La historia

Arikara AT-98 - Historia

Arikara AT-98 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Arikara

Una confederación laxa de subtribus de indios americanos relacionados con Pawnee. Los Arikara habitaban pueblos en el valle del río Missouri.

(AT-98: dp. 1,589 (tl.); 1. 205'0 "; b. 38'6"; dr. 15'4 "(f.); S. 16.5 k. (Tl.); Cpl. 85; a. 13 ", 2 40 mm .; cl. Abnaki)

Arikara (AT-98) fue depositado el 10 de enero de 1943 en Charleston, Carolina del Sur, por Charleston Shipbuilding & Dry Dock Co .; lanzado el 22 de junio de 1943; patrocinado por la Sra. Taylor F. McCoy y comisionado el 5 de enero de 1944, el teniente John Aitken, USN al mando.

El 15 de enero, el remolcador partió de Charleston con destino a Hampton Roads, Virginia. Después de llegar allí el día 17, llevó a cabo un entrenamiento en la bahía de Chesapeake hasta el día 26. Después de un período de reparación posterior al shakedown en el Norfolk Navy Yard, se destacó de la bahía y tomó un rumbo norte. Después de detenerse brevemente en Nueva York, Arikara se trasladó a Casco Bay, Maine, donde estuvo entre el 10 de febrero y el 2 de marzo remolcando objetivos y participando en entrenamiento de guerra antisubmarina. Regresó a Nueva York el 4 de marzo y comenzó los preparativos para el servicio en el extranjero. Remolcando barcazas, el remolcador se hizo a la mar el 25 de marzo como parte de la Task Force (TF) 67 con destino a las Islas Británicas. Llegó a Falmouth, Inglaterra, el 20 de abril y, después de entregar las barcazas, se presentó al servicio de la 12ª Flota.

El día 24, Arikara se trasladó a Lea, en el Solent, para unirse a la flota de remolcadores británica en preparación para la invasión de Europa. Durante el resto de abril y todo mayo, remolcó a puntos de dispersión en la costa sureste de Inglaterra porciones de las dos "moras", puertos artificiales que se erigirán en la costa francesa después del asalto inicial para proporcionar apoyo logístico para el movimiento de todos los ejércitos aliados en el interior. El 15 de mayo de 1944, fue reclasificada como remolcador de flota y redesignada como ATF-98. Durante todo el período previo a la invasión, Arikara ayudó a repeler los ataques aéreos alemanes; y, aunque los casi accidentes la sacudieron considerablemente, no sufrió golpes ni daños significativos por los fragmentos de proyectiles.

En la tarde del 5 de junio, el remolcador salió de Weymouth, Inglaterra, en su camino hacia el sector de la costa de Normandía cuyo nombre en código por los planificadores aliados como "Omaha" Beach. Después de que las primeras oleadas de tropas de asalto irrumpieron en tierra, el remolcador comenzó su tarea principal, despejar los restos del área de la playa reservada para la construcción de puertos artificiales. Pronto, sin embargo, el fuego alemán comenzó a cobrar un precio tan alto en las lanchas de desembarco que Arikara tuvo que abandonar las operaciones de salvamento en favor del trabajo aún más urgente de rescate y reparación. Su trabajo permitió que la lancha de desembarco menos dañada permaneciera en acción, manteniendo así el flujo de tropas y suministros durante la fase crítica del asalto a la playa "Omaha".

Pasada esa fase, el remolcador reanudó el trabajo de rescate y remolque el día 7. En total, pasó casi un mes apoyando la consolidación de la invasión de Normandía. Aunque sufrió ataques aéreos y fuego de baterías de tierra, su único daño importante provino de la explosión de una mina cercana mientras remolcaba el destructor francés discapacitado La Surprise de regreso a Inglaterra para reparaciones. Su sala de máquinas principal rápidamente tomó agua que se elevó a seis pulgadas de su motor eléctrico principal antes de que su tripulación lograra verificar las fugas. Arikara completó su misión con éxito y, después de 24 horas de actividad febril, su tripulación hizo que la repararan y la volvieran a poner en acción frente a Normandía.

A principios de julio, Arikara y Pinto (ATF-90) recibieron órdenes de regresar a Inglaterra. Desde allí, los dos remolcadores partieron el 12 de julio en un convoy con destino a la costa mediterránea del norte de África. Su convoy llegó a Orán, Argelia, el día 21; pero Arikara permaneció allí solo hasta el final del mes. Se dirigió a Italia el 1 de agosto, llegó a Nápoles el 3 y se unió al TF 87 del contralmirante Spencer S. Lewis, con nombre en código "Camel" Force, para la invasión de mediados de agosto del sur de Francia. Pasando por Ajaccio, Córcega, la unidad de Arikara, el grupo de salvamento y extinción de incendios de la fuerza, llegó frente a St. Raphael, en la costa mediterránea de Francia, en la mañana del 15 de agosto, el día del asalto. Durante más de quince días, el remolcador permaneció en el área de transporte, rescatando barcos y lanchas de desembarco dañados, combatiendo incendios y manteniendo los accesos a la playa libres de naufragios. El 2 de septiembre, se trasladó al Gulfe de San Tropez, Francia, y comenzó a limpiar los restos de los puertos de la Riviera francesa. También remolcó barcos a Palermo, Sicilia, donde fueron reparados. Además, realizó viajes de remolque a Nápoles, Marsella, Bizerta y Orán.

A fines de octubre, en este último puerto, Arikara se unió a un convoy con destino a Estados Unidos y se dirigió a casa. Llegó a Norfolk el 7 de noviembre y permaneció en esa zona hasta diciembre. A fines de ese mes, viajó a Trinidad, donde se llevó el YFD-6 a remolque antes de continuar hacia el Canal de Panamá. Arikara llegó a la Zona del Canal el 3 de enero de 1945, transitó por el canal y entregó su remolque en Cristóbal el día 5. Al día siguiente, ella y Bannock (ATF-81) se pusieron en marcha hacia Hawai. El remolcador entró en Pearl Harbor a finales de enero, pero permaneció allí solo hasta que reanudó su viaje hacia el oeste el 4 de febrero, con destino en última instancia al Ryukyus. Después de paradas en Eniwetok y Guam, llegó al atolón Ulithi, en las Carolinas, el 17 de marzo. Allí, se presentó al servicio con el Escuadrón de Servicio (ServRon) 10 y comenzó los preparativos para la conquista de Okinawa.

Diez días después, partió de Ulithi como parte del Grupo de Trabajo (TG) 50.8, el Grupo de Apoyo Logístico de la 5a Flota, y se dirigió a las Islas Ryukyu. Para comenzar la campaña, durante la última semana de marzo, las fuerzas estadounidenses tomaron Kerama Retto, un pequeño grupo de islas a unas 15 millas al oeste del sur de Okinawa. Luego, el 1 de abril, la principal fuerza de asalto aterrizó en Okinawa propiamente dicha. Arikara pasó las siguientes 11 semanas en Kerama Retto ayudando a los barcos y naves dañados en la lucha por Okinawa. La noche del 2 de abril, el remolcador acudió en auxilio de Dickerson (APD-21) después de que ese transporte de alta velocidad sufriera un devastador accidente suicida de un Kawasaki Ki. 45 aviones bimotores de reconocimiento / ataque a tierra "Nick". La tripulación de Arikara logró apagar los incendios a bordo de Dickerson, y el remolcador la llevó a remolque para Kerama Retto. A pesar de los esfuerzos de Arikara, Dickerson demostró estar más allá del salvamento económico y fue remolcado mar adentro el 4 de abril y hundido.

Aunque la misión principal de Arikara en Okinawa era la remoción y salvamento de las lanchas de desembarco dañadas, los ataques kamikaze continuaron aumentando sus cargas. El 11 de mayo, una horda de aviones suicidas atacó a Evans (DD-552) y Hugh W. Hadley (DD-774) en el piquete núm. 15 al noroeste de Okinawa. Arikara aceleró en ayuda de Evans, que había sufrido cuatro accidentes suicidas en rápida sucesión. Arikara se movió a su lado, puso cinco bombas a bordo, aceleró un cabestro y remolcó el destructor al Kerama Retto para repararlo.

Poco más de una semana después, el 17 de mayo, Longshaw (DD-559) -sus oficiales y tripulación agotados por largas horas en el cuartel general y una noche de fuego de iluminación en apoyo de las tropas en tierra- encalló en un arrecife cerca de Naha mientras de camino a otra misión de llamada al fuego. Arikara corrió en su ayuda. Justo cuando comenzó a aflojar la cuerda de remolque, una batería de tierra japonesa se abrió sobre el destructor varado con una precisión asombrosa. Los artilleros enemigos se montaron a horcajadas sobre Longshaw inmediatamente y rápidamente anotaron cuatro golpes. Uno de los cuatro provocó la detonación de un cargador delantero que se desprendió de la proa del puente. Con Longshaw una pérdida total, Arikara separó la línea de remolque y se marchó para velar por su propia defensa y rescatar a los supervivientes. Longshaw fue posteriormente destruido por disparos y torpedos "amigos".

Arikara realizó trabajos de salvamento en el Ryukyus hasta bien entrado junio. El 19 de ese mes, llevó a Evans, dañado por el kamikaze, y puso rumbo a las Marianas. El remolcador llegó a Saipán el 25 de junio y permaneció allí hasta el 11 de julio. Desde Saipán, navegó a Leyte, donde permaneció hasta el 18 de agosto, fecha en la que partió rumbo a Japón. El remolcador se detuvo en Okinawa antes de continuar hacia Kyushu. Regresó brevemente a Okinawa en septiembre y luego continuó hacia Filipinas. El 9 de octubre, mientras aún se dirigía a Leyte, el barco resistió un fuerte tifón. Después de llegar a Subic Bay, se sometió a reparaciones hasta que se puso en marcha a fines de noviembre para China. Al llegar a Tsingtao, Arikara comenzó a remolcar y realizar trabajos de rescate en apoyo de las fuerzas de ocupación.

A fines de febrero de 1946, Arikara abandonó China para reanudar sus operaciones en el Pacífico oriental y central. Durante los años siguientes, sus operaciones de remolque y salvamento la llevaron a lugares tan variados como la Zona del Canal de Panamá, la costa oeste de los Estados Unidos, Hawai, Okinawa y las Marianas.

En enero de 1950, el remolcador reanudó sus tareas de ocupación a su llegada a Yokosuka y, durante los siguientes cinco meses, prestó servicios de remolque y salvamento en Japón. Sin embargo, el 25 de junio de 1950, las fuerzas norcoreanas avanzaron hacia el sur a través del paralelo 38 hacia Corea del Sur. Por lo tanto, Arikara entró en su segunda guerra. Fue asignada a TF 90, la Fuerza Anfibia, Lejano Oriente. Debido a la naturaleza esquelética de las fuerzas navales estadounidenses en aguas orientales, sus asignaciones a principios de julio consistieron en el improbable deber de escoltar el transporte marítimo entre Japón y Corea hasta que se pudiera reunir un grupo de escolta de buques de guerra más adecuados. El remolcador también sirvió como buque de comunicaciones y buque de control de aterrizaje durante las operaciones anfibias en Pusan, en el extremo sureste de la península de Corea. Además, realizó sus operaciones familiares de salvamento y rescate.

Después de completar sus misiones iniciales en Pusan ​​y entre ese puerto y Japón, Arikara se mudó a otras áreas de la península de Corea. El 5 de septiembre, partió de Yokosuka con la Unidad de tareas (TU) 90.04.3, la Unidad de movimiento de pontones, de camino a Inchon en la costa occidental de Corea. El remolcador apoyó el asalto anfibio en Inchon desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre, antes de dirigirse, el 16 del último mes, a Wonsan en la costa noreste de Corea. El asalto anfibio del 20 de octubre a Wonsan, motivado por la llegada de las fuerzas terrestres de la República de Corea (ROK) que avanzaban rápidamente, se transformó en una enorme operación de refuerzo y apoyo logístico. Arikara pasó aproximadamente un mes en Wonsan ayudando a limpiar el puerto y aumentar su eficiencia.

Durante la última parte de noviembre, completó el mantenimiento en Sasebo. Las operaciones de remolque y salvamento en aguas japonesas la ocuparon durante diciembre de 1950 y principios de enero de 1951. Luego, el 12 de enero, el remolcador tomó rumbo de regreso a los Estados Unidos. Viajando por las Marianas y Hawai, llegó a Long Beach, California, en marzo. A principios de abril, Arikara estaba en Bremerton, Washington, en reparación; y permaneció allí hasta que regresó a Hawai el 11 de junio. Durante el resto de 1951, operó desde Pearl Harbor haciendo solo dos viajes a destinos fuera del área de operaciones de Hawai. En julio, el barco remolcó una AFDB a Guam; en agosto, regresó a Pearl Harbor; y, en octubre y noviembre, hizo un viaje de ida y vuelta a Subic Bay en Filipinas.

El 3 de enero de 1952, Arikara partió de Pearl Harbor para desplegarse nuevamente en el Pacífico occidental. A finales de mes, estaba de regreso en la zona de combate coreana. Durante ese período de servicio en el Lejano Oriente, el remolcador sirvió una vez más en Wonsan, así como en Cho Do y Pusan, y permaneció en las aguas entre Japón y Corea hasta la entrada de agosto. Ese otoño, Arikara se trasladó a las Islas Marshall para apoyar la Operación "Ivy", una prueba de bomba nuclear realizada en el atolón Eniwetok en noviembre de 1952. Aunque el conflicto duró hasta el verano de 1953, el remolcador no vio ningún servicio adicional en la zona de combate coreana.

Para cuando un armisticio puso fin a las hostilidades en Corea el 27 de julio de 1953, Arikara ya se había establecido en un programa de operaciones desde Pearl Harbor que incluía misiones de remolque desde Hawái a Johnston y las islas Canton y servicio en las Aleutianas. En el otoño de 1954, el remolcador inició despliegues en tiempo de paz en el Lejano Oriente y, durante el resto de su carrera en la Marina, alternó entre las asignaciones en el Pacífico occidental con la Séptima Flota y la operación desde su puerto de origen, Pearl Harbor. Durante los primeros 12 años de ese período, el itinerario del Lejano Oriente del remolcador incluyó principalmente puertos de escala japoneses, coreanos y filipinos, mientras que sus operaciones desde Pearl Harbor lo llevaron a las aguas de la costa de Alaska y alrededor de las Aleutianas, así como a islas en el Pacífico Central.

A fines de 1964, la participación estadounidense en el conflicto de Vietnam del Sur aumentó de manera espectacular. Como consecuencia, Arikara comenzó a visitar la costa vietnamita con más frecuencia. En el otoño de 1966, el remolcador se encontró llamando a lugares como Vung Tau y Danang para proporcionar servicios de remolque y otros servicios de apoyo a las unidades de la Armada que luchan contra la insurgencia comunista y la agresión de Vietnam del Norte en Vietnam del Sur. Sus despliegues en aguas asiáticas junto con el servicio concomitante en Vietnam continuaron en 1971.

A fines de febrero de ese año, Arikara regresó a Pearl Harbor de su último período de servicio con la Séptima Flota. Sirvió activamente en las islas hawaianas y en aguas de Alaska durante otros 16 meses. El 1 de julio de 1971, el remolcador fue dado de baja y simultáneamente transferido a Chile como préstamo en el marco del programa de asistencia militar. Fue comisionada en la Armada de Chile como Aldea (ATF-0). A partir del 1 de julio de 1986, Aldea todavía estaba activo con la Armada de Chile.

Arikara ganó tres estrellas de batalla durante la Segunda Guerra Mundial, cinco estrellas de batalla durante el conflicto de Corea y tres estrellas de batalla por el servicio en Vietnam.


Historia de Hidatsa: Pre-1845

Este artículo es parte de la Guía para maestros del sitio histórico nacional de Knife River Indian Villages para grados K-8: Guía para la gente de Earthlodge. Fue escrito por miembros de la Nación Mandan Hidatsa Arikara para educadores. Consulte el plan de lecciones relacionado con este artículo.

Navegación en esta página

Jefe Cuatro Danza, Hidatsa

Arikara AT-98 - Historia

Construido:
Desplazamiento 2924 toneladas (total), dimensiones, 376 '5' '(oa) x 39' 7 '' x 13 '9' '(máx.)
Armamento 5 x 5 "/ 38AA, 4 x 1,1" AA, 4 x 20 mm AA, 10 x 21 "tt. (2x5)
Maquinaria, turbinas de engranajes General Electric de 60.000 SHP, 2 tornillos
Velocidad, 38 nudos, alcance 6500 NM a 15 nudos, tripulación 273
Datos operativos y de construcción
Establecido por Bethlehem Steel, Staten Island NY el 24 de noviembre de 1942
Lanzado el 1 de junio de 1943 y encargado el 21 de septiembre de 1943
Retirado el 20 de diciembre de 1945, vuelto a poner en servicio el 26 de enero de 1951
Retirado el 4 de diciembre de 1969
Golpeado el 1 de marzo de 1975
Destino: designado como objetivo en junio de 1976, hundido el 27 de febrero de 1997

USS Picking (DD-685) en marcha 1943


SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (1943-1945)


El USS PICKING tuvo su quilla colocada el 24 de noviembre de 1942, fue botado el 15 de junio de 1943 y fue comisionado en el Brooklyn Navy Yard el 21 de septiembre de 1943. En ese momento, el comandante Raymond S. Lamb, USN, asumió el mando.

(¡Cortesía de Doc Bushman!)


Después de un shakedown de seis semanas en el área de las Bermudas de las Indias Occidentales Británicas y un reacondicionamiento posterior al shakedown, el PICKING procedió a la Zona del Canal. A su llegada a Balboa, C.Z. el 9 de diciembre, se presentó ante el Comandante en Jefe de la Flota del Pacífico, para el servicio y poco después fue asignada a la Flota del Pacífico Norte.


