La historia

Casas etruscas: un nuevo descubrimiento

Casas etruscas: un nuevo descubrimiento


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

>

Por primera vez, los arqueólogos italianos han descubierto una casa etrusca intacta con fuentes de cultura material. Los investigadores esperan que este hallazgo arroje luz sobre otros posibles sitios de excavación y los misterios de la vida diaria etrusca.

http://www.discoverynews.com | Informado por Rossella Lorenzi.


Yacimiento romano descubierto en Scarborough aclamado como el primero de su tipo en el Reino Unido

Cuando los desarrolladores empezaron a construir en las afueras de Scarborough, esperaban construir una urbanización ideal para compradores primerizos, familias y profesionales, con suites, estacionamiento fuera de la vía pública y cocinas integradas en abundancia. Pero antes de que las palas hubieran llegado a la tierra, encontraron que alguien más había llegado primero: los romanos.

Cerca de la ciudad costera de North Yorkshire se han descubierto los restos de un asentamiento romano que se cree es el primero de su tipo descubierto en Gran Bretaña, y posiblemente en todo el imperio romano.

El hallazgo pudo haber causado un dolor de cabeza a la promotora Keepmoat Homes, pero ha provocado entusiasmo entre los expertos, y Historic England lo describió como "fácilmente el descubrimiento romano más importante de la última década".

El gran complejo de edificios, aproximadamente del tamaño de dos canchas de tenis, incluye una estructura de torre cilíndrica con varias habitaciones que conducen desde ella y una casa de baños. A medida que continúan las excavaciones y los análisis, los historiadores creen que el sitio puede haber sido propiedad de un terrateniente rico, que más tarde podría haberse convertido en un santuario religioso o incluso en un lujoso "hogar señorial y club de caballeros".

Una imagen que muestra la extensión de los restos descubiertos. Fotografía: Inglaterra histórica / PA

Keith Emerick, inspector de monumentos antiguos en Historic England, dijo que el sitio brinda una nueva perspectiva fascinante sobre el norte romano.

"No es como un rompecabezas, donde cada nuevo descubrimiento se suma a la imagen, cada nuevo descubrimiento en realidad le da un giro al caleidoscopio y cambia la imagen por completo", dijo.

“Este es un descubrimiento realmente emocionante y definitivamente de importancia nacional […] Yo diría que este es uno de los descubrimientos romanos más importantes de la última década, en realidad. Fácilmente."

Keepmoat contrató a arqueólogos antes de que comenzaran los trabajos de construcción, ya que los historiadores sabían que el sitio en Eastfield podría contener restos prehistóricos, de la edad del hierro o romanos, pero el sitio descubierto es "mucho más de lo que jamás soñamos descubrir", dijo Emerick.

Los arqueólogos de North Yorkshire ya han establecido que los edificios fueron "diseñados por los arquitectos de más alta calidad en el norte de Europa en la época y construidos por los mejores artesanos", dijo Karl Battersby del consejo del condado de North Yorkshire.

El trabajo adicional en los hallazgos y las muestras ambientales ayudaría a establecer exactamente qué función tenía el sitio y por qué fue creado tan lejos de otros centros romanos, dijo, y agregó: “Este es un descubrimiento notable que se suma a la historia del asentamiento romano en North Yorkshire ".

Si bien Keepmoat tuvo que modificar sus planes de desarrollo para conservar el sitio, Dan Crew, el director gerente regional de la compañía, dijo que no hubo sensación de hundimiento cuando se descubrió, ya que un descubrimiento se había tenido en cuenta en la planificación. De manera bastante prosaica, el sitio no fue descubierto por un trabajador, sino que se identificó antes de comenzar la excavación mediante un estudio geofísico.

"Es un factor positivo para el sitio y es positivo para el área", dijo. “Probablemente distingue a este sitio de otras nuevas construcciones en el área. Es una característica bastante agradable saber que también tiene ese elemento histórico ".

Keepmoat había planeado originalmente construir casas en el sitio, pero en su lugar se ha reubicado una zona verde pública planificada. Los restos se recuperarán, pero una representación del sitio se "expresará a nivel del suelo", por ejemplo, con una plantación, una disposición de piedra o paneles de interpretación, dijo Emerick.

"Tenemos una gran cantidad de información digital que se puede poner a disposición del público, por lo que la gente puede aprovechar mucho más de ella, tal vez, que simplemente ver un montón de piedras que crecen demasiado".

David Walker, gerente de servicios de planificación del consejo municipal de Scarborough, dijo que el consejo estaba feliz de otorgar un cambio a la solicitud de planificación original de Keepmoat. “Al crear nuevos hogares para las generaciones futuras, es justo que mantengamos viva la fascinante historia de aquellos que nos han precedido y cómo vivieron”, dijo.

Historic England recomendará que los restos sean protegidos como un monumento programado de importancia nacional.


Nuevas perspectivas sobre Etruria y la Roma temprana: en honor a Richard Daniel De Puma

Esta colección de ensayos rinde homenaje a la personalidad y obra de Richard Daniel de Puma, de la Universidad de Iowa, cuyos numerosos ensayos y volúmenes sobre cerámica, joyería y espejos etruscos, y más recientemente sobre falsificaciones y falsificadores etruscos, siempre han sido modelos de cuidadosos y beca inteligente.

Los ensayos cubren una gama amplia y diversa. Togninelli da cuenta de la región alrededor de Crustumerium, donde de Puma ha excavado. Esta área es fascinante porque demuestra transiciones cronológicas de la Edad del Hierro al período arcaico, y también muestra la fluidez de las identidades étnicas en un área entre Lacio y Sabina. El capítulo se puede leer de manera provechosa junto con la explicación de Cupito sobre el trabajo de la Universidad La Sapienza en la región, y hay más por venir de este sitio interesante. 1

El examen de Peter Holliday & # 8217 del grupo escultórico de terracota nunca terminado en Civitalba (Picenum), con un frontón que representa a Dionisio y el descubrimiento de la Ariadna abandonada, y un friso de los galos saqueando un templo pero siendo interrumpidos por los dioses, muestra su deuda con Arte de Pergamene. Como han hecho otros, Holliday interpreta el grupo en el contexto de la fundación de colonias en Pisaurum y Potentia por los censores M. Fulvius Nobilior y Q. Fulvius Flaccus, que habían celebrado victorias sobre etolios y celtíberos, y las victorias de Cn. Manlius Vulso sobre los Gálatas. Holliday concluye (38) que los grupos escultóricos apuntan a las victorias romanas sobre los galos (y, por tanto, esta es doblemente apropiada dada la importancia de la victoria romana sobre una coalición de galos y etruscos en Sentinum en 295 a. C.), pero también & # 8216 el la unificación deseada de los pueblos locales con Roma. & # 8217

Soren y Nell describen, con interesantes reconstrucciones virtuales, el complejo de Chianciano Terme, planteando la hipótesis de una conexión con las fuentes Clusini. Parece haber habido algún tipo de construcción de baños aquí ya en el siglo II a. C., aunque el apogeo del sitio es el siglo II d. C.

