y las dos cocinas más cercanas a la puerta norte se habían reconstruido en piedra, cuando se abandonó toda la operación, las cocinas restantes, todos los cuarteles e incluso los desagües principales debajo del vía sagularis se dejaron en su forma original de entramado de madera. (nota 59) A la derecha retentura parece que ninguna de las cocinas había sido reconstruida todavía, mientras que el trabajo en el cuartel acababa de comenzar y al menos una de las casas de los nuevos centuriones estaba abandonada en un estado muy incompleto. (Nota 60) En el centro del depósito, el cuartel de una cohorte, recientemente reconstruido en piedra y reocupado, parece haber sido abandonado, y el trabajo en partes de un edificio muy grande inmediatamente detrás del cuartel general también puede haber sido interrumpido. (nota 61) En el Canabae justo afuera de la puerta sur, un segundo intento de reconstruir una casa de postas en piedra fue abandonado incompleto por C. 130, (nota 62) y otros establecimientos oficiales pueden haber sido afectados de manera similar por las preocupaciones de la legión en otros lugares. También hay evidencia circunstancial de que el anfiteatro puede haber caído en descuido antes C. 150. (nota 63)

Los acontecimientos en el norte de Gran Bretaña durante el reinado de Antonino Pío continuaron frustrando la reconstrucción de Chester. En particular, el trabajo se retrasó por la prolongada participación de la Vigésima Legión en una nueva campaña en Escocia y en la construcción del Muro Antonino. (Nota 64) Legionarios de Chester tripulaban algunos de los fuertes del norte y al menos un centurión del XX comandaba un regimiento auxiliar en la frontera. (Nota 65) Otros problemas en el norte en los años 150 y 160 y la retirada de tropas de Gran Bretaña para fortalecer los ejércitos imperiales en otros lugares probablemente también afectaron a Chester. (Nota 66) Ciertamente, se empleó un destacamento de la legión en la construcción en Corbridge (Northumb.), (Nota 67) y el despliegue en las provincias del Danubio se sugiere por el hecho de que algunos de los 5.500 jinetes iazygianos reclutados para Gran Bretaña en el 170 llegaron a Chester, donde al menos uno fue conmemorado por una lápida redescubierta en 1890. (Nota 68) Un destacamento de la legión estaba en Armórica durante el reinado de Cómodo (180-92), (Nota 69) y El XX también pudo haber contribuido a la fuerza simbólica enviada a Roma para reunirse con el emperador en 185. Sin duda, la legión también estuvo involucrada, junto con el resto del ejército británico provincial, en las luchas de sucesión después del asesinato de Cómodo en 192, en apoyo de el candidato británico a la púrpura, Clodius Albinus, derrotado en 197 con grandes pérdidas entre las legiones de Gran Bretaña. (nota 70)

Tales compromisos significaron que la base de la legión en Chester estuvo destruida durante la mayor parte del siglo II. El cuartel de la izquierda retentura parecen haber caído en una condición semi-abandonada, y al menos algunos fueron utilizados para la eliminación de basura. (nota 71) A la derecha retentura el sitio de la casa de un centurión abandonado incompleto por C. 130 también se utilizó como vertedero durante al menos varias décadas. (nota 72) Un gran edificio directamente detrás del cuartel general tenía basura apilada en una esquina de C. 130 hasta tan tarde como C. 240, (nota 73), aunque es posible que otras partes hayan permanecido en uso. En otra parte del retentura se utilizó un sitio abierto muy grande para el vertido de desperdicios y desechos de trabajo de metales. (nota 74) Un edificio elíptico aparentemente único también parece haber sido abandonado incompleto y utilizado como vertedero hasta que C. 230. (nota 75)

El área que albergaba a la primera cohorte sufrió un abandono similar. (nota 76) Tres cuarteles en Crook Street y Goss Street tenían actividad de construcción a principios del siglo II, una acumulación de basura más tarde en el siglo y un edificio renovado a principios del III. Uno se utilizó para trabajar metales y otro para un horno u horno. Mientras tanto, las tiendas u oficinas adyacentes a la sede se convirtieron en letrinas improvisadas. En el asentamiento extramuros, el sitio de la casa de postas al sur del depósito se utilizó como vertedero de basura, y en el período C. 130 hasta C. 180. (nota 77) En partes del anfiteatro también se acumulaba basura. (nota 78) Otros sitios del Canabae, sin embargo, parece haber experimentado una expansión y mejora gradual a principios del siglo II (nota 79) y tal vez solo se derrumbaron los edificios oficiales.

