La historia

Intervención aliada en Rusia

Intervención aliada en Rusia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En noviembre de 1917, los bolcheviques tomaron el poder en Rusia y rápidamente comenzaron los esfuerzos para retirarse de la participación en la Primera Guerra Mundial. El Tratado de Brest-Litovsk se firmó en marzo del año siguiente. Los soldados alemanes que luchaban en el este fueron posteriormente transferidos al frente occidental y contribuyeron a la ofensiva de primavera inicialmente exitosa en 1918.Incluso antes de que se firmara la paz separada, los esfuerzos aliados para intervenir en Rusia estaban en marcha. Las razones de la intervención incluyeron:

  • Negación de material de guerra y puertos a los alemanes. Los comandantes aliados temían que las fuerzas alemanas se apoderaran de vastas reservas de material de guerra en Rusia después de que los soldados rusos hubieran depuesto las armas. Otras potencias aliadas esperaban tomar importantes ciudades portuarias rusas y negárselas a los alemanes.
  • Rescate de los checos. Un ejército checo de 40.000 hombres había estado luchando en Rusia contra los alemanes y austríacos. Después de Brest-Litovsk, se consideró que los checos estaban en peligro y su rescate fue una de las racionalizaciones aliadas más frecuentes para la intervención.
  • Miedo al comunismo. Los gobiernos aliados estaban angustiados por el triunfo de los bolcheviques en Rusia, temiendo que la revolución pudiera extenderse a Europa Occidental y más allá. Algunos aliados abogaron por extender la asistencia militar a los ejércitos blancos, los oponentes de los rojos (comunistas).
  • Reapertura del Frente Oriental. Algunos líderes aliados abrigaban la creencia de que la derrota de los bolcheviques reactivaría el esfuerzo bélico en Rusia y volvería a poner a Alemania en la precaria posición de tener que librar una guerra en dos frentes. En verdad, pocos rusos de cualquier tipo político deseaban retomar su participación en el conflicto.

La intervención aliada llegó en una variedad de formas y en diferentes momentos. En septiembre de 1917, el asediado gobierno provisional de Kerensky solicitó la ayuda de Estados Unidos para mantener el control del Ferrocarril Transiberiano; 280 expertos estadounidenses en transporte recibieron comisiones militares y fueron enviados a Rusia. Las fuerzas japonesas se trasladaron a Vladivostok en diciembre después de la caída de Kerensky. Los soldados franceses hicieron una breve aparición en Ucrania en una confusa lucha entre comunistas, blancos y nacionalistas ucranianos. Los británicos concentraron sus esfuerzos en el norte en Arkhangelsk (Arcángel) y Murmansk, pero abandonaron la empresa en el otoño de 1919. Las fuerzas estadounidenses regulares bajo el mando del general William S. Graves hicieron acto de presencia en agosto de 1918 con un segmento de la mando enviado a Arkhangelsk y Murmansk, y el otro a Vladivostok. La dirección estadounidense se había mostrado reacia a involucrarse en esta empresa, pero los británicos insistieron en que esperaran que se pudiera aflojar el control de los bolcheviques. Estados Unidos también estaba motivado por su creciente rivalidad con Japón, que había enviado a más de 70.000 soldados a Rusia; la fuerza estadounidense sería de unos 9.000. Graves tuvo éxito con su misión principal de ayudar a los checos, pero la relación con los otros aliados era difícil. Los británicos presionaron mucho para que se interviniera directamente en nombre de los blancos contra los bolcheviques. El gobierno japonés se sintió cada vez más descontento con Woodrow Wilson, quien inicialmente había indicado su voluntad de apoyar una petición japonesa de una declaración sobre la igualdad racial en el Pacto de la Liga de Naciones. Los británicos se opusieron a tal declaración, temiendo que un respaldo a la igualdad pudiera significar problemas para su imperio mundial. Al final, Wilson cedió a la presión británica y retiró su apoyo, lo que ofendió profundamente a los japoneses. Las fuerzas estadounidenses en Rusia no se retiraron por completo hasta abril de 1920. Los soldados japoneses, que sufrieron grandes pérdidas en Rusia, permanecieron hasta octubre de 1922; algunos líderes políticos y militares japoneses habían presionado para la anexión total de Siberia, pero fueron rechazados. La aventura estadounidense en Rusia no pasó desapercibida en casa. Los periódicos cuestionaron abiertamente la empresa, preguntándose por qué los soldados deberían estar luchando en una guerra extranjera mucho después de la firma del armisticio. Wilson se mantuvo firme en su negativa a extender el reconocimiento diplomático al nuevo gobierno soviético, pero presionó a Gran Bretaña y Francia para que renunciaran a su intervencionista. incursiones en Rusia. En la Conferencia de Paz de París, los problemas rusos y el statu quo en el Pacífico fueron ignorados en gran medida.


Consulte Wilson y Foreign Affairs y Cronología de la Primera Guerra Mundial.


Investigación crítica

Muchos estadounidenses se sorprenderían al saber que Estados Unidos, junto con Gran Bretaña, Francia y Japón, libraron una campaña en Rusia justo después de la Gran Guerra (Primera Guerra Mundial). El objetivo principal de esta acción fue el restablecimiento de un Frente Oriental tras el colapso del gobierno ruso durante la revolución bolchevique de 1917, pero el miedo aliado a las ambiciones comunistas en otros países también influyó en la intervención, como se verá a continuación. La campaña en general se denominó Expedición del oso polar, pero también era conocido como el Expedición del norte de Rusia, los Fuerza Expedicionaria Estadounidense de Rusia del Norte - ANREF o la Fuerza Expedicionaria Estadounidense del Norte de Rusia - AEFNR.