Green analiza las deidades tutelares del Circo Máximo, con énfasis en las deidades de los límites que están asociadas con el área. Se discute la importancia del Circo Máximo en algunas reconstrucciones de la violación de las Sabinas. Otro aspecto que se debe agregar a esto es el énfasis de Wiseman en las deidades plebeyas en esta área. 2

Steingräber declara que la colección de objetos etruscos en el Museo Sankokan de la Universidad Tenri, en la ciudad de Tenri, Japón, contiene una gran cantidad de falsificaciones evidentes, aunque no está claro de dónde provienen y fueron recolectadas en el mercado del arte. El ensayo de Turfa sobre la combinación de joyas auténticas, réplicas y falsas en el Museo de la Universidad de Pensilvania es intrigante y demuestra la confusión de finales del siglo XIX. Parte del material de la réplica se atribuye al taller de Castellani. Este grupo de ensayos concluye con un interesante relato de De Gennaro, nuevamente basado en Crustumerium, sobre la importancia de los canjes de préstamos para evitar el saqueo. Este relato concluye con el apoyo al intercambio de depósitos funerarios completos, evitando así la disociación de los hallazgos de su contexto arqueológico.

A continuación, se realizan ensayos sobre arte e iconografía. Clarke analiza cómo los pintores de paredes de Pompeya utilizaron una combinación de mecanismos, incluidos libros de figuras, libros de esquemas y libros de muestra, pero tal vez no el calco uno a uno como lo ha encontrado para los mosaicos, para replicar imágenes. Small muestra las limitaciones de la perspectiva lineal y, por lo tanto, que los romanos pueden haber decidido activamente en contra de ella como método predominante. Bonfante muestra la forma en que el Baubo o anasirma El gesto se utilizó en el arte etrusco y romano, con un fuerte énfasis en el simbolismo apotropaico, y traza la compleja relación entre la desnudez como vergonzosa y como un signo de poderosa belleza, culminando en un interesante relato de una figura romana de bronce de Victoria. Nielsen analiza una figura femenina de un sarcófago que originalmente mostraba a marido y mujer, y la atribuye a Perugia, que ahora parece tener varios de esos sarcófagos del siglo II o I a. C. Carpino analiza una serie de espejos con figuras en duelo, incluida una interesante representación de Tydeus y Melanippos de mediados del siglo V en Blera. Carpino usa esto para desafiar la opinión de que todos los espejos estaban destinados a mecenas femeninas, pero ciertamente pueden verse en el mismo contexto más amplio que Menichetti demostró para Praenestine ciste. 3

El ensayo de Warden # 8217 aborda de manera interesante los sacrificios funerarios y la antropofagia evidentes en una variedad de arte etrusco. Esto lleva a Warden a algunas sugerencias muy interesantes de vínculos entre la transformación a través de animales hacia la inmortalidad. Este es un capítulo desafiante y provocativo, con referencia a una serie de ejemplos importantes, incluido el sarcófago amazónico de Ramtha Huzcnai, con su escena de Actaeon, representaciones de sacrificios funerarios, las terracotas de Murlo y la pintura de la tumba etrusca. Igualmente interesante es el intento de Camporeale de identificar evidencia de la deificación del difunto, especialmente de los antepasados ​​de los grupos de ascendencia familiar. Ambos capítulos tienen que depender en gran medida de conjeturas y suposiciones en ausencia de evidencia textual segura, pero muestran el potencial de la evidencia. La comparación de Tuck & # 8217 de Vanth y Celtic Badb también es especulativa ya que las representaciones de este último son mucho más tardías. Vanth aparece en el siglo IV, por lo que quizás haya referencias tomadas del mundo celta, pero también es cierto que nos cuesta entender completamente el papel de Vanth.

Los últimos tres ensayos son bastante dispares. Mattusch analiza la disputa entre Winckelmann y la Reale Accademia Ercolanese di Archeologia por la publicación prematura e inexacta de un busto de la serie en la Villa dei Papiri. Rowland escribe un relato brillante de una obra perdida de Athanasius Kircher titulada Iter Hetruscum, que conocemos en gran parte a través de los censores jesuitas y su rechazo. Rowland sugiere que Kircher pudo haber estado involucrado en juegos muy complejos en su presentación de los etruscos. El capítulo nos recuerda las dificultades de la erudición etrusca en sus primeras fases. El volumen concluye con el relato de Edlund-Berry sobre algunas representaciones ficticias de Etruria y la forma en que nuestro creciente conocimiento de la cultura material etrusca alimenta una fascinación por esta sociedad.

El volumen está bien presentado y contiene mucho interés. La coherencia es un poco caprichosa, pero la amplia erudición de De Puma está bien reflejada y celebrada aquí.

1. Paolo Togninelli, Entre Crustumerium y Eretum: observaciones sobre las primeras fases de la Edad del Hierro y los hallazgos del período arcaico

2. Peter J. Holliday, Civitalba y los programas romanos de conmemoración y unificación

3. David Soren y Erin Nell, Cultos etruscos en la época romana: las extrañas ruinas de Chianciano Terme

4. Carin Green, Los dioses del circo

5. Stephan Steingräber, Lejos de Etruria: falsificaciones etruscas en Japón

6. Jean MacIntosh Turfa, & # 8220Etruscan & # 8221 Gold de Cerverteri (y otros lugares) en el Museo de la Universidad de Pennsylvania

7. Francesco di Gennaro, De Crustumerium: Una propuesta contra el saqueo. Préstamos a cambio de recursos para la conservación

8. John R. Clarke, ¿Cómo crearon los pintores copias casi exactas? Notas sobre cuatro pinturas centrales de Pompeya

9. Jocelyn Penny Small, ¿es necesaria la perspectiva lineal?

10. Larissa Bonfante, Algunas reflexiones sobre el gesto Baubo en el arte clásico

11. Marjatta Nielsen, una pareja etrusca más en el Museo de Bellas Artes de Boston

12. Alexandra A. Carpino, guerreros en duelo sobre dos espejos de bronce etruscos del siglo V a. C.

13. P. Gregory Warden, La sangre de los animales: depredación y transformación en la representación funeraria etrusca

14. Giovannangelo Camporeale, El difunto divinizado en la cultura etrusca

15. Anthony Tuck, Sobre el origen del Vanth: los heraldos de la muerte y las banshees en los mundos etrusco y celta

16. Carol C. Mattusch, invitados, anfitriones y política en Herculano

17. Ingrid Rowland, El Iter Hetruscum perdido de Athanasius Kircher (1665-78)

18. Ingrid Edlund-Berry, Larthi, Turms y Vel: verdaderos etruscos en la ficción moderna

1. C. Cupito, Il territorio tra la via Salaria, l & # 8217Aniene, il Tevere e la via & # 8220Salaria Vetus & # 8221: Municipio II Roma, 2007.