El PICKING luego zarpó hacia Dutch Harbor en las Islas Aleutianas y, a su llegada, el 28 de diciembre de 1943, informó al Comandante de la Flota del Pacífico Norte y al Comandante del Escuadrón Destructor 49. El Capitán HF Gearing, USN Commer DesRon 49, cambió su banderín a bordo del USS PlCKlNG en enero 2, 1944.


Durante los siguientes siete meses, el PICKING operó con la NOVENA Flota en el área de las Aleutianas y durante este tiempo se llevaron a cabo cinco operaciones ofensivas en embarcaciones e instalaciones enemigas en las islas Kuriles controladas por Japón.


El primero de estos ataques ocurrió el 4 de febrero de 1944, cuando los destructores y cruceros de la NOVENA flota bombardearon el área de Karabusaki en Paramushiru. Este fue el primer bombardeo naval del territorio de origen japonés de la Segunda Guerra Mundial. Aunque hubo algunos disparos de respuesta de las baterías enemigas, ninguno de los barcos fue alcanzado y todos regresaron ilesos al puerto, excepto por los daños causados ​​por los fuertes mares del Pacífico Norte.


El 13 de junio, el PICKING con destructores y cruceros de la NOVENA flota, bombardeó Matsuwa. Dado que la densa niebla impedía avistar la isla, la aproximación al objetivo y el posterior bombardeo se realizaron íntegramente por radar.
El 1 de agosto, la fuerza zarpó de Attu, Islas Aleutianas, para un tercer bombardeo de Paramushiru. Sin embargo, durante la aproximación, la fuerza de tarea fue detectada dos veces por aviones enemigos y dado que la sorpresa se consideró esencial para el éxito de la misión, se abandonó el bombardeo.


Durante los intervalos entre estas operaciones, el PICKING se empleó en asignaciones de rutina de tareas de escolta, barridos antisubmarinos, búsqueda de pilotos de aviones amigos forzados a bajar en el mar y ejercicios de entrenamiento con el barco basado en Adak y Attu durante todo el período. Una parte considerable del tiempo en el puerto se dedicó a reparar los daños causados ​​al barco por el mal tiempo de las Aleutianas. Fue un testimonio de la excelencia del material de la Armada que el barco pudo soportar los constantes golpes del clima sin sufrir más daños que ella, ya que nunca se le impidió llevar a cabo plenamente ninguna de sus tareas.


El PICKING salió del área de las Aleutianas hacia San Francisco, California, el 9 de agosto de 1944, y al llegar pasó un período de disponibilidad de diez días para mantenerse.


Durante este período, el Teniente Comandante B. J. Semmes, Jr., USN, relevó al Comandante R. S. Lamb, USN, como Comandante en Jefe y el Capitán E. R. McLean, USN, relevó al Capitán H. F. Gearing, USN, como Comandante, Escuadrón Destructor 49.


El PICKING luego salió de la Costa Oeste y navegó hacia Pearl Harbor, Territorio de Hawai, donde llegó el 31 de agosto de 1944, y se presentó al Comandante de la THIRS Fleet para el servicio. Después de un período de ejercicios de entrenamiento y ensayo en aguas de Hawai, el destructor partió hacia Manus, Islas del Almirantazgo, el 15 de septiembre como uno de los buques de escolta de varias divisiones de transportes de ataque. Los barcos llegaron al puerto de Seeadler, Manus, el 3 de octubre después de un viaje sin incidentes.


Durante los siguientes seis meses, el PICKING fue asignado temporalmente a la SÉPTIMA Flota y, durante este tiempo, participó en las Operaciones de la Campaña de Filipinas.


Con destino al Área de Filipinas, el PICKING partió de Manus el 14 de octubre como un barco de escolta para la Fuerza de Ataque del Sur. La fuerza de ataque entró en el golfo de Leyte, Islas Filipinas, el día 20 después de un viaje sin incidentes y, durante los siguientes cuatro días, el DD685 funcionó como parte de la pantalla antiaérea y antisubmarina para transportes y lanchas de desembarco durante el asalto a las playas del sur. Al atardecer del día 20, tres "Sally" japonesas de alto vuelo fueron atacadas por armas automáticas y de 5 pulgadas del PICKING'S con resultados inadvertidos.Aunque se vieron otros aviones durante los cuatro días siguientes, ninguno de ellos estuvo dentro del alcance efectivo del arma.
En la tarde del 24 de octubre de 1944, el PICKING zarpó del Golfo de Leyte como parte de la escolta de los transportes descargados que se retiraban a Hollandia, Nueva Guinea. Esa noche la fuerza fue abordada por dos aviones no identificados que el PICKING tomó bajo fuego. Uno de los aviones fue destruido y el otro se retiró sin atacar.


El 26 de octubre de 1944, el PICKING se separó para unirse a la escolta del MONTE OLYMPUS y AURIG que salían del Golfo de Leyte hacia Manus. Desde esta fecha hasta el 27 de diciembre, el destructor se dedicó a tareas de escolta de rutina o tareas relacionadas con el reabastecimiento y el mantenimiento del barco.


El DD 685 transportes escoltados cargados con refuerzos de regreso al Golfo de Leyte el 20 de noviembre y mientras se realizaban las operaciones de descarga, la fuerza fue atacada por cuatro aviones de combate japoneses "suicidas". Dos de ellos fueron atacados por las baterías del barco y al PICKING se le atribuyó una "ayuda" para salpicar uno de estos aviones. Esta fue la única acción de importancia que se produjo durante este período.
Durante el asalto a las playas del golfo de Lingayen el 9 de enero, el PICKING funcionó como parte de la pantalla antisubmarina y antiaérea para los transportes y las lanchas de desembarco. Varias aeronaves enemigas fueron tomadas bajo fuego b el PICKING pero no se observaron daños a las aeronaves enemigas. En la noche del día 9, el PICKING se unió a la pantalla de los transportes descargados y el grupo se retiró al Golfo de Leyte sin incidentes.


Del 2 al 13 de febrero. el barco operaba en Subic Bay, Islas Filipinas.


El 13 de febrero, el PICKING y el USS YOUNG apoyaron de cerca a los dragaminas que despejaban campos de minas conocidos de las aguas alrededor de la bahía de Marivoles y Corregidor. Como el enemigo no disparó contra los barcos de búsqueda de minas, el PICKING bombardeó objetivos de oportunidad en el Corregidor Sur y alrededor de la entrada a la Bahía de Mariveles. El PICKING disparó el primer proyectil de la guerra, desde un buque de la Armada de los Estados Unidos, hacia Corregidor.


En la noche del 14 al 15 de febrero. el DD 685 proyectó embarcaciones de asalto desde Subic Bay hasta Moriveles Bay. Luego, el destructor llevó a cabo un bombardeo programado del lado este de la bahía, inmediatamente antes de los aterrizajes. que se llevaron a cabo sin dificultad alrededor de las 9 de la noche. Durante el resto del día, el barco se dedicó a operaciones de inspección.


A la mañana siguiente (16 de febrero de 1945), el PICKING llevó a cabo un bombardeo programado y un apoyo cercano de la cabeza de playa en el área de Corregidor en San José. Después del desembarco de las tropas estadounidenses, los objetivos de oportunidad fueron atacados. Al menos una batería enemiga, que disparaba contra la lancha de desembarco, fue silenciada por impactos directos de los cañones de 5 pulgadas del PICKING, y también se neutralizó el fuego de mortero de las playas.
El 1 de abril de 1945, el PICKING fue asignado al servicio en la Task Force 54, la fuerza de apoyo y cobertura de fuego para la operación de Okinawa. Permaneció con esta fuerza durante los siguientes 68 días, operando principalmente como buque de apoyo contra incendios para operaciones terrestres y ocasionalmente como buque de detección para los cruceros y acorazados del grupo de trabajo. Además, a veces actuaba como "cazadora de moscas" para evitar la actividad de las pequeñas embarcaciones japonesas1, en particular la de los botes suicidas. Durante este período de bombardeos constantes de día y de noche, el PICKING disparó más de 15.000 rondas de munición de 5 pulgadas contra posiciones japonesas en el sur de Okinawa, destruyendo una serie de piezas de artillería enemigas, vertederos, vehículos, cajas de pastillas, sellando numerosas cuevas y matando a un desconocido. número de tropas enemigas.
El barco estaba casi constantemente en la estación de tiro, excepto en los períodos en que era necesario reponer combustible y municiones o cuando se le asignaban tareas de inspección. Durante el día, los disparos fueron dirigidos por observadores aéreos y terrestres. Por la noche, el fuego de iluminación y hostigamiento se llevó a cabo mediante fuego sectorial y, cuando fue necesario, dirigido por observadores terrestres.


Apenas pasaba un día sin al menos un ataque aéreo enemigo, por lo general había varios. Durante el día, la mayoría de los aviones enemigos fueron interceptados y destruidos antes de llegar al área de envío concentrado alrededor del sur de Okinawa, pero por la noche los japoneses pudieron llegar al área casi a voluntad. Si bien las actividades japonesas fueron una molestia, causaron muy poco daño efectivo.


El 3 de abril, poco después de la medianoche, mientras examinaba los acorazados y cruceros de la Task Force 54 en su retiro nocturno al oeste de Okinawa, el PICKING fue atacado por una "Betty" que volaba a baja altura y arrojó un torpedo. Después de pasar cerca de la popa del destructor, el "pez de hojalata" explotó sin causar daño.


El PlCKING fue disparado por una batería en tierra, el 5 de abril, que estaba ubicada en el sur de Okinawa. Sin embargo, el objetivo principal de la batería enemiga resultó ser el USS NEVADA, que fue alcanzado varias veces. Junto con los otros barcos de apoyo de fuego, el PICKING realizó fuego de contrabatería que rápidamente eliminó la posición del cañón enemigo.


La tarde siguiente, mientras procedía a frenar las unidades pesadas de la Task Force 54 para la salida nocturna de retiro, el PICKING fue atacado por cuatro aviones japoneses tipo "Tony" que se acercaban a baja altura sobre el agua. Dos de ellos fueron ahuyentados por disparos, pero los otros dos persistieron en su ataque. El primero de ellos explotó por golpes de 40 milímetros y se estrelló en el agua a 200 yardas del barrio de babor. Menos de 60 segundos después, el segundo fue alcanzado por una ráfaga de 5 pulgadas y salpicó a 500 yardas del haz de babor.


A última hora de la tarde del 7 de abril de 1945, frente al oeste de Okinawa, el PICKING se unió a una fuerza de batalla de acorazados, cruceros y destructores que se estaban formando para enfrentarse a una fuerza de tarea japonesa, centrada alrededor del YAMATO, y se informó que se dirigía en la dirección de Okinawa. Justo antes de la puesta del sol, el PICKING abrió fuego contra un "Zeke" que se zambulló en el cielo a unas tres millas de la proa de estribor. El avión japonés, sin embargo, no fue alcanzado y tuvo un accidente suicida contra el USS MARYLAND. A última hora de esa noche, el PICKING se enteró de que los aviones de la Fuerza de Tarea 58 habían eliminado la amenaza de la fuerza de superficie japonesa.


En la noche del 9 de abril, mientras se retiraba con otras naves de la Task Force 54, el DD685 disparó al amanecer una aeronave enemiga que se cree que era una "Betty" que se acercó a la formación.


Poco después de la medianoche del 2 de mayo, mientras realizaba el hostigamiento nocturno y el fuego de iluminación al noroeste de Naha, los proyectiles comenzaron a salpicar a bordo del destructor. El barco se puso en marcha de inmediato y realizó disparos de contrabatería. La batería enemiga, que se cree que está cerca de Naha, cesó el fuego poco después.


Poco después del amanecer del 18 de mayo, el PICKING acudió en ayuda del USS LONGSHAW, un destructor que había encallado en un banco de arena junto al aeródromo de Naha en el sur de Okinawa. Después de intentar remolcar con un destructor, el cable se partió, por lo que el PICKING se quedó para prestar asistencia mientras el ARIKARA (AT-98) intentaba remolcar. A las 11 de la mañana, el LONGSHAW se informó de que estaba bajo el fuego de las baterías de tierra enemigas y el PICKING apuntó inmediatamente sus armas hacia los emplazamientos japoneses. El LONGSHAW fue alcanzado en medio del barco y luego, de nuevo, hacia adelante. Siguió una violenta explosión que destruyó la parte delantera del barco hasta el mástil. Esta explosión fue seguida por un fuego furioso que pareció por un tiempo envolver todo el barco, pero luego se vio centrarse en la sección delantera demolida. Mientras tanto, la batería de la costa centró su atención en la RECOLECCIÓN. Varios proyectiles impactaron bastante cerca a bordo pero, en ese momento, todos los barcos de apoyo de fuego en las cercanías estaban concentrando su fuego en la posición del cañón enemigo y rápidamente lo silenciaron.


El PICKING puso inmediatamente un bote en el agua para ayudar en el rescate de los sobrevivientes de LONGSHAW, muchos de los cuales podían verse entre los escombros flotantes y el petróleo en llamas. Unos 30 hombres de LONGSHAW fueron recogidos y llevados a un LCI que estaba cerca para realizar labores de rescate. Mientras el barco estaba al costado de la transferencia, el LCI también fue alcanzado por el fuego de los proyectiles enemigos desde la orilla y muchos de los supervivientes volvieron a saltar al agua, por lo que fue necesario volver a rescatarlos.


Por la tarde, era evidente que el LONGSHAW estaba más allá del salvamento y se ordenó al PICKING que lo destruyera con fuego de torpedo. Esto resultó difícil debido a las aguas poco profundas y solo se obtuvieron dos impactos de cada cinco torpedos disparados. Uno de los "impactos" no explotó y el otro destruyó la parte posterior del barco. Lo que quedó de la embarcación siniestrada fue destruido por disparos de 5 pulgadas del USS EDWARDS y PICKING.


El 7 de junio de 1945, el PICKING fue relevado de sus deberes de apoyo de fuego ya que, debido a tantos disparos, sus cañones de 5 pulgadas estaban tan erosionados que ya no era posible disparar con precisión. Al día siguiente, el destructor tomó una estación en el sureste de Kume Shima como piquete de radar. Los días siguientes transcurrieron sin incidentes, ya que no se realizaron incursiones enemigas de más de un avión en el sector y el 12 de junio se llamó a todos los barcos debido a un tifón que se acercaba. El PICKING permaneció anclado en Magushi hasta el día 16, cuando se dirigió a otra estación de piquetes de radar al noreste de Ie Shima. Después de cuatro días tranquilos con poca o ninguna actividad enemiga, el barco regresó al Hagushi Anchorage. Permaneció en esta vecindad hasta el 23 de junio cuando partió hacia Saipán como escolta de convoyes.


El 25 de junio de 1945, el DD-685 recibió órdenes de proceder a los Estados Unidos para su revisión, el cese de las hostilidades de la Segunda Guerra Mundial mientras estaba en aguas de los Estados Unidos.


A fines de 1945, el PICKING se colocó en bolas de naftalina para permanecer allí durante cinco años.

El barco publicó su registro de guerra el Día de la Marina de 1945. CDR C. T. Mauro era CO y LCDR M. L. Coon era XO en ese momento:

28 de diciembre de 1943 - 8 de agosto de 1944 - Campaña de las Aleutianas

4 de febrero de 1944 Bombardeo de KURABU ZAKI, ISLAS DE KURILE, JAPÓN

(Este fue el primer bombardeo naval del territorio de origen japonés en la Segunda Guerra Mundial)

13 de junio de 1944 Bombardeo de MATSUWA TO, ISLAS DE KURILE, Japón

26 de junio de 1944 Segundo bombardeo de KURABU ZAKI, ISLAS KURILE, JAPÓN

20 de octubre de 1944-21 de marzo de 1945 - Campaña de Filipinas

20-25 de octubre de 1944 Invasión de LEYTE

1. Derribó dos aviones japoneses

2. Submarino japonés atacado

20 de noviembre de 1944 Escolta del convoy de suministros a LEYTE

1. Derribó un avión japonés & quotKAMIKAZE & quot.

9 de enero de 1945 Invasión del Golfo de LINGAYEN

1. Aviones enemigos & quotKAMIKAZE & quot atacados

29 de enero de 1945 Aterrizajes en SAN ANTONIO - SAN FELIPE, LUZON

13 de febrero de 1945 Apoyo de fuego de dragaminas en MANILA BAY

(Durante esta operación, PICKING disparó el primer tiro desde un buque de la Marina de los EE. UU.

15 de febrero de 1945 Apoyo de fuego del asalto de desembarco en MARIVALES HARBOR, BATAAN

16 de febrero de 1945 Apoyo de fuego del asalto de desembarco en CORREGIDOR

26 de marzo - 23 de junio de 1945 - Campaña de Okinawa

1 de abril de 1945 Invasión de KERAMA RETTO, OKINAWA GUNTO

23 de junio de 1945 Invasión de OKINAWA

1. Disparó más de 15.000 rondas de proyectiles de 5 pulgadas contra las instalaciones y las tropas japonesas

2. Derribó dos aviones & quotKAMIKAZE & quot y derribó dos más, en un ataque simultáneo.

3. Derribado un avión torpedero nocturno japonés

4. Intento de rescate de un destructor de los EE. UU. Aterrizado a media milla del territorio enemigo, pero

obligado a retirarse después de que las baterías japonesas de la costa lo explotaran

5. Recomendado para CITACIÓN DE LA UNIDAD DE LA MARINA

1 hombre herido, ninguno muerto, barco ileso


La nueva puesta en servicio se completó el 26 de enero de 1951 y el PICKING salió de San Diego en abril de 1951 para presentarse ante el Comandante Destructor de la Flota Atlántica para el servicio como buque insignia del recién reorganizado Escuadrón de Destructores Veinticuatro.