Estos esfuerzos no se mencionan en la mayoría de los cursos de investigación de historia, y pocos textos siquiera mencionan que las tropas estadounidenses (o las de cualquier otra nación) lucharon contra los bolcheviques durante este período. La presencia de unidades del Ejército de Estados Unidos de Michigan en Vladivostok, Archangel y otros lugares rusos rara vez se observa, aunque la Universidad de Michigan mantiene un archivo de fotografías y otras pruebas primarias relacionadas con el período.

De la colección de Louis E. Schicker en los archivos del oso polar de la Universidad de Michigan

Se enviaron tropas a Rusia cerca del final de la Primera Guerra Mundial por varias razones, todas relacionadas con la inestabilidad del gobierno ruso. Primero, la desastrosa derrota del ejército ruso a manos de los alemanes resultó en la abdicación del zar Nicolás II. Inicialmente, su gobierno fue reemplazado por una administración democrática provisional (el único régimen democrático que ha existido en Rusia) bajo el liderazgo de Alexander Kerensky. Este cambio en la estructura del gobierno hizo que el presidente Woodrow Wilson cambiara de opinión sobre la participación en la guerra. Inicialmente se había negado a comprometer a Estados Unidos en una alianza con el despótico gobierno zarista. Por lo tanto, las tropas estadounidenses se reunieron para la acción en el frente occidental.

Sin embargo, en octubre de 1917, la revolución bolchevique reemplazó al gobierno de Kerensky con el gobierno comunista bajo Lenin, Trotsky y Stalin. Esto resultó en la retirada de las tropas rusas del frente oriental cuando el nuevo gobierno negoció una paz separada con Alemania bajo el Tratado de Brest-Litovsk. La pérdida del Frente Oriental ejerció una presión adicional sobre las tropas aliadas de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y otros países que luchan en el Frente Occidental. Los alemanes pudieron trasladar tropas desde las fronteras orientales a los campos de batalla franceses, fortaleciendo así su posición.

El cambio de gobierno también dejó en riesgo grandes cantidades de material militar y armamento proporcionado por Gran Bretaña al gobierno de Kerensky. Existía la preocupación de que estos suministros fueran capturados por los alemanes o (peor) los bolcheviques. Esto era inaceptable, tanto desde el punto de vista militar como económico.

También existía la preocupación de que los armamentos pudieran usarse contra otras potencias europeas una vez que el gobierno comunista recién establecido aumentara el poder del recién creado Ejército Rojo. Las naciones occidentales temían mucho al marxismo, que enseñaba que las potencias industriales eventualmente serían derrocadas en "revoluciones populares" cuando el "proletariado" ocupara el lugar que les correspondía. La idea de un estado comunista fuertemente armado era, como resultado, extremadamente desagradable para la mayoría de los gobiernos occidentales.

Se estima que los diversos Aliados enviaron la siguiente fuerza de tropas a la campaña rusa (de Wikipedia):

  • 50.000 checoslovacos [4] (a lo largo del ferrocarril Transiberiano)
  • 28.000 japoneses (luego aumentaron a 70.000 [5], todos en la región de Vladivostok)
  • 24.000 griegos (en Crimea y Ucrania)
  • 13.000 estadounidenses (en las regiones de Arkhangelsk y Vladivostok)
  • 12.000 polacos (principalmente en Crimea y Ucrania)
  • 4000 canadienses (en las regiones de Arkhangelsk y Vladivostok)
  • 4000 serbios (en las regiones de Arkhangelsk y Vladivostok)
  • 4000 rumanos (en la región de Arkhangelsk)
  • 2.000 italianos (en las regiones de Arkhangelsk y Vladivostok)
  • 1600 británicos (en las regiones de Arkhangelsk y Vladivostok)
  • 760 franceses (principalmente en las regiones de Arkhangelsk y Vladivostok

Obviamente, los británicos y franceses estaban desesperadamente escasos de tropas debido a los compromisos en el frente occidental. Por lo tanto, su contribución a la campaña del Este fue muy pequeña en términos de personal. Las tropas estadounidenses se desplegaron en Archangel (Arkangelsk), Murmansk y Vladivostok. Muchas de estas tropas eran de unidades organizadas en Michigan, incluida la 339 ° Infantería, 310 ° Ingenieros, 337 ° Hospital de Campo y 337 ° Compañía de Ambulancias. Este grupo adoptó más tarde el nombre de "La expedición del oso polar" y los miembros se refirieron a sí mismos como osos polares.

Tropas estadounidenses que llegan a Vladivostok

La participación de Estados Unidos en esta expedición mal concebida fue breve. Una vez que se firmó el Armisticio el 11 de noviembre de 1918, el gobierno de Wilson comenzó a recibir cartas y peticiones para traer las tropas a casa desde Siberia y otras regiones en las que estaban desplegadas. La mayoría se retiraron de Rusia a mediados de 1919, habiendo perdido varios cientos de hombres en el combate y por enfermedades (incluida la gripe española).

Video de YouTube que muestra a los soldados estadounidenses del 339 en Rusia alrededor de 1918.