2. T. P. Wiseman, Los mitos de Roma. Exeter, 2004: 63-96.

3. M. Menichetti, Quoius forma virtutei parisuma fuit & # 8230 Ciste prenestine e cultura di Roma medio-repubblicana, Roma, 1996.


Investigadores descubren una representación antigua del parto en un sitio etrusco en la Toscana

Una excavación arqueológica en Poggio Colla, el sitio de un asentamiento etrusco de 2.700 años de antigüedad en el valle italiano del Mugello, ha arrojado un hallazgo sorprendente y único: dos imágenes de una mujer dando a luz a un niño. Investigadores del Proyecto Arqueológico del Valle de Mugello, que supervisa el sitio de excavación de Poggio Colla a unas 20 millas al noreste de Florencia, descubrieron las imágenes en un pequeño fragmento de una vasija de cerámica que tiene más de 2.600 años. Crédito: Phil Perkins

Una excavación arqueológica en Poggio Colla, el sitio de un asentamiento etrusco de 2.700 años de antigüedad en el valle italiano del Mugello, ha arrojado un hallazgo sorprendente y único: dos imágenes de una mujer dando a luz a un niño.

Investigadores del Proyecto Arqueológico del Valle de Mugello, que supervisa el sitio de excavación de Poggio Colla a unas 20 millas al noreste de Florencia, descubrieron las imágenes en un pequeño fragmento de una vasija de cerámica que tiene más de 2.600 años.

Las imágenes muestran la cabeza y los hombros de un bebé que emerge de una madre representada con las rodillas levantadas y el rostro de perfil, un brazo levantado y una larga cola de caballo corriendo por su espalda.

La excavación es un proyecto de la Universidad Metodista del Sur en Dallas, Texas, Franklin and Marshall College en Lancaster, Pensilvania, y el Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania, en colaboración con la Universidad Abierta en Milton Keynes, Inglaterra.

La identificación de la escena fue realizada por el Dr. Phil Perkins, una autoridad en el bucchero etrusco y profesor de arqueología en The Open University. "Nos sorprendió ver esta escena íntima; debe ser la primera representación del parto en el arte occidental", dijo el Dr. Perkins. "Las mujeres etruscas suelen estar representadas festejando o participando en rituales, o son diosas. Ahora tenemos que resolver el misterio de quién es ella y quién es su hijo".

"La escena del nacimiento es extraordinaria, pero lo que también es fascinante es lo que podría significar esta imagen en la cerámica de élite en un santuario", dijo el Dr. Greg Warden, profesor y decano asociado de asuntos académicos de la Meadows School of the Arts en SMU y un director del Proyecto Arqueológico del Valle de Mugello. "¿Podría tener alguna conexión con el culto, con el tipo de adoración que se llevó a cabo en el santuario de Poggio Colla en la cima de la colina?"

El fragmento fue excavado por William Nutt, un estudiante de posgrado en antropología en la Universidad de Texas en Arlington y que es legalmente ciego. Nutt estaba participando en la escuela de campo Poggio Colla, que ha funcionado durante seis semanas cada verano desde 1995. Bajo la supervisión de profesores de instituciones estadounidenses y estudiantes graduados en arqueología clásica y antropología, la escuela de campo ha capacitado aproximadamente a 20 estudiantes cada año, desde más de 70 universidades americanas y europeas, en la teoría y práctica de la investigación arqueológica. A través de la excavación y la erudición, estos estudiantes han jugado un papel integral en la comprensión de la ocupación etrusca del Valle de Mugello.

"Me sentí muy agradecido de ser aceptado en el programa de verano en Poggio Colla & # 150, fue mi primera excavación arqueológica", dijo Nutt, quien asiste a la UTA con una beca de la Fundación Nacional de Ciencias. "Encontré el artefacto al comienzo de mi segunda semana allí. Estaba bastante sucio, y no estábamos seguros de qué era hasta que el Dr. Perkins lo limpió en el laboratorio y lo identificó. Fue emocionante descubrir que fue tan significativo. Hacer un descubrimiento como ese, que proporciona nueva información importante sobre una cultura de la que sabemos tan poco, es exactamente lo que hace que la arqueología y la antropología sean tan atractivas ".

El fragmento de cerámica mide menos de 1-3 / 4 x 1-1 / 4 pulgadas (4 x 3 cm), de un recipiente hecho de bucchero. Bucchero es un material cerámico negro fino, adornado con decoraciones estampadas e incisas, que se utiliza para hacer vasijas para comer y beber para las élites etruscas. Por lo general, los diseños estampados van desde motivos geométricos abstractos hasta animales exóticos y míticos. No se conocen representaciones griegas o romanas del momento del nacimiento que se muestren con tanta claridad como el ejemplo de Poggio Colla hasta más de 500 años después. El fragmento data aproximadamente del 600 a. De la E.C. (Antes de la Era Común).

Debido a que el sitio en Poggio Colla ha producido numerosos depósitos votivos, los estudiosos están seguros de que durante una parte de su historia fue un lugar sagrado para una divinidad o divinidades. La abundancia de herramientas para tejer y un impresionante depósito de joyas de oro descubierto anteriormente ya han sugerido a algunos estudiosos que la divinidad patrona pudo haber sido una mujer. El descubrimiento de la escena del parto, debido a su singularidad, agrega otra pieza de evidencia a la teoría.

"Este es un descubrimiento muy emocionante", dijo la Dra. Larissa Bonfante, profesora emérita de clásicos en la Universidad de Nueva York y experta de renombre mundial en los antiguos etruscos. "Muestra una imagen de un tipo hasta ahora desconocido en el contexto etrusco, y nos da mucho en qué pensar mientras tratamos de comprender su significado religioso".

Se presentará un artículo sobre el hallazgo en la reunión anual del Instituto Arqueológico de América en Filadelfia en enero. El documento, titulado "Definición de Etruria del Norte: Evidencia de Poggio Colla (Vicchio di Mugello)", será presentado por la Dra. Ann Steiner, rectora, decana de la facultad y profesora de Clásicos Shirley Watkins Steinman en Franklin and Marshall College.