El comandante A. C. Edwards, comandante en jefe, volvió a poner en servicio el DD-685. El Capitán CH Lyman III estaba a bordo como ComDesRon 24. Después de una revisión en el Astillero Naval de Boston y un entrenamiento de actualización en la Bahía de Guantánamo, Cuba, el PICKING informó, con DesDiv 241 al Comandante de la Sexta Flota para un período de servicio en el Mediterráneo desde enero de 1952 al 20 Mayo de 1952 cuando regresaron a Newport, Rhode Island, el puerto base.


Al participar en los Ejercicios Hunter Killer durante el verano de 1952, el Comandante G. R. Warren, Jr. relevado como Comandante en Jefe y el Capitán C. W. Moses había relevado como ComDesRon el 24 de octubre. En octubre, se recogió a Labrador para los ejercicios de clima frío.
Involucrado en una colisión con el USS STEPHEN POTTER mientras operaba como una pantalla para operaciones de transporte rápido durante noviembre de 1952, el PICKING entró cojeando en el Astillero Naval de Brooklyn para reparaciones.


Mientras estaban en el Caribe para el entrenamiento de invierno, el PICKING recibió la orden de hacer los preparativos para el servicio en el Este de los Estados Unidos alrededor del 1 de abril.


Después del servicio fuera de Newport, Rhode Island, llegó a Yokosuka, Japón, el 4 de mayo de 1953. Fuera de Corea, operó con las Fuerzas de Tarea 77 y 95, realizando bombardeos en tierra con 95 y salvó a un aviador naval. Una vez cumplido el deber coreano, partió de Sasebo, Japón, el 5 de agosto, y procedió a través del Canal de Suez a Boston y llegó el 7 de octubre.
Después de las operaciones en Estados Unidos en 1954, zarpó el 5 de enero de 1955 para el servicio europeo y mediterráneo. Operando desde Londonderry, Irlanda del Norte, estudió las técnicas de escolta de convoyes británicos y luego sirvió en la Sexta Flota, antes de regresar a Newport el 26 de mayo.


Transferida a la Flota del Pacífico, llegó a Long Beach, California, el 15 de abril de 1956. Partió el 5 de junio en un período de servicio con la 7ª Flota, que incluía una patrulla de Taiwán, y regresó a Long Beach el 18 de noviembre. Partiendo de Long Beach el 13 de agosto, hizo otra gira por el Lejano Oriente y regresó el 24 de enero de 1958.


En su siguiente despliegue de WestPac, del 8 de octubre de 1958 al 27 de marzo de 1959, operó con un grupo de cazadores-asesinos antisubmarinos dirigido por YORKTOWN (CVS-10). Durante esta gira, llevó suministros de emergencia a la ciudad japonesa dañada por el fuego de Koniya, Amami Oshima, las islas Ryukyu.


En el otoño participó en ejercicios antisubmarinos con las fuerzas canadienses frente a la costa oeste. De enero a junio de 1960, y de agosto de 1961 a febrero de 1962, realizó dos implementaciones más de WestPac. Durante la crisis cubana de octubre de 1962, escoltó a RANGER (CVA-61). Las operaciones y el entrenamiento de la costa este llenaron 1963.


Desplegada en la 7ma Flota el 13 de marzo de 1964, realizó tareas de escolta frente a Vietnam en respuesta al incidente del Golfo de Tonkin antes de regresar a Long Beach el 2 de octubre. Navegando hacia WestPac el 10 de julio de 1965, llegó a la estación Dixie frente a Vietnam el 11 de septiembre. Durante septiembre y noviembre bombardeó posiciones enemigas en Vietnam del Sur. Regresó a Long Beach el 16 de diciembre.


Tras la formación y las operaciones locales en 1966, partió hacia WestPac el 27 de diciembre. Bombardeó áreas militares, navales y logísticas enemigas en Vietnam del Norte y del Sur, y destruyó varias embarcaciones logísticas en las aguas costeras de Vietnam del Norte. El entrenamiento frente a la costa oeste en guerra antisubmarina y artillería terminó en 1967. En febrero de 1968 partió hacia WestPac y llegó a la estación Yankee el 25 de abril. Tras el servicio de apoyo de disparos frente a Vietnam del Sur y un regreso a la estación Yankee, llegó a Long Beach el 17 de agosto.


Después de sus deberes con la Flota del Pacífico en 1969, PICKING fue dado de baja el 1 de junio de 1970 en Vallejo, California, y entró en la Flota de Reserva. Fue expulsada de los registros el 1 de marzo de 1975.


PICKING recibió 5 estrellas de batalla por el servicio de la Segunda Guerra Mundial y una estrella de batalla por el servicio de Corea. Los premios de la Segunda Guerra Mundial:

1 estrella - Operación Kurile Island

Masahi-Wan-Kurabu-Zaki 4 de febrero de 1944

Kurabu-Zaki 26 de junio de 1944

1 estrella - Operación Leyte 10 de octubre-29 de noviembre de 1944

1 estrella - Luzón Peration

Aterrizajes de Lingayen Golf 4-18 de enero de 1945

1 estrella - Bahía de Manila - Operaciones Bicol

Mariveles-Corregidor 14-28 de febrero de 1945

1 estrella - Operaciones de Okinawa Gunto

Asalto-Ocupación Gunto 24 de marzo-30 de junio de 1945

Gracias a Ernie Tafoya


PICKING se utilizó para prácticas de tiro después de la clausura. Ella estaba en Mare Island, CA. Las siguientes imágenes e información fueron proporcionadas por Dick Fust.

PICKING fue hundido como objetivo frente a la costa del sur de California el 27 de febrero de 1997 a las 31 ° C 38 '00,4 N y 118 ° 34' 00,7 ° O. Ella descansa a 1030 brazas.


Facebook

Pie. Berthold Tribal Councilmen en NCAI Parade Bismarck, Dakota del Norte, 10 de septiembre de 1963.

Phillip Ross, August Little Soldier, Ben Youngbird y Martin Cross.

Historia de Mandan Hidatsa Arikara

1933 graduados de la Bismarck Indian School

Fila inferior:
1 .----- 2. Ethel Menz (Standing Rock Sioux) 3. ---- 4. ---- 5. Viola Little Soldier (Ft. Berthold…

Historia de Mandan Hidatsa Arikara

1932 Bismarck Indian School Glee Club

Fila inferior:
1. Marian Slater (Turtle Mountain Chippewa) 2. Marian Whitman (tribu de Ft. Berthold Mandan) 3. Catherine Bailey…


Honrando a los miembros de la tripulación del USS Arikara

Eloise Ogden

Editor regional
[email protected]

Eloise Ogden / MDN Desde la izquierda, Ron Bennett, Bob Chady, Michael Lee, Tommy Flowers, Steve Ussery, Gene Abling y Tim Schulte, ex miembros de la tripulación del USS Arikara, se muestran en junio de 2012 cuando se reunieron en 4 Bears Casino & Lodge, al oeste de New Town. Pete Ward, el oficial ejecutivo del barco, aún no había llegado cuando se tomó la foto. Su barco fue dado de baja en 1971. Ahora los miembros de la tripulación están dirigiendo un esfuerzo para que la Armada nombre un nuevo barco en honor a la tribu Arikara.

Los ex miembros de la tripulación que sirvieron en el USS Arikara, un barco desmantelado en 1971, están pidiendo a los miembros de la tribu Arikara y a la delegación del Congreso de Dakota del Norte que apoyen un nuevo barco de la Armada de los EE. UU. Que se nombrará en honor a la tribu N.D.

A principios de este año, llamó la atención de los miembros de la tripulación del USS Arikara a través de un boletín del Instituto Naval que la Marina de los EE. UU. Ha contratado para la construcción de varios nuevos barcos de rescate, remolque y rescate (clase Navajo), dijo Peter Ward, un ex Miembro de la tripulación del USS Arikara de Charleston, SC

Dijo que la nueva flota de estos buques de la Armada está siendo nombrada en honor a las tribus indígenas americanas.

& # 8220 Estos nuevos barcos serán la última versión de los remolcadores oceánicos originales que se construyeron para la Armada en la Segunda Guerra Mundial. Uno de esos barcos originales fue el USS Arikara (ATF-98), & # 8221 Ward, dijo.

El USS Arikara original (AT-98) era una flota de remolcadores oceánicos de la clase Abnaki. Fue lanzado en 1943 en Charleston, Carolina del Sur, encargado en enero de 1944 y estuvo en servicio en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam y también en tiempos de paz. El barco tenía un complemento de unos seis oficiales y unos 65 miembros alistados. El USS Arikara ganó un elogio de la Unidad de la Armada y tres estrellas de batalla por el servicio de la Segunda Guerra Mundial, cinco estrellas de batalla por el servicio de la Guerra de Corea y cuatro estrellas de la campaña por el servicio de la Guerra de Vietnam, según navsource.org.

A través de contactos en Washington, D.C., Ward dijo que los ex miembros de la tripulación se enteraron de que conseguir un barco con nombre generalmente requiere el apoyo del Congreso.

Dijo que se han puesto en contacto con Austin Gillette, un veterano de Vietnam y ex presidente de Three Affiliated Tribes & # 8217 y miembro del consejo tribal de White Shield, y Marilyn Hudson de Parshall sobre su interés en tener un barco con el nombre de la tribu.Hace varios años, Gillette y Hudson, entonces administrador del Museo de las Tres Tribus cerca de New Town, ayudaron a los antiguos miembros de la tripulación que sirvieron en el USS Arikara entre 1965-1971, a organizar una reunión en la Reserva Fort Berthold. Durante la reunión en junio de 2012, ex miembros de la tripulación, muchos de los cuales sirvieron en el USS Arikara durante la Guerra de Vietnam, se reunieron con miembros de la tribu por la que su barco fue nombrado en honor.

Ward dijo que Fred Fox, de White Shield, concejal del segmento este del consejo empresarial tribal, ha sido informado de su nueva iniciativa para nombrar un barco para la tribu.

Dijo que están pidiendo a los miembros de la tribu que se pongan en contacto con sus senadores y congresistas, los senadores John Hoeven y Kevin Cramer y el congresista Kelly Armstrong, para obtener ayuda en el esfuerzo de los antiguos miembros de la tripulación.

& # 8220 Varios miembros de la tripulación ya han escrito a sus respectivas delegaciones del Congreso para apoyar el nombramiento de uno de los nuevos barcos en honor a la tribu y el pueblo Arikara, & # 8221 Ward.

Ward dijo que la gente de Arikara, que es & # 8220 intensamente patriota & # 8221, ha tenido un impacto abrumador en la tripulación del barco.

Después de esa primera reunión en Fort Berthold, los miembros de la tripulación han regresado a White Shield como invitados de la tribu para esa comunidad & # 8217s powwow y para otras ocasiones.

& # 8220 Para muchos miembros de la tripulación que sirvieron en el barco en Vietnam, regresar & # 8220 a casa & # 8221 después de la guerra y después de que el barco fuera dado de baja en 1971 no fue una realidad hasta que la gente de Arikara les dio la bienvenida a casa hace unos años. Asistir a los powwows y pasar tiempo con la gente de Arikara ha sido un evento que ha cambiado la vida de muchos miembros de la tripulación. Lo mínimo que podemos hacer para apoyar a estos miembros de la tripulación y estar agradecidos con la gente de Arikara es conseguir un nuevo barco con el nombre de la tribu & # 8217s honor & # 8221 Ward.


Hay 2 registros censales disponibles para el apellido Arikara. Como una ventana a su vida cotidiana, los registros del censo de Arikara pueden indicarle dónde y cómo trabajaron sus antepasados, su nivel de educación, condición de veterano y más.

Hay 1 registros de inmigración disponibles para el apellido Arikara. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

Hay 1.000 registros militares disponibles para el apellido Arikara. Para los veteranos entre sus antepasados ​​Arikara, las colecciones militares brindan información sobre dónde y cuándo sirvieron, e incluso descripciones físicas.

Hay 2 registros censales disponibles para el apellido Arikara. Como una ventana a su vida cotidiana, los registros del censo de Arikara pueden indicarle dónde y cómo trabajaron sus antepasados, su nivel de educación, condición de veterano y más.

Hay 1 registros de inmigración disponibles para el apellido Arikara. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

Hay 1.000 registros militares disponibles para el apellido Arikara. Para los veteranos entre sus antepasados ​​Arikara, las colecciones militares brindan información sobre dónde y cuándo sirvieron, e incluso descripciones físicas.


Indios Arikara

Indios Arikara. Significa & # 8220horns, & # 8221 o & # 8220elk, & # 8221 y haciendo referencia a su antigua manera de llevar el cabello con dos pedazos de hueso de pie, uno a cada lado de la cresta -ra es el sufijo plural. También llamado:

  • Ă da ka & # 8217 da ho, nombre Hidatsa.
  • Ah-pen-ope-say, o A-pan-to & # 8217-pse, nombre de Cuervo.
  • Comedores de maíz, dado como su propio nombre.
  • Ka & # 8217-nan-in, nombre Arapaho, que significa & # 8220 personas cuyas mandíbulas se rompen en pedazos. & # 8221
  • O-no & # 8217-ni-o, nombre Cheyenne.
  • Padani, Pani, aplicado a ellos por varias tribus.
  • Ree, abreviatura de Arikara.
  • Sanish, & # 8220person, & # 8221 su propio nombre, según Gilmore (1927).
  • S & # 8217gŭǐes & # 8217tshi, nombre Salish.
  • Stâr-râh-he & # 8217 [tstarahi], su propio nombre, según Lewis y Clark (1904-05).
  • Tanish, su propio nombre, que significa & # 8220 la gente, & # 8221 según Hayden (1862). Quizás una errata de Sanish.
  • Wa-zi & # 8217-ya-ta Pa-da & # 8217-nin, nombre Yankton, que significa & # 8220northern Pawnee. & # 8221

Conexiones de Arikara. Los Arikara pertenecían a la estirpe lingüística Caddoan y eran una rama relativamente reciente de los Skidi Pawnee.

Ubicación de Arikara. En tiempos históricos han ocupado varios puntos del río Missouri entre el río Cheyenne, Dakota del Sur y Fort Berthold, Dakota del Norte. (Véase también Montana y Nebraska).

Subdivisiones y aldeas de Arikara

A veces se habla de los Arikara como una confederación de tribus más pequeñas, cada una de las cuales ocupa su propia aldea, y un relato menciona 10 de ellas, mientras que Gilmore (1927) proporciona los nombres de 12, incluidos 4 de gran importancia bajo los cuales se agruparon los demás. Estos fueron los siguientes:

  • Awahu, asociados con los cuales estaban Hokat y Scirihauk.
  • Hukawirat, con el que se asociaron Warihka y Nakarik.
  • Tusatuk, con los que se asociaron Tsininatak y Witauk.
  • Tukstanu, con el que se asociaron Nakanusts y Nisapst.

Las fuentes anteriores dan otros nombres que no concuerdan con estos:

  • Hachepiriinu.
  • Hia.
  • Hosukhaunu, propiamente el nombre de una sociedad de danza.
  • Hosukhaunukarerihu, propiamente el nombre de una sociedad de danza.
  • Kaká.
  • Lohoocat, el nombre de una ciudad en la época de Lewis y Clark.
  • Okos.
  • Paushuk.
  • Sukhutit.

Historia de Arikara

Después de separarse del Skidi en lo que ahora es Nebraska, el Arikara avanzó gradualmente hacia el norte hasta el río Missouri y siguió por ese arroyo. En 1770, cuando los comerciantes franceses entablaron relaciones con ellos, estaban un poco por debajo del río Cheyenne. Lesser y Weltfish (1932) sugieren que pueden haber sido los Harahey o Arahey de los que se habló a Coronado en lugar de los Pawnee. Lewis y Clark los encontraron, reducidos considerablemente en número, entre los ríos Grand y Cannonball. En 1823 atacaron los barcos de un comerciante estadounidense, mataron a 13 hombres e hirieron a otros, y como consecuencia de este problema abandonaron su país y se fueron a vivir con los Skidi en el río Loup. Dos años más tarde regresaron al Missouri y en 1851 habían avanzado hasta el norte de Heart River. Mientras tanto, las guerras con los Dakota y la viruela los habían reducido tanto que estaban contentos de entablar relaciones amistosas con otras dos tribus, igualmente reducidas, los Hidatsa y Mandan. En 1862 se trasladaron a Fort Berthold. En 1880 se creó la Reserva de Fort Berthold para las tres tribus, y los Arikara han vivido en ella desde entonces, aunque ahora se les asigna tierra en varias partes, y tras la aprobación de las asignaciones, el 10 de julio de 1900, se convirtieron en ciudadanos de la Estados Unidos.

Población de Arikara. Mooney (1928) estima que en 1780 había unos 3.000 Arikara. En 1804 Lewis y Clark dieron 2600. En 1871 eran 1.650, en 1888 sólo 500 y en 1904, 380. El censo de 1910 arrojó 444 de los cuales 425 estaban en Dakota del Norte. En 1923, la Oficina para Indios de los Estados Unidos dio 426. El censo de 1930 arrojó 420, y la Oficina para Indios de los Estados Unidos en 1937, 616.

Conexión en la que los Arikara se han hecho notorios. Los Arikara son conocidos simplemente como los más septentrionales de las tribus Caddoan y por su probable influencia en la introducción del conocimiento de la agricultura a la gente del Alto Missouri. Arickaree en el condado de Washington, Colorado, perpetúa el nombre.


Leyendas de America

By Frederick Webb Hodge en 1906

Indio Arikara en el altar, por Edward Curtis, 1908

Los Arikara son una tribu india del grupo norteño de la familia lingüística Caddoan. En el lenguaje, solo difieren dialécticamente del Pawnee. El nombre Arikara significa & # 8220horn, refiriéndose a la antigua costumbre de la tribu de llevar el pelo con dos trozos de hueso erguidos como cuernos a cada lado de la cabeza.