Consecuencias

La incursión aliada en general no logró nada significativo en términos de relaciones exteriores o éxito militar. Las pequeñas fuerzas desplegadas en Rusia no pudieron romper el poder del Ejército Rojo y simplemente vieron cómo el Ejército Blanco (compuesto por rusos anticomunistas) fue destruido lentamente. Peor aún, se dice que los aliados hicieron y luego rompieron numerosas promesas de asistencia adicional hechas al almirante Kolchak, el líder de un "gobierno en el exilio" establecido en Omsk después de la revolución bolchevique. John Ward, quien lidera la fuerza británica conocida como & quotDie-Hards & quot, afirma que

Es cierto que el almirante Koltchak nunca habría ido a Siberia, ni se habría convertido en el jefe del movimiento constitucional y del gobierno de Rusia, si los aliados no lo hubieran aconsejado e incluso instado a hacerlo. Recibió las promesas más categóricas de apoyo incondicional y el reconocimiento temprano de los Aliados antes de aceptar asumir el peligroso deber de jefe del gobierno de Omsk. Si estos impulsos y promesas se hubieran cumplido a regañadientes, una Asamblea Constituyente estaría ahora sentada en Moscú trabajando en los detalles de una Constitución Federal para una poderosa República de Rusia o un sistema parlamentario similar al nuestro. (Ward, 1920)

Habiendo acordado ayudar a Kolchak y los anticomunistas, los aliados aparentemente trabajaron en desacuerdo entre sí en lugar de formar un frente unido detrás de su gobierno. Los británicos y los japoneses temían rabiosamente al comunismo en su conjunto. Los primeros eran conscientes de la predicción de Marx de que el comunismo se establecería primero en Inglaterra y Francia (las naciones más industrializadas cuando escribió El Manifiesto Comunista), mientras que los segundos temían al comunismo como una amenaza para la monarquía.

[. ] La ayuda [de los Aliados] tomó la forma de una obstrucción voluntaria y positiva. Los japoneses, al reforzar a Semianoff y Kalmakoff, y los estadounidenses, al proteger y organizar a los enemigos, hicieron prácticamente imposible que el gobierno de Omsk mantuviera su autoridad o existencia. Lo máximo que se podía esperar era que ambos vieran el peligro de su política a tiempo para evitar el desastre. Uno se fue el otro cuando los males creados se escaparon de nuestro control. Koltchak no ha sido destruido tanto por los actos de sus enemigos como por la estupidez y negligencia de sus amigos aliados. (Ward, 1920)

También se puede argumentar que esta incursión en la incipiente Unión Soviética (entonces llamada República Socialista Federativa Soviética de Rusia) por parte de las fuerzas aliadas preparó el escenario para el posterior temor soviético de un ataque desde Occidente. Ciertamente, la intervención de tropas extranjeras y su acción contra el nuevo régimen comunista fue una útil herramienta de propaganda. Podría usarse para justificar el miedo a los estados capitalistas, la posterior creación del bloque soviético de Europa del Este (como un amortiguador contra la invasión) e incluso el exterminio de los soldados soviéticos que entraron en contacto con gobiernos y agencias militares no soviéticos.

Como suele ocurrir, una decisión de política exterior a corto plazo mal pensada tuvo serias ramificaciones en las próximas décadas. ¿Es de extrañar que este incidente ni siquiera se discuta en las clases de historia de Estados Unidos?

Referencias

  • Con el & quotDie-Hards & quot en Siberia Ward, Col. John 1920. Disponible en línea en Project Gutenberg
  • Las colecciones digitales de osos polares en línea de la Biblioteca histórica Bently en la Univ. de la entrada de Michigan en Wikipedia
  • Artículo sobre la intervención aliada en la guerra civil rusa en Wikipedia
  • Foglesong, Guerra secreta de David S. America contra el bolchevismo. Prensa de la Universidad de Carolina del Norte, 1995

Nota: Toda la información contenida en estas páginas es & copy 2008 Richard E. Joltes. Se pueden usar extractos cuando se dé el crédito adecuado y el permiso se obtiene por adelantado. Reservados todos los derechos.


cortar el texto hoja 48-49, 86-87, 142-143, 160-161, 192-193 cerca de la cuneta (texto del mapa)
hoja de texto ligeramente cortada 120-121 cerca de la cuneta

Elemento de acceso restringido verdadero Fecha agregada 2020-02-28 11:02:10 Boxid IA1780308 Cámara USB PTP Class Camera Collection_set printdisabled Identificador externo urn: oclc: registro: 1145786129 Foldoutcount 0 Identifier alliedinterventi0000brad Identifier-ark ark: / 13960 / t21d0j10v Factura 1652 Lccn 68019845 Ocr ABBYY FineReader 11.0 (OCR extendido) Old_pallet IA17205 Openlibrary_edition OL5611974M Openlibrary_carwork_escan_arch_republicar_páginas. 20200228025534 Scanner station45.cebu.archive.org Scanningcenter cebu Scribe3_search_catalog marygrove Scribe3_search_id 31927000077880 Tts_version 3.4-initial-24-g43fd317

El Ártico 1918: Intervención aliada en Rusia

La entrada de Estados Unidos en la guerra no pudo salvar a Rusia, que estaba aislada en gran medida de los otros aliados e incapaz de manejar la tensión de la guerra. A finales de 1917, los bolcheviques comunistas tomaron el poder, formaron una república soviética y firmaron la paz con Alemania al año siguiente. Amenazados por estos eventos, los aliados desembarcaron tropas a lo largo de la costa rusa y apoyaron a las facciones rivales "blancas" en un intento de derrocar al nuevo régimen soviético.

Eventos principales

7-8 de noviembre de 1917 Revolución de Octubre & # 9650

El 7 de noviembre (25 de octubre al estilo antiguo) de 1917, la Guardia Roja bolchevique, dirigida por León Trotsky, organizó una insurrección armada en Petrogrado, capital de la República de Rusia, capturando varios edificios gubernamentales. Al día siguiente tomaron el Palacio de Invierno, sede del gobierno provisional de Alexander Kerensky. Los bolcheviques declararon un nuevo gobierno, el Consejo de Comisarios del Pueblo, con Vladimir Lenin a la cabeza. Simultáneamente y durante los días siguientes, se produjeron otros levantamientos bolcheviques en pueblos y ciudades de Rusia. en wikipedia