Cambios en el carácter de la ocupación después C. 130 puede explicarse por una intención, quizás implícita en una inscripción incompleta que se encontró reutilizada detrás del cuartel general, de desmilitarizar el sitio y establecer un asentamiento civil independiente. (nota 80) Sin embargo, al menos un oficial superior de la legión estuvo presente en Chester en 154, (nota 81) y la caballería sármata estuvo estacionada allí después C. 175, (nota 82) indicios de que el sitio permanecía bajo control militar. La guarnición puede haber sido pequeña a lo largo del siglo II y principios del III, partes del depósito de hecho fueron abandonadas como alojamiento para las tropas, por otro lado, los extensos depósitos de escombros de metalurgia en las partes centrales del depósito, en al menos un caso asociado con un edificio reconvertido a talleres, implican un uso intensivo. (Nota 83) La explicación más probable es que Chester se mantuvo como un establecimiento de trabajo de retaguardia, bajo el mando de un oficial superior, en el que se reparaba y fabricaba equipo para el ejército romano en el norte.

La dinastía severa y después, 197-250

En 197, el emperador Septimio Severo envió un nuevo gobernador, Virio Lupus, para restaurar el orden en Gran Bretaña, y unos años más tarde él mismo hizo campaña allí. Sin duda, la Vigésima Legión, recuperada después de 197, participó en sus campañas en Escocia. Severus murió en York en 211 y poco después sus hijos Caracalla y Geta se retiraron de Gran Bretaña. (nota 84) La intervención de Severus provocó una gran actividad de construcción en Chester, y en aproximadamente una generación cada parte del depósito parece haber sido renovada sistemáticamente. (nota 85) Las obras incluyeron la finalización de los edificios proyectados un siglo antes, más claramente el edificio elíptico, un edificio al norte con un recinto amurallado y posiblemente incluso la sede. En el Canabae También se llevaron a cabo importantes obras de reconstrucción y restauración. Como resultado, el comienzo del siglo III bien podría denominarse el apogeo de Deva. (Nota 86) El estímulo puede haber sido el apoyo de la dinastía Severa al ejército, junto con reformas diseñadas para hacer la vida militar más agradable para los reclutas. (Nota 87) Los familiares a cargo de los soldados, por ejemplo, pueden haber tenido acceso a edificios como los baños, que anteriormente habían sido exclusivamente para uso militar. (Nota 88) Sin embargo, el trabajo en algunos sitios, incluido el edificio elíptico, continuó hasta finales del siglo III. (nota 89)

El programa incluía al menos la reparación de las defensas y quizás incluso la finalización del muro cortina. (Nota 90) Muchos de los bloques de barracones parecen haber sido completamente reconstruidos, con frecuencia sobre nuevos cimientos, a veces ellos mismos colocados en medio de escombros anteriores. En particular, la sede y otros edificios importantes a su alrededor, tal vez incluida la casa del comandante (pretorio) al este, fueron reconstruidas sistemáticamente. (nota 91)

Hombres de la Vigésima Legión participaron en el trabajo, (nota 92) y la legión presumiblemente todavía proporcionaba gran parte de la guarnición. In the early 3rd century there is also evidence for the presence of men of the Second (Augusta) Legion, (fn. 93) and Chester may thus have housed a mixed garrison, like those stationed elsewhere in Britain, which included detachments of both those legions brigaded together with auxiliaries. (fn. 94) At the same time the changes introduced or encouraged by the Antonine constitution in the early 3rd century probably blurred the divisions between military and civilian. (fn. 95)