Cuando los Arikara dejaron el cuerpo de sus parientes en el suroeste, se asociaron con los Skidi, una de las tribus de la confederación Pawnee. La tradición y la historia indican que en algún punto del amplio valle de Missouri, Skidi y Arikara se separaron, el primero se instaló en el río Loup en Nebraska y el segundo, continuando hacia el noreste donde construyeron en los acantilados del río Missouri, pueblos de los cuales se han registrado vestigios. se ha observado casi tan al sur como Omaha.

En su movimiento hacia el norte, se encontraron con miembros de los sioux que se dirigían hacia el oeste. Siguieron guerras, con intervalos de paz e incluso de alianza entre las tribus. Cuando la raza blanca llegó al río Missouri, encontraron la región habitada por tribus siouan, quienes dijeron que los antiguos sitios de las aldeas habían sido ocupados por los Arikara.

En 1770, los comerciantes franceses establecieron relaciones con Arikara, debajo del río Cheyenne, en el río Missouri. Lewis y Clark conocieron a la tribu 35 años después, reducidos en número y viviendo en tres aldeas entre los ríos Grand y Cannonball, Dakota del Sur. En 1851 se habían trasladado a las cercanías de Heart River. La constante presión de los colonos hacia el oeste, junto con su política de fomentar guerras intertribales, provocó el continuo desplazamiento de muchas comunidades nativas, una condición que pesaba mucho sobre las tribus semi-sedentarias, como los Arikara, que vivían en aldeas y cultivaban la tierra. . La guerra casi continua con tribus agresivas, junto con los estragos de la viruela durante la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, casi exterminó algunas de sus aldeas. Los sobrevivientes debilitados se consolidaron para formar nuevas aldeas, necesariamente compuestas, de modo que gran parte de su antigua organización se modificó en gran medida o dejó de existir. Fue durante este período de tensión que los Arikara se convirtieron en vecinos cercanos y, finalmente, en aliados de Mandan e Hidatsa. En 1804, cuando Lewis y Clark visitaron el Arikara, estaban dispuestos a ser amigos de los Estados Unidos, pero debido a las intrigas incidentales a la rivalidad entre las empresas comerciales, que trajeron sufrimiento a los indios, se volvieron hostiles.

En 1823, el Arikara atacó a los barcos de un comerciante estadounidense, matando a 13 hombres e hiriendo a otros. Esto condujo a un conflicto con los Estados Unidos, conocido como la Guerra de Arikara, pero finalmente se concluyó la paz. Como consecuencia de estos problemas y el fracaso de las cosechas durante dos años consecutivos, la tribu abandonó sus aldeas en el río Missouri y se unió a los Skidi en el río Loup en Nebraska, donde permanecieron dos años.

Sin embargo, la animosidad que los Arikara mostraban hacia la raza blanca los convertía en vecinos peligrosos e indeseables, por lo que se les pidió que regresaran al río Missouri. Bajo su primer tratado, en 1825, reconocieron la supremacía del Gobierno Nacional sobre la tierra y el pueblo, acordaron comerciar solo con ciudadanos estadounidenses, cuya vida y propiedad se comprometieron a proteger y remitir todas las dificultades para el arreglo final a la Estados Unidos.

Tras el cierre de la Guerra México-Estadounidense, el Gobierno envió una comisión para definir los territorios reclamados por las tribus que vivían al norte de México, entre el río Missouri y las Montañas Rocosas. En el tratado celebrado en Ft. Laramie en 1851, con Arikara, Mandan e Hidatsa, la tierra reclamada por estas tribus se describe como situada al oeste del río Missouri, desde el río Heart en Dakota del Norte hasta el río Yellowstone, y este último hasta la desembocadura del polvo. River en Montana luego al sureste hasta la cabecera del río Little Missouri en Wyoming, y bordeando Black Hills hasta la cabecera del río Heart y por ese arroyo hasta su unión con el río Missouri.

Debido a la no ratificación de este tratado, los derechos territoriales de los Arikara permanecieron sin resolver hasta 1880, cuando, por Orden Ejecutiva, se apartó su reserva actual que incluía un puesto comercial, establecido en 1845, y llamado así por Bartholomew Berthold, un Fundador austríaco de la American Fur Company.

Los Arikara, Mandan e Hidatsa juntos comparten esta tierra y, por el nombre de su reserva, a menudo se les llama indios Fort Berthold.

De acuerdo con la ley del 8 de febrero de 1887, los Arikara recibieron asignaciones de tierra en varios y, con la aprobación de las asignaciones por el Secretario del Interior el 10 de julio de 1900, se convirtieron en ciudadanos de los Estados Unidos y sujetos a la leyes de Dakota del Norte.

El Gobierno mantuvo un internado industrial y escuelas de tres días en la reserva de Ft Berthold. Un internado misionero y una iglesia fueron apoyados por la Junta de Misiones Congregacional. En 1804 Lewis y Clark estimaron la población de Arikara en 2.600, de los cuales más de 600 eran guerreros. En 1871 la tribu sumaba 1.650 en 1888, se redujeron a 500, y el censo de 1904 dio una población de 380.

Desde donde se remontan sus tradiciones, los Arikara han cultivado la tierra, dependiendo para su suministro de alimentos básicos de cultivos de maíz, frijoles, calabazas y calabazas. En el lenguaje de señas, los Arikara se designan como & # 8220 comedores de maíz & # 8221, el movimiento de la banda simulando el acto de roer los granos de maíz de la mazorca. Conservaron la semilla de un tipo peculiar de maíz de orejas pequeñas, que se dice que es muy nutritivo y muy querido. También se dice que la semilla de maíz se mantenía atada en una piel y colgada en el albergue cerca de la chimenea, y cuando llegó el momento de la siembra, solo se utilizaron aquellos granos que mostraban signos de germinación.

Los arikara intercambiaban maíz con los cheyenne y otras tribus por túnicas, pieles y carne de búfalo y las intercambiaban con los comerciantes por telas, utensilios de cocina, armas, etc. Las mujeres llevaban a cabo los primeros tratos con los comerciantes. Los Arikara cazaban búfalos en invierno y regresaban a su aldea a principios de la primavera, donde pasaban el tiempo antes de plantar para vestir las pieles.

Su suministro de pescado se obtenía mediante trampas de canasta. Eran nadadores expertos y se aventuraron a capturar búfalos que estaban discapacitados en el agua mientras la manada cruzaba el río. Su suministro de madera se obtenía del río cuando se rompió el hielo en la primavera, los indios saltaron sobre las tortas, ataron cuerdas a los árboles que giraban por la rápida corriente y los arrastraron a la orilla. Hombres, mujeres y los niños mayores se dedicaban a este apasionante trabajo y, aunque a veces se caían y eran arrastrados río abajo, su destreza y valor por lo general impedían accidentes graves.

Sus botes estaban hechos de una sola piel de búfalo estirada, con el cabello hacia adentro, sobre una estructura de sauces doblada como una canasta y atada a un aro de 3 o 4 pies de diámetro. El barco podría ser transportado fácilmente por una mujer y llevaría a tres hombres a través del río Missouri con una seguridad aceptable.

Antes de la llegada de los comerciantes, los Arikara fabricaban sus utensilios de cocina con morteros de alfarería para triturar el maíz, con mucha mano de obra se fabricaban azadas de piedra con los omóplatos del búfalo y las cucharas de alce se formaban con los cuernos del búfalo y el Las escobas y los cepillos de las ovejas de las montañas se hacían de madera dura, los cuchillos de hierba tosca estaban astillados de pedernal, y se usaban lanzas y puntas de flecha de cuerno y pedernal para partir madera, y se usaban cuñas de cuerno.

Guerrero Arikara por Karl Bodmer

Los silbatos se construían para imitar el balido del antílope o la llamada de los alces, y servían como señuelos, se fabricaban pistolas y otros juguetes para los niños y chirimías para el entretenimiento de los jóvenes. Las prendas estaban bordadas con púas de puercoespín teñidas. Las conchas de dientes del Pacífico eran muy apreciadas como adornos. También cabe destacar la habilidad de los Arikara para fundir vidrio y verterlo en moldes para formar cuentas de colores intensos que se utilizan para el comercio. Su tejido de cestas se ha identificado con uno practicado por antiguas tribus en Luisiana y probablemente sobrevivió de sus antepasados ​​que emigraron del extremo suroeste.

Los Arikara fueron igualmente tenaces con su idioma, a pesar de que fueron vecinos de las tribus Sioux durante más de un siglo, viviendo en términos de intimidad y casamientos mixtos en gran medida. A principios de siglo, casi todos los miembros de cada tribu entendían el idioma de las otras tribus, pero hablaban el suyo con mayor fluidez. En este momento, también se adhirieron a su antigua forma de vivienda, erigiendo, a costa de gran trabajo, cabañas de tierra que generalmente se agrupaban alrededor de un espacio abierto en el centro de la aldea, a menudo bastante juntas, y generalmente ocupadas por dos o tres familias. Cada aldea contenía generalmente una cabaña de tamaño inusual, en la que se llevaban a cabo ceremonias, bailes y otras festividades. Las ceremonias religiosas, en las que los individuos suscritos o la aldea tenían su parte especial, unían a la gente por creencias, tradiciones, enseñanzas y súplicas comunes que se centraban en el deseo de una larga vida, comida y seguridad.

En 1835, el príncipe Maximiliano de Wied, explorador y naturalista alemán, advirtió que los cazadores no cargaban en sus caballos la carne obtenida de la persecución, sino que la llevaban en la cabeza y el lomo, a menudo transportándola desde una gran distancia. El hombre que podía llevar la carga más pesada a veces daba su carne a los pobres, en deferencia a su enseñanza tradicional de que & # 8220 el Señor de la vida le dijo a los Arikara que si daban a los pobres de esta manera, y ponían cargas sobre sí mismos, ellos tendría éxito en todas sus empresas. & # 8221

En la serie de ritos, que comenzó a principios de la primavera cuando sonó por primera vez el trueno, el maíz ocupó un lugar destacado. La mazorca se usó como emblema y se denominó & # 8220Madre & # 8221. Algunas de estas mazorcas de maíz ceremoniales se habían conservado durante generaciones y se atesoraban con reverente cuidado. Se hacían ofrendas, se cantaban rituales y se celebraban fiestas cuando se llevaban a cabo las ceremonias. Los ritos se observaban cuando se plantaba el maíz, en ciertas etapas de su crecimiento y cuando se cosechaba. Ceremonialmente asociados con el maíz había otros objetos sagrados, que se guardaban en una caja especial o en un santuario. Entre estos se encontraban las pieles de ciertas aves de importancia y siete cascabeles de calabaza que marcaban los movimientos de las estaciones.

Elaborados rituales y ceremonias asistieron a la inauguración de este santuario y a la exhibición de su contenido, que era un símbolo de las fuerzas que hacen y mantienen todas las cosas vivas y fructíferas. Aparte de estas ceremonias, hubo otras reuniones cuasirreligiosas en las que se realizaron hazañas de malabarismo, ya que los Arikara, al igual que sus parientes los Pawnee, se destacaron por sus destrezas manuales.

Los curanderos de Arikara, 1908

Los muertos fueron colocados en una postura sentada, envueltos en pieles y enterrados en tumbas. La propiedad, excepto las pertenencias personales que fueron enterradas con el cuerpo, se distribuyó entre los parientes, la familia rastrea la descendencia a través de la madre.

Los Arikara eran una confederación de sub-tribus poco organizada, cada una de las cuales tenía su aldea separada y un nombre distintivo, pocas de las cuales se han conservado. Los siguientes nombres se anotaron a mediados del siglo XIX:

Hachepiriinu (perros jóvenes)
Hia (Banda de Cree),
Hosukhaunu (perros tontos),
Hosukhaunukare rihn (Perritos tontos & # 8217),
Sukhutit (bocas negras)
Kaka (banda de cuervos)
Okos (banda de toros)
Paushuk (Banda de degolladores & # 8217)

Hoy, los Arikara son parte de la Nación Mandan Hidatsa y Arikara, ubicada en New Town, Dakota del Norte.

Mandan, Hidatsa & amp Arikara Nation
404 Frontage Road
New Town, Dakota del Norte 58763
701-627-4781

Por Frederick Webb Hodge, 1906. Compilado y editado por Kathy Weiser / Legends of America, actualizado en diciembre de 2020.

Sobre el Autor: Extraído y adaptado del Handbook of American Indians, de Frederick Webb Hodge, escrito en 1906. Aunque el contexto en general sigue siendo el mismo, algunas palabras, frases y el orden del material se han cambiado para corregir la gramática y la ortografía y hacer que este antiguo documento más fácil de leer por el lector moderno.


Magic 98 Historia

Sabiduría tiene un lugar especial en la historia de la radio de Madison, con personalidades conocidas como Café Clyde, Charlie Simon, Jonathan W. Little, Stoney Wallace y Neil Gavin, y Robin Steele.

La foto de arriba es la foto más antigua conocida de una camiseta de WISM.

En la foto de arriba: Bob Dylan visita Madison. A la izquierda están Jonathan W. Little y Charlie Simon de WISM. En el extremo derecho está el alcalde Paul Soglin.

En la década de 1960 y principios de la de 1970, la mayoría de las estaciones de FM en Estados Unidos tenían pocos oyentes. La mayoría de la gente no tenía radio FM para automóvil. La mayoría de las estaciones de FM ofrecían música rock o "fácil de escuchar". A fines de la década de 1970 Radiodifusión familiar del Medio Oeste creó un enfoque popular "adulto contemporáneo" para WISM-FM, y la estación (automatizada, es decir, sin locutores) comenzó a atraer oyentes a los que les gustaba la música de Movin ’Easy 98 FM. En 1983 Familia del Medio Oeste decidió que la estación podría tener aún más éxito si participaba en eventos comunitarios, ofrecía promociones divertidas y contaba con personalidades en vivo.

El primer equipo aéreo de Magic 98 fue:

Pat O'Neill 6-10 a. M.
Jim Reed 10 a. M. A 2 p. M.
Vic Martín 2-6PM
Johnny Marks 6-11P

Nuestros primeros eventos incluyeron “Noches mágicas” en los restaurantes de la zona y un día semanal de “Lleve su radio al trabajo” que ofreció a los oyentes un premio de $ 98. "Magic Money" se introdujo en 1984. El primer magia Van apareció en innumerables desfiles. Un concurso de "Almuerzo con los elefantes" para celebrar una aparición en el circo atrajo a una multitud a Ella’s Deli en el verano de 1984. Algunos de los Magia 98 personalidades que se unieron a la estación en la década de 1980 todavía están aquí hoy, incluyendo Sara Freeman y Kathryn Vaughn.


Historia adicional para Mandan, Hidatsa y Arikara

1900

A principios de siglo, las tierras indígenas eran un foco principal de interés del gobierno. Era evidente para el hombre blanco que los indios tenían demasiada tierra. Muchos intereses externos ejercieron una presión continua sobre el Congreso y el Gobierno Federal. A través de los sucesivos actos de adjudicación y usurpación, las tierras indígenas se estaban perdiendo a un ritmo fenomenal. La jurisdicción sobre las tierras indígenas seguía siendo responsabilidad de la Oficina de Asuntos Indígenas, pero parecía probable que desapareciera a medida que los indígenas se convirtieran en terratenientes independientes al recibir las patentes y la propiedad de sus propias tierras. La idea del Indian Bureau fue poner fin a la tarea de administrar las tierras indígenas permitiendo que sus tierras fueran transferidas a los blancos. En el Informe anual de 1901 del comisionado indio, el agente Richards declaró que las anualidades habían expirado y que la agencia tendría que operar con el ahorro de las diez cuotas que habían recibido desde 1891. El agente pensó que podrían vender una franja de tierra doce millas de ancho en el lado norte de la reserva. Un agente especial más tarde ese año sugirió vender 200,000 acres en el lado oeste.

El Congreso aprobó una ley el 3 de marzo de 1901 para proporcionar empleo a varios agentes especiales para visitar las reservas indígenas y negociar la venta de tierras "excedentes". James McLaughlin, agente veterano con muchas tribus, llegó a Fort Berthold en junio de 1902. Propuso que Mandan, Hidatsa y Sahnish vendieran cerca de 315.000 acres de su tierra. Ellos se opusieron. Al llegar a un acuerdo, las tribus acordaron vender 208.000 acres a 1,25 dólares el acre, construir una cerca y comprar toros, yeguas, segadoras y rastrillos. Los fondos restantes se distribuirían por igual a cada individuo. Por razones desconocidas, esta propuesta presentada al Congreso nunca fue ratificada. Se presentó un proyecto de ley para efectuar la apertura del terreno de la reserva. Las tribus se opusieron porque el gobierno no celebró un consejo con ellos y no obtuvo su consentimiento para la legislación propuesta. La Ley del 1 de junio de 1910 dispuso la cesión absoluta de trece municipios completos y ocho fraccionarios y el resto de la reserva al norte y al este del Misuri, excepto por las asignaciones hechas a individuos. Ciertas tierras también se reservaron para propósitos de agencia, escuela y misión en la margen izquierda del río, y también se tomaron disposiciones para la protección del sitio de Like-a-Fishhook Village. Se debían hacer asignaciones de 160 acres de tierras agrícolas o 320 acres de tierras de pastoreo a cada miembro de las Tribus, además de todas las asignaciones anteriores. Las personas debían recibir una suma igual al valor de tasación, no una suma fija como se propuso. Aunque esto representó una victoria para los indios, no todos quedaron satisfechos. La reserva se estaba convirtiendo en una franja estrecha a ambos lados del Missouri. Más tierra pasó a manos de los indios.

Asignación

El Congreso aprobó la Ley General de Asignaciones de 1887, aproximadamente cuando las tribus se mudaron de Like-a-Fishhook Village. Esta ley debía poner fin a los derechos tribales de los indígenas a las tierras de la reserva y convertirlos en propietarios individuales de la tierra. También fue un plan bien orquestado y pensado para separar a los indios de sus tierras. Cualquier tierra indígena no asignada podría entonces considerarse un excedente del gobierno y tratarse como el gobierno lo considere oportuno. Se entregó a las granjas de los colonos.