Aunque el sitio etrusco ahora llamado Poggio Colla se conoce desde el siglo XIX, fue excavado por primera vez entre 1968 y 1972 por el Dr. Francesco Nicosia, ex Superintendente de Arqueología en Toscana. Con el permiso y el estímulo del Dr. Nicosia, el profesor de SMU Greg Warden, nativo del Valle de Mugello, reabrió el sitio en 1995, estableció el Proyecto Arqueológico del Valle de Mugello y lanzó la Escuela de Campo de verano Poggio Colla. En la actualidad, el proyecto continúa avanzando con el permiso y la supervisión de la Soprintendenza per i Beni Archeologici per la Toscana y el Dr. Luca Fedeli, Inspector.

Los directores del proyecto incluyen al Dr. Warden Dr. Steiner Michael L. Thomas, investigador asociado senior de la Universidad de Texas en Austin y Gretchen Meyers, profesora asistente de clásicos en Franklin & Marshall College. Ellos supervisan un equipo de arqueólogos, científicos, arquitectos y conservadores que están llevando a cabo un estudio sistemático y multidisciplinario de Poggio Colla, que incluye excavación estratigráfica, análisis científico, mapeo geofísico y estudios de la tierra.

Los etruscos fueron los primeros pobladores de Italia, mucho antes del Imperio Romano. Construyeron las primeras ciudades, fueron un conducto para la introducción de la cultura griega a los romanos y fueron conocidos por su arte, agricultura, trabajo de metales finos y comercio. Ocuparon Italia durante el primer milenio antes de Cristo, pero fueron conquistados por los romanos y finalmente fueron absorbidos por su imperio.

Poggio Colla es un sitio muy importante y poco común. Una razón es que abarca la mayor parte de la historia etrusca. La evidencia arqueológica sugiere que el sitio fue ocupado alrededor del 700 a. C. hasta 187 a.E.C., cuando fue destruida por los romanos. Otra razón es que no fue enterrado en construcciones posteriores. Los etruscos eligieron colinas hermosas y fáciles de defender para sus asentamientos. Como resultado, generación tras generación construyó nuevas ciudades sobre sus sitios. Eso significa que muchos tienen 2000 años de otras civilizaciones además de los asentamientos y cementerios etruscos. Sin embargo, Poggio Colla permaneció en su estado original. En tercer lugar, Poggio Colla representa un asentamiento completo, que incluye tumbas, un templo, una fábrica de cerámica y una comunidad de artesanos. Las excavaciones de talleres y viviendas están aportando a los eruditos nuevos detalles sobre la vida etrusca.

El sitio se centra en la acrópolis, una meseta aproximadamente rectangular de una hectárea y media en la cima de Poggio Colla. Las excavaciones han encontrado pruebas contundentes de que la acrópolis albergaba un santuario y han identificado un templo y un altar en el centro de un gran patio. Se han encontrado numerosas ofrendas enterradas alrededor del altar, regalos que se dejaron como parte de un ritual sagrado a una deidad aún no identificada. Estas donaciones votivas van desde un depósito masivo de casi 500 objetos de bronce variados, hasta un regalo espectacular de joyas de oro y piedras semipreciosas para mujeres.

Otro depósito votivo contiene una colección de objetos rituales que fueron depositados en una habitación en la esquina noroeste del patio del santuario, posiblemente por un sacerdote. Los excavadores descubrieron un gran pozo circular, en el centro del cual se colocó un cilindro de arenisca, posiblemente la parte superior de una columna votiva. Situadas cuidadosamente cerca del cilindro había dos bases de estatua de arenisca, la mayor de las cuales incluye el nombre inscrito del donante aristocrático, "Nakai (-) ke Velus". Enterrado junto a estos objetos había un hilo de alambre de oro, un implemento de bronce deliberadamente roto y dos cuencos de bronce que se habían utilizado para verter libaciones rituales, así como los huesos de un lechón, presuntamente sacrificado como parte de un ritual de purificación. Este contexto religioso único ha permitido a los investigadores reconstruir, por primera vez, los rituales y acciones reales del sacerdote / magistrado que presidió las ceremonias.


Revelado el primer secreto de una antigua tablilla de piedra

Una antigua tablilla desenterrada recientemente en Toscana ha revelado su primer secreto: el nombre grabado de una diosa vinculada a la fertilidad.

La losa o estela de piedra de 500 libras (227 kilogramos) fue desenterrada a principios de este año en Poggio Colla, un siglo VI a.C. sitio construido por los etruscos. La estela tiene una larga inscripción en un idioma que no se ha utilizado durante 2.500 años, dijo a Live Science en abril el arqueólogo del proyecto Gregory Warden, profesor emérito de la Universidad Metodista del Sur en Dallas.

Ahora, la traducción está en marcha y los arqueólogos han descubierto que la tablilla hace referencia a la diosa Uni. [Fotos: La tumba de un príncipe etrusco]

"En este punto podemos afirmar que este descubrimiento es uno de los descubrimientos etruscos más importantes de las últimas décadas", dijo Warden en un comunicado. & ldquoIt & rsquos un descubrimiento que proporcionará no solo información valiosa sobre la naturaleza de las prácticas sagradas en Poggio Colla, sino también datos fundamentales para comprender los conceptos y rituales de los etruscos, así como su escritura y quizás su idioma. & rdquo

La estela de 500 libras, parcialmente limpia, lleva el nombre de la diosa etrusca de la fertilidad Uni y la cabeza del panteón etrusco, Tina. Proyecto Valle de Mugello

¿Madre de Dios?

Uni era una diosa importante vinculada a la fertilidad. Anteriormente, el hallazgo más famoso en Poggio Colla fue una pieza de cerámica que representaba a una mujer en cuclillas para dar a luz, tal vez sugiriendo que en el lugar se adoraba un culto a la fertilidad, según Warden.

Los etruscos eran una sociedad fuertemente religiosa que comenzó alrededor del 700 a. C. en el norte y este de Italia de hoy en día. Florecieron hasta que fueron absorbidos por Roma, un proceso gradual que tuvo lugar entre el 500 a. C. y 100 a.C.

Noticias de actualidad

Hay al menos 120 caracteres en la estela de Poggio Colla, lo que la convierte en la inscripción etrusca más larga jamás encontrada en piedra y entre los tres textos sagrados más largos jamás descubiertos, informarán los investigadores en un artículo aún inédito en la revista Etruscan Studies. La inscripción podría expresar las leyes del santuario, dijo Warden, quizás describiendo las ceremonias que tuvieron lugar allí. Los arqueólogos han descifrado otra palabra en la tablilla, "ldquoTina", que se refiere al dios principal del Panteón etrusco (muy parecido a Zeus para los griegos).