The end of roman military occupation, 250-400

A unit called the Twentieth Legion was still at Chester in the middle of the 3rd century, (fn. 96) but it is not clear whether it comprised the fighting troops or merely the men maintaining the depot. Nevertheless the use of the legion's title implies some continuity in organization and structure, however superficial. As earlier, detachments were still active elsewhere both in northern Britain (fn. 97) and shortly after C. 250 on the Rhine and Danube. (fn. 98) Men of the legion were present on Hadrian's Wall in the 260s, (fn. 99) and the Twentieth, with its traditional style Valeria Victrix, was in the army of the usurper Carausius in the late 3rd century. (fn. 100) Furthermore, if the presence of Carausius's coinage in Chester derives from regular payments to his troops, then presumably elements of the legion were still at their old depot too. Thereafter, however, it is not clear what troops were stationed at Chester: the depot was certainly occupied, but not necessarily only by soldiers.

Detachments of the military units based at Chester (by then not necessarily a legion in the traditional sense) would presumably have been used in Constantius Chlorus's campaigns in the North against the Picts in 306. (fn. 101) It used to be thought that many of the barracks had been systematically dismantled by that date, (fn. 102) but by the 1990s it was apparent that all parts of the depot, not least the barrack blocks, continued to be occupied. The internal alterations to buildings and reroofing carried out in the early 4th century may have been merely routine repairs, but they imply continued widespread use, and at least some are likely to have been undertaken to house soldiers living with their families. (fn. 103)

Intensive occupation continued both within and outside the walls until the later 4th century, (fn. 104) though the status of the occupants and the position of Chester within the reorganized military structure of Britain are obscure. (fn. 105) Soldiers based at Chester were still being paid in coins from the imperial mints until, but not during, the time of Magnus Maximus (383- 8), (fn. 106) who perhaps removed the remaining regular troops from Chester when he invaded Gaul in 383. (fn. 107) The Notitia Dignitatum, a list of officials probably compiled C. 400, mentioned neither troops at Chester nor the Twentieth Legion elsewhere in Britain. The archaeological evidence available in 1996 was insufficiently clear to support definite conclusions, but probably a substantially civilian population continued to use the old legionary defences for security from raiders in the Irish Sea. (fn. 108)


Chester Roman Amphitheatre

Chester Roman Amphitheatre was built in the late first century AD, when many such buildings were being constructed throughout the Roman Empire. It lay just outside the south-east corner of the Roman legionary fortress, and was probably used both for entertainments and for practising troop manoeuvres and weapon training.

Only about two-fifths of the oval amphitheatre is visible the rest lies unexcavated behind the brick wall. In the excavated part, two entrances have been exposed: the larger lies on the long axis to the north, while the smaller lies on the short axis to the east. Lining the arena is the original stone wall, although, owing to later removal, some sections are missing and there is modern concrete backing.

Excavations in the 1960s suggested that the building was originally constructed entirely of wood, but further archaeological investigation in 2001 cast doubt on this theory. The stone structure seen today had an outer wall 9 feet (2.7 metres) thick, marked out by concrete slabs set in the grass. Inside it ran a corridor linking the entrances that led to stairways taking the spectators up into the seating area.

There are many shops, food outlets and facilities nearby in the city centre, and the grounds of the amphitheatre are a great spot for a picnic.


A Global History in One City

Modern, thriving and quirky, the bustling 21st-century Chester we see today has been built around history. The city's ancient cathedral, medieval walls, Roman amphitheatre and gardens, and the 13th-century Rows, all keep us in touch with Chester’s compelling and important past.