La Orden Ejecutiva de 1891 dispuso la asignación de la Reserva de Fort Berthold. Esta orden restringió la venta de tierras no asignadas y las reservó para futuros miembros de la tribu. La reserva se dividiría en parcelas estandarizadas: los jefes de familia recibieron 160 acres cada uno, las mujeres y los hombres mayores de 18 años que no eran jefes de familia recibieron 80 acres cada uno, los niños recibieron 40 acres cada uno. La asignación real de tierras de la reserva comenzó en 1894. La Ley General de Asignación o Dawes del 8 de febrero de 1887 es un ejemplo de un cambio en la política del gobierno hacia el liderazgo indio que alentó a los funcionarios del gobierno a tratar con individuos o familias, para eludir a las tribus líderes e ignorar las estructuras de gobierno tribales. Si la ley hubiera tenido éxito, la política de adjudicación habría puesto fin al sistema de reservas. Cuando las personas se trasladaron a parcelas individuales, a cada uno se le dio uno de los siguientes: una estufa, un yugo de bueyes de trabajo, un arado para romper, un arado para remover, una vaca, un carro, un hacha, una azada, una pala, un rastrillo de mano, una guadaña y un tenedor de tono. Se esperaba que construyeran una casa de madera o de madera en su parcela. Todos los hombres adultos debían trabajar para mantenerse, y los niños de entre ocho y dieciocho años debían asistir a la escuela. La agricultura en las tierras del banco no fue bien en esos primeros años debido a la falta de lluvia y la pobreza del suelo.

La agencia recomendó que se agreguen ganado, ovejas y cerdos para complementar los cultivos de granos. Esta política y práctica contradecían las creencias y prácticas indias. Los indígenas tradicionalmente pensaban en la tierra en términos de uso comunal y nunca como propiedad individual. La propiedad individual facilitó a los blancos la compra de tierras indígenas. Se perdieron millones de acres como resultado de esta ley. La Ley Dawes otorgó a los indios derechos y privilegios seleccionados, pero incluyó regulaciones restrictivas, poniéndolas bajo el control y la mirada vigilante del gobierno. El objetivo de la adjudicación era reemplazar la cultura tribal con la cultura del hombre blanco. El 14 de diciembre de 1886, Mandan, Hidatsa y Sahnish firmaron 1.600.000 acres de tierra de Fort Berthold y la reserva se abrió al asentamiento blanco. En 1891, a través de sucesivas órdenes ejecutivas, epidemias, agentes indios y asignaciones, los mandan, hidatsa y arikara (sahnish) fueron despojados de sus propiedades y desorganizados como grupo. Se esperaba que asumieran una filosofía del individualismo y, como individuos, fueron empujados a niveles sociales y económicos cada vez más bajos. (Dunn, 1963)

Cambio

A finales de la década de 1880 y principios de la de 1890, una grave sequía se apoderó del país. El mal tiempo y las sequías severas destruyeron las cosechas de Mandan, Hidatsa y Sahnish. Los intentos del gobierno de "civilizar" y "cristianizar" a los indios gobernaron la política federal, al igual que el enfoque flagrante de dividir su base territorial. En 1883, el secretario del Interior Henry M. Teller inició el Tribunal de Delitos Indios. Su objetivo era eliminar las "prácticas paganas" entre los indios. (Informe del Secretario del Interior, 1 de noviembre de 1883).

JD Adkins, Comisionado de Asuntos Indígenas de 1885 a 1888 ejerció una gran influencia y presión para promover el uso del idioma inglés en las escuelas a las que asistían los niños indios, afirmando "Un conocimiento más amplio y mejor del idioma inglés entre ellos es esencial para su comprensión de los deberes y obligaciones de ciudadanía ". (Informe del 21 de septiembre de 1887, en el Documento Ejecutivo de la Cámara, No 1, parte 5, vol. II, 50º Congreso, 1ª Sesión, serial 2542, págs. 18-23).

Los niños en edad escolar fueron enviados a la escuela y se les animó a convertirse en agricultores. Los indígenas debían seguir las leyes del Tribunal de Delitos Indígenas, que los castigaba por tener más de una esposa y por participar en bailes y ceremonias religiosas tradicionales. Aunque muchos hombres aceptaron convertirse en agricultores o asalariados, se encontraron dificultades para realizar una agricultura a gran escala. Año tras año, los cultivos fueron destruidos por sequías, heladas tempranas, insectos u otros desastres. Los mandan, hidatsa y arikara estaban acostumbrados a cultivar solo la llanura aluvial del Missouri para sus cultivos, pero el gobierno quería que plantaran y cultivaran excedentes lejos del lecho del río.

En 1871, el agente indio Tappen informó que los hombres habían roto 640 acres en la llanura aluvial y habían cultivado suficiente maíz y calabaza para el invierno. Como recompensa, los hombres recibieron carros y arneses para caballos. Posteriormente, cultivarían trigo y avena, que fueron entregados al agente para que los vendiera y el agente controlaba el dinero que se obtenía con la venta de estos granos.

El informe de 1873 del agente Tappens describió la superficie general de la tierra como no fértil, con escasa madera y sin agua. El Mandan, Hidatsa y Arikara estaban rodeados por un desierto de pradera por cientos de millas donde vivía muy poca caza, difícilmente un buen lugar para iniciar una economía agrícola. Trabajaron diligentemente con los implementos primitivos que se les dieron y tenían novecientos acres bajo cultivo. Se cultivaron maíz, trigo, avena, cebada, guisantes, patatas, nabos y variedades de huerta. El agente Tappan solicitó un alojamiento adecuado para él y sus empleados, una escuela, con una vivienda para el maestro, dos o más almacenes, un edificio de hospital, donde los médicos nativos podrían mantenerse alejados de los pacientes y un nuevo edificio para un aserradero.

El agente indio L.B. Sperry sucedió a Tappan en 1874 e inició una política de otorgar anualidades directamente a las familias en lugar de a un jefe. Esta política erosionó el papel del jefe y el sistema tribal del pueblo. En 1874, el Comisionado de Asuntos Indígenas, Edward P. Smith, instó a los mandan, hidatsa y arikara (sahnish) a abandonar Fort Berthold, con su suelo improductivo, clima hostil, escaso suministro de madera, escasez de agua, vientos fuertes, polvo, sequía. , heladas, inundaciones, saltamontes y los sioux. Ese año una delegación de las Tres Tribus se trasladó al Territorio Indio (Oklahoma) para investigar las posibilidades de trasladarse a esa zona. Aunque complacidos con el país, se negaron, temiendo que hiciera demasiado calor, temiendo el largo viaje y, sobre todo, perdiendo el apego al lugar de su nacimiento y al hogar de sus muertos. (Dunn, 1963). Ver carta en el Apéndice.

Primera guerra de conflictos de 1823

Como parte de una política nacional para mostrar a las naciones indias la fuerza de los Estados Unidos, el gobierno solicitó que los pueblos tribales fueran llevados al este como representantes de sus naciones. En algunos casos, fue un esfuerzo por parte de los exploradores y comerciantes mostrar sus descubrimientos. El resultado de esta política se puede ver con el incidente en Leavenworth.

El incidente comenzó cuando los exploradores Lewis y Clark negociaron el viaje que envió al jefe de la aldea de Sahnish, Ankedoucharo (Pluma de águila) a Washington, DC, donde murió. No hubo explicación de cómo y por qué murió. Lewis y Clark, temiendo la ira de los sahnish, no se lo contaron hasta un año después. Cuando los sahnish se enteraron de su muerte, se enojaron con razón. El presidente Thomas Jefferson trató de apaciguar a los sahnish con el siguiente elogio: él (el jefe Ankedoucharo) consintió en ir hacia el mar hasta Baltimore y Filadelfia. Dijo que el jefe no encontraba nada más que bondad y buena voluntad dondequiera que fuera, pero que a su regreso a Washington se enfermó. Se hizo todo lo que pudimos hacer para ayudarlo, pero agradó al Gran Espíritu tomarlo de entre nosotros. Lo enterramos entre nuestros propios amigos y parientes fallecidos. Derramamos muchas lágrimas sobre su tumba. (Delegados en Buckskins). La explicación del presidente no impresionó a los sahnish.

Durante los siguientes veinte años fueron hostiles a los blancos. La inexplicable muerte de su jefe fue la principal razón de su supuesta beligerancia. La más notable de estas hostilidades fue la batalla de 1823, en la que los sahnish se vengaron de la muerte de su jefe sobre el general Ashley y sus hombres que venían río arriba desde St. Louis. Los sahnish mataron a varios hombres, tomaron algunos de sus bienes y dejaron sus botes a la deriva en el río. El ataque enfureció a las fuerzas militares blancas y partieron con soldados, artillería, cañones y 800 a 900 sioux hacia Leavenworth para "dar una lección a los Arikara (Sahnish)". (Diario de Leavenworth). Los sahnish habían fortificado bien sus aldeas. Los sioux fueron los primeros en la batalla y, cuando se encontraron con los sahnish, ambos perdieron la vida. Los sioux, temiendo que Leavenworth perdiera la batalla, se encontraron con los sahnish. Se presumía que querían unirse al Sahnish. Luego dejaron la batalla llevándose maíz y otras cosechas del Sahnish dejando a las fuerzas de Leavenworth a sus propias tácticas. Los sahnish fueron rodeados por el ejército de los Estados Unidos que arrojó balas de cañón y otra artillería contra la aldea de hombres, mujeres y niños. Los sahnish, al darse cuenta de que los superaban en número y estaban en riesgo, comenzaron a negociar la rendición. Antes de que la batalla pudiera resolverse, todos los hombres, mujeres, niños, caballos y perros desaparecieron durante la noche.

Según una historia tradicional contada entre la gente, un perro sagrado condujo a la gente bajo el río hasta un lugar seguro. Esta vez en la historia fue un punto de inflexión en las relaciones entre los sahnianos y los blancos. Antes de esta batalla, los comerciantes y viajeros habían descrito la disposición de los sahnish hacia los blancos como "amistosa". Después de esta guerra, hubo informes de hostilidades y asesinatos en ambos lados. El resultado de la batalla por el valor de la levadura enfureció a los comerciantes que se oponían aún más a los sahnianos, empeorando la relación ya deteriorada entre los sahnianos y los blancos.

Educación temprana y civilización

A mediados de la década de 1870, la asimilación en forma de educación era ahora el centro de la política gubernamental. El agente declaró que a las familias que no enviaran a sus hijos a la escuela se les retendrían las raciones (anualidades gubernamentales de alimentos). Los niños Mandan, Hidatsa y Sahnish de Fort Berthold asistían a la escuela en el internado de Fort Stevenson o en la escuela misionera congregacional de C. L. Halls. Muchos niños fueron sacados a la fuerza de sus hogares y enviados a escuelas como Carlisle Indian School en Pennsylvania y Hampton Institute en Virginia. Según historiadores orales, los niños fueron obligados a usar uniformes y portar armas de madera. Se les dio nombres cristianos y, en algunos casos, perdieron por completo sus nombres originales.

Los ancianos dicen que muchos de los antepasados ​​del pueblo indio se confundieron porque los agentes del gobierno fueron descuidados al mantener registros y asignaron nombres al azar. Muchos niños huyeron de las escuelas porque el ambiente, la comida, la ropa, el idioma y las actitudes del personal escolar no les eran familiares. A menudo fueron capturados y devueltos a las escuelas. No se les permitió hablar sus propios idiomas. Si lo hicieron, fueron severamente castigados. Como resultado de esto, los padres tenían miedo de permitir que sus hijos hablaran su propio idioma. Se hablaba muy poco inglés, lo que obstaculizaba la capacidad de los niños para aprender en la escuela.

Agentes indios de la vida de reserva temprana

Los agentes del gobierno de los Estados Unidos fueron asignados a varios fuertes a lo largo de las rutas de comercio de pieles. A estos agentes, que eran ex militares, se les encomendó la ejecución de las políticas federales planteadas por los tratados. La distribución de anualidades, los pagos anuales en efectivo y las provisiones prometidas a las tres tribus, a veces nunca se recibieron. Se volvieron más restringidos en su rango y su capacidad para vivir de la caza y se volvieron más dependientes de los Estados Unidos para subsistir. Los mandan, hidatsa y sahnish y los sioux habían sido hostiles durante siglos. Las tres tribus, que sumaban dos mil, estaban en desventaja frente a los cuarenta mil sioux. Durante el período de principios de la década de 1860, varias bandas de Sioux, privadas de su hogar por la inundación de blancos en lo que ahora es Minnesota, empujaron hacia el oeste hacia las llanuras del Alto Missouri. Cuando comenzó la Guerra Civil en 1861, se descuidaron las obligaciones militares en el Alto Missouri. Los problemas aumentaron a medida que los blancos que pasaban por tierras tribales hacia los campos de oro causaron inquietud entre los sioux.

Los militares se relajaron en sus obligaciones con los fuertes militares a lo largo de estos territorios. Debido a que los mandan, hidatsa y arikara (sahnish) seguían siendo amigos del gobierno y los blancos, fueron atacados repetidamente por sioux. (Dunn, 1963, pág.201). Solo después de que Fort Berthold y las aldeas circundantes fueron quemadas por las redadas, el gobierno consideró oportuno mover el fuerte 17 millas más al este. El nuevo puesto militar, conocido como Fort Stevenson, fue construido en 1867, en la orilla norte del río Missouri en la desembocadura de Douglas Creek, cerca de la actual Garrison.

Al mismo tiempo que los sioux firmaron varios tratados para permanecer en términos amistosos con los blancos y otras tribus, la explotación por parte de agentes indios y comerciantes de pieles continuó engañando y privando a los mandan, hidatsa y sahnish de sus disposiciones del gobierno. White Shield, se negó a firmar un recibo por los bienes que no recibió, el agente Mahlon Wilkinson estaba enojado y declaró a White Shield destituido como jefe y lo declaró inelegible para su anualidad de $ 200. El Agente Wilkinson reemplazó a White Shield con un hombre más joven, Son-of-Star, como jefe de la tribu. El agente Wilkinson le dijo a White Shield: "Amigo mío, estás envejeciendo demasiado. La edad perturba tu cerebro y hablas y actúas como un viejo tonto". El honorable indio respondió con firmeza: "Soy viejo, es verdad.Pero no tan viejo como para no ver las cosas como son y aunque, como tú dices, yo solo fuera un viejo tonto, preferiría cien veces ser un tonto rojo honesto que un bribón blanco ladrón como tú ". (De Trobriand, Army Life).

Una grave epidemia de viruela devastó Mandan, Hidatsa y Sahnish en 1866. Sus cosechas de otoño fueron un fracaso. Después de que les robaran sus anualidades, las autoridades les negaron cualquier asistencia. De Trobriand afirmó que los agentes del Indian Bureau no eran más que una vasta asociación de ladrones que hicieron su fortuna a expensas de los indios y en detrimento del gobierno. Entre 1866 y 1870, las guerras indias comenzaron a extinguirse y el comercio de pieles disminuyó debido a la escasez de caza. La inmigración se multiplicó por diez y los ferrocarriles atravesaron las praderas, invadiendo las tierras de las tribus. En 1870, un grupo de Hidatsa y algunos Mandan, que querían mantener su estilo de vida tradicional, abandonaron el pueblo y se trasladaron 120 millas río arriba (fuera del límite de la reserva) y se establecieron en Fort Buford, cerca de lo que ahora es Williston, North Dakota. Hubo varias razones para la mudanza, pero una puede haber sido un desacuerdo entre Crow Flies High y los líderes apoyados por el gobierno, Poor Wolf y Crows Paunch. Una de las razones citadas fue la distribución de raciones.

Cambio económico y social

Como medio para la estabilidad económica y el sustento de las tribus, el Congreso aprobó la Ley Reguladora del Juego Indio (el 17 de octubre de 1988). Esta legislación autorizó los juegos de casino de Clase III en las Reservas Indias. La ley también brindó a las tribus indias la oportunidad de celebrar acuerdos de gestión con inversores externos para desarrollar instalaciones de juego. A principios de la década de 1990, los Tres Afiliados firmaron un pacto de juegos con el estado de Dakota del Norte. Las tribus emprendieron la renovación del Four Bears Motor Lodge existente (un proyecto de la Oficina de Oportunidades Económicas de 1974), la conversión de la pequeña estación de servicio en una tienda de conveniencia y la construcción de una instalación recreativa. El Casino y Lodge Four Bears se abrió al público el 16 de julio de 1993. Más del 90 por ciento de los 322 empleados eran miembros de una tribu. El Four Bears Casino and Lodge actualmente ofrece alojamiento, restaurante, entretenimiento en vivo, varias formas de juegos y una sala de videojuegos. Se agregó una sala de bingo para albergar a más de 300 jugadores.

Codo

En 1888, Like-a-Fishhook Village estaba prácticamente desierta ya que se alentó a la gente a establecer comunidades en otras partes de la reserva. Algunas personas se trasladaron veinte millas río arriba donde establecieron la nueva comunidad de Elbowoods. Algunos ancianos se negaron a moverse y permanecieron en la aldea de Fishhook. Una vez más, el gobierno tomó tierras de las tribus mandan, hidatsa y sahnish. Se declaró que "los indios desean disponer de una parte de ella para obtener los medios necesarios que les permitan ser totalmente autosuficientes mediante el cultivo de la tierra y otras actividades agrícolas". (De Asuntos Indígenas, Leyes y Tratados).

La agencia de Elbowoods estaba ubicada en el lado este del Missouri, por lo que la mayoría de la gente se mudó al lado oeste del río, lejos del agente. Mucha gente se instaló en pequeñas comunidades cercanas al río, donde previamente habían pasado el invierno o cazado.