Sorprendente hallazgo

Los arqueólogos han estado excavando en Poggio Colla durante 21 años y encontraron la losa al final de la temporada de campo más reciente en el sitio. Tiene aproximadamente 4 pies de alto y 2 pies de ancho y está hecho de piedra arenisca. Debido a que la piedra está rayada y astillada, los investigadores la están limpiando minuciosamente para poder traducir las palabras. Los etruscos dejaron pocos textos porque en su mayoría escribían en lino o tabletas de cera borrables. Comprender las creencias y los rituales religiosos etruscos es importante porque, a medida que la civilización fue devorada por Roma, influyó en la cultura y las creencias romanas.

La mayoría de los textos descubiertos anteriormente son breves inscripciones en tumbas, según Warden. Se encontró un libro de lino escrito en lengua etrusca sobre una momia egipcia y se recicló como envoltorios. De lo contrario, los investigadores saben poco sobre los rituales religiosos etruscos, aparte de que eran politeístas.

Aunque la estela todavía se está limpiando y estudiando, se mostrará una proyección de holograma en Florencia el 27 de agosto cuando los investigadores anuncien las traducciones que han hecho hasta ahora.


Jarra de bronce etrusca

Encontré esto en un túnel de agua etrusco seco debajo de los cimientos de una villa romana. Era un artículo en un montón de basura etrusca arrojada al túnel por los romanos durante la construcción de su villa, el agujero estaba tapado por un gran ánfora. Me sorprendió que los romanos no tuvieran interés ni respeto por los artefactos históricos. El sitio estaba en lo alto de una colina aislada que dominaba un hermoso panorama de las colinas al norte de Roma. Claramente, los etruscos y los romanos tenían los mismos sentimientos por el paisaje que los italianos modernos, que estaban construyendo una nueva villa en el sitio. ¡Hacer este descubrimiento fue lo más emocionante que me ha pasado! ¡Dejé de respirar!

Los comentarios están cerrados para este objeto

Comparte este enlace:

La mayor parte del contenido de A History of the World es creado por los contribuyentes, que son los museos y el público. Las opiniones expresadas son de ellos y, a menos que se indique específicamente, no son las de la BBC o el Museo Británico. La BBC no es responsable del contenido de los sitios externos a los que se hace referencia. En caso de que considere que algo en esta página infringe las Reglas de la casa del sitio, marque este objeto.


Los arqueólogos se encuentran con la gran villa etrusca "mejor" conservada de Italia

El sitio de Vetulonia (Vatluna o simplemente Vatl en etrusco) se percibe a menudo en los círculos históricos como la "última" de las ciudades etruscas en Etruria propiamente dicha. De hecho, tanto los autores antiguos como las evidencias arqueológicas sugieren cómo el asentamiento jugó su papel en inspirar la adopción de la insignia magisterial (que comprende la fasces lictoriae) por los romanos. Y ahora, los investigadores se han encontrado con lo que han denominado como la gran villa etrusca mejor conservada en la historia de la arqueología italiana. Se le da el apodo de domus dei dolia por el primer descubrimiento perteneciente a una habitación llena de tinajas de aceite.

La gran unidad residencial con más de 4,300 pies cuadrados de área, tenía una disposición de diez habitaciones junto con áreas de servicio secundarias. Desde la perspectiva de la ingeniería civil, la villa etrusca estaba sostenida por una estructura con casco que comprende un techo a base de arcilla, con vigas adjuntas, paredes secas y pisos compuestos de opus signinum (una mezcla única de tejas rotas y mortero). Los arqueólogos también presenciaron las impresionantes baldosas de terracota y las intrincadas características decorativas, incluidos los primeros frescos de estilo pompeyano que adornaban una sala de estar aislada, junto con excepcionales estatuillas de bronce encontradas en un agujero debajo del piso.

Baste decir que, a juzgar por estas características arquitectónicas, esta villa etrusca bien conservada perteneció a un noble local de la ciudad. Y el aspecto de la ubicación del edificio alude más bien al ocupante adinerado, con su dirección en el medio de la Via dei Ciclopi, una de las arterias principales que conectaban los distritos etruscos y romanos de Vetulonia. Con respecto a esta disposición aparentemente inusual de barrios cercanos de romanos y etruscos "rivales", la arqueóloga Simona Rafanelli, que ha estado excavando el sitio desde 2015, dijo lo siguiente:

A partir del siglo III a. C., Vetulonia vivió un período de convivencia pacífica con Roma. La ciudad etrusca disfrutó de un período de notable crecimiento y prosperidad económica, atestiguado por la redecoración de edificios sagrados, la construcción de nuevos domus y, de manera más general, por la expansión demográfico-urbana.

Curiosamente, después del siglo III a. C., a pesar del eclipse del reino etrusco, Vetulonia incluso recibió el permiso de Roma para acuñar sus propias monedas, y muchos de esos especímenes se encontraron durante la excavación. La más llamativa de estas monedas se relaciona con un bronce en particular. sestercio, decorado con el intrincado motivo de un tridente entre dos delfines en el reverso.

Desafortunadamente, la relación entre los etruscos y los romanos se agrió durante lo que se conoce como la primera guerra civil de Sulla, librada entre las fuerzas del homónimo Lucius Cornelius Sulla y Gaius Marius. Los ciudadanos de Vetulonia, junto con la población de otras ciudades etruscas, se pusieron del lado de Marius, quien finalmente tuvo que huir de Roma (a África) después de que Sila marchara sin precedentes hacia la ciudad eterna con sus seis legiones leales. En otras palabras, muchos de estos asentamientos del norte tuvieron que enfrentarse a la ira de Sila (incluida la propia Vetulonia, que probablemente se incendió), con sus acciones punitivas desestabilizando los lazos económicos de los etruscos con el resto de la República Romana.

Y por último, y de manera bastante intrigante, se encontró otro fascinante espécimen de moneda en forma de plata. denario (en la foto de arriba) acuñado por un tal Lucius Thorius Balbus, que era un Triumvir Monetalis (un funcionario romano designado para supervisar la acuñación de monedas) y natural de Lanuvio. Rafanelli concluyó -

De la vida de Balbo, conocemos algunos hechos clave. Fue, por ejemplo, un partidario comprometido de Sila y murió en España a manos de un partidario de Marius. La moneda, por tanto, llegó a Vetulonia en los bolsillos de un soldado de Sila que, presuntamente, la perdió en la conmoción generada por los incendios y la devastación traídos a la ciudad como forma de venganza por su lealtad a Marius. Las represalias de Sila contra las ciudades etruscas, perpetradas después del 80 a. C., se relatan en todas las fuentes antiguas y creo que puedo decir que aquí tenemos pruebas irrefutables de ello.