3 de marzo de 1918 Tratado de Brest-Litovsk & # 9650

En marzo de 1918, la Rusia soviética firmó el Tratado de Brest-Litovsk con Alemania, Austria-Hungría, Bulgaria y el Imperio Otomano en Brest-Litovsk, Rusia. El tratado puso fin a la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial y la obligó a ceder los Estados bálticos a Alemania, a ceder Kars al Imperio Otomano y a reconocer la independencia de Ucrania y Finlandia. Rusia también se vio obligada a pagar seis mil millones de marcos de oro alemanes en concepto de reparaciones. en wikipedia

24 de mayo de 1918 aterrizaje en Murmansk & # 9650

Para evitar que las fuerzas alemanas en Finlandia se trasladen al norte de Rusia, el Escuadrón Británico de Rusia del Norte desembarcó tropas en el estratégico puerto sin hielo de Murmansk durante todo el año. La intervención no encontró resistencia por parte de la guarnición soviética. en wikipedia

25 de mayo de 1918 Revuelta de la Legión Checoslovaca & # 9650

Las fuerzas de la Legión Checoslovaca, una fuerza voluntaria de checos y eslovacos que luchaban en el lado aliado, se enfrentaron con los bolcheviques en varios puntos a lo largo del Ferrocarril Transiberiano después de que se estancaran los intentos de evacuar a la Legión de la ahora neutral Rusia soviética. En junio, los checoslovacos se habían apoderado de gran parte del ferrocarril entre Penza y Krasnoyarsk, y en septiembre se hicieron con el control de toda la longitud del ferrocarril. La revuelta marcó el comienzo de la Guerra Civil Rusa, cuando los checoslovacos llevaron al poder a facciones antibolcheviques en Siberia. en wikipedia

4 de agosto de 1918 Arcángel aterrizaje & # 9650

Las tropas británicas desembarcaron en Archangel (Arkhangelsk), en el norte de Rusia, con la intención de recuperar el material de guerra aliado (que había sido suministrado a los rusos mientras aún estaban involucrados en la guerra) y resucitar el Frente Oriental al unirse con la Legión Checoslovaca y apoyando a las fuerzas antibolcheviques. Al llegar, descubrieron que el material de guerra ya había sido trasladado río Dvina por los bolcheviques en retirada. Durante el mes siguiente, las fuerzas francesas y estadounidenses se unieron a los británicos en Arcángel. en wikipedia

15-21 de agosto de 1918 Aterrizaje de Vladivostok & # 9650

Como primer movimiento de la Intervención Aliada de Siberia, 3000 tropas de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense Siberia llegaron a Vladivostok. Las tropas ayudaron a relevar a la Legión checoslovaca, que ya había tomado el control de la ciudad, así como a proteger parte del ferrocarril al norte de Nikolsk-Ussuriski. A las fuerzas estadounidenses en Vladivostok se unieron los japoneses, británicos y canadienses, italianos y franceses. en wikipedia


Intervención aliada en Rusia - Historia

Las fuerzas terrestres estadounidenses, británicas, canadienses y australianas entraron en acción mientras luchaban contra el Ejército Rojo Comunista entre junio de 1918 y abril de 1919; las últimas tropas que abandonaron Rusia en octubre de 1919, los barcos de las armadas británica y australiana parecen haber continuado operando frente al Báltico de Rusia. costa y en el Mar Negro hasta noviembre de 1919.

Entonces, ¿debería todo esto ser visto como parte de la Primera Guerra Mundial, a pesar de que tradicionalmente recordamos el 11.11.1918 como el fin de las hostilidades, o como una actividad secundaria?

Creo que había un mayor temor de que los suministros cayeran en manos de los rojos.

Muchos otros países también enviaron tropas, como los griegos, franceses, italianos, etc.

El Ejército otorgó broches de servicio a la medalla de la Victoria de la Primera Guerra Mundial para "Rusia" y "Siberia". Las fuerzas armadas no tenían muchas medallas en ese entonces, así que creo que esa fue simplemente la forma más fácil de reconocer su servicio.

La intervención fue un intento de apuntalar a un gobierno aliado fallido y reabrir el frente oriental, pero yo lo llamaría más una extensión de la Primera Guerra Mundial que una parte real de la Primera Guerra Mundial.

El número de tropas involucradas fue muy reducido, algunos batallones y todos en la periferia. La restauración del régimen zarista habría requerido un compromiso mucho más significativo. La única excepción podría haber sido la misión japonesa: ocuparon una buena parte del lejano oriente ruso, tenían un contingente considerable y se quedaron hasta 1923 (IIRC), por lo que podrían haber tenido algunas ambiciones imperiales. Pero otros países (Estados Unidos, Inglaterra, Francia) tenían objetivos muy limitados.


Eurasia septentrional de 1918: intervención aliada en Rusia

En junio, en respuesta a los movimientos alemanes en Finlandia, los británicos habían comenzado a desembarcar en el norte de Rusia. Después de las victorias checoslovacas en Siberia, los aliados vieron tanto la oportunidad de traer a Rusia de regreso a la guerra contra Alemania como la obligación de acudir en apoyo de los checoslovacos. En agosto, una fuerza conjunta aliada estableció un gobierno provisional blanco en Vladivostok. Esto fue seguido por un movimiento británico en la región del Trans Caspio y la ocupación japonesa del Ferrocarril Oriental de China.