Se ubicaron cerca de una colina empinada e inclinada con una cima plana, en la orilla oeste del Missouri y en el lado este del río. Más tarde, la agencia Elbowoods incluyó un internado, un hospital, la sede de la agencia y una cárcel.

Epidemias

Después del contacto europeo, Mandan, Hidatsa y Sahnish fueron sometidos a varias epidemias devastadoras de viruela que casi los destruyeron. No tenían inmunidad y confiaban. Desprotegidos de estas enfermedades, se infectaron. Familias enteras, clanes, bandas específicas, jefes, líderes espirituales y curanderos murieron rápidamente, llevándose consigo muchas de sus ceremonias sociales y espirituales y ritos de clan.

La gran plaga de la viruela golpeó a las Tres Tribus en junio de 183 7, y esta horrible epidemia trajo el desastre a estos indios. Los diarios de Francis A. Chardon afirman que el 14 de julio un joven Mandan murió de viruela y varios más la contrajeron. La plaga se extendió con terrible rapidez y se desencadenó con una violencia desconocida antes. La muerte siguió unas pocas horas después de que la víctima sufriera un dolor en la cabeza, y muy pocos de los que contrajeron la enfermedad sobrevivieron. Los Hidatsa se dispersaron a lo largo del Pequeño Missouri para escapar de la enfermedad y los Arikara revolotearon alrededor de Fort Clark. Pero los mandan permanecieron en sus aldeas y fueron los más afectados: temían ser atacados por los sioux si se aventuraban a salir de sus aldeas. Para el 30 de septiembre, Chardon estimó que siete octavos de los Mandan y la mitad de los Arikara e Hidatsa estaban muertos. Muchos se suicidaron porque sintieron que no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir. Nadie pensó en enterrar a los muertos, la muerte fue demasiado rápida y todos los que aún vivían estaban desesperados. La escena de la desolación fue espantosa más allá de la concepción de la imaginación. Los mandan se redujeron de 1800 en junio a 23 hombres, 40 mujeres y de 60 a 70 jóvenes en otoño. Su Jefe Cuatro Osos, había muerto. (Shane, 1959, pág. 199).

El 28 de julio de 1837, Chardon escribió: "el segundo jefe del Mandan era el valiente y notable Cuatro Osos, amigo de toda la vida de los blancos, receptor de las alabanzas de Catlin y Maximilian, y amado por todos los que lo conocían. "

Ahora, mientras su gente moría a su alrededor, habló: Todos y cada uno de mis amigos, escuchen lo que tengo que decir. Desde que tengo memoria, me encantan los blancos. He vivido con ellos desde que era un niño, y hasta donde yo sé, nunca he hecho daño al hombre blanco, al contrario, los he protegido de alguna manera de los insultos de los demás, que no pueden negar. Los Cuatro Osos nunca vieron a un hombre blanco con hambre, sino lo que le dio de comer, beber y una piel de búfalo para dormir en momentos de necesidad. Estaba muy dispuesto a morir por ellos, lo cual no pueden negar. He hecho todo lo que una piel roja podría hacer por ellos, y ¿cómo lo han compensado? ¡Con ingratitud! Nunca he llamado Perro a un hombre blanco, pero hoy sí los declaro como un conjunto de Perros de corazón negro, me han engañado, los que siempre consideré hermano, han resultado ser mis peores enemigos. He estado en muchas batallas, y muchas veces herido, pero en las llagas de mis enemigos me exalto, pero hoy estoy herido, y por quién, por esos mismos Perros blancos que siempre he considerado y tratado como Hermanos. No le temo a la Muerte amigos míos. Ya lo sabes, pero morir con la cara podrida, que hasta los Lobos se encogerán de horror al encontrarme, y se dirán, ese es los Cuatro Osos, el amigo de los Blancos, escuchen bien lo que tengo que decir, como será la última vez que me escuches. Piensa en tus esposas, hijos, hermanos, hermanas, amigos y, de hecho, en todo lo que amas, están todos muertos o moribundos, con la cara podrida causada por esos perros los blancos, piensa en todo lo que, amigos míos, y levántate. arriba todos juntos y no dejar vivo a uno de ellos: Los Cuatro Osos harán su parte. (Abel, p. 124, 1932).

Después de la devastación de la epidemia de viruela de 1837, Mandan, Hidatsa y Sahnish combinaron fuerzas para la protección, la supervivencia económica y social. Todavía mantenían ceremonias, sistemas de clanes y bandas separados y mantenían su identidad cultural.

Reserva india de fort berthold

Otra preocupación fue el desacuerdo sobre cómo se distribuirían los $ 7.500.000 asignados por el Congreso en 1949. El 13 de noviembre de 1950, tasadores de tierras llegaron a Fort Berthold e invitaron a la gente a aceptar o rechazar las tasaciones hechas en 1948. Según un funcionario de la agencia, una abrumadora mayoría de los propietarios aceptaron las tasaciones. En enero de 1951 se completaron los estudios de carreteras y la construcción comenzaría tan pronto como se asignaran los fondos. El comité de reubicación elaboró ​​un plan de reubicación que identifica el potencial agrícola y cómo se debe usar una porción de tierra típica, y se le dio a cada hogar una referencia a la clasificación del suelo. A diferencia del suelo de las tierras bajas que era de Clase I y Clase II, estas extensiones eran de Clase III a Clase VI.

Para el otoño de 1954, se completó la reubicación. Se construyó un nuevo sistema de carreteras, se construyeron edificios escolares, se trasladaron iglesias y cementerios, la agencia se instaló en sus nuevos barrios en New Town, el puente Four Bears se retiró de su sitio original y se instaló como parte del nuevo puente oeste. de New Town, Dakota del Norte.

La inmensa pérdida de recursos naturales por la inundación de la presa Garrison fue solo una parte de los ajustes que tuvieron que hacer los mandan, hidatsa y sahnish. En los años siguientes, mientras las presas estaban en construcción, no se intentó restablecer el ambiente de pequeña aldea que existía. Las familias se vieron obligadas a trasladarse a explotaciones aisladas en toda la reserva. Muchos se mudaron de la reserva.

Comercio de pieles

"La era del comercio de pieles con Mandan, Hidatsa y Arikara fue el motivo de gran parte de las primeras exploraciones de la frontera. También fue un factor primordial en la destrucción de sus culturas tradicionales. El comercio en el Alto Missouri se volvió altamente competitivo, y en su búsqueda de ganancias, los comerciantes corruptos recurrieron a las formas más descaradas de engaño y engaño. Lo más dañino fue el uso desenfrenado de whisky en el comercio con los indios, que estaban física y espiritualmente indefensos ante el alcohol. 'bienestar de las empresas de pieles, pero el daño no podría haber sido tan devastador si no hubiera sido por la cooperación de los agentes indios del gobierno de los Estados Unidos. El crimen de los comerciantes, políticos y otros explotadores durante esta época fue que no solo robaron la tierra de los indios, sino que aplastaron su espíritu y destruyeron sus culturas ". (Dunn, 1963, p. 235).

Presa de la guarnición

Según el Tratado de Fort Laramie de 1851, las tierras territoriales de las Tres Tribus eran un área de más de 12 millones de acres, que se extendían desde el este del río Missouri hasta Montana. En los años siguientes, para justificar la toma de más tierras, el Gobierno Federal, a través de varias leyes de adjudicación y la Ley de Homestead, redujo la reserva aún más a menos de 3 millones de acres. La inundación de la parte inferior del río principal fue otro asalto a la autonomía y las culturas de los mandan, hidatsa y sahnish. La inundación de las tierras bajas de la reserva redujo aún más la reserva, dejando aproximadamente 1 millón de acres de tierras de propiedad individual y tribal.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército construyó cinco proyectos principales que destruyeron más de 550 millas cuadradas de tierras tribales en Dakota del Norte y del Sur y desalojaron a más de 900 familias indígenas. Los efectos más devastadores sufridos por una sola reserva los experimentaron las Tres Tribus Afiliadas (Mandan, Hidatsa y Arikara), cuya forma de vida fue casi totalmente destruida por la presa Garrison, como parte del proyecto Pick-Sloan (Lawson , pág.27).

La construcción de la presa Garrison en su tierra resultó en la toma de 152,360 acres. Más de una cuarta parte de la base terrestre total de las reservas fue inundada por el embalse de la presa. El resto de la tierra india se dividió en cinco secciones ligadas al agua. El proyecto requirió la reubicación de 325 familias, o aproximadamente el 80 por ciento de la membresía tribal. Durante muchos años de éxito como ganaderos y agricultores, esta gente trabajadora perdió el 94 por ciento de sus tierras agrícolas. (Lawson, p. 59).

El Cuerpo de Ingenieros entró en la reserva de Fort Berthold para comenzar la construcción de la presa en abril de 1946. El primero del proyecto Pick-Sloan del ejército en el cauce principal del río Missouri fue la presa Garrison, que se convirtió en la quinta presa más grande de Estados Unidos a un costo de más de $ 299 millones. (Lawson, p. 59)

El Cuerpo de Ingenieros, sin autorización del Congreso, modificó las especificaciones del proyecto para proteger la ciudad de Williston, Dakota del Norte, y para evitar interferencias con los proyectos de irrigación de la Oficina de Recuperación, pero no se hizo nada para salvaguardar las comunidades indígenas. Cuando el ejército amenazó con confiscar la tierra que necesitaba por derecho de dominio eminente, los indios de Fort Berthold protestaron en Washington. Las tribus lograron que el Congreso detuviera todos los gastos del proyecto Garrison Dam hasta que recibieran un acuerdo adecuado. Esta acción legal se basó en el Tratado de Fort Laramie de 1851, que disponía que no se podía quitar tierras a las tribus sin su consentimiento y el del Congreso. (Lawson, pág. 60).

Las negociaciones con el ejército comenzaron en serio. El Consejo Tribal ofreció un sitio alternativo para la represa de reserva sin cargo. Este sitio opcional, cuya selección habría causado un daño considerablemente menor a los indios, fue rechazado por el Cuerpo de Ingenieros porque no permitiría una capacidad de almacenamiento adecuada. Los negociadores del ejército ofrecieron comprar una cantidad igual de tierra en el valle del río Knife para reemplazar la que se perdió en el proyecto Garrison, pero los indios la encontraron inadecuada para sus necesidades. En 1947, las Tres Tribus Afiliadas finalmente tuvieron que aceptar los $ 5,105,625 ofrecidos por el Congreso y el Cuerpo por sus pérdidas. Este acuerdo, considerado generoso por muchos en Capitol Hill, significó que recibieron alrededor de $ 33 por cada acre de su tierra con mejoras y daños por despido. De esta cantidad se esperaba que también pagaran los gastos de reubicación y reconstrucción. El acuerdo no les permitió reclamar una compensación adicional a través del Congreso o los tribunales. Los indígenas estaban decididos a ejercer esta opción y solicitaron más dinero y beneficios adicionales, como derechos exclusivos sobre una pequeña porción de la producción de energía hidroeléctrica de Garrison a una tasa reducida. Después de que una tasación privada reclamó daños a la tribu por $ 21,981,000, se introdujo en el Congreso una legislación que solicitaba esa cantidad.

Luego de dos años de debate en la Cámara y el Senado finalmente acordaron una cifra de compromiso de $ 7.5 millones. La legislación para este acuerdo final recibió la firma del presidente Truman el 29 de octubre de 1949 (Lawson, p.61). La compensación total de $ 12.605.625 fue más de $ 9.000.000 menos de lo que los indios sintieron que era el valor justo de mercado de los daños que sufrieron. La última parte de la legislación sobre asentamientos les niega el derecho a utilizar la costa del embalse para el pastoreo, la caza, la pesca u otros fines. También rechazó las solicitudes tribales de desarrollo de riego y derechos de regalías sobre todos los minerales del subsuelo dentro del área del embalse. La solicitud de un bloque de energía de la presa Garrison fue denegada con el argumento de que la concesión de derechos exclusivos a los indígenas violaría las disposiciones de la Ley de electrificación rural de 1936. La legislación preveía la distribución de fondos per cápita y su omisión prohibir el cobro de deudas individuales anteriores con este dinero resultó ser una seria desventaja. Debido a que la ley requería que fuera un acuerdo final y completo de todas las reclamaciones, las Tres Tribus Afiliadas no tuvieron éxito en su lucha de veinte años para que sus deficiencias se corrigieran mediante una legislación enmendada. (Lawson, página 61).

Las tierras que la gente de Fort Berthold se vio obligada a ceder no eran solo algunas extensiones indeseables que les asignó un gobierno más preocupado por alentar el movimiento hacia el oeste del pionero estadounidense que por el destino de los habitantes nativos. El entorno del valle fluvial de las Tres Tribus había sido su hogar durante quizás más de un milenio, aunque no el segmento particular del valle que se encontraba sobre la presa Garrison. Habían desarrollado técnicas de adaptación a este entorno durante un período de tiempo casi inconcebible para los estadounidenses blancos. Además, tenían lazos emocionales y religiosos con él que ningún estadounidense descendiente de inmigrantes del Viejo Mundo puede comprender plenamente. (Meyer, p. 234).

La culpa de la construcción de la presa en primer lugar debe recaer en el Congreso y en aquellos segmentos del público que presionaron a sus representantes electos para que la construyeran. El Cuerpo de Ingenieros debe cargar con parte de la culpa, en la medida en que el coronel Pick impuso su plan en lugar de aceptar el de W. Glenn Sloan cuando los dos fueron presentados al Congreso. Por la forma en que se compensó al pueblo de Fort Berthold y sus deseos en asuntos anulados por consideraciones de conveniencia, la responsabilidad recae directamente en el Congreso, especialmente en el Senado, por su revisión arbitraria de la Resolución Conjunta 33 de la Cámara. Tampoco el pueblo indio está exento de responsabilidad. , como algunos de ellos reconocieron después de que terminó la prueba. Al rechazar la oferta de Lieu Land, se negaron a sí mismos la oportunidad de construir de nuevo sus empresas ganaderas y agrícolas en una base de tierra más adecuada que la que tenían cuando las aguas del embalse Garrison se volcaron sobre sus antiguas casas. Y debido a sus persistentes demandas de pagos per cápita, destruyeron la posibilidad de beneficios económicos a largo plazo, como los que podrían haber proporcionado los programas de desarrollo tribal. (Meyer, p. 233).

Las comunidades originales antes de la inundación de la presa Garrison eran Elbowoods, la comunidad empresarial central, que albergaba el Indian Bureau, la escuela india y el hospital Red Butte, Lucky Mound, Nishu, Beaver Creek, Independence, Shell Creek y Charging Eagle. . Los mandan se establecieron en el área de Red Butte y Charging Eagle, los Arikara / Sahnish se establecieron en el área de Nishu y Beaver Creek. La independencia fue resuelta por los Mandan e Hidatsa, y Lucky Mound y Shell Creek por los Hidatsa. Elbowoods era una combinación de las tres tribus. Las otras comunidades tenían el gobierno, escuelas diurnas e internados para indígenas, iglesias, patios de recreo comunales, parques, cementerios y transbordadores. Aunque partes de estas comunidades permanecen, desaparecieron las reuniones tradicionales cercanas y la vida comunitaria, al igual que los recursos naturales, como tierras deseables para la agricultura: madera que proporcionaba troncos para las casas, postes de cercas, refugio para las existencias, carbón y depósitos de petróleo, alimentos naturales. fuentes y hábitats de vida silvestre, por los cuales la mayoría sería o nunca podría ser compensada.

Comisión de unidad de desvío de guarnición

A principios de la década de 1980, las Tres Tribus Afiliadas iniciaron un movimiento para obtener una "compensación justa" por las tierras que se perdieron debido a la construcción de la presa Garrison. Se estableció un comité para reunir testimonios y pruebas en las audiencias celebradas en las reservas de Standing Rock y Fort Berthold. El Informe Final de la Comisión de la Unidad de Desviación de la Guarnición señaló que las Reservas Indígenas de las Tribus de Standing Rock y Fort Berthold asumían una parte desmesurada del costo de implementar los "reservorios principales" de los Programas de la Cuenca de Pick-Sloan Missouri. (Informe final de GDUC, Apéndice F., p. 57).

Este informe destacó las desigualdades soportadas por las tribus: las tribus no solo no estaban dispuestas a vender sus tierras, sino que se oponían firmemente a la toma de sus tierras. Se sintieron intimidados por el hecho de que la construcción de las presas comenzó antes de que se adquirieran las tierras indígenas. Entonces sintieron que la toma de sus tierras era inevitable. Durante las fases de negociación, varios funcionarios federales dieron garantías expresas o implícitas de que se solucionarían los problemas previstos por los indígenas.Las garantías generaron expectativas que, en muchos casos, nunca se cumplieron. La calidad de las casas de reemplazo fue inadecuada en muchos aspectos, pero más notablemente en lo que respecta al aislamiento y la construcción necesarios para hacer frente a las severas condiciones climáticas.

Las deficiencias, en muchos casos, dieron como resultado facturas de calefacción excesivamente altas. Las tierras indígenas tomadas eran "las principales tierras bajas de los ríos" y las partes más productivas de la reserva. La calidad de vida que disfrutaban las tribus en el lecho del río no se había reproducido en las áreas de remoción. El aumento en la incidencia de traumas y enfermedades relacionadas con el estrés después de la remoción sugirió una relación causal. No fueron justamente compensados ​​por Estados Unidos por la toma de sus tierras y los gastos relacionados resultantes de la toma de tierras. La práctica de adquisición de tierras en los Estados Unidos dio como resultado la toma de una superficie sustancialmente mayor de tierras indígenas.