Anillo de suspensión de hierro, recuperado en el triclinio (comedor) de la villa etrusca.


La historia de Chianti

The Chianti hills have been inhabited for millennia, making the history of Chianti rich and varied. The mild and healthy climate, the forest abounding in game and the fertile soil have attracted the human species since at least 2000 BC. The first Chiantigiani to leave an impression on the Chianti landscape were the Etruscans . The Etruscans make their appearance in the history of Chianti during the transition from nomadic herdsman to sedentary farmer, and they introduced the cultivation of grapes and wine production into Chianti. A number of place names bear witness to the presence of the Etruscans in Chianti. In particular, the suffixes –na and –ne are evidence of an Etruscan origin, as in Adine, Avene or Avane, Rietine, Nusenna and in addition the names of Starda, Galenda and Vercenni have Etruscan roots.

The Piazza of Greve in Chianti in the 19 C.

The origin of the name “Chianti” is rather uncertain. The Etruscan name for the area is documented neither in Etruscan inscriptions nor Roman history sources, but, based on certain topographical names, it is inferred to have been “Clante”. For example, “Clanis” seems to have been the Etruscan name of a stream, originating near Montegrossi in Gaiole, the present name of which is the “Massellone”. The name Clante seems always to be associated with water. Clante was also the name of important Etruscan family from the area that appears in numerous inscriptions. Whether the family took its name from the territory or vice versa cannot be determined at present, but it is fairly certain that the name “Chianti” is derived from “Clante”.

The oldest documentary record so far known of the name “Chianti” is a 12 C copy of a deed of donation dated 790. This deed states that the brothers Atroald, Adonald and Adopald, sons of Atripert, who were obviously of Longobard (Lombard) descent, gave various pieces of land to the monastery of San Bartolomeo ‘a Recavata’, later known as San Batolomeo a Ripoli and possibly the oldest nunnery on Florentine territory. The monastery was founded by their grandfather.

The Etruscans were absorbed by the Romans, who further developed agriculture in Chianti, introducing, among other things, the cultivation of olives on a large scale, not only as a food source but also because olive oil was used in lamps. With the fall of the Roman Empire and the onset of the barbarian invasions, Chianti experienced centuries of decline, leaving little trace in the form of archeological finds. With the advent of the Longobards and the Franks, Christianity gradually became predominant, replacing the ancient pagan religion, and substituting churches for temples, sometimes on the same foundations, but settlements were sparse, and dwellings and parish churches were fortified.

In the mediaeval period, Siena, loyal to the Holy Roman Emperor ( Ghibelline ), and Florence, ally of the Pope ( Guelph ), clashed repeatedly as they strove to expand their possessions in the Chianti area that lay between them. The hostilities between these two city states experienced a temporary lull at the beginning of the 13 C, and, with the treaty of 1203, the Lodo di Poggibonsi, a definitive boundary line between their territories was established. This treaty ratified Florentine control of Chianti.

The piazza of Greve in Chianti before the installation of the statue of Verrazzano

As soon as Florence had taken possession of the border territories towards Siena, a process of reorganisation of all of her possessions into leghe, leagues, was initiated, and around the middle of the 13 C the Lega del Chianti was founded although is it documented for the first time only in 1306. The Chianti League was a military-political organisation with the purpose of governing an extensive territory, and was consequently divided into the terzieri corresponding to the three current municipalities of Castellina in Chianti , Radda in Chianti y Gaiole in Chianti . It was based on a treaty signed with Florence at the Castle of Mugnana in 1198. Castellina was initially chosen as the administrative centre of the Lega but later the leader of the Lega, the Podestà (Lord Mayor), resided at Radda. Although the three villages with their surrounding territory were to all intents and purposes independent, they were subordinate to the authority of the Podestà, and they were obliged to aid and assist one another other, supplying funds and soldiers, when required. The three municipalities became part of the regional territory of Siena at the beginning of the 19 C, during the period of French domination in Tuscany, and were confirmed as belonging to the province of Siena when Italy was unified in the 1860’s and 1870’s.

The majority of Chianti architecture that we visit today belongs to the mediaeval period. Before the emergence of towns in Chianti, the most common form of inhabited nucleus was the rural hamlet, often referred to as a “borgo“. These Chianti hamlets were often located on hilltops and consisted of modest dwellings huddled together around a parish church or a castle keep. Houses were built and enlarged in a haphazard manner, according to the need of the moment, a characteristic feature of mediaeval urban and village vernacular architecture that is still much in evidence in many Chianti villages.

The piazza of Impruneta during the 19 C

There are numerous examples of these borghi throughout Chianti.
En Castellina: Ricavo, Tregole and Sommavilla.
En Radda: Selvole, Collepetroso and Capaccia.
En Gaiole: Ama, Adine, San Marcellino and Vertine .

Al final de Dark Age in Italy (9 C -10 C) and again at the height of the clashes between Siena and Florence during the High Middle Ages (12 C and 13 C), the unprotected villages of Chianti were fortified and many castles were constructed. At the centre of these fortified settlements, surrounded by heavy walls and guard towers, stood the fortified tower, the residence of the feudal lord. Apart from the noble family, this fortified settlement housed farmhands, servants and a few artisans. Mediaeval agriculture was based on bare self-sufficiency, since little more than what was strictly necessary could be produced. No “profit” as such was generated. With the rise of the cities and a class of rich merchants and bankers, of whom the early Medici were examples, men outside of the aristocracy began to buy land to generate a profit, and a new form of agriculture developed. Este fue el mezzadria, a type of sharecropping, based on the podere or farm, which, apart from the casa del lavoratore, where the peasant and his family lived and worked, consisted of an expanse of arable land and of woodland, which was able to keep the whole extended family gainfully employed. Often the landowner would construct a casa del signore on the land of the podere, not just to enjoy a life of leisure in the country, but also the keep an eye on the activities of his workers, especially at harvest time.

The sharecropper compact specified that the owner of the land provided seed, implements and housing but left the cultivation of the land to the colono (peasant) or mezzadro (crofter), with the production and earnings being divided equally between them. This system started to spread in Chianti around the year 1000, but the transformation from feudalism to mezzadria was only completed in the 16 C. This sharecropping system gave rise to a more productive use of agricultural resources and permitted a development from simple self-sufficiency to the production of surplus – profit, in other words.