Eventos principales

1 de agosto de 1918 misión Malleson & # 9650

Unas 500 tropas indias británicas al mando del general Wilfrid Malleson de Mashhad, Persia, cruzan a Rusia para apoyar al gobierno transcaspio en Ashkhabad contra los bolcheviques invasores. en wikipedia

4 de agosto de 1918 Arcángel aterrizaje & # 9650

Las tropas británicas desembarcaron en Archangel (Arkhangelsk), en el norte de Rusia, con la intención de recuperar el material de guerra aliado (que había sido suministrado a los rusos mientras aún estaban involucrados en la guerra) y resucitar el Frente Oriental al unirse con la Legión Checoslovaca y apoyando a las fuerzas antibolcheviques. Al llegar, descubrieron que el material de guerra ya había sido trasladado río Dvina por los bolcheviques en retirada. Durante el mes siguiente, las fuerzas francesas y estadounidenses se unieron a los británicos en Arcángel. en wikipedia

15 de agosto de 1918 Incautación del ferrocarril del este de China & # 9650

Japón se mudó de Liaoyang para ocupar el ferrocarril del este de China entre Harbin y Manzhouli. en wikipedia

15-21 de agosto de 1918 Aterrizaje de Vladivostok & # 9650

Como primer movimiento de la Intervención Aliada de Siberia, 3000 tropas de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense Siberia llegaron a Vladivostok. Las tropas ayudaron a relevar a la Legión checoslovaca, que ya había tomado el control de la ciudad, así como a proteger parte del ferrocarril al norte de Nikolsk-Ussuriski. A las fuerzas estadounidenses en Vladivostok se unieron los japoneses, británicos y canadienses, italianos y franceses. en wikipedia

1 de septiembre de 1918 Las columnas checoslovacas se unen en Chita después de limpiar el túnel sur del Baikal & # 9650

Las columnas checoslovacas se unen en Chita después de limpiar el túnel del sur del Baikal en wikipedia


Dinastía Romanov & # xA0

1613: Después de varios años de disturbios, hambruna, guerra civil e invasiones, Mikhail Romanov es coronado como zar a los 16 años, poniendo fin a un largo período de inestabilidad. La dinastía Romanov gobernará Rusia durante tres siglos.

1689-1725: Pedro el Grande gobierna hasta su muerte, construye una nueva capital en San Petersburgo, moderniza el ejército (y funda la marina rusa) y reorganiza el gobierno. Con su introducción de la cultura de Europa occidental, Rusia se convierte en una potencia mundial.

1762: Rusia y la líder femenina con más tiempo en el poder en 2019, Catalina II, o Catalina la Grande, toman el poder en un golpe de estado incruento y su reinado marca la era de la ilustración de Rusia. Campeona de las artes, su mandato de más de 30 años también amplía las fronteras de Rusia.

1853-1856: Derivado de la presión rusa sobre Turquía y las tensiones religiosas, el Imperio Otomano, junto con las fuerzas británicas y francesas, lucha contra Rusia y el Zar Nicolás I en la Guerra de Crimea. Rusia está paralizada por su derrota.

1861: El zar Alejandro II emite su reforma de emancipación, aboliendo la servidumbre y permitiendo a los campesinos comprar tierras. Sus otras reformas notables incluyen el servicio militar universal, el fortalecimiento de las fronteras de Rusia y la promoción del autogobierno. En 1867, vende Alaska y las Islas Aleutianas a los Estados Unidos, dorando las cúpulas de la catedral de San Isaac en San Petersburgo con las ganancias. Es asesinado en 1881.

1914: Rusia entra en la Primera Guerra Mundial contra Austria-Hungría en defensa de Serbia.


Secuelas

La mayoría de las potencias aliadas abandonaron Rusia a principios de 1919, excepto Estados Unidos y Japón, que se quedaron en Vladivostok. Bajo la presión tanto del Ejército Rojo bolchevique como de la opinión pública cansada de la guerra en el país, las fuerzas aliadas se retiraron de Murmansk y Arkhangelsk en la primera mitad de 1919. Los franceses abandonaron Odessa en abril de 1919 después de un motín en su flota. La Legión Checa negoció un armisticio con los bolcheviques y regresó a Checoslovaquia recién independizada a principios de 1920. La intervención en Vladivostok duró más tiempo, y la mayoría de las tropas aliadas, incluidas las estadounidenses, se marcharon en 1920. Las tropas japonesas no se retiraron hasta 1922.


Victoria del Ejército Rojo

En la primera mitad de 1919, los principales combates se produjeron en el este. Kolchak avanzó en los Urales y había alcanzado su mayor éxito en abril. El 28 de abril comenzó la contraofensiva del Ejército Rojo. Ufa cayó en junio y los ejércitos de Kolchak se retiraron a través de Siberia, acosados ​​por partisanos. A fines del verano, el retiro se había convertido en una rutina. Kolchak estableció una administración en noviembre en Irkutsk, pero fue derrocada en diciembre por los socialistas revolucionarios. Él mismo fue entregado a los comunistas en enero de 1920 y fusilado el 7 de febrero.

Mientras tanto, a finales del verano de 1919, Denikin había hecho un último esfuerzo en la Rusia europea. A finales de agosto, la mayor parte de Ucrania estaba en manos de los blancos. Los comunistas habían sido expulsados ​​y los nacionalistas ucranianos estaban divididos en su actitud hacia Denikin, siendo Petlyura hostil hacia él, pero los gallegos lo preferían a los polacos, a quienes consideraban su principal enemigo. En septiembre, las fuerzas blancas se trasladaron hacia el norte desde Ucrania y desde el bajo Volga hacia Moscú. El 13 de octubre tomaron Oryol. Al mismo tiempo, el general Nikolay N. Yudenich avanzó desde Estonia a las afueras de Petrogrado (San Petersburgo). Pero ambas ciudades fueron salvadas por los contraataques del Ejército Rojo. Yudenich se retiró a Estonia, y Denikin, con sus comunicaciones muy extendidas, fue expulsado de Oryol en una marcha cada vez más desordenada, que terminó con la evacuación de los restos de su ejército, en marzo de 1920, de Novorossiysk. En abril de 1920, una alianza entre Petlyura y el líder polaco Józef Piłsudski condujo a una ofensiva conjunta que invadió gran parte de Ucrania y provocó la Guerra Ruso-Polaca.