Comité asesor tribal conjunto (jtac)

El 10 de mayo de 1985, el Secretario del Interior estableció el Comité Asesor Tribal Conjunto de la Unidad de Guarnición (JTAC). El papel de este comité era triple:

A) examinar y hacer recomendaciones con respecto a los efectos del embalse de aguas bajo el Programa de la Cuenca de Pick-Sloan Missouri (Embalses de Oahe y Garrison)
B) para estudiar su impacto en las reservas de Fort Berthold y Standing Rock
C) reemplazar lo destruido por la creación de las dos presas. Se autorizó y ordenó al comité que examinara y hiciera recomendaciones sobre los siguientes temas:

  • Todo el potencial de riego
  • Asistencia financiera para los costos de desarrollo de la finca
  • Desarrollo del potencial de recreación costera
  • Devolución de tierras sobrantes
  • Protección de los derechos de agua reservados
  • Financiamiento de todos los artículos de los fondos de la Unidad de desvío de guarnición, si está autorizado
  • Reemplazo de las infraestructuras perdidas por la creación de la presa Garrison, el lago Sakakawea, la presa Oahe y el lago Oahe
  • Derechos preferenciales sobre Pick-Sloan Missouri River Basin Power
  • Compensación financiera adicional y otros elementos que el comité consideró importantes (JTAC - Resumen ejecutivo, 1985)

El contenido del Informe de la JTAC proporcionó la iniciativa a las Tres Tribus de buscar legislación para fondos adicionales de recuperación económica y financiera. Los esfuerzos de la tribu continuaron hasta 1992, con la ayuda de la delegación del Congreso del estado. Como resultado, el Congreso, en 1992, aprobó la Ley Pública 102-575 que proporciona $ 142,9 millones en fondos de recuperación económica a las Tres Tribus Afiliadas. El fondo, conocido como Fondo de Recuperación Económica, se utilizaría para la educación, el desarrollo económico, el bienestar social y otras necesidades. Solo se podía gastar el interés. Después de que se distribuyeron los fondos del asentamiento de la presa Garrison, hubo un declive económico constante hasta alrededor de 1961. Las tres tribus afiliadas enfrentaron la realidad de que sus fondos del asentamiento se habían agotado, la base económica de la reserva no producía suficiente riqueza para permitirles recuperar su dinero. pérdidas, los planes de servicios educativos y de salud no funcionaban y sus relaciones con los gobiernos federal, estatal y local agravaban sus problemas. La trigésima primera asamblea legislativa autorizó la creación de la Comisión de Asuntos Indígenas de Dakota del Norte en 1949, junto con una asignación de $ 20,000 y una membresía de trece.

Según el primer informe bienal, la Comisión cree que los indígenas en el estado de Dakota del Norte son ahora y deben seguir siendo responsabilidad del Gobierno Federal hasta que el individuo indígena y su familia se hayan asimilado a la estructura social y económica de la comunidad en la que vive. La Comisión jugó un papel decisivo en la formación del Comité Interinstitucional de Fort Berthold el 19 de octubre de 1951. Este grupo celebró al menos seis reuniones en los siguientes catorce meses, en Stanley, Garrison, Elbowoods, Killdeer y otros lugares, sobre temas como salud, educación, carreteras, bienestar, orden público y legislación. El tema relativo a los límites precisos entre la jurisdicción estatal y federal (sin mencionar la tribal) era oscuro y estaba en un estado de cambio. (Meyer, p. 239).

Dos cambios en la política india federal en 1953 precipitaron la acción estatal. La antigua prohibición de la venta de licor a los indios se levantó ese año por ley del Congreso, pero Dakota del Norte todavía tenía una ley propia en los libros. Después de que fue derogado en 1955, el consejo tribal votó para permitir el licor en la reserva. La responsabilidad del orden público en la reserva se basaba en sus propios códigos de orden público, administrados localmente por los tribunales tribales y la policía. Los indios de Dakota del Norte estaban protegidos por una disposición en la constitución del estado, pero en 1955 la legislatura votó para colocar en la boleta primaria para el próximo año una enmienda propuesta que permitiría al estado asumir la responsabilidad de la ley y el orden en las reservas indígenas. Derrotado ese año porque podría aumentar la carga fiscal, la enmienda reapareció en 1958 y fue aprobada. Debido a los serios problemas financieros de las tribus en 1959, un comité recomendó que el estado asumiera jurisdicción civil sobre la reserva. No se tomó ninguna acción. La Oficina comenzó a cambiar sus políticas durante este tiempo para poner mayor énfasis en la toma de decisiones por parte de las tribus y en el desarrollo de los recursos de reserva. Esto no se hizo realidad hasta que se aprobó la Ley de Autodeterminación de la India a mediados de la década de 1960.

La creciente crisis económica de finales de la década de 1950 y agravada por la sequía se convirtió en un problema más grave que el de la terminación. Los esfuerzos para enfrentar la crisis tomaron tres formas: intentos de retener y utilizar los recursos restantes de la reserva, principalmente tierras, intentos de obtener crédito a través de programas de préstamos e intentos de atraer industria a la reserva y las áreas circundantes. No se logró mucho éxito en ninguna de estas direcciones hasta 1962. El uso de la tierra de la reserva se complicó por el hecho de que los indígenas continuaban perdiendo sus tierras. La Ley de Reorganización de la India ha tratado de detener la emisión de patentes de pago. A pesar de las protestas del consejo, se emitieron patentes y, en muchos casos, la tierra se vendió rápidamente. A fines de 1959, la reserva se había reducido a 426,413 acres, de los cuales solo 21,308 eran propiedad de tribus. El sesenta por ciento de la tierra de la reserva estaba siendo utilizada por no indígenas y de las 184 unidades agrícolas potenciales, sólo el 40 por ciento estaba siendo utilizado por indígenas. (Meyer pág.241).

Un recurso mineral más importante fue el petróleo. Solo unas pocas personas se beneficiaron de los arrendamientos petroleros, y la mayoría de estos beneficios fueron insignificantes y temporales. Este boom petrolero no pareció tener ningún efecto sobre la situación económica general de la reserva. Tres leyes aprobadas por el Octogésimo séptimo Congreso tuvieron importantes efectos a largo plazo en Fort Berthold: la Ley de Reurbanización del Área del 1 de mayo de 1961, la Ley de Capacitación y Desarrollo de la Mano de Obra del 15 de marzo de 1962.

El primero de ellos propuso establecer un programa para aliviar las condiciones de desempleo y subempleo sustanciales y persistentes en ciertas áreas económicamente desfavorecidas y mencionó específicamente las reservas indígenas como elegibles para recibir asistencia. Las escuelas de reentrenamiento se establecieron y comenzaron en el verano de 1962 en artes y oficios, capacitación agrícola y trabajo taquigráfico y administrativo. La Ley de Capacitación y Desarrollo de la Mano de Obra proporcionó fondos para un programa de carpintería de construcción que comenzaría con al menos doce personas. Cuando se puso en marcha un programa de vivienda, los hombres capacitados en estas clases hicieron gran parte del trabajo. Bajo los términos de la Ley de Aceleración de Obras Públicas, se proporcionaron $ 50,000 para mejoramiento de rodales de madera, acceso a bosques y caminos de protección contra incendios, e instalaciones de uso de visitantes forestales. (Meyer, pág.245).

Los proyectos de construcción, como las nuevas escuelas secundarias que se están construyendo en White Shield, Mandaree y Parshall, solo proporcionaron empleo temporal a las personas que buscaban trabajos permanentes. Se intensificaron los esfuerzos para atraer a la industria a la reserva. Uno de esos esfuerzos fue de Precision Time Corporation para construir una compañía de relojes para emplear a 200 personas, pero esto se topó con inconvenientes y fracasó. Otro intento realizado por Venride Corporation, un fabricante de atracciones para niños que funcionan con monedas, empleó solo a seis personas durante varios meses. Las predicciones de cosas mejores por venir nunca sucedieron. Se vio obligado a cerrar en octubre de 1965. La construcción de instalaciones recreativas y un museo en Four Bears Park también proporcionó empleo intermitente. Además de ayudar a proporcionar empleo, principalmente a través de proyectos de obras públicas, el gobierno federal invirtió fuertemente en programas de mayor importancia a largo plazo para la gente de Fort Berthold.

A principios de 1965, la Oficina de Oportunidades Económicas comenzó a poner fondos a disposición para fines tales como un jardín de infantes, un programa de educación de recuperación, un servicio de asesoramiento familiar, un curso de capacitación para operadores de ganado y asistencia para cooperativas de ahorro y crédito. De todos los programas apoyados por el gobierno federal diseñados para ayudar a la gente era un proyecto de vivienda masivo para la reserva y las ciudades vecinas de New Town y Parshall inauguradas en 1963, el plan proponía dos tipos de vivienda: unidades de bajo alquiler y "autoayuda mutua " alojamiento. (Meyer, p. 246).

Otro empleador permanente fue el desarrollo de Four Bears Park en un importante centro de recreación. En 1968, la Administración de Desarrollo Económico aprobó una solicitud tribal para la financiación de subvenciones y préstamos de un proyecto, cuyo costo se estimaba en unos $ 1,200,000, y requería un motel de cuarenta unidades, un café de setenta y ocho lugares, una sala de reuniones, un salón, un plataforma de remolque de veinticuatro unidades, un edificio de la marina y una estación de servicio. Este proyecto se completó en junio de 1972 y empleó a veintitrés miembros de las tribus. (Meyer, pág. 251).

Una empresa de alfarería que se inició en 1966 empleaba solo a cuatro miembros de la tribu. Northrop Dakota, un fabricante de ensamblajes electrónicos para aviones, incluido el Boeing 747, inició sus operaciones en octubre de 1970, empleando a treinta personas, de las cuales veinte eran indios. El número aumentó a cuarenta y cinco a mediados de 1973. Otro desarrollo industrial de Consolidation Coal Company de Pittsburgh para explotar parte de las quince mil millones de toneladas estimadas de reservas de lignito en Fort Berthold no se materializó porque la Coal Company no presentó una declaración de impacto ambiental La Ley Pública 91-229 aprobada en 1970, habilitó las tribus para recibir un préstamo de la Administración de Viviendas para Agricultores de $ 300,000 para comprar propiedades fraccionadas y consolidarlas en unidades más eficientes. Como resultado de esto, la cantidad de tierras tribales ha ido en aumento. La comunidad de la reserva está cambiando rápidamente y gran parte del cambio está en la dirección de la aculturación a la sociedad estadounidense en general. Como reconocieron los observadores en el momento en que estaba ocurriendo el trauma de la presa Garrison, la dislocación social resultante aceleró un proceso que ya estaba en marcha pero que resistió con fuerza. Poco antes de que comenzara esa experiencia disruptiva, Edward M. Bruner estudió intensamente la sociedad de Fort Berthold y ofreció algunos juicios meditados. Bruner admitió que los prejuicios del observador tenían mucho que ver con lo que veía, y concluyó que "la asimilación que ocurre dentro de las comunidades es extremadamente lenta, tiende a ser relativamente superficial y no parece cambiar el sistema de valores indígena imperante". La imagen que obtuvo fue la de "un núcleo nativo rodeado de préstamos blancos periféricos".

Un juicio contemporáneo, quizás incluso más subjetivo, vería una cultura básicamente mixta, con elementos no indios dominantes pero elementos indios conservados tenaz y conscientemente por un pueblo, tan adaptable como sus antepasados, decidido a tener lo mejor de ambos mundos. (Meyers, pág.265)

Leyes y tratados atkinson & amp o'fallon trade and intercource tratado de 1825

Los primeros tratados importantes celebrados con las tribus de esta región se firmaron en 1825. Un grupo al mando del agente indio Benjamin O'Fallon y el general Henry Atkinson viajó por el Misuri hasta Yellowstone con nueve botes de quilla y una gran escolta militar, haciendo tratados con los Teton. Yankton y Yanktonai Dakota, Cheyenne, Mandan, Hidatsa y Arikara. En estos tratados los indios reconocían la supremacía de Estados Unidos, que a su vez les prometía su protección. Los indios acordaron no comerciar con nadie más que con ciudadanos estadounidenses autorizados. También acordaron el uso de la ley de los Estados Unidos para manejar las lesiones de ciudadanos estadounidenses por parte de los indios y viceversa. El 18 de julio de 1825. Ankara firmó el Tratado de Atkinson y O'Fallon. (Schulenberg, 1956, p.101).

EL TRATADO DE 1851 EN FORT LARAMIE
En 1851, una delegación tribal de Mandan, Hidatsa y Sahnish acompañó al padre Pierre-Jean DeSmet a Fort Laramie para celebrar un consejo con representantes del gobierno de los Estados Unidos. White Wolf representó al Mandan, Four Bears representó al Hidatsa y Iron Bear al Sahnish. El coronel M. Mitchell y el mayor Fitzpatrick representaron al gobierno. Los límites de los territorios de Mandan, Hidatsa y Sahnish se dejaron de lado en el Tratado de Fort Laramie de 1851: comenzando en la desembocadura del río Heart desde allí hasta el Missouri hasta la desembocadura del río Yellowstone y desde allí hasta la desembocadura de la pólvora. Río, de allí en dirección sureste hasta las cabeceras del río Little Missouri, de allí a lo largo de Black Hills hasta las cabeceras del río Heart y de allí por el río Heart hasta el lugar del comienzo. (11 Stats., P.749, en Kappler, 1972, p. 594, artículo 5).

Este fue el consejo de tratados más grande jamás celebrado. Asistieron más de diez mil indios de las llanuras de las naciones Lakota, Cheyenne, Arapaho, Crow, Mandan, Sahnish, Assiniboine y Gros Ventres (Hidatsa). A cambio de cincuenta mil dólares anuales durante cincuenta años, las naciones acordaron permitir que Estados Unidos construyera carreteras y puestos militares a través de su país. Las tribus también establecieron los límites de sus territorios y acordaron mantener relaciones pacíficas entre sí y con los Estados Unidos. Varias tribus, incluidos los mandan, gros ventres (hidatsa), cuervos, pies negros y algunas bandas de cheyenne y arapahos, aceptaron reservas. (O'Brian, 1989, pág.141).

Tras el Tratado de Fort Laramie de 1851, el gobierno estableció varios fuertes a lo largo del Missouri. En 1864, la caballería fue enviada a Fort Berthold y permaneció allí hasta 1867 cuando se trasladaron a Fort Stevenson, a 18 millas río abajo. El establecimiento de fortalezas llevó a numerosos grupos río arriba en un barco de vapor; de veinte a treinta barcos de vapor se detenían en Like-a-Fishhook Village todos los veranos. En 1869, el ferrocarril había llegado al territorio de Mandan, Hidatsa y Sahnish, un bullicioso centro económico de la región. En 1871, la política federal india cambió radicalmente por varias razones. Una ley del Congreso en 1871, "Siempre que no se negocien tratados en lo sucesivo con ninguna tribu india dentro de los EE. UU. Como nación o pueblo independiente". A partir de entonces, todas las cesiones de tierras indígenas se lograron por ley del Congreso o por orden ejecutiva. Las sociedades indias se estaban transformando radicalmente a partir de una combinación de fuerzas -U. Las tropas del Ejército del Sur estacionadas en puestos cerca de Fort Berthold después de 1864, el personal de la agencia india residió en la reserva después de 1868, y las escuelas diurnas se abrieron en las reservas desde 1870.

ACUERDO EN FORT BERTHOLD 1866
A medida que llegaban más colonos al oeste, el gobierno, presionado por los ferrocarriles y los colonos por más tierras, se acercó a las tribus para ceder tierras adicionales. El 27 de julio de 1866, los Arickara (Sahnish) firmaron un acuerdo por el cual otorgaron tales derechos de paso a los territorios al este del Missouri, y recibirían a cambio una anualidad de $ 10,000 durante los próximos veinte años. Cuando se presentó el tratado para su ratificación, el Congreso agregó un apéndice a este acuerdo, incluyendo Mandan e Hidatsa en sus términos y dispuso la cesión de una extensión de tierra en la orilla este del Missouri de aproximadamente cuarenta por veinticinco millas. (Kappler, 1904-41, informe ed. 1971, Vol. 2, págs. 1052-56).

Estas tierras, que estaban muy por debajo de las aldeas donde se encontraban los mandan, los hidatsa y los arikara en 1866, aunque ya no las ocupaban continuamente, continuaron utilizándose con fines de caza. Además, estas tierras contenían antiguos lugares de enterramiento y, como muchas culturas, consideraban el área como terreno sagrado. El Congreso, sin embargo, presionado por las compañías ferroviarias, no estaba dispuesto a reconocer el reclamo de las tribus sobre estas tierras y el tratado nunca fue ratificado. (Meyer, 1977, pág. 111).

ORDEN EJECUTIVA DE 1870
La Reserva Fort Berthold se estableció bajo la Orden Ejecutiva de 1870. A fines de la década de 1860, Mandan, Hidatsa y Arikara (Sahnish) se quejaron de que su suministro de madera disminuía debido a que los blancos cortaban madera en sus tierras y la vendían a los barcos de vapor que pasaban. Cuando los jefes se quejaron ante Washington, un capitán Wainwright, oficial de Ft. Stevenson, se reunió con los jefes. Consintieron en el establecimiento de una reserva que incluía la mayor parte, si no todo, el territorio reclamado por ellos en Fort Laramie. (Meyer, pág. 112).

Como los sioux habían reclamado la posesión de una parcela de tierra en cuestión el año anterior, el Gobierno despegó la frontera sur de los territorios de Mandan, Hidatsa y Sahnish. El límite sur de la reserva se convirtió en una línea recta desde el cruce del río Powder desde el río Little Powder hasta un punto en el río Missouri cuatro millas por debajo de Fort Berthold. Para acomodar las aldeas entonces ocupadas por Mandan, Hidatsa y Sahnish, el gobierno de los Estados Unidos incluyó una franja de tierra al este del río Missouri. Estas disposiciones se legalizaron en la Orden Ejecutiva del 12 de abril de 1870. (Ver mapa en la p. 14).