Contadini chiantigiani – a Chianti sharecropper family

The rivalry between Florence and Siena gradually became more severe, and Chianti, the territory that lies between them, was the principal scene of the resulting military confrontations which continued throughout the Middle Ages. The armies which passed through Chianti were by no means only those of Florence and Siena. Chianti was also periodically invaded by more or less “foreign” gangs of soldiers, mercenaries and “masterless men”. First, during the war between the Visconti of Milan and Florence at the end of the 14 C, and then later during the Aragonese invasions, originating from the Kingdom of the Two Sicilies in the second half of the 15 C. These onslaughts left Chianti destroyed and desolate.

The 16 C remained turbulent for the population of the Chianti. The plague struck and, in 1527, the imperial troops as well as the forces of Charles V, heading for Florence to restore the Medici in 1529, passed over Chianti like a swarm of locusts. Peace came to Chianti only after Montalcino was finally taken by Florence in 1555 and Siena utterly defeated. Chianti now became worth investment by the Florentines. The agricultural system based on poderi (farms) became popular and had a lasting influence on the rural landscape and economic structure of Chianti. More small farmhouses were built and castles abandoned. Steep and uneven stretches of land were rendered tillable by construction of the terraced fields supported by dry-stone walls so characteristic of Chianti even today. los agricoltura promiscua (mixed cultivation), became the predominant mode of agriculture almost everywhere in Chianti: rows of vines and olive trees at fixed intervals with wheat grown in between.

Around the middle of the 16 C, Vasari painted a black rooster on a golden background, a symbol of Chianti, on the ceiling of the salone del Cinquecento in the Palazzo Vecchio of Florence. Chianti wine became so famous that the poet Francesco Redi mentioned it in his Bacco in Toscana, and describes it as a “magnificent” and “grand” wine. Chianti wine was soon known and appreciated beyond local and regional boundaries, and even achieved official recognition. In 1716, the Grand Duke of Tuscany, Cosimo III , defined the production areas of the most important wines produced on Florentine territory, in order to regulate the wine trade. In this decree, he specified the boundaries of the region where Chianti wine was to be produced: “from Spedaluzzo until Greve , and from there to Panzano , comprising all of the potesteria of Radda, Gajole and Castellina and stretching right up to the border of the state of Siena”. These boundaries thus included the initial part of the valley of Greve (as seen from Siena), apart from the historical territory of the Lega del Chianti.

An important contributor to the Italian Risorgimento (the unification of Italy) and great benefactor of Chianti was the “Iron Baron”, Bettino Ricasoli . He was not only a politician but also a progressive agronomist who, at his estate, the Castello di Brolio , undertook enological experiments, which led him to propose a specific combination of grapes that made him the originator of Chianti wine of today. His formula to obtain a longer-lasting and more flavourful wine was followed for many years and has contributed in no small measure to the fame and appreciation of Chianti wine. In 1878 the wine was presented with great success at the World Exhibition of Paris, and its reputation grew steadily, only to be interrupted by the devastation caused by the wine parasite, phylloxera, and the two World Wars.

As a result of the growing demand for Chianti wine, the areas of production were continuously enlarged. As early as 1924, an unsuccessful attempt was made to establish the boundaries of the area of production with the setting up of the Consorzio del Vino Chianti Classico . However, a symbol was successfully chosen: the “Gallo Nero”, a black rooster on a golden background, the old symbol of the Lega del Chianti.

New Zealand M10 tank buster in San Casciano, July 1944

Following the end of World War II and the industrialisation of the cities of the north, the depopulation of the countryside began in many parts of Italy, not least in Chianti. The mezzadria system, which had for centuries defined everyday life in Chianti, was satisfactory neither to the increasingly impoverished or absent landowners nor to the increasingly educated rural population. The quality of life under the mezzadria was poor even when the landowners were enlightened, with bad roads, and little motorised transport, electricity or even acceptable drinking water being available. The majority of farmhouses were in dire need of restoration due to the war and the years of neglect before that and no funds were available for this purpose even had there been interest in it. The crisis quickly deepened and within few years the Chianti was depopulated and in a state of decay.

The depopulation of Chianti that began in the 1950s came to an almost complete stop during the 1970s, thanks to the revitalisation of Chianti wine production. During the 1950s, many agriculturalists had lost hope in wine production in Chianti, with some going so far as to advocate tearing up the vines and growing grass. The mezzadria system having disappeared, agricultural reorganisation encouraged the planting of vineyards designed for mechanical maintenance. The imagination of a few revolutionary winemakers, inspired by the first of them, Piero Antinori, led to the introduction of grape varietals additional to the indigenous grape varieties of Chianti , al super Tuscan wine phenomenon and ultimately to a much-needed revision of the stipulated grape types used to make Chianti Classico . Wine quality improved dramatically right at the moment when post-war demand for wine worldwide began to recover.

The disappearance of agricoltura promiscua and the planting of modern Chianti vineyards left its mark on the landscape, with tidy rows of vines no longer being mixed with olive trees and other crops, and the olive groves themselves more orderly in appearance. The rediscovery of Chianti by the English and later by the Germans as a place to live also contributed to the restoration of innumerable villas and case coloniche with a consequent improvement in the appearance of the countryside and input into the Chianti economy. The rejuvenation of wine production and the influx of foreign residents coincided with the discovery of Chianti as a quality tourist destination. Visitors from all over the world were attracted by the traditions, the landscape, the climate, the gastronomy and the wine of Chianti. The tradition of restoring old houses has been taken up with enthusiasm and skill by local residents over the past 25 years, making available the highly popular rural tourist accommodation phenomenon loosely referred to as agriturism . For now, the outlook for Chianti is positive, especially as the Chiantigiani and their political representatives have realised that development must not compromise the traditions and look that make Chianti so pleasing not only to its residents but to the thousands of happy tourists that contribute so much to local prosperity.

Here are some similar topics:

/> Castello di Montefioralle

2017/2018

Emily Mackil (UC Berkeley): "Cancel the Debts! Redistribute the Land!" The History and Significance of Agitation for Socio-Economic Change in the Ancient Greek World

Osmund Bopearachchi (Paris IV-Sorbonne University): From Alexander the Great to Imperial Kuṣāns: Iconography and Language of their Monetary Issues in Relation to Diverse Ethnic and Religious Populations in Central Asia and India

Lynn Roller (UC Davis): Rock-cut Monuments in eastern Thrace: Gluhite Kamani and its Neighbours

Lisa Pieraccini (UC Berkeley): An Egyptian Tomb, an Etruscan Inscription and the Funerary Monument of an American Civil War Officer

Rolf Schneider ( Ludwig-Maximilian University of Munich): The Munich Doryphoros: Venerated - Suppressed - Forgotten

Kent Rigsby (Duke University): The Theatrical Guild and Rome

Paula Perlman (University of Texas at Austin): Writing the Laws of Late Classical and Hellenistic Crete

Carol Redmount (UC Berkeley): What do you do with a Looted Site?