In the Department of History and Archaeology at the University of Chester, the study of the past ranges over nearly twenty thousand years from the hunter-gatherers living in Europe at the end of the last Ice Age through to the fall of Rome and Cold War America. Members of the Department are experts on a wide range of topics and periods, covering early and later prehistory, the Romans, Saxons and Vikings, the Crusades, the Consumer Revolution, the English Civil War, the Holocaust, Genocide, and minorities and migration in the nineteenth and twentieth centuries. It is a truly global mix of specialisms.

During the COVID-19 lockdown, the Department’s historians and archaeologists set themselves the challenge of rooting their own research in the city of Chester itself, to demonstrate how the local history of Chester is undeniably part of a rich and dynamic global history.


Facts about Roman Chester 3: peripheral settlements

Roman Chester was surrounded with some peripheral settlements such as Minerva Shrine, Handbridge and Boughton. The latter one was the water supply of garrison. The site of the sandstone quarry was the Boughton.

Facts about Roman Chester 4: the elements

Roman Chester had a number of elements such as military baths, elliptical building, headquarters, granaries, and barracks. It probably would be used as the headquarters of the Britain’s governor.


Construcción

Excavations from 2000 onwards revealed that the first amphitheatre built on the site was made from wood, which was then replaced with a stone structure.

The site is positioned to the southeast of a Roman Fort, Originally there were four entrances to the arena placed at the four compass points. Two of the entrances are still visible today, and have sloping floors indicating that the amphitheatre arena was built three feet below ground level. The north entrance contained stairs that led up to a room specifically for the officials who managed the ampitheatre.

The main arena was surrounded by a 40-foot-high stone ellipse wall, 320 feet long. The arena could hold about 8,000 spectators, and around it was a series of buildings that included dungeons, stables and food stalls.

To the left of the northern section of the arena was a small door that led to a room with an altar dedicated to the goddess Nemesis. She was believed to control the fate of the gladiators.

Due to the large size of the amphitheatre, historians have speculated that the Roman’s had planned to make Chester the capital of their empire in Britain after they had captured Ireland, but they failed to so.

To get a sense of how the amphitheatre looked in Roman Times, there is a model of the amphitheatre in Chester’s Grosvenor Museum.


The future

There is still a lot of interest in excavating the remaining sections of the amphitheatre. Dee House is still standing and many people want to demolish it to allow more extensive excavations of the site. The supporters of the demolition argue that the Roman amphitheatre is so important that it should take precedence over conserving Dee House.

In the past few years, there have been several proposals for developing the amphitheatre site. Some proposals reference the Viking Centre in York, which attracts large numbers of visitors eager to experience a taste of Viking life. A proposal for a similar visitor experience plans on restoring Dee House, making it a high-tech visitor centre. This would also generate income for the project.


Roman Chester

Known to the Romans by the name of Castra Deva, meaning "the military camp on the River Dee", Chester began life as a fort occupied by the 20th Legion (Valeria Victrix). The original fort on the River Dee was probably established during the early campaigns of governor Publius Ostorius Scapula against the Deceangi in north-east Wales sometime around AD47/48, during the Roman advance northwards. For more than three centuries Chester was one of the most important military bases in the Roman Empire.

The fortress defences originally began as a ditch, known as a fossa, and an embankment, or an agger, with a wooden palisade for defence. These wooden defences were eventually replaced by a solid stone wall and towers. On the 25th of May 1748 an inscribed Roman stone was discovered to the east of Newgate Street referring to the construction of part of the wall. The stone is now on display in the Grosvenor Museum , its inscription is translated from the Latin as "The century of Ocratius Maximus, in the first cohort of the legion, built this piece of wall".

The fortress took the shape of a playing card, (the usual Roman plan), rectangular with rounded corners, with defensive angle towers and interval towers, the remains of one of these angle towers can still be seen today by Newgate at the city walls.

The fortress of Castra Deva was the largest in Britain, covering sixty acres and had four entrances, one at each side. The main road ran east to west and was known to the Romans as the 'via principalis', this became the modern Eastgate. The fort's east entrance has a double archway with a statue of the god Mars in the middle. (A Roman arch was discovered during the demolition of the old Eastgate in 1767). The Roman grid of streets centered on the spot where the Chester Cross is now situated.