En 1920 todavía había una fuerza blanca organizada en Crimea, bajo el mando del general Pyotr N. Wrangel, que atacó al Ejército Rojo hacia el norte y, durante un tiempo, ocupó parte de Ucrania y Kuban. El Ejército Rojo finalmente golpeó a las fuerzas de Wrangel, cuyas retaguardias resistieron el tiempo suficiente para garantizar la evacuación de 150.000 soldados y civiles por mar de Crimea. Esto puso fin a la Guerra Civil Rusa en noviembre de 1920.


La intervención aliada en Rusia

Ni en el último año de la Primera Guerra Mundial ni después de la Armistance, se hicieron intentos para librar a Rusia de los bolcheviques. Hasta noviembre de 1918, las grandes potencias estaban demasiado ocupadas luchando entre sí como para preocuparse por los acontecimientos en la remota Rusia. Aquí y allá, se alzaron voces de que el bolchevismo representaba una amenaza mortal para la civilización occidental: hubo especialmente ruido en el ejército alemán, que tenía la experiencia más directa con la propaganda y la agitación bolchevique. Pero incluso los alemanes finalmente subordinaron la preocupación por la posible amenaza a largo plazo a consideraciones de interés inmediato. Lenin estaba absolutamente convencido de que después de hacer la paz los beligerantes unirían fuerzas y lanzarían una cruzada internacional contra su régimen. Su miedo resultó infundado. Solo los británicos intervinieron activamente del lado de las fuerzas antibolcheviques, y lo hicieron de manera poco entusiasta, en gran parte por iniciativa de un hombre, Winston Churchill.

En casi todos sus detalles, esta afirmación es superficial o simplemente falsa hasta la médula. Debido a que merecía una respuesta en sí mismo, decidí no ocuparme de él, dentro de los límites de mi revisión original y, en cambio, decidí dedicarle una pieza separada.

Las grandes potencias -Alemania, Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y Japón- participaron, en un nivel u otro, en la matanza titánica que fue la Primera Guerra Mundial, pero para concluir de esto, no les preocupaban los cambios en & # 8216remote & # 8217 Rusia. , es un cínico fraude. Para empezar, ¿en qué sentido Rusia era & # 8216remote & # 8217? Después de todo, sus ejércitos habían estado luchando y muriendo en el frente oriental desde el comienzo de la guerra. Y cuán alejada estaba Rusia del expansionismo japonés en Manchuria y el Lejano Oriente, que estaba haciendo sonar las alarmas en Washington. Cabe señalar que el imperialismo británico y francés, que había estado presionando a favor de la intervención japonesa, comenzó a planificar, apenas unas semanas después de la toma del poder por los bolcheviques & # 8212, ¡la convención británico / francesa, que dividió el sur de Rusia, fue firmada y sellada en diciembre de 1917! En 1916, Lloyd George creó el Gabinete de Guerra de cinco o seis miembros, que a diferencia del Gabinete más amplio que se reunía una vez a la semana, se ocupaba de los asuntos internacionales, al menos una vez al día. La discusión de la situación rusa fue un tema frecuente en la agenda de este foro. La idea de que Gran Bretaña no se preocupaba por los asuntos rusos es ridícula.

Y no hubo falta de preocupación por los bolcheviques, por parte de la administración de Wilson el día en que los bolcheviques tomaron el poder, el secretario de Estado Lansing estaba considerando un despacho del cónsul general estadounidense en Rusia, Maddlin Summers, en el que Summers buscaba alternativas a los bolcheviques (Williams 33)

El New York Times informó de una reunión del gabinete de Estados Unidos el 9 de noviembre, & # 8220 que EE.UU. y sus aliados reconocerían y extenderían la ayuda a los antibolcheviques & # 8221. Luego predijo, con precisión, que Vladivostock sería la base principal. para operaciones. & # 8221 (Williams 33). Días después, Lansing hizo un llamamiento al pueblo ruso para & # 8220 eliminar las dificultades que acechaban su camino & # 8221 (Williams 33/34). Estos sentimientos antibolcheviques eran tan fuertes y feroces, que Londres se vio obligado a solicitar que los estadounidenses bajaran el tono y reprimieran esas críticas para sofocar cualquier "sentimiento anti-aliado". (Williams 34) Es interesante, por tanto, que Estados Unidos, que aplicó los descansos a la intervención, decidió & # 8220 dentro de las cinco semanas del día & # 8221 que los bolcheviques tomaron el poder, que la intervención era la política adecuada (Williams 34). En resumen, Estados Unidos no estaba desfasado en su deseo de librar a Rusia de los bolcheviques, simplemente en quién iba a llevar a cabo la tarea.

Pero volvamos al otro lado del Atlántico, al Gabinete de Guerra Británico, donde, el 3 de diciembre de 1917, se tomó la decisión de discutir sus objetivos bélicos con un gobierno ruso & # 8216 decente & # 8217 (obviamente no con los bolcheviques, a quienes se negaron a reconocer) y enviaron una misión conjunta anglo-francesa a Kalidin, con una garantía de hasta 10 millones de libras esterlinas en créditos (Kettle, Vol 1, 141). El gabinete también ordenó a Lord Robert Cecil, que telegrafiara a la Misión Británica en Jassy, ​​Rumania, que la política británica era apoyar a & # 8220cualquier organismo responsable & # 8221 que & # 8220activamente & # 8221 se opusiera al movimiento bolchevique. (Hervidor, Vol 1, 142)

El Gabinete de Guerra se reunió nuevamente el 7 de diciembre y discutió la situación de Siberia, donde se decidió que los japoneses debían intervenir con fuerza (Jackson 30). Solo unos días después, los japoneses enviaron un buque de guerra a Vladivostok, una medida que provocó una respuesta militar recíproca de Estados Unidos, que envió su propio buque de guerra (Jackson 31). Japón estaba ansioso por ingresar a Siberia y esto no tenía nada que ver con proteger los vertederos de suministros aliados, la cubierta utilizada por Gran Bretaña, para legitimar su invasión de Rusia.

Siberia era importante para Japón por varias razones. Una de las razones fue que Japón quería crear un estado siberiano independiente encabezado por un régimen títere leal a los japoneses. (Leifheit)

Such a state would defend Japan's flank from an attack from Eastern Russia. Japan also lacked many natural resources and could obtain them from Siberia and penetrate the region, with it's own goods. The US goal in the region was very similiar.(Leifheit). The US and Japan were as much involved in a turf war, as Britain and France. As mentioned earlier, the Anglo-French convention(December 23rd, 1917), created spheres of influence in the Cossack areas and Caucasus to the British, and Bessarabia, Ukraine and Crimea to the French. This leads Michael Kettle, in his excellent history of the period, to conclude that,

All the evidence suggests that this Anglo-French convention was to be the beginning of the division of the whole Russian Empire into Allied spheres of influence, as had previously happened in China and subsequent events indeed showed that the victory of ‘our friends'(ie the anti-bolshevik forces)in the Russian Civil war would undoubtedly have resulted in a fragmentation of the Russian state. (Vol 1, 173.)

There seems to be among the troops a very indistinct idea of what we are fighting for here in North Russia….We are up against Bolshevism, which means anarchy pure and simple….The power is in the hands of a few men, mostly Jews, who have succeeded in bringing the country to such a state that order is non-existent, the posts and railways do not run properly…Bolshevism is a disease, which, life consumption, kills it's victory and brings no good to anybody. (Hudson, 49󈞞)

Only weeks before the Armistice, when the defeat of Germany was certain and the British spy Sidney Reilly had failed to overthrow the Bolsheviks in a coup, ‘Lord Robert Cecil, and certain others in the War Cabinet, were evidently..dissatisfied”(Kettle Vol 2, 341), Cecil then provided what was effectively the smoking gun,

Personally, I doubt the possibility of establishing a democratic republic in Russia at present…To re-establish order in Russia will be a herculean task. No half-baked constitutionalism could possibly succeed in it. The only possible way out seems to be a provisional military government to be followed when order has been re-established by a constitutional assembly. Whether the military dictatorship, once in power, will be content to abdicate seems very doubtful—indeed, one may say it certainly will not, unless under the influence of the Western democracies. We should therefore aim at securing military chiefs whom we can trust, supporting them financially as well as by armed force and making ourselves indispensable to them—Alexeiev and Denikin seem the best combination available for the purpose… (Kettle, Vol 2, 342)

As well as Denikin and Alexeiev, found it's military dictator in the person of Admiral Kolchak, who seized power in a coup, a few days after the Armistice, and promptly butchered the remaining members of the Constituent assembly, an institution suppressed by the Bolsheviks and apparently lorded by the British.

If Pipes is to be believed, leaders in the major capitals of the world, were almost indifferent to Bolshevism, yet such a conclusion is at complete variance, with the historical evidence.

The open anti-Bolshevism of the US administration made the British so nervous, that they warned Wilson that any overt step taken against the Bolsheviks might only strengthen their determination to make peace…”Colonel Edward House, an advisor to President Wilson, agreed with this strategy. He told Wilson and Lansing on November 28th, 1917, that,

It is exceedingly important that such criticism should be suppressed. It will throw Russia into the lap of Germany if the Allies and ourselves express such views at this time (Williams 33).

Bolshevism was also a major theme in the Coupon election of November 1918. In the closing speech of that that campaign, Lloyd George claimed that the “Labour Party is being run by the extreme pacifist Bolshevik group”(Miliband 64). Hudson describes the reaction of the Allies, to the coming to power of the Bolsheviks as “almost total horror”(32). This entirely opposed view to Pipes, is shared by Civil war historical Bruce Lincoln,

There were no shortage of statesman in those days who hoped to bring down what Winston Churchill once called ‘the foul baboonery of Bolshevism.’ (Lincoln, 271)

Pipes contends that only Britain actively supported anti-bolshevism yet Jackson estimates that some 300 000 foreign troops, found themselves on Russian territory, by December 1918. If Pipes is right, one wonders just what these troops were doing. His position is not sustainable for the simple reason, that American forces in North Russia were under British command. By default, if Britain were actively involved in the anti-Bolshevik cause, so were the Americans. Likewise, British and American troops, were under Japanese command in Siberia, who were supporting the most reactionary of anti-Bolsheviks(Semenov—an excellent description of the activities of this brute, can be found in chapter 7 of Lincoln). There is also no doubt, that French forces were collaborating with anti-Bolshevik forces in South Russia.

If the Allies were ‘half-hearted’ in their intervention, the reasons for this had nothing to do with a desire to accommodate bolshevism, Pipes consciously skips over this. We should note, that 10 000 British policeman went on strike during August 1918, drawing this telling admission from Lloyd George, that Britain “was closer to Bolshevism that day than at any other time since.” (Claytoncramer)

This period witnessed a tremendous growth of militancy and dissatisfaction in the army, which sent shudders through the British govt, increasing it's fear of revolution. The triple alliance of Miners, Railway and Transport workers, demanding higher wages and shorter hours, in Feburary 1919, led to a desperate appeal by Lloyd George,

I feel bound to tell you that in our opinion we are at your mercy. The army is disaffected and can not be relied upon…In these circumstances, if you carry out your threat and strike then you will defeat us. (Claytoncramer)

It is obvious that the British state was emmersed in a crisis and that it lacked confidence in its own forces. It is not surprizing therefore, that we learn that in early 1919, the War office sent a secret circular to commanding officers in Britain, asking whether troops would assist in strike breaking or serve in Russia (Miliband 65). Four years of war, had embittered the working classes and soldiers. Cracks began to appear across all the interventionist forces and the British were no exception.