Etruscan Homes: A New Discovery - History

Ancient History Sourcebook: Reports of the Etruscans, c. 430 BCE - 10 CE

Herodotus:
The Histories, c. 430 BCE, I.94

The Lydians have very nearly the same customs as the Hellenes, with the exception that these last do not bring up their girls the same way. So far as we have any knowledge, the Lydians were the first to introduce the use of gold and silver coin, and the first who sold good retail. They claim also the invention of all the games which are common to them with the Hellenes. These they declare that they invented about the time when they colonized Tyrrhenia [i.e., Etruria], an event of which they give the following account. In the days of Atys the son of Manes, there was great scarcity through the whole land of Lydia. For some time the Lydians bore the affliction patiently, but finding that it did not pass away, they set to work to devise remedies for the evil. Various expedients were discovered by various persons: dice, knuckle-bones, and ball, and all such games were invented, except checkers, the invention of which they do not claim as theirs. The plan adopted against the famine was to engage in games one day so entirely as not to feel any craving for food, and the next day to eat and abstain from games. In this way they passed eighteen years.

Still the affliction continued, and even became worse. So the king determined to divide the nation in half, and to make the two portions draw lots, the one to stay, the other to leave the land. He would continue to reign over those whose lot it should be to remain behind the emigrants should have his son Tyrrhenus for their leader. The lot was cast, and they who had to emigrate went down to Smyrna, and built themselves ships, in which, after they had put on board all needful stores, they sailed away in search of new homes and better sustenance. After sailing past many countries, they came to Umbria, where they built cities for themselves, and fixed their residence. Their former name of Lydians they laid aside, and called themselves after the name of the king=s son, who led the colony, Tyrrhenians.

Livy:
History of Rome, c. 10 CE

Book 5.1: The Veientines, on the other hand, tired of the annual canvassing for office, elected a king. This gave great offence to the Etruscan cantons, owing to their hatred of monarchy and their personal aversion to the one who was elected. He was already obnoxious to the nation through his pride of wealth and overbearing temper, for he had put a violent stop to the festival of the Games, the interruption of which is an act of impiety. The Etruscans as a nation were distinguished above all others by their devotion to religious observances, because they excelled in the knowledge and conduct of them.

Book 7.2. But the violence of the epidemic was not alleviated by any aid from either men or gods, and it is asserted that as men's minds were completely overcome by superstitious terrors they introduced, amongst other attempts to placate the wrath of heaven, scenic representations, a novelty to a nation of warriors who had hitherto only had the games of the Circus. They began, however, in a small way, as nearly everything does, and small as they were, they were borrowed from abroad. The players were sent for from Etruria there were no words, no mimetic action they danced to the measures of the flute and practiced graceful movements in Etruscan fashion. Afterwards the young men began to imitate them, exercising their wit on each other in burlesque verses, and suiting their action to their words. This became an established diversion, and was kept up by frequent practice. The Etruscan word for an actor is istrio, and so the native performers were called histriones. These did not, as in former times, throw out rough extempore effusions like the Fescennine verse, but they chanted satyrical verses quite metrically arranged and adapted to the notes of the flute, and these they accompanied with appropriate movements.

Several years later Livius for the first time abandoned the loose satyrical verses and ventured to compose a play with a coherent plot. Like all his contemporaries, he acted in his own plays, and it is said that when he had worn out his voice by repeated recalls he begged leave to place a second player in front of the flutist to sing the monologue while he did the acting, with all the more energy because his voice no longer embarrassed him. Then the practice commenced of the chanter following the movements of the actors, the dialogue alone being left to their voices. When, by adopting this method in the presentation of pieces, the old farce and loose jesting was given up and the play became a work of art, the young people left the regular acting to the professional players and began to improvise comic verses. These were subsequently known as exodia [after-pieces], and were mostly worked up into the Atellane Plays. These farces were of Oscan origin, and were kept by the young men in their own hands they would not allow them to be polluted by the regular actors.

Athenaeus of Naucratis, The Deipnosophists, or, Banquet of the Learned of Athenaeus, (London: G. Bell & Sons, 1908)

Livy, The History of Rome, by Titus Livius, 4 vols., D. Spillan and Cyrus Edmonds, trans., (New York: G. Bell & Sons, 1892).

Scanned by: J. S. Arkenberg, Dept. of History, Cal. Estado Fullerton. Prof. Arkenberg has modernized the text.

This text is part of the Internet Ancient History Sourcebook. El Libro de consulta es una colección de textos de dominio público y con copia permitida relacionados con la historia medieval y bizantina.

Unless otherwise indicated the specific electronic form of the document is copyright. Permission is granted for electronic copying, distribution in print form for educational purposes and personal use. No representation is made about texts which are linked off-site, although in most cases these are also public domain. If you do reduplicate the document, indicate the source. No se otorga permiso para el uso comercial.

© Paul Halsall, August 1998
[email protected]

los Proyecto de libros de consulta de historia de Internet se encuentra en el Departamento de Historia de la Universidad de Fordham, Nueva York. El Internet Medieval Sourcebook y otros componentes medievales del proyecto se encuentran en el Centro de Estudios Medievales de la Universidad de Fordham. El IHSP reconoce la contribución de la Universidad de Fordham, el Departamento de Historia de la Universidad de Fordham y el Centro de Estudios Medievales de Fordham en la provisión de espacio web. y soporte de servidor para el proyecto. El IHSP es un proyecto independiente de la Universidad de Fordham. Aunque el IHSP busca cumplir con todas las leyes de derechos de autor aplicables, la Universidad de Fordham no es el propietario institucional y no es responsable como resultado de ninguna acción legal.

© Site Concept and Design: Paul Halsall created 26 Jan 1996: latest revision 20 January 2021 [Curriculum vitae]


Ver el vídeo: 9 HALLAZGOS INCREÍBLES Que Los Científicos AÚN NO PUEDEN EXPLICAR (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Andwyrdan

    Je, ¿por qué me gusta esto? Estoy pensando en cómo podemos expandir esta revisión.

  2. Collyn

    Muy controvertido, pero hay algo en lo que pensar.

  3. Graysen

    opción interesante

  4. Daryll

    Maravillosa información muy útil

  5. Segundo

    Confirmo. Fue y conmigo. Discutamos esta pregunta.

  6. Arland

    No está claro

  7. Shaktiktilar

    Entiendo este problema. Listo para ayudar.

  8. Gram

    Este tema es simplemente incomparable :), estoy muy interesado.



Escribe un mensaje