The principia, or headquarters building, was the most important and impressive building within the fortress. A large courtyard was was surrounded by offices and stores. Behind the courtyard stood a great hall which was known as the basilica. A civilian settlement gradually grew up around the fort, probably originating from trade with the fortress. The fortress was garrisoned by the legion until at least the late fourth century. Although the army had abandoned the fortress by 410 when the Romans retreated from Britain, the Romano-British civilian settlement continued.

Roman tombstones found in Chester, now in the Grosvenor Museum

An amphitheatre was built just outside the south east corner of the fort in the late 70s, this simple first structure was soon replaced. The second amphitheatre fell into disuse and in around 275, was again rebuilt. The new structure consisted of a 40 feet (12 metres) high stone ellipse, 320 feet (98 metres) along the major axis by 286 feet (87 metres) along the minor. The major axis lines up approximately along the north-south line, and exits are placed at all four points of the compass. The amphitheatre could easily seat 8,000 people, and around it, a sprawling complex of dungeons, stables and food stands were built to support the contests, while a shrine to Nemesis, goddess of retribution, was built at the north entrance to the arena.

The Ampitheatre from the West

Over the proceeding centuries, the ampitheatre became derelict and its exact position lost as buildings grew up on the site, although it was known that an ampitheatre had existed at Chester. The remains were discovered in June 1929 by W J Walrus Williams (1875-1971), an amateur archaeologist. Williams was examining a pit dug in the grounds of the Ursuline Convent for the installation of a heating system , when he noticed large pieces of masonry, which he assumed to be the remains of the amphitheatre which was known to have existed at Chester. Later excavations confirmed Williams' theory. Excavation of the Roman Amphitheatre began in 1939 but was halted at the outbreak of the Second World War. following the war, excavation did not resume until 1957 but even then could not be finished as the Victorian Dee house was still being used. The house was demolished in June 1958 and excavation of the site commenced in 1960, the Chester Amphitheatre was eventually opened to the public in August 1972.

Replica of the Shrine to Nemesis at the Ampitheatre

In the early second century, a shrine to the goddess Minerva was set up in what is now known as Edgars Field by the River Dee. The shrine is carved into the face of a sandstone outcrop towards the middle of the field. It is the only monument of its kind in Western Europe that remains in its original location. It is protected by a 19th-century stone surround with a hood and it was refurbished in the late 20th century. The carving has weathered over the centuries and has also been damaged by human activity. Next to the shrine is an opening into the rock face which is possibly a natural fissure, known as Edgar's Cave. The carving has weathered over the centuries, so much so that the figure of the goddess is now only a faint outline. Minerva has an owl above her right shoulder and grasps a spear. The shrine measures 4 feet 9 inches tall and 2 feet 6 inches wide. In Roman times offerings were given in this cave for safe passage across the River Dee.

Minerva's Shrine

A Roman hypocaust, or underfloor heating system, which was recovered from the legionary baths in Bridge Street is displayed at the Roman Gardens near the ampitheatre. The imposing columns in the gardens were taken from the exercise hall of the Roman bathhouse and originally stood six feet tall to support the stonework. A mosaic can also be seen in the gardens. The gardens were established in 1949 by Graham Webster, then curator of the Grosvenor Museum, and Charles Greenwood, the City Engineer, to display the building fragments from the Roman legionary fortress of Deva and artifacts found throughout the city. The project formed part of Chester's contribution to the 1951 Festival of Britain.

Hypocaust, or Roman heating system, displayed in the Roman Gardens

A preserved Roman Strong Room, situated at the back of the Dublin Packet Public house in Hamilton Place off Northgate Street, may be viewed through glass windows. The 'aerarium' as it would have been known to the Romans was a secure storage area for the army pay chests. It was located under the floor and was cut into the natural sandstone bedrock for security.


Ver el vídeo: Chester 6 (Diciembre 2021).