During February 1919, the Yorkshire Regiment, fighting in North Russia, refused to budge, when ordered to do so(Willett 45) and in August of that year, the Marine Battallion, which formed part of the North Russian Relief Force, witnessed the greater part of two companies, refuse to fight and return to camp(Jackson 181). There were also mutinees in the camps at Calais and Folkstone. Three thousand soldiers marched from Victoria station and occupied Horse Guards Parade. Sir Henry Wilson, Imperial Chief of Staff, doubted that troops could be found to disperse them.(Taylor 135). Willett concludes, that during 1919, “A major Allied concern was the mutinies of the French, British and Russians: by Februrary(1919 -GS), there was general discontent among almost all forces”(53).

If allied intervention was inadequate, half-heartedness had nothing to do with it. It was a complete lack of means arising from the internal opposition of the working class and the dissatisfaction of the army.

Pipes tabloid account continues with his mistaken belief that the intervention was largely the iniative of Winston Churchill. I have no desire to defend the record of Churchill, who sent thousands to their deaths, was open in his reactionary, anti-bolshevik aims and deceived the British public, over events in Russia. Yet as we have seen, the plans for intervention were well underway, within weeks of the Bolsheviks taking power and the landing of troops occured during the course of 1918. Churchill did not become a member of the War Cabinet until Dec 1918. This explains why Churchill stated in 1919, “So far I am not responsible for sending a single man to Russia.” (Gilbert 411)

Gilbert helps to illuminate Churchill's statement,

…by the end of December(1918—GS)there were more than 180 000 non-Russian troops within the frontiers of the former Tsarist Empire…..British troops had become involved in the civil war not only as advisers but as participants. Churchill had not been responsible in any way for these decisions.(405)

If any single individual was responsible for the Russian intervention, that person was Lord Robert Cecil, an arch anti-Bolshevik, who was Minister of Blockade and Deputy Foreign Secretary, in the Lloyd George administration. Cecil consistently argued for the British to rally and support those forces resisting the Bolsheviks. At the War Cabinet during Jan 1918, Cecil admitted that the introduction of Japanese into Siberia, for which the British had been lobbying, “would probably involve war with the Bolshevik Government and the we must be prepared to face.”(Kettle Vol 1 218)

It was Cecil who first raised the French proposal for ‘Sphere's of Interest’ in South Russia, after conversations with the French Ambassador and said at the War Cabinet, “We could hope for nothing from Trotsky, who was a Jew of the international type, and was soley out to smash Russia and to revenge himself, not only on the governing classes, but upon the peasants of Russia.”(Kettle Vol 1 165).

Cecil was sent by the War cabinet, along with Lord Milner to Paris, to negotiate the Anglo-French convention and presented it to the War Cabinet when completed. He also became Chairman of the Russian Committee, which had responsibility for all executive actions in the British zone, in Southern Russia.

Cecil agitated for non-recognition of the Bolsheviks and insisted that British troops accompany Japanese troops to Vladivostok since, “The British Government desired to obtain the control of the Siberian railway.”(Kettle Vol 1 215). It is for these reasons, that Kettle concludes that it was Lord Robert Cecil who was the really hawk on Russian policy.

An examination of all the factors involved in the allied intervention the support for anti-bolshevik forces, committed to overthrowing the Bolsheviks the use of personel on the ground—Reilly, Poole, Knox—who sort to overthrow the Bolsheviks the publication and distribution of propoganda to troops, geared to the destruction of bolshevism, render the conclusion that no attempts were ‘made to rid Russia of the Bolsheviks', utterly incomprehensible.

Pipes serves an ideological purpose not historical the whitewashing of Allied activities against the Russian revolution of October 1917. His bigger goal, is the santization of US and British imperialism and their shocking track record. Readers should beware!

REFERENCIAS

Daniel A. Leifheit, Prelude to Intervention: The Decision of the United States and Japan to Intervene In Siberia, 1917-1918 http://secretwar.hhsweb.com/prelude_to_intervention.htm

Clayton Cramer, http://www.claytoncramer.com/firear

A.J.P Taylor, English History 1914-1945, Oxford University Press, 1977.

Bruce Lincoln, Red Victory: A History of the Russian Civil War, Sphere Books, 1991.

Martin Gilbert, Churchill: A Life, Heinemann: London, 1991.

William Appleman Williams, American Intervention in Russia: 1917- 1920 in Containment and Revolution ed by David Horowitz, Anthony Blond Ltd, 1967.

Miles Hudson, Intervention in Russia 1918-1920: A Cautionary Tale, Leo Cooper, 2004.

Ralph Miliband, Parliamentary Socialism, Merlin Press, 1972.

Robert L Willett, Russian Sideshow: American's Undeclared War, Brassey's Inc, 2003.

Robert Jackson, At War With The Bolsheviks, Tandem, 1974.

Michael Kettle, The Allies and the Russian Collpase, Vol 1., Andre Deutsch Ltd, 1981.


Ver el vídeo: Imperdible! Así dirigentes opositores y sus aliados en el extranjero muestran su falta de cordura (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Radmund

    En mi opinión estás equivocado. Puedo probarlo. Escríbeme en PM, discutiremos.

  2. Sakree

    SI, la opción es buena

  3. Brys

    Disculpe por lo que interfiero... A mí una situación similar. Está listo para ayudar.

  4. Ferhan

    Todo lo que está bien que termine bien.

  5. Girven

    Bueno, como dicen, el tiempo borra el error y pule la verdad



Escribe un mensaje