Reubicación de las tierras bajas

En unos pocos años, los miembros de las Tres Tribus se vieron obligados a mudarse a nuevos hogares. Los procedimientos de reubicación y salvamento establecidos por el Cuerpo resultaron insatisfactorios. Los transportistas privados contratados por el ejército no eran fiables y a los miembros de la tribu se les negó el permiso para cortar la mayor parte de la madera antes de la inundación. La inundación de las tierras bajas inutilizó la reserva residual. Los pagos de liquidación eran demasiado bajos para proporcionar el restablecimiento completo de la mayoría de las familias. El desarraigo del parentesco y otros grupos primarios destruyó la vida comunitaria tan fundamental para la cultura indígena. Se liquidaron granjas y ranchos, el desempleo se elevó hasta un 70 por ciento y muchos miembros de las tribus fueron llevados a una vida de desesperación en los centros urbanos cercanos.

Se inyectaron millones de dólares en fondos federales en la reserva para contrarrestar los daños sociales y económicos. Después de una generación de arduo trabajo, las tribus comenzaron a mostrar signos de recuperación, pero las cicatrices psíquicas de la terrible experiencia siguen siendo evidentes hoy. (Lawson, p. 61-62). La preocupación de los miembros de la tribu era encontrar sitios para pozos en el área a la que la mayoría de ellos se iban a trasladar. En abril de 1950 comenzó la perforación de prueba real. Para el 27 de septiembre, se habían perforado pozos en el segmento occidental y se estaban seleccionando posibles lugares de residencia.

En la actualidad

La Agencia Fort Berthold, anteriormente ubicada en Elbowoods hasta 1953 cuando fue inundada por la presa Garrison, ahora se encuentra en New Town.La reserva se encuentra a ambos lados del Missouri, incluidas partes de los condados de Dunn, McKenzie, McLean y Mountrail. La sede del gobierno tribal de la nación Mandan, Hidatsa y Arikara se encuentra a cuatro millas al oeste de New Town.

El Área de los Cuatro Osos incluye el edificio de la administración tribal, la Unidad de Diálisis y la Clínica de Servicios de Salud para Indígenas, el Programa Familiar Casey, Ft. Berthold Day Care, estación de radio KMHA, MHA Times (periódico tribal) y el Museo de las Tres Tribus Afiliadas. Este complejo está directamente adyacente al Casino, Lodge y Parque Recreativo Four Bears de la tribu.

Hoy, las Tres Tribus Afiliadas, como entidad gubernamental, administra muchos programas gubernamentales, económicos, de salud, de bienestar y educativos. Ubicada en el área del Complejo Four Bears, la administración tribal opera en un moderno complejo de oficinas comerciales. Los ingresos proceden principalmente de diversas empresas, programas y subvenciones del Gobierno. Desde esta ubicación, la Nación Mandan, Hidatsa y Arikara, las Tres Tribus Afiliadas, llevan a cabo su responsabilidad soberana de gobierno de la reserva y su gente. Aunque la política del gobierno federal y varias decisiones de la Corte Suprema desde principios de la década de 1960 hasta mediados de la década de 1980 reflejaron un período de reconocimiento y apoyo a la soberanía tribal, a medida que las naciones tribales practican y afirman sus derechos soberanos, el estado de ánimo del Congreso y los tribunales han obligado al péndulo a avanzar en una dirección que busque limitar los poderes de las naciones tribales.

Orden ejecutiva de 1880

En 1864, cuando se fletó el Ferrocarril del Pacífico Norte, se le concedió el derecho de paso a cuarenta millas a cada lado de la línea propuesta. Este derecho de paso atravesó las tierras de Mandan, Hidatsa y Sahnish (Arikara). La construcción del ferrocarril llegó a sus tierras en 1879. La Compañía de Ferrocarriles redactó una resolución solicitando una reducción de la reserva. Esta propuesta trajo el ferrocarril fuera de los límites de la concesión de tierras. Cuando se le preguntó sobre el uso del territorio por parte de las tribus, un teniente coronel Dan Huston, oficial al mando en Ft. Stevenson, afirmó que la tierra en cuestión era el territorio de caza de los mandan, hidatsa y arikara. Sin embargo, la respuesta la dio un coronel Nelson A. Miles, estacionado en Fort Stevenson, quien informó que las tribus no ocuparon, ni exigieron el uso de la tierra, y "nunca lo hicieron". La tierra, dijo, había sido reservada para beneficio de los comerciantes de pieles. (Meyers, pág. 113.)

El general de brigada Alfred H. Terry apoyó la solicitud de la compañía ferroviaria, ignoró la carta de Huston y se mostró a favor de revocar la Orden Ejecutiva de 1870. La Oficina de la India, representada por el comisionado Roland E.Trowbridge, que llegó tarde a las negociaciones, escribió a un agente especial: "A mi juicio, cualquier alteración o cambio en la actual reserva iría en gran medida en contra de los intereses de los indios. Continuó," la tierra al oeste del Missouri era mejor para la agricultura y tenía más madera, dijo, dando así a los indios tierra adicional al este del río no los compensaría por la pérdida ". (Trowbridge a Gardner, 5 de abril de 1880, NARS, RG 75, LS: Kappler, Indian Affairs, vol. 5, p. 745-63) en Meyer, p. 113)

El 13 de julio de 1880, se emitió una Orden Ejecutiva, privando a Mandan, Hidatsa y Arikara de la mayor parte de sus tierras. Todo lo que estaba al sur de una línea a cuarenta millas al norte del derecho de paso del Pacífico Norte fue cedido. Esta cesión involuntaria también incluyó una extensa extensión de tierra al sur y al oeste de Fort Buford. No se consultó a las tribus cuando se redactó la Orden Ejecutiva. Como compensación, se concedió a las tribus una parcela de tierra al norte del río Missouri, que se extendía hasta treinta y cinco millas de la frontera canadiense. Esta acción, vista como mala fe por parte del gobierno, no apaciguó a las tribus de árboles heridos y los sentimientos de ira. La tierra del norte ofrecida en compensación a las tribus era áspera e indeseable. El Gobierno creía que debido a que las tribus estaban confinadas a un área cercana a sus aldeas, temerosas de las incursiones de los sioux y los búfalos casi agotados, no podían usar la tierra como antes. Sin embargo, la tierra tenía conexiones históricas y legendarias para ellos. Esta tierra incluía sus aldeas en el río Knife y las aldeas debajo del río Missouri. En veinticinco años, el gobierno redujo más de doce millones de acres de su territorio a una décima parte de su tamaño original. (Meyer, pág. 113).

Como la mayoría de los casos de reclamaciones indias, los perseguidos por los mandan, hidatsa y arikara tenían una historia larga y complicada. Nunca se habían reconciliado con la pérdida de territorio resultante de las órdenes ejecutivas de 1870 y 1880 por las que no habían sido compensados. Las reducciones sufridas por la reserva ascendieron a aproximadamente el 90 por ciento de lo que se reconoció que poseían los mandan, hidatsa y arikara en el momento del tratado de Fort Laramie de 1851. El tratado señaló específicamente que el reconocimiento de estas afirmaciones y no implicaba que los signatarios indios debían "abandonar o perjudicar cualquier derecho o reclamo que (puedan) tener sobre otras tierras".

El precedente establecido por el acuerdo de 1880, junto con la historia de los tratados indios en general, llevó a Mandan, Hidatsa y Arikara a creer que deberían haber sido compensados ​​por estas reducciones. (Meyer, 1977, pág. 186).

En 1898, Mandan, Hidatsa y Arikara presentaron una petición al presidente de los Estados Unidos pidiendo permiso para enviar una delegación a Washington para presentar sus reclamos. Cuando no salió nada de este esfuerzo, lo intentaron de nuevo en 1911, recordando a Washington la historia de las relaciones gubernamentales de las tribus. Se permitió que una delegación viniera a Washington aproximadamente un año después. Esto fue para discutir las diferentes interpretaciones de los términos del acuerdo elaborado en 1909 para la apertura de la reserva. Se les dijo que buscaran un abogado para continuar con su caso. Se envió otra delegación tres años después. El único tema que el gobierno discutiría con ellos fue la distribución de las ganancias de las ventas de tierras luego de la reciente apertura de la reserva. Además de las confiscaciones de tierras en virtud de las Órdenes Ejecutivas de 1870 y 1880, las tribus ahora querían hacerse cargo de la reserva militar de Fort Stevenson.

Cuando se cerró la escuela en Fort Stevenson en 1894, se transfirieron 45.585,75 acres al Departamento del Interior. Se vendió unos años después por 71.000 dólares. Las ganancias se colocaron en el Tesoro de los Estados Unidos en lugar de utilizarse en beneficio de las tribus. Según el Congreso, dado que Fort Stevenson se estableció antes que Fort Berthold, las tribus no tenían derechos sobre la tierra. (Meyer, 1977, p. 187).

En 1920, el Congreso aprobó una legislación que confiere a la Corte de Reclamaciones jurisdicción en la determinación de la disputa de las tres tribus con el gobierno. Esta ley estipula que se debe entablar una demanda dentro de los cinco años y los honorarios del abogado no deben ser más del diez por ciento del monto a recuperar. El primer Abogado Tribes contratado, un Sr. Lovell de Fargo, no hizo más que presentar una petición ante el Tribunal de Reclamaciones el 30 de diciembre de 1922. Este reclamo fue desestimado el 17 de diciembre de 1923 y el contrato de Lovell fue cancelado.

Charles Kappler y Charles H. Merillat, fueron contratados por Mandan, Hidatsa y Arikara en 1924. Presentaron una petición formal ante el Cargo de Reclamaciones el 31 de julio de ese año. Las pruebas, tanto documentales como tradicionales, preparadas por estos dos hombres, dieron lugar a un acuerdo judicial. Debido a la imposibilidad de determinar la superficie exacta del territorio reconocido como perteneciente a las tres tribus en 1851, el tribunal estableció una cifra redonda de 13 millones de acres, de los cuales 11,424,512.76 acres habían sido retirados sin compensación, principalmente por órdenes ejecutivas en 1870 y 1880. De esta área se dedujeron 1,578,325.83 acres agregados a la reserva por estas órdenes ejecutivas y la de 1892, dejando un total de 9,846.93 acres, por los cuales las tres tribus debían ser compensadas a una tasa de cincuenta centavos por acre. Sin embargo, de la suma de $ 4,923,093.47, el Congreso dedujo $ 2,753.924.89 en compensaciones: dinero asignado a lo largo de los años y gastado para el "apoyo y la civilización" de los indios de Fort Berthold. Cuando finalmente se resolvió la reclamación el 1 de diciembre de 1930, los Mandan, Hidatsa y Arikara recibieron $ 2,169,168.58 o $ 1,191.50 per cápita. (Meyer, 1977, págs. 187-1888).

Misioneros

En 1876, un misionero congregacional llamado Charles L. Hall construyó una misión en Fort Berthold, la combinación de una iglesia, una escuela y una residencia. Estos misioneros intentaron que las tribus adoptaran formas no indígenas, pero los hidatsa, mandan y sahnish continuaron siguiendo sus tradiciones.

Ocuparon su propia sección de la aldea, practicaron sus propias ceremonias religiosas y establecieron sus propios gobiernos. Para fomentar la difusión del cristianismo, la Oficina de Asuntos Indígenas autorizó a los agentes indios a castigar a las personas que participaran en ceremonias religiosas tradicionales. Los que lo hicieron fueron encarcelados y les cortaron el cabello.

En 1889, el padre Craft fue asignado a Elbowoods para comenzar una misión católica. Se construyó una escuela para albergar a un centenar de niños.

Batalla del pequeño cimarrón

Algunas de las bandas de los sioux estaban en términos amistosos con las tribus ribereñas, pero muchos de los sioux fueron abiertamente hostiles, y durante cien años, desde 1775 hasta 1875, las tribus de Pawnees y Otoes en el sur hasta Mandan, Hidatsa y los sahnish en el norte, estaban constantemente bajo la presión de la hostilidad sioux.

Los Assiniboine y otras tribus atacaron ocasionalmente las aldeas, pero el peligro sioux era el problema omnipresente. Estas guerras fueron alimentadas voluntariamente por los comerciantes que vendían armas y municiones tanto a los sioux como a las tribus sedentarias. A finales de 1800 y principios de 1900, los sioux comenzaron a asaltar las aldeas de Mandan, Hidatsa y Sahnish, porque sus fuentes de alimento, el búfalo y otros animales de caza, estaban desapareciendo con el avance de los colonos y cazadores blancos. La intensidad y la hostilidad entre los sioux y el ejército de los Estados Unidos estaba conduciendo a la guerra.

La primera expedición de exploración de los exploradores Arikara, también llamada "Ree Scouts" *, fue en 1874, para ayudar al Teniente Coronel George Custer en el país Sioux y Black Hills. A principios de mayo y junio de 1876, se hizo un llamado a los exploradores para ayudar de nuevo a Custer. Esta vez, fue para encontrar a la pequeña banda renegada de Sioux y traerlos de regreso a las reservas. Todos los informes militares decían que estas pequeñas bandas de sioux estaban en el territorio de Montana. El agente de las reservas no había informado de que faltaban un gran número de sioux en las reservas. En el Apéndice se incluye un recuento de los exploradores Ree que rodearon la batalla. Las circunstancias que llevaron a esa batalla fueron complejas y de largo alcance.

Los colonos blancos, respaldados por fuerzas militares, comenzaron a invadir el territorio reclamado y asignado a los sioux. Siguieron escaramuzas y los sioux perdieron la mayoría de los conflictos. El 25 de junio de 1876, los Ree Scouts participaron en la infame Batalla de Little Big Horn en Greasy Grass, Montana, donde se enfrentaron a su enemigo histórico, los Sioux. Las naciones sioux derrotaron a una fuerza militar atónita del gobierno.


Leyendas de America

Guerrero Arikara, escudo blanco de Edward S. Curtis, 1908

Teniendo lugar en 1823, la Guerra de Arikara se considera la primera Guerra de los Indios de las Llanuras entre los Estados Unidos y los nativos americanos occidentales.

Los Arikara, también conocidos como los indios Arikaree o Ree, eran un grupo seminómada que vivió en tipis en las llanuras de Dakota del Sur durante varios cientos de años. Principalmente una sociedad agrícola, a menudo eran intimidados por sus vecinos nómadas, especialmente los sioux. Al ocupar una ubicación central para el comercio entre los indios y los colonos blancos del este, también comenzaron a entrar en conflicto con los numerosos comerciantes que invadían sus tierras.

Aunque los Arikara nunca se destacaron por su amabilidad con los colonos blancos, el infierno se desataría cuando un empleado de una empresa comercial mataba al hijo de un jefe. Furiosos con este evento y perdiendo el control de sus tierras, los Arikara atacaron una expedición de captura de la Rocky Mountain Fur Company, que viajó a lo largo del río Missouri el 2 de junio de 1823, lo que provocó la muerte de una docena de comerciantes.

Posteriormente, los sobrevivientes de la compañía de pieles se retiraron río abajo, donde esperaron más de un mes por refuerzos para tomar represalias. El ejército de los Estados Unidos envió unos 230 soldados, 750 sioux y 50 tramperos al mando del coronel Henry Leavenworth del ejército de los Estados Unidos para vengarse del Arikara. Después del ataque a los indios el 9 de agosto de 1823, unos 50 de los Arikara yacían muertos. Seis días después, el 15 de agosto, las fuerzas militares quemaron una aldea de Arikara, donde luego construyeron un puesto estadounidense como mensaje a otros indios "hostiles", incluidos los cuervos y los pies negros.

Aunque las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos tuvieron éxito en someter a los Arikara, el conflicto desató un gran debate porque el coronel Henry Leavenworth no había aniquilado por completo a la tribu cuando los estadounidenses exigían la cohabitación y la subyugación de los nativos americanos.

Rupturas del río Upper Missouri por Bob Wick, Bureau of Land Management

Además de someter a los indios, el área también fue fundamental para la competencia entre los EE. UU. Y Gran Bretaña por el control del río Missouri medio y el acceso a áreas más río arriba y el comercio de la costa del Pacífico. Después de esta primera guerra de las llanuras, el comercio y la exploración de pieles estadounidenses se expandieron enormemente.

En la década de 1830, los Arikara casi fueron destruidos por la viruela y, al final, los sioux los expulsaron de sus tierras en la década de 1870. Al migrar a Dakota del Norte, vivieron durante muchos años cerca del puesto comercial de Fort Clark en el río Knife y comenzaron a trabajar en estrecha colaboración con las tribus que habitaban el área. En 1872, se unieron a los Hidatsa y Mandan en Like-a-Fishhook Village, cerca del puesto comercial de Fort Berthold en Dakota del Norte. Irónicamente, en busca de protección y trabajos, los hombres de Arikara comenzaron a buscar al Ejército de los Estados Unidos estacionado en el cercano Fuerte Stevenson y, en 1874, guiaron a George Custer en su Expedición a Black Hills.

En 1876, un gran grupo de hombres Arikara acompañó a Custer y la 7ma Caballería en la Expedición Little Bighorn contra los Lakota Sioux y Northern Cheyenne y fueron los primeros exploradores en liderar a los hombres cuando la aldea fue atacada.

Varios de los Arikara lucharon valientemente junto a los soldados, mientras que otros fueron aislados y devueltos al campamento base como se les había indicado. Durante la batalla, tres guerreros Arikara, Little Brave, Bobtail Bull y Bloody Knife, murieron junto con otros 260 hombres que servían a las órdenes de Custer. En busca de chivos expiatorios, muchos culparon inmerecidamente a los exploradores Arikara de perder la Batalla de Little Bighorn.

Hoy en día, los Arikara todavía están asociados con las tribus Hidatsa y Mandan, conocidas como las Tres Tribus Afiliadas. Viven principalmente en la reserva de Fort Berthold en Dakota del Norte.


Ver el vídeo: The Arikara War: 1823 - Missouri River Area - South Dakota (Mayo 